Amarres de Amor con Magia Blanca
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.


Amarres de Amor, Hechizos, recuperación de pareja
 
ÍndiceBuscarPublicacionesRegistrarseConectarse
Física Secreta Testim15
Últimos temas
» Diagnóstico
Física Secreta Icon_minitimepor Carmelabolena Jue Mayo 26 2022, 12:28

» 7 SEÑALES para IDENTIFICAR a una PERSONA de ALTA VIBRACIÓN
Física Secreta Icon_minitimepor Guerrero creador Dom Mayo 01 2022, 17:38

» PACHO DINAMITA.-
Física Secreta Icon_minitimepor gerundio Jue Abr 28 2022, 17:46

» Emilio Duró... 15 Minutos de Pura Genialidad
Física Secreta Icon_minitimepor Guerrero creador Mar Mar 22 2022, 18:29

» Carta para javier!
Física Secreta Icon_minitimepor javi Vie Feb 25 2022, 10:47

» CONECTA CON TU GUÍA INTERNO - TÚ TIENES TU PROPIA VERDAD
Física Secreta Icon_minitimepor Guerrero creador Mar Feb 22 2022, 16:00

» NO PODRAN DETENERNOS
Física Secreta Icon_minitimepor Guerrero creador Lun Feb 14 2022, 19:15

» Acabo de empezar un trabajo con javi
Física Secreta Icon_minitimepor Guerrero creador Jue Feb 03 2022, 11:52

» El Iscariote según Urantia y el misterio de la maldiciòn del cáliz
Física Secreta Icon_minitimepor gerundio Vie Ene 28 2022, 12:12

» Hace unos días empecé un amarre con Javi
Física Secreta Icon_minitimepor Guerrero creador Dom Ene 09 2022, 23:22

» ¡¡¡¡ Y LLEGA EL 2022!!!
Física Secreta Icon_minitimepor Guerrero creador Vie Dic 31 2021, 15:25

» Felices fiestas
Física Secreta Icon_minitimepor javi Vie Dic 31 2021, 11:43

 

 Física Secreta

Ir abajo 
AutorMensaje
Nemesis
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@
Nemesis


Desde : 09/01/2009
He aportado : 24878

Física Secreta Empty
MensajeTema: Física Secreta   Física Secreta Icon_minitimeMiér Mar 14 2012, 06:43

Hace no mucho tiempo se publicó un libro que rápidamente obtuvo gran fama y afición. Se convirtió en un largometraje documental que explicaba lo mismo, a la vez que mostraba testimonios de prominentes personajes de la actualidad que corroboraban lo que afirmaba el texto.
Trata un tema comúnmente conocido como la “ley de la atracción”, la cual dice que si uno piensa que quiere algo, pero lo piensa de cierta manera y realmente lo cree, esto se irá dando poco a poco.

Menciona cómo al tener una actitud positiva y pensamientos positivos, ante temas como la salud, el dinero, la fama y demás prosperidad, esto se materializará a favor de la persona que lo pide correctamente.
A simple vista esto podría parecer una más de las charlataneras ocurrencias del ser humano, como la astrología y la religión, que venden falsas esperanzas a cambio del dinero y el control de las mentes más maleables.
No obstante, lo sepa o no el autor del libro mencionado, existen firmes razones científicas para entender cómo una persona ejerce mucho más control sobre su realidad, su misma existencia, de lo que se imagina.
Siguiendo con la honorabilísima causa de la ciencia para explicar el mundo natural y el universo en el que vivimos, la inteligencia humana y la tecnología que se ha desarrollado gracias a ésta han permitido que nos asomemos al mundo subatómico; donde yacen los bloques básicos de la materia que construyen todo el Cosmos, incluídos los seres vivos.
Al tratar de descubrir cómo se formó el universo, es necesario observar el comportamiento de las partículas fundamentales que lo componen. Estas partículas se juntan para formar átomos, moléculas, células y personas; pero un milisegundo después de que surgiera el Continuo Espacio Temporal, nuestro universo, solo existía un océano de partículas básicas.
Haciendo chocar átomos en un acelerador de partículas, los científicos pueden desintegrarlos para observar qué hacen sus componentes cuando no están haciendo su trabajo normal, construir la materia. Así se entiende qué hicieron en el momento en que se formó el universo.
Muchas teorías e hipótesis acerca del origen del Cosmos se comprobaron y desecharon gracias a estos experimentos, pero hubo algo que nadie se imaginó que podría pasar y que hasta el momento sigue asombrando al mundo científico.
Al medir la posición inicial y final, la masa y la aceleración, la fuerza con que se disparaba y demás información útil para resolver un escenario con las leyes de la física clásica que nos brindó el genial Isaac Newton, se descubrió que las partículas que forman el universo se comportan de muy distinta manera a lo que construyen. Sin embargo siguen siendo estas partículas, actuando de esta manera, las que forman todo lo que vemos.
Fue necesario desarrollar la teoría cuántica, probablemente la teoría científica más exitosa jamás ideada, que explica el movimiento de pequeñísimas masas moviéndose a casi la velocidad de la luz, el límite de velocidad en nuestro universo. Esta teoría permite explicar el comportamiento de estas partículas ya que trata con la “probabilidad” y no con la “exactitud” de la ciencia a la que estamos acostumbrados.
Por ejemplo, el electrón de un átomo tiene la posibildad de estar en algún lugar de su “órbita” (una nube alrededor del núcleo) en algún determinado momento. Es imposible determinar en qué lugar va a estar el electrón sin medirlo antes, la matemática de la teoría cuántica nos da estas diferentes posiciones probables con la exactitud suficiente para explicar su comportamiento.
Aislando estas partículas para analizarlas por separado y explicar el porqué de su errático comportamiento, se formuló un experimento para determinar exactamente cómo actuaban. Se llama el “Experimento de Young” y los resultados son tan asombrosos como increíbles.
Estas partículas se comportan, a la vez, como onda y partícula; así determinado al ser disparadas contra una placa con ranuras y ver el patrón que dejan detrás.
Sin entrar en detalle a la explicación del sencillo experimento, en éste los científicos notaron que el patrón que dejaban las partículas al ser disparadas contra la placa era el que debía ser formado cuando éstas interferían unas con otras al pasar por las ranuras (como si fuera una onda de sonido o agua en vez de “bolitas” las que disparaban). Para evitar esta interferencia, el experimento se acondicionó de tal manera que fueran disparadas una a la vez, con un considerable tiempo de separación.
Al dispararlas de nuevo, se observó que el patrón que dejaban estas partículas, aun pasando por las ranuras una a la vez y sin nada más con que “chocar”, era el mismo patrón de onda que se veía cuando se diparaban juntas. Las partículas debían estar interfiriendo con algo, ya que es imposible obtener ese patrón sin un choque entre las crestas y valles de una onda.
Para determinar exactamente qué era lo que estaba pasando, los científicos decidieron poner un medidor en las ranuras (algo que nunca se imaginaron necesario) para así observar el momento en el que las partículas atravesaban la placa.
Bueno, lo que acontece después es una de las grandes maravillas y misterios del universo y lo que probablemente continuará ocupando las mentes de la mayoría de los físicos un rato más.
El patrón que dejaron las partículas, sin una sola diferencia en el experimento más que “observar” por qué ranura pasaban, fue el patrón esperado de una partícula, no de una onda.
Al remover el medidor y dejar de “observar” la partícula, ésta volvía a comportarse como onda. La interferencia que produce el patrón, y la matemática de la física cuántica, determinaron que la partícula pasaba por las dos ranuras a la vez, literalmente; y el simple hecho de medir y observar a la partícula la hacía escoger una ranura por la cual atravezar, como si la partícula “supiera” que la estaban viendo.
Las partículas de la luz, o “fotones”, se comportan precisamente así. Estos fotones, que actúan dependiendo del rol del observador, son los que nos presentan el mundo y el universo en el que vivimos.
Ahora esto es tranquilamente aceptado y reconocido en el mundo científico, se han desarrollado muchas teorías a partir de la información obtenida. Muchas de estas teorías tratan sobre múltiples realidades y universos posibles entre los cuales sólo recorremos una “rama” de la realidad, la nuestra, que es determinada día a día con todas las decisiones que tomamos, triviales la mayoría del tiempo.
Al darnos cuenta cómo afectamos de manera tan grande nuestra realidad, con el simple hecho de estar observando, no es ilógico pensar que tenemos un verdadero control sobre cuál “realidad” escogemos vivir.
Como seres vivos del Cosmos, construídos de la misma materia que todo lo demás, bien podría ser que nuestros cuerpos estén adaptados precisamente para saber si estamos en el “camino” de la realidad correcta.
Esto es totalmente compatible, y complementario, con lo que dice el “secreto”: tener una actitud positiva, pensamientos y sentimientos positivos, es la forma en la que el universo nos “dice” que vamos bien.
El pensar positivamente acerca de algo puede ser justo lo necesario para determinar si nos vamos por esa “realidad”.
Tenemos un gran poder como seres pensantes, y en las sabias palabras de Ben Parker, “con un gran poder viene una gran responsabilidad”. Hay que ser responsables y construir la mejor realidad posible, para nosotros… y el Universo.

http://atraccionyley.blogspot.com/2011/07/fisica-secreta.html
Volver arriba Ir abajo
 
Física Secreta
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Tecnología ¿secreta?
» Habitación secreta...
» LA AGENDA SECRETA
» y21.-
» Una emoción secreta: la envidia

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Amarres de Amor con Magia Blanca :: AUTOAYUDA, MOTIVACIÓN, LEY DE ATRACCIÓN, RELACIONES :: SUPERACION PERSONAL, AUTOAYUDA Y LEY DE ATRACCIÓN :: LA LEY DE ATRACCION-
Cambiar a: