Amarres de Amor, Magia Blanca, Hechizos, recuperación de pareja
 
ÍndiceBuscarPublicacionesFAQRegistrarseConectarse
Comparte | 
 

 Espectros y manifestaciones de niños. A hay detras?

Ir abajo 
AutorMensaje
Nemesis
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@
Nemesis

Desde : 09/01/2009
He aportado : 24777

MensajeTema: Espectros y manifestaciones de niños. A hay detras?   Lun Ene 21 2013, 03:59

Las apariciones de espectros, fantasmas y otros seres , es un denominador común en todos los pueblos, razas y culturas de nuestro Planeta. Pese a que de forma oficial no es aceptada su existencia, siguen provocando pavor a los testigos por todo el orbe , llegando los testimonios hasta la más cercana actualidad. Y es que, la creencia en fantasmas y espíritus nos ha acompañado a lo largo de toda nuestra Historia .



Pero parece que con la llegada de la tecnología moderna, no ha menguado la posibilidad de que se manifiesten, ya que los fantasmas siguen “apareciéndose”…, ahora a través de las cámaras fotográficas, magnetofones y cámaras de video, etc. Se podría decir que las inclusiones fantasmales y anomalías fotográficas, casi existen desde la creación de la Fotografía en sí

Ya desde la antigüedad, nos han llegado noticias de sucesos en los que han aparecido seres de otros planos dimensionales u otras realidades , representados para la posteridad, tanto en las pinturas rupestres como en los escritos romanos. El hecho de que una persona se encuentre con un ser extraño a lo que consideramos “lo cotidiano” , no es nuevo en la Historia de la Humanidad. Sus formas pueden ser variadas, pasando desde personas normales con toda su apariencia física, como seres semitransparentes, animales diversos, nubes, vapores, luces, sonidos, olores, etc. Entre las formas antropomorfas las hay de seres gigantes, formas humanas convencionales y también de estremecedores niños …


Los sonidos en las casas, los golpes, cambios de temperatura y apariciones espectrales, junto con voces , han sido el tradicional campo de actuación de los fantasmas y “prueba” de su existencia. Con la llegada de la Fotografía, se abrió un espacio muy importante en la creatividad artística y como testigo imparcial de nuestra vida cotidiana. Pero también es cierto, que comenzaron a salir extrañas manifestaciones de difícil explicación en las propias instantáneas. Algunas eran muy claras, y otras han pasado inadvertidas durante décadas, hasta que alguien las ha descubierto. Luces, caras, y formas humanas ( muchas de ellas incompletas o semitransparentes ), jalonan los millones de fotografías que han sido tomadas desde que se inventó esta Técnica.

Con los años, surgió la Radio y los magnetofones, que registraban todo tipo de sonidos, hasta que en un momento dado, Jürgerson , grabando cantos de pájaros en un bosque, captó voces humanas, entre ellas, la supuesta voz de su madre fallecida hacía años, en donde sólo debía de haber sonidos del bosque y de aves . Se podría decir que a partir de ese momento nace el fenómeno denominado “ Psicofonías ”, pese a que muchas personas han podido experimentar, jugando con estos aparatos, que siempre han aparecido voces y golpes que no han sido escuchados por parte de los que usaban los grabadores, desde antes incluso, de que Jürgerson descubriera el fenómeno a raíz de su experiencia con su madre llamándole con el diminutivo familiar de cuando era pequeño.

Con el tema de las cámaras de video, tanto en emulsión química como grabación digital, existe una gran casuística de filmaciones de “ lo extraño ”: en uso doméstico, cámaras de seguridad y hasta en películas de cine. Y es que las cámaras, nos confirman constantemente, que son capaces de ver un poco más de lo que lo hace el ojo humano .

Hablar de la variedad de sucesos paranormales en todos los ámbitos citados sería muy extenso, pero hay un tipo de fenomenología específica que causa un especial terror y asombro, mezclando sentimientos cruzados, como por ejemplo: maldad – ternura , que si cabe deja un peor recuerdo en los testigos. Nos referimos al caso de las manifestaciones espectrales de niños .



Cierto es que una persona que vive una manifestación “ del Absurdo ”, suele sufrir un estrés ante lo que no se puede explicar, pese a que los fantasmas, espectros, y demás fenómenos varían entre lo absolutamente disparatado y lo aparentemente normal . Hay manifestaciones decididamente aterradoras y otras en cambio, podrían calificarse de positivas y buenas. A lo largo de los años, los testimonios han ido saliendo a la luz, al perder la gente el miedo al ridículo y contar sus experiencias, y es que también, cabe la posibilidad de que cada día, más gente esté aceptando la idea de que existan más planos de existencia o que compartamos el mundo con más formas de vida totalmente diferentes a lo hasta ahora conocemos.

La idea de imaginar un niño en una situación anómala, o ser testigo de un fantasma infantil nos llena de una desagradable sensación de terror, puesto que la figura del niño ha encarnado siempre la ternura, el bien, la bondad y muchos aspectos inocentes , siendo representados también dentro de la iconografía cristiana como pequeños angelitos cercanos a Dios , como encarnación de todo lo bueno. Pero las apariciones de fotografías de niños traslucidos, en cementerios, en sitios imposibles o absurdos, crean esos sentimientos de ternura y miedo , provocando en muchos casos, una intensa ansiedad ante el terror por lo macabramente extraño y el fuerte instinto de protección que todos los adultos hemos desarrollado a lo largo de los milenios por la progenie humana, aunque no sea nuestra descendencia directa. Cualquier persona que tenga desarrollado el menor sentimiento, sentirá lástima e instinto de protección ante un niño pequeño con aspecto desvalido.

La evolución natural ha escrito en nuestros genes la necesidad imperiosa de dar protección y alimento a nuestros descendientes más pequeños, llegando incluso a dar la vida en pos de cumplir esta misión. La Ciencia nos habla que uno de los mayores temores que desarrollan los bebés y niños pequeños hasta los cinco años de edad, es el hecho de ser abandonados por sus padres, pues la criatura humana, al contrario que muchos animales, requiere de mucho tiempo de cuidados y desvelos para valerse por sí mismos. ( A partir de los siete años, comienzan a ser conscientes de la Muerte. “Los Niños y la Muerte” Elisabeth Kübler – Ross ). Además, la propia Naturaleza los ha dotado de grandes ojos, mofletes y hasta incluso el olor tan característicamente delicioso que tienen los bebés, para que nos originen una ternura y apego especial, garantizando así, que no serán abandonados por parte de sus progenitores y familiares.


Conocida fotografía familiar de principios de Siglo, en la que aparece arriba a la derecha una cara de un bebé

Así que, con todo lo expuesto, podremos imaginar el sufrimiento tan grande que puede producir en un adulto el mero hecho de no poder atender a una criatura pequeña e indefensa ante las adversidades, en especial, en una madre. Por defender a un niño pequeño, se han hecho hazañas verdaderamente increíbles, incluso en mamíferos, como el caso de los delfines, perros o los elefantes, que no han escatimado esfuerzos por defender a criaturas humanas ante un peligro ( por poner un ejemplo ). El fuerte instinto de ayuda y protección hacia los menores, como se ve, es una constante universal , y es que, como dice la reflexión: « De los niños no nos podemos defender …», el instinto de protección juega en nuestra contra, en muchos casos bloqueándonos.

Jenny Cockell , en su libro “ Los Hijos del Ayer ”, publicado en 1.993, nos descubre un hecho real sucedido en el Reino Unido e Irlanda, en donde una madre, fallece en 1.932 al poco de dar a luz, dejando a sus ocho hijos pequeños en un estado de indefensión y pobreza, al cargo de su alcohólico padre. Posteriormente, en 1.953, nace en Inglaterra una niña ( Jenny Cockell ), que desde temprana edad ha experimentado sueños y recuerdos angustiosos por el hecho de no poder prestar ayuda a sus hijos indefensos . Llega a dar datos tan claros y tan precisos, que ya siendo adulta, y tras muchas regresiones, de una manera extraordinaria, llega a localizar esos hijos del ayer , dándose la circunstancia que eran ya ancianos y personas mayores.

Resulta increíble saber que una mujer, casada y con hijos en su vida actual, logra dar con sus anteriores hijos , mayores que ella entre veinte y treinta años. Éste sorprendente libro, en el mundo anglosajón, juega un papel muy importante en la eterna controversia entre si existe o no la reencarnación y se esgrime como una de las mejores pruebas de su existencia. La preocupación por sus hijos desvalidos logró trascender a la Muerte …

Si los espectros y fantasmas, causan miedo y sufrimiento por si mismos, el caso de las apariciones de niños parece aún más refinadamente cruel y macabro . ¿Qué se esconde verdaderamente tras éstas apariciones…? Con la salvedad de experimentar una visión abominable , las que más suelen dejar extrañados a los testigos, son las de aparentes “ personas normales ”, que hacen dudar profundamente de lo que se ha visto, hasta el punto de plantearse si la experiencia ha sido real o no. De manera generalizada se siente un temor especial a las figuras espectrales de niños, que nos remueven por dentro hasta los cimientos, y en muchos casos, se llega a la conclusión de que éstos, pese a poder tener un físico agradable o frágil, concentran en gran medida maldad y tal vez hasta una crueldad disimulada y superlativa .

No solo los niños en sí causan esa especie de terror morboso, sino también todo aquello que les rodea: cantos infantiles, las antiguas muñecas de porcelana, juguetes, etc., que tan bien se han explotado en las películas de cine; incluso la idea de los niños Engendros del Diablo , o futuros demonios, etc. De una manera u otra, este tema nos puede hasta resultar tabú y revulsivo, y desde luego, no deja a nadie indiferente.

Hemos de suponer que si hay algo después de nuestra vida física , efectivamente por lógica, deben de existir “ espíritus de niños desencarnados ”, que están perdidos o han quedado enganchados a N uestra Realidad , lo cual nos resultaría triste por las pobres criaturas extraviadas entre distintos planos de existencia . Pero también nos preguntamos si acaso, no pudiera ser un fenómeno intencionado para proporcionar aún mayor pavor y estrés a quién lo sufre, a la vez que un conflicto interno con nosotros mismos entre el miedo y el instinto de protección ante la visión de un menor. Curiosamente, se da la circunstancia que en Inglaterra, es conocido y famoso el fantasma de una niña que se aparece en los túneles y mazmorras de una antigua fortaleza repleta de historias; pese a ello, en una determinada sala en donde suele manifestarse, el cariño popular queda expresado a modo de multitud de juguetes y regalos para la “ niña fantasma ”, por parte de la gente que por allí transita.

Respecto de la existencia de distintos Planos o Realidades , nos hablan y teorizan muchas de las tradiciones antiguas y Escuelas de Enseñanza , así como autores de distinta índole como es el caso del escritor teosófico C. W. Leadbeather , el supuesto monje tibetano T. Lobsang Rampa , Elisabeth Kübler-Ross , Carlos Castaneda y muchos autores de todos los tiempos y condiciones. En su obra “ El Plano Astral y El Plano Mental ”, Leadbeather nos explica cómo pueden coexistir en nuestra Realidad , distintos planos de existencia denominados del Astral . El caso es que los planos astrales más próximos a nuestra realidad son los de tasa vibratoria más baja y más densa la “ Materia Sutil ” que lo compone. En el Astral existen distintas formas de vida, tal vez tan variadas como en el mundo físico que conocemos. Es donde habitan también Seres Humanos vivos, fallecidos, espíritus de la naturaleza, cascarones, y toda clase de seres energéticos y formas mentales diversas.

Según Leadbeather y otros muchos autores, los planos astrales, con cierta frecuencia parecen coincidir con nuestra realidad, apareciendo en determinados momentos un espectro o fantasma. En la actualidad, los encuentros con “ lo absurdo ” ha ganado en variedad, al poder contar con nuevos medios técnicos. La tecnología, lejos de desterrar estas manifestaciones ( que se han querido encuadrar dentro de las tradiciones folclóricas y supercherías ), ha contribuido grandemente a sus apariciones. Incluso, se especula con la posibilidad de que sientan predilección o favorezca su capacidad de manifestación todo lo relacionado con el mundo del electromagnetismo.

Muchas Culturas, hablan que en los planos más bajos y próximos al plano real , se concentra la energía más densa y más negativa, siendo un lugar en el cual los espíritus y entidades de menos evolución se aglutinan. Por proximidad, les debería resultar más fácil su incursión en la Realidad que habitamos. Al ser formas de vida basadas en la energía , se cree que cambian de morfología a voluntad, adoptando éstos la apariencia que les parezca oportuno. Según las tradiciones, se alimentan de la energía negativa que envuelve a los humanos – entre otros – y tal vez puede parecer coherente que adopten las características infantiles para maximizar el sufrimiento, tensión y estrés en sus “ visitas ”. Ya de por sí, la naturaleza humana tiene tendencia hacia la negatividad y proporcionar el mal a nuestros semejantes, pero también podría ser motivada por estos “ consumidores energéticos ”. Puestos a especular, es posible, que en su afán por suministrar sufrimientos, estas bajas entidades, tomen apariencia infantil, sabedores de que vamos a ser mucho más impresionables que con otras formas humanas más habituales, tal vez valiéndose del fuerte instinto de protección hacia los menores. Pedro Amorós en éste sentido reflexiona: « Es más sencillo pensar que efectivamente fueran niños, aunque no se puede descartar que fueran “otras cosas” ».

Pero la retorcida idea de proporcionar dolor a los demás a través del sufrimiento de los niños no es nueva, ya en la Segunda Guerra Mundial y en otros tantos conflictos, se han empleado explosivos enmascarados en juguetes y cosas llamativas para que sean cogidos por ellos, y así producirles amputaciones y muertes a las criaturas inocentes, con el objeto de desmoralizar y hacer sufrir a los adultos.

No olvidemos que la última guerra de importancia en Europa fue la de Bosnia ( 1.991 – 1.996 ), en donde se dio cita los peores sentimientos enfocados hacia la maldad y el sufrimiento, que poco tiene que envidiar a la última Guerra Mundial . Proliferaron miles y miles de juguetes bomba cuyo objetivo eran los inocentes niños, que en sus juegos, cayeran en las execrables trampas mortales, porque éstos, en su innata curiosidad, son atraídos por las cosas con colorines y recogen del suelo todo aquello que les llame la atención, aunque sean desperdicios.

Pero en este festival de maldad, cabe destacar la actuación de los francotiradores serbios ( también croatas y musulmanes ), que tenían en los niños un objetivo preferente , pues en una guerra civil, cuyo objetivo principal es el exterminio de una Etnia y el abandono de la tierra para siempre, la crueldad es una herramienta indispensable para que los refugiados no quieran regresar ni muertos al sitio donde han vivido tanto dolor y sufrimiento, y es que, una guerra de esa naturaleza, es difícilmente superada por cualquier otro tipo de conflicto armado. Hacer daño a través de los niños es de las actuaciones más cobardes y abyectas que se puedan realizar

¿Es posible que seres de otras dimensiones o planos nos jueguen estas malas pasadas con el único fin de causarnos desasosiego y sufrimiento? ¿Qué se esconde verdaderamente tras tantas manifestaciones extrañas que tienen como protagonistas a los niños? ¿Realmente hay tantos pequeños extraviados entre planos? ¿Somos víctimas de una manipulación? ¿Es un engaño para aproximarse dócilmente a un ser humano?

Lo que sí parece que no va a cambiar es el hecho de que personas normales, en determinado momento de su vida, puedan encontrarse con algún niño pequeño en medio de un camino inhóspito en plena noche, como intruso dentro de nuestra alcoba, o que nuestras cámaras obtengan alguna imagen de un extraño y sonriente niño, que parece ajeno a la escena o curioseando en ella, cuando no, en parajes sórdidos como los cementerios o lugares de historias luctuosas, al igual que inclusiones psicofónicas diversas. Sean ciertos o no todos estos fenómenos, cada cual es libre de creer cuanto guste, o su intelecto le dicte, pero sirva de reflexión el hecho que, desde los albores de la humanidad hasta hoy mismo , los fenómenos extraños nos acompañan; tal vez ahora parezca que son muchos más…, pero lo cierto es que hay más gente y más tecnología, con lo cual, por fuerza, debe redundar en un aumento de las casuísticas extrañas. Aunque la Ciencia no diga nada al respecto y todos estos fenómenos sean escurridizos e indemostrables, el hecho en sí es que ¡Están ahí, y nos sobrevivirán, nos guste o no! También serán parte de la herencia que dejaremos a nuestros descendientes, que en el futuro perpetuarán la Sociedad Humana. Les tocará a ellos comprobarlo… «Una imagen vale más que mil palabras, pero un Sentimiento, vale más que mil imágenes».

Autores:
ASUNCIÓN SARAIS CEVA.
LUIS JAVIER VELASCO QUINTANA

http://www.iiee.cl/r_espectros.html
Volver arriba Ir abajo
Nemesis
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@
Nemesis

Desde : 09/01/2009
He aportado : 24777

MensajeTema: Re: Espectros y manifestaciones de niños. A hay detras?   Lun Ene 21 2013, 04:03




Volver arriba Ir abajo
 
Espectros y manifestaciones de niños. A hay detras?
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Amarres de Amor, Magia Blanca, Hechizos, recuperación de pareja :: MAGIA BLANCA, ENERGÍAS, PARANORMAL :: ENIGMAS-
Cambiar a: