Amarres de Amor, Magia Blanca, autoayuda, vida en pareja, poesía...
 
ÍndiceBuscarFAQRegistrarseConectarse
Últimos temas
» Wittmann....carrista
por gerundio Hoy a las 00:31

» Los garbanzos palatinos et guardaespaldas
por gerundio Ayer a las 19:40

» ACHT-ACHT.....ANTECESOR DEL BAR
por gerundio Ayer a las 18:31

» La polar et ìtala tienda roja
por gerundio Ayer a las 12:56

» Una historia de caballeros andantes
por gerundio Ayer a las 12:25

» Mascotas soviets
por gerundio Ayer a las 11:01

» Buen dia!
por pegaso2013 Ayer a las 01:24

» harakiri
por gerundio Ayer a las 00:55

» 23 div montaña KAMA de las ss
por gerundio Ayer a las 00:34

» Cuando cuerpo de Mussolini fue colgado cabeza abajo
por gerundio Mar Nov 21 2017, 12:47

» Cuando Etiopía tuvo marina de guerra
por gerundio Mar Nov 21 2017, 11:30

» El terrible bluff italiano en Etiopia de cara canes anglos
por gerundio Mar Nov 21 2017, 11:19

Javi Mago

Comparte | 
 

 Reacción de padres a tener un hijo especial

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Nemesis
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@
avatar

Desde : 09/01/2009
He aportado : 24607

MensajeTema: Reacción de padres a tener un hijo especial   Miér Jun 19 2013, 22:58


Cuando los padres llegan a saber que su niño tiene una necesidad especial, comienza una jornada en su vida que muy a menudo esta llena de emociones fuertes, alternativas difíciles, interacciones con profesionales y especialistas diferentes, y una necesidad continua de búsqueda de información y servicios.
Al comienzo, los padres pueden sentirse aislados y solos, y puede ser que no sepan donde comenzar su búsqueda de información, asistencia, entendimiento y apoyo.
Cuando los padres llegan a saber acerca de alguna dificultad o problema en el desarrollo de su niño, esta noticia llega como un golpe tremendo.
Reacciones más Comunes
Al saber que su niño puede tener una necesidad especial, la mayoría de los padres reaccionan en formas que han sido compartidas por todos los padres quienes antes que ellos también han estado enfrentados con éste desafío enorme. Una de las reacciones iniciales es la negación
"Esto no puede estar sucediendome a mi, a mi niño, a nuestra familia."
La negación rápidamente se fusiona con el enojo, el cual puede ser dirigido hacia el personal médico involucrado en proporcionar la información acerca de la condición del niño. El enojo puede además afectar la comunicación entre esposos o con los abuelos u otros seres queridos de la familia. Pareciera que en las primeras etapas el enojo es tan intenso que toca casi a todos, porque es reflejado por sentimientos de dolor y una pérdida inexplicable con la cual uno no sabe como tratar o explicar.
El miedo es otra respuesta inmediata. A menudo la gente teme a lo desconocido mas que lo conocido. El tener un diagnóstico completo y algún conocimiento de los prospectos futuros del niño puede ser más fácil que la incertidumbre. Sin embargo, en cualquier caso, el miedo al futuro es una emoción común:
¿Que va a suceder a este niño cuando tenga cinco años de edad, cuando tenga doce años de edad, cuando tenga veinte años de edad"?
¿"Que va a suceder a éste niño cuando yo no exista?"
Entonces se presentan otras preguntas:
"¿Aprenderá algún dia?
¿Irá a la universidad?
¿Tendrá la capacidad de amar, vivir, reirse, y hacer todas las cosas que teníamos planificadas?"
Otros asuntos desconocidos también inspiran miedo. Los padres temen que la condición del niño sea peor de lo que posiblemente pudiera ser.
Uno espera lo peor. Vuelve a la memoria el recuerdo de personas con necesidades especiales que uno ha conocido. A veces se siente culpa por algún desaire cometido años atras hacia una persona con necesidades especiales.
Existe también el miedo del rechazo de la sociedad, miedo acerca de como los hermanos y hermanas seran afectados, preguntas de si habra mas hermanos o hermanas en esta familia, y preocupaciones acerca de si el esposo y la esposa amaran a éste niño. Estos temores casi pueden paralizar a algunos padres.
Entonces hay culpabilidad y preocupación acerca de si los mismos padres han causado el problema.
La falta de poder para cambiar lo que está sucediendo es muy dificil de aceptar. En efecto, no se puede cambiar el hecho de que el niño tiene una condición, y sin embargo los padres quieren sentirse competentes y capaces de manejar las situaciones de su propia vida. Es extremadamente dificil ser obligados a depender de juicios, opiniones, y recomendaciones de otros.
Combina el problema con el hecho de que estos otros son generalmente personas extrañas con las cuales ninguna atadura de confianza ha sido establecida.
El rechazo es otra reacción que experimentan muchos padres.
El rechazo puede ser dirigido hacia el niño o hacia el personal médico o hacia otros miembros de la familia.
No todos los padres pasan a través de éstas etapas, pero es muy importante para los padres identificarse con todos los sentimientos potencialmente penosos que pueden presentarse, de modo que sabrán que ellos no están solos.
No podemos perder de perspectiva, que lo más importante en este proceso, es el niño.


Volver arriba Ir abajo
 
Reacción de padres a tener un hijo especial
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Amarres de Amor, Magia Blanca, autoayuda, vida en pareja, poesía... :: RELACIONES Y FAMILIA :: LOS HIJOS-
Cambiar a: