Amarres de Amor con Magia Blanca
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.


Amarres de Amor, Hechizos, recuperación de pareja
 
ÍndiceBuscarPublicacionesRegistrarseConectarse
 

 LAS EXPECTATIVAS: LA GRAN SABOTEADORA DE LAS RELACIONES

Ir abajo 
AutorMensaje
Nemesis
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@
Nemesis

Desde : 09/01/2009
He aportado : 24878

LAS EXPECTATIVAS: LA GRAN SABOTEADORA DE LAS RELACIONES Empty
MensajeTema: LAS EXPECTATIVAS: LA GRAN SABOTEADORA DE LAS RELACIONES   LAS EXPECTATIVAS: LA GRAN SABOTEADORA DE LAS RELACIONES Icon_minitimeMiér Mar 05 2014, 17:50

Una de las conductas reactivas de nuestra parte infantil emocional son las expectativas. Todos las tenemos y lo peor es que pensamos que son totalmente razonables. ¿Cuáles son las tuyas? Vuelve a analizarlas.

Nos aferramos a nuestras expectativas como mulas tercas porque en el otro lado de las expectativas está la soledad:
- Es un despertar doloroso soltar las expectativas o incluso ver que las expectativas nos impiden ver a la gente y a la vida tal como son.
- Significa despertar a un mundo que no es como a esta parte infantil quisiera que fuera.

¿Qué hay abajo de nuestras expectativas?
- Crear expectativas es un profundo mecanismo de defensa y es natural que nuestra parte infantil la que está llena de estas expectativas. Y todas estas expectativas están manejadas por el miedo.
- Tenemos miedo de que no podremos conseguir lo que necesitamos o que nos lastimaran de alguna manera.
- Esto crea un sentido de pánico inaguantable y en este estado infantil volteamos hacia afuera para obtener lo que nos hace falta, porque en la mente de nuestros niños interiores, no hay otra forma de satisfacer nuestras necesidades esenciales.

A la vuelta de cada expectativa hay mucha frustración:
- Pero el problema es que esta conducta crea problemas en nuestras vidas porque cada expectativa resulta en frustración y desilusión.
- Nadie cambia para llenar nuestras expectativas, aún si lo intentan.
- Más allá de esto, cuando otras personas sienten nuestras expectativas, se crea resentimiento y frecuentemente los aleja de nosotros.
- Una vida construida alrededor de las expectativas resulta en una interminable desilusión, rechazo, frustración, baja auto estima e incluso auto destrucción.
- Nuestras expectativas son básicamente una manera infructuosa de intentar llenar nuestros huecos emocionales, nuestros vacíos desde afuera.
- Cuando esperamos algo de alguien, no importa que tan razonable pueda ser, en ese momento, no estamos viendo a esta persona por lo que es.

Detrás de cada expectativa hay profundos miedos:
- A ser abandonados, rechazados
- A ser invadidos, no respetados.

Nuestras expectativas reflejan nuestras traiciones pasadas:
- Nuestras expectativas reflejan exactamente las formas en que nos hemos sentido (note que digo “Nos hemos sentido”) traicionados o invadidos en el pasado.
- Esperamos que la gente nos trate de forma que estas heridas no se activen.
- Cuando nos aferramos a estas expectativas y al hecho de que las personas deberían actuar de tal o cual manera, ponemos el esfuerzo afuera, la energía afuera y no vemos lo que realmente está pasando dentro de nosotros.
- Es seguro que estaremos continuamente frustrados y enojados por no obtener lo que supuestamente es nuestro derecho. Esto evita que podamos sentir la herida que se ha detonado y poder finalmente sanarla.
- Examinar nuestras expectativas es una maravillosa forma de darnos cuenta de nuestras heridas, ni siquiera es necesario excavar en el pasado.
- Nuestro detonante está aquí y ahora. Y como siempre decimos, atraemos situaciones que hacen surgir las formas en las cuales los traumas sucedieron en el pasado y se re actúan en el presente.
- Con parejas, hijos, padres, jefes, maestros, y amigos.
- Y en la cotidianidad, y poniendo sobre la mesa las peculiaridades de nuestra cultura, es obvio que es parte de nuestros condicionamientos el no ser claro acerca de lo que esperamos.
- Lo cual afecta negativamente nuestras relaciones, y encima de todo, nos defendemos con argumentos tan lógicamente impecables como “Es obvio, ¿no?”, “Entonces ¿de qué se trata?”, “Pues lo normal, ¿no crees?”

- Y luego lanzamos acusaciones hacia la otra persona por no ser capaz de adivinar y cumplir nuestras expectativas”:
-“No tienes valores”
-“Estas mal!”
-“Me decepcionas”
-“Me lastimas”
-“Yo no te hago eso”
- Usualmente son reproches en un sentido de hacer sentir culpable al otro “por no ser o hacer lo que uno espera”, y queda implícito un chantaje maniqueo: “tú eres malo, yo soy bueno”; “yo no hago, tu sí”, “soy víctima y tu victimario”… esta dialéctica perversa no puede terminar bien.
- Pero ¿estamos seguros que la otra persona “sabía lo que tenía que hacer”? y muy importante: esa otra persona ¿”había accedido a ello”?

¿Cómo corregir esto?
- Antes que otra cosa hay que tener presente que es lo que esperamos de nuestras relaciones: de las otras personas hacia nosotros, de nosotros hacia ellas y de nosotros hacia nosotros mismos.
- Partiendo de eso y poniendo en claro el contexto de cada relación, deberíamos de tener presentes dos cosas:
1. ¿Estoy obteniendo lo que espero? ¿Es alcanzable? ¿La otra persona está al tanto de lo que espero de ella?¿Quiere hacerlo?
2. ¿Conozco las expectativas de los demás? ¿Las estoy cumpliendo? ¿Es alcanzable? ¿Lo quiero hacer?
- En ambos casos tendremos que hacer un ejercicio de honestidad y comunicación.

Pero sobre todo de congruencia:
- ¿Quién es el necio? ¿El que solo está siendo quién es? ¿O la persona que espera que la otra persona ocupe un rol que ni siquiera sabe que ocupar?
- Nos estamos prestando al juego de “estar, pero no estar” pues sabemos que no vamos a cumplir las expectativas de la otra persona, pero tampoco dejamos lugar para que otra persona que si pueda llegue y las cumpla.

Es un asunto de doble sentido: de dar y recibir.
- Muchos problemas se solucionarían si rompiéramos la dinámica del “bien y el mal” y nos concentráramos en el sentido mismo de la relación.
- Es un asunto de tener la honestidad de hacer y responder las preguntas: “¿Tú qué esperas de mí? ¿Yo que espero de ti?”. “¿Te corresponde llenar el rol que te estoy asignado?, ¿Me corresponde a mi llenar ese rol que me quieres dar?”

Meditación de la expectativa:
1. Notar la frustración, enojo o molestia
2. Notar la expectativa
3. Identificar la necesidad no satisfecha
4. Rastrear hacia el origen de la necesidad no satisfecha.

Explorar expectativas:
Considerando tus relaciones más significativas, ¿cuáles son tus grandes expectativas?
1. Espero que la persona esté siempre disponible para mi
2. Espero que la persona sea considerada y me escuche
3. Espero que la persona sea sensible a mis límites sin que yo tenga que decirle nada
4. Espero que la persona me sostenga financieramente
5. Espero que la persona no me controlo o manipule en sus propias necesidades o deseos
6. Espero que sea una persona fuerte y me sostenga cada vez que lo necesite
7. Espero que no espere que lo rescate
8. Espero que sea una persona que medite y trabaje en el
9. Espero que sea sensible y apoye mi creatividad
10. Espero que la persona sea consciente acerca de su vida (como vive, cuidado de su cuerpo, étc.)
11. Espero que la persona sea sensible y apoyé mi creatividad y crecimiento personal.

Explorar tus reacciones hacia las expectativas no cumplidas:
- Por cada expectativa no cumplida, nota tu reacción.
- Es ira, demanda, culpa, alejamiento, resignación, negar o minimizar que te importa lo que pasa?
- Que surge cuando quitas tu atención de la otra persona y te permites sentir como es para ti el que tu expectativa no se cumpla?

Para una exploración más profunda de tus expectativas inconscientes, observa las diferentes áreas de tu vida:
- ¿Cuáles son tus expectativas acerca de tu sexualidad?
- ¿De tus sentimientos?
- ¿De la vida en pareja?
- ¿De la limpieza y el orden?
- ¿De lo económico?

*Parte de este texto se tomó del libro de Stepping out of fear de Krishnanada Trobe
Volver arriba Ir abajo
 
LAS EXPECTATIVAS: LA GRAN SABOTEADORA DE LAS RELACIONES
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Amarres de Amor con Magia Blanca :: AUTOAYUDA, MOTIVACIÓN, LEY DE ATRACCIÓN, RELACIONES :: RELACIONES Y FAMILIA :: VIDA EN PAREJA-
Cambiar a: