Amarres de Amor, Hechizos, recuperación de pareja
 
ÍndiceBuscarPublicacionesRegistrarseConectarse
Astrología: las preguntas más frecuentes Testim15
Últimos temas
» Y6.-
Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimepor gerundio Ayer a las 17:45

» Autoayuda con magia africana .......sus peligros et beneficios
Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimepor gerundio Ayer a las 13:02

» La Maffia ¿ creaciòn hispana ? una nuea leyendaFue...no atan negra
Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimepor gerundio Ayer a las 12:18

» La Maffia ¿ creaciòn hispana ? una nuea leyendaFue...no atan negra
Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimepor gerundio Ayer a las 10:37

» la mora y su magia .- inicios, preparaciones, etc, etc......
Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimepor gerundio Sáb Nov 16 2019, 18:24

» Las conchas de moluscos, sobre todo marinos, y su fuerte magia
Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimepor gerundio Sáb Nov 16 2019, 12:02

» El florero que implicara la independencia de Colombia ,,,,por increíble que resulte...
Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimepor gerundio Sáb Nov 16 2019, 10:56

» la presunta conspiraciòn sobre Pablo Escobar ¿ siga vivo ?
Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimepor gerundio Vie Nov 15 2019, 12:38

» la presunta conspiraciòn sobre Pablo Escobar ¿ siga vivo ?
Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimepor gerundio Vie Nov 15 2019, 10:33

» El enigma de MEROZ .- non si soluciòn u opacación, pero
Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimepor gerundio Vie Nov 15 2019, 10:10

» La extraña calve bìblica que desvela vida en otros mundos, según los rabinos
Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimepor gerundio Jue Nov 14 2019, 12:22

» La conspiraciòn ...Elvis Preley ..¿ siga vivo ? teorìa Brewer
Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimepor gerundio Jue Nov 14 2019, 11:03

Anuncios

    No hay anuncios disponibles.


    Comparte
     

     Astrología: las preguntas más frecuentes

    Ir abajo 
    AutorMensaje
    ninfa
    aprendiendo
    aprendiendo
    avatar

    Desde : 18/05/2008
    He aportado : 34

    Astrología: las preguntas más frecuentes Empty
    MensajeTema: ASTROLOGÍA   Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimeVie Mayo 30 2008, 11:56

    A través de la astrología podemos conocer la compatibilidad entre las personas, identificar cuales son los puntos débiles y los puntos fuertes en una relación. Con lo cual, tendremos a nuestra disposición la forma para saber con quien nos entendemos mejor y como se manifiesta esa afinidad, ya sea a través de los sentimientos, de la manera de expresarnos y de comportarnos, respecto a la otra persona. Ello nos permite valorar mejor nuestras relaciones
    Volver arriba Ir abajo
    LIZZY924
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    LIZZY924

    Desde : 31/08/2009
    He aportado : 2691

    Astrología: las preguntas más frecuentes Empty
    MensajeTema: Posible Fundamento Físico de la Astrología   Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimeVie Abr 20 2012, 13:10

    Como este en un Blog de temas metafísicos a veces nos preguntan sobre la posible validez científica que pueden tener la Astrología y los Horóscopos. Como físicos que somos primero debemos decir que de existir una correlación empírica entre los movimientos planetarios y algunos rasgos de la personalidad humana, debería ser posible encontrar un mecanismo físico para semejante correlación.

    En nuestra opinión, de entre las varias teorías que se han propuesto para explicar un posible fundamento físico de la astrología, las más plausibles son las que se basan en la hipótesis de que realmente existe un complejo mecanismo físico a través del cual las posiciones y los movimientos cíclicos de los planetas en el sistema solar influyen gravitacionalmente sobre algunos atributos físicos del sol, produciendo modos normales de vibración mecánica en el plasma solar, lo cual afecta el campo magnético terrestre a través del llamado ¨viento solar¨ que son chorros de partículas cargadas que emanan del sol y llegan a la tierra (observables a simple vista en ese espectacular fenómeno conocido como auroras polares y boreales o australes), lo cual influye en la expresión de ciertos genes maestros en el organismo humano, influencias que son amplificadas por resonancia electromagnética gracias a las estructuras biológicas conocidas como ¨solenoides de ADN¨ en la heterocromatina celular, lo cual finalmente influye sobre ciertos factores de la fisiología y la personalidad humana. Nótese que el mecanismo propuesto no está restringido por la ley del inverso del cuadrado de la distancia (o Ley de Coulomb de la electrostática) la cual es el argumento favorito utilizado por los escépticos de la astrología. En resumen la ecuación de causalidad astrológica sería algo así como:
    Movimientos planetarios => Vibraciones del plasma solar => Variaciones en el campo magnético solar => Viento solar de partículas cargadas que llegan a la tierra => Variaciones del campo magnético terrestre => Amplificación de esas variaciones a nivel celular por resonancia en moléculas de ADN => Genes que se encienden y se apagan => Fisiología => Psicología.

    Obviamente, como todos los procesos biofísicos, el mecanismo propuesto resulta bastante complejo de describir como una simple relación de causa y efecto, no obstante cada vez más los científicos están logrando entender cada una de las partes de este multidisciplinario proceso por separado, por lo cual tenemos confianza que pronto será posible ¨conectar los puntos¨ para entender que ciertamente existe un fundamento físico para la astrología.

    http://temasmetafisicos.blogspot.com.es/2008/05/posible-fundamento-fisico-de-la.html

    un beso y una linda sonrisa
    Volver arriba Ir abajo
    Nemesis
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Nemesis

    Desde : 09/01/2009
    He aportado : 24788

    Astrología: las preguntas más frecuentes Empty
    MensajeTema: El Método de la Astrología   Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimeSáb Jul 27 2013, 05:17

    Cuando se empezaron a consolidar las ciencias con una estructura más definida, y se obtuvieron niveles significativos de reconocimiento, uno de los requisitos que estableció la iglesia (para la Edad media la iglesia católica tenía en sus manos la educación), fue el que poseyeran un lenguaje propio y un método concreto, y aunque la Astrología contaba con todos estos requisitos fue dejada a un lado.
    Sucede que la Astrología al igual que la química, es una ciencia porque posee un lenguaje propio, con una multitud de símbolos que contienen una serie de correspondencias y de similitudes. El Método Astrológico abarca dos caminos muy diferentes; el primero permite indagar sobre los impulsos más elementales en el campo del comportamiento de cada persona, y el segundo, permite medir los diferentes ciclos a los que está expuesta. No obstante, para alguien de mediana inteligencia pero que tenga el ánimo de dominar la Astrología, podrá penetrar en sus laberintos, conocer todos los elementos de su lenguaje y dominarlos con propiedad. Además, podrá llegar a conclusiones muy certeras no sólo sobre la vida de alguien, sino también, sobre su propia vida.
    Así mismo, estará en condiciones de entender el porqué del proceder humano, de su destino y de las circunstancias temporales. Igualmente, podrá elaborar algunas apreciaciones sobre los acontecimientos futuros o sobre los eventos que hacia adelante poseerán mayor significación.

    http://www.astrologia.com.co/contenidos/articulos/el_metodo_de_la_astrologia/
    Volver arriba Ir abajo
    Nemesis
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Nemesis

    Desde : 09/01/2009
    He aportado : 24788

    Astrología: las preguntas más frecuentes Empty
    MensajeTema: Orígenes de la Astrología   Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimeSáb Jul 27 2013, 05:22

    La Astrología ha sido vista en su larga e histórica trayectoria de formas totalmente diferentes que han pasado de una naturaleza absolutamente sagrada, mágica, misteriosa, trascendental, reveladora y clarificadora. Muy posiblemente su origen esté emparentado con el origen mismo del ser humano y de su proceso evolutivo, que le permitió encontrar el cauce tendiente a dejarse admirar por lo que ocurría en su entorno y desarrollar así la curiosidad.

    Los dos vínculos de mayor importancia que marcan la vida del ser humano y que establecen los límites que le brindan la posibilidad para hacer, crear, construir, descansar, reposar y recuperarse como son el día y la noche, hacen entrever que quien se dedica a valorar estos preceptos como importantes ya está entrando en lo energético que domina la ciencia de los astros. Solamente porque el Sol proyecte su luz y su claridad hacia la dinámica humana, está señalando un camino e indicando una senda con la que inevitablemente es posible ser partícipes.

    El primitivo habitante de nuestro planeta, era cazador y absolutamente nómada. No solamente observó el curso del Sol, sabía por dónde salía y declinaba, percibió la rapidez en el giro y el proceso de acercamiento y distanciamiento del astro rey, lo que le permitió enumerar, conocer los tiempos y establecer deducciones sobre el devenir. A través de la observación del ciclo de la Luna, se han establecido múltiples deducciones sobre la evolución futura del astro de la noche y especialmente de los encuentros o significativos alejamientos del Sol.

    El interés del ser humano desde el paleolítico superior fue evidente al plasmar en huesos de reno y marfiles de mamut la evolución de la Luna. Se supone que mucho antes que se hiciera agricultor ya sabía de las estaciones; conocía la Luna, sus fases, sus momentos, y tenía idea sobre el paralelismo que existe entre los cambios atmosféricos y determinadas etapas del año.

    El ser humano al volverse sedentario y sobre todo, al haber descubierto el fuego, pudo valorar la significación de la Luna en los cultivos y las repercusiones del ciclo solar en lo que se refiere a la manifestación de las estaciones; al igual que la llegada de la fructificación o floración de algunas plantas, la llegada del celo en los animales y muy probablemente el paralelismo entre el ciclo de ovulación femenino y el ciclo lunar.


    Una vez que logró organizarse en un lugar, requirió medir el tiempo con mayor propiedad, dando pie al inicio de los calendarios que en todos los lugares del planeta se han elaborado sobre las diversas teorías de la realidad estelar. Sobresalen los mesopotámicos, no solamente por las observaciones que realizaron, sino muy especialmente por plasmarlas para la posteridad tanto en sus construcciones, obras de arte, como en tablillas y papiros. Según parece, ellos fueron los primeros en construir observatorios con el objeto de profundizar en el movimiento de los astros y saber tanto en lo climático, religioso, energético, espiritual, colectivo e individual a que estaban expuestos.

    Algunos de esos observatorios fueron gigantescas torres de 80 metros de altura, llamadas montañas cósmicas para las cuales utilizaron el término “zigurath”. Hicieron ver a los planetas como si fuesen dioses y plasmaron sobre cada uno de ellos mitos, con objeto de dar explicación al enigmático universo en donde se encontraban. Como producto de estas observaciones le asignaron un nombre al sendero que recorría la Luna, el Sol y los demás planetas y le llamaron "el camino de Anu" a la trayectoria del Sol.

    En Egipto, de manera similar se dispusieron a realizar un seguimiento no sólo del Sol y la Luna, sino muy especialmente, de los planetas, conociendo el mismo sendero bajo el nombre de "el camino de la Luna" y su nombre era “Sin”. Diferenciaron las estrellas, les dieron nombres y las agruparon formando de esta manera las constelaciones como lo testifica el antiguo zodíaco de Denderah, que contiene la secuencia de las constelaciones recorridas por el Sol y la Luna, y determinaron con gran precisión los tiempos equinocciales y solsticiales.

    Posteriormente, los griegos disminuyeron la eclíptica en 12 sectores del mismo tamaño, y organizaron la semana de forma tal, que cada día tiene que ver con un planeta: el primer día, el domingo estaba relacionado con el Sol como símbolo de la esperanza y la certeza en lo que se habría que hacerse. Igualmente, el último día de la semana (sábado) regulado por Saturno, era considerado como de influencias adversas y nefastas, razón por la cual la mala suerte y las malas energías eran parte de la cotidianidad, de allí que con el tiempo se convirtió en un día santo y de reposo.

    http://www.astrologia.com.co/contenidos/articulos/origenes_de_la_astrologia_/
    Volver arriba Ir abajo
    Nemesis
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Nemesis

    Desde : 09/01/2009
    He aportado : 24788

    Astrología: las preguntas más frecuentes Empty
    MensajeTema: La Astrología, una Ciencia del Futuro   Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimeSáb Jul 27 2013, 05:34

    En la época actual, somos testigos de los profundos y permanentes cambios que se producen día a día en la forma de vida y en los valores que sustentaban a la humanidad del pasado. Es indudable que nuestro saber actual se ha nutrido de la claridad que alcanzaron los pioneros de la era industrial, quienes impusieron una forma de vida y unas prioridades con las que a partir de allí se debía ser consecuente, logrando eclipsar y en muchos casos anular, un ancestral conocimiento cuyo soporte fundamental era el respeto a la naturaleza, la preservación de la vida y la búsqueda de una vida más natural. Vale aclarar: una forma natural no quiere decir una forma inconsciente; sino en una forma libre de conceptos o ataduras.



    Hoy, una vez más en el curso de la historia, la humanidad mira hacia atrás y se dispone a conjugar el saber ancestral con los actuales avances, ciertamente que la ciencia del pasado poseía otros soportes y procedimientos que se están actualizando y adaptando para que así el hombre logre un estado superior de entendimiento, y oriente nuevamente su vida en una forma armoniosa y equilibrada.

    Estos hechos a la luz de la Astrología, se consideran como previstos para la Era de Aquarius, que se caracteriza por el surgimiento de una nueva humanidad con otras necesidades y ansiosa por evolucionar y progresar tanto en el aspecto material como en el espiritual. Es por esto que en los albores del siglo XXI, vemos surgir inexorablemente las ciencias del pasado que con su complejidad, profundidad y fuerza espiritual traen un mensaje al hombre de hoy, para que despierte del largo sueño de ignorancia y escepticismo en el que ha vivido, tal como se observa en el campo de la medicina, en el que las más antiguas prácticas, terapias y procedimientos, nuevamente salen a la luz, y una humanidad, ávida de conocimientos los retoma y los empieza a emplear como si siempre lo hubiese hecho. Los practicantes de las medicinas tradicionales ven impávidos el surgimiento y el avance de las terapias alternas, y el empleo de productos sintéticos día a día declina, para abrir paso a una medicina y a una alimentación más sana.

    La Astrología empieza a ser estudiada nuevamente, y avanza con celeridad. Ya que sus premisas están y estarán siempre dispuestas para que los investigadores profundicen en ella, y una vez indaguen con la objetividad que les es propia, puedan hablar con un conocimiento de causa, sobre lo que es, o no válido.
    Sin embargo, los astrólogos desde la más remota antigüedad han abordado los diversos campos de acción de esta área del conocimiento de manera tal, que sólo queda acogerse al popular refrán indio que dice: “se requiere una vida para aprender astrología y otra para practicarla”, razón por la cual hay quienes se han dedicado a abordar sus campos de acción en el ámbito meteorológico, agropecuario, médico, psicológico, histórico, sociológico, religioso, evolutivo, espiritual, mágico y trascendental entre otros. Por tanto, se puede concluir que quien penetra en los laberintos de esta poderosa y profunda área del conocimiento, muy probablemente encontrará otras motivaciones en la vida y replanteará su proyecto humano.

    http://www.astrologia.com.co/contenidos/articulos/astrologia_ciencia_y_futuro/
    Volver arriba Ir abajo
    Nemesis
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Nemesis

    Desde : 09/01/2009
    He aportado : 24788

    Astrología: las preguntas más frecuentes Empty
    MensajeTema: La Astrología como Camino   Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimeSáb Jul 27 2013, 05:48


    El ser humano como viajero en el tiempo desde el punto de vista espiritual viene a la vida con unos objetivos muy puntuales de los cuales en contadas ocasiones tiene conocimiento, sin embargo como producto de un impulso inherente a su propia naturaleza busca por todos los medios encontrar luces sobre aquello para lo cual nació, es por esto que todos los procesos relacionados con el autoconocimiento son absolutamente válidos a la hora de pretender indagar sobre la razón de la vida y muy especialmente a la hora de querer saber para qué se vino a este mundo.
    Bien puede concluirse que en el análisis sobre los impulsos sutiles que ejercen presión sobre el ser humano conduciéndole por senderos muy precisos que le hacen sentirse en sintonía o en conflicto con algunas personas, lugares, alimentos, animales o cosas, le llevan a detenerse con el objeto de valorar otras alternativas que le permitan mirar su vida bajo otra óptica. En este sentido la Astrología no sólo plantea que el ser humano vino a este mundo por algo y para algo, sino que cada cual vibra de forma tal que no sólo puede tener luces sobre sus niveles de sintonía con el entorno, sino que muy especialmente está en condiciones de conocer las épocas en donde se harán presentes los eventos de mayor trascendencia en su vida.

    Sería ilógico pensar que en éste universo en el que todo fluye armoniosamente y en el que todo se acoge a ciclos absolutamente precisos que abarcan desde lo infinitamente grande y llegan hasta lo abrumadoramente pequeño, el ser humano sea el único que escapa al orden. Para los astrólogos todo está en su sitio y el azar constituye una dimensión desconocida. Es por esta razón que cada persona cuenta con un plan para la vida y posee una serie de herramientas en la

    http://www.astrologia.com.co/contenidos/articulos/la_astrologia_como_camino/
    Volver arriba Ir abajo
    Nemesis
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Nemesis

    Desde : 09/01/2009
    He aportado : 24788

    Astrología: las preguntas más frecuentes Empty
    MensajeTema: ¿Cuál es el tema principal de la Astrología?   Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimeMar Ene 14 2014, 03:49

    Fragmento del libro "La Práctica de la Astrología", de Dane Rudhyar.


    El tema principal de la Astrología es la persona humana individual, considerada como un organismo íntegro que incluye actividades físicas, psíquicas, mentales, sociales y espirituales, de muchas clases y a varios niveles.

    Los términos cuerpo, mente, sentimientos, alma, definen muy superficialmente estos diversos tipos o categorías. Todas estas actividades son actividades «humanas» porque a pesar de que algunas puedan parecer muy similares a las que aparecen en los otros reinos de la vida (animal, vegetal, etc.) están sin embargo subordinadas a un patrón y a un propósito característicos del reino humano y son exclusivas de éste. Puede que el hombre digiera sus alimentos como otros mamíferos, pero, al ser consciente de su proceso digestivo y poder intervenir en él –para bien o para mal- la digestión en los hombres es «humana».

    El campo de la interpretación astrológica se extiende a cualquier grupo de personas humanas, relativamente permanente, o a cualquier situación dentro del flujo de la experiencia humana.

    Grupos o series de fenómenos naturales -como por ejemplo los relativos al clima- también pueden analizarse y su desarrollo se puede interpretar por medio de cartas astrológicas, pero esencialmente, sólo en la medida en que son parte de la experiencia colectiva de los seres humanos.

    El propósito básico de la astrología es brindar un poco de orden al aparente caos de la experiencia humana. Y así ayudar al individuo o al grupo a conseguir un mayor grado de integración, salud y juicio. Constituir un acercamiento más consciente a la vida humana y una comprensión más profunda de las características estructurales y del comportamiento cíclico de todos los organismos. Es grande su importancia ya que el hombre tiene el privilegio y la obligación espiritual de hallar el «Camino de la Consciencia».

    Sin embargo, la astrología no ofrece ningún atajo, por ser la integración de cualquier conjunto orgánico un proceso gradual que depende, por una parte, de la intensidad del sentimiento de «orden» y de la realización del «centro» en las diferentes partes del conjunto y, por la otra, de la apropiada disposición del Principio espiritual, conectado con este organismo en evolución, para animar e iluminar los esfuerzos de éste hacia una completa y armónica organización.

    Además, cada factor de la carta astrológica puede contribuir a la integración o a la desintegración personal.

    La carta natal presenta de una forma especial los datos informativos que los psicólogos y los médicos usan en sus terapias. El carácter de esta presentación, sin embargo, arroja una luz nueva sobre las partes componentes, funciones, estímulos y potenciales de la persona individual. Mediante el uso de esta nueva luz, una persona que comprende bien su valor y la forma de manejarla, puede ser más objetivo respecto a sí mismo. Puede plantear gráficamente el curso de su desarrollo orgánico, elaborar la curva de sus poderes vivificantes, y verse a si mismo reducido a la esencia. Bajo la confusión de su experiencia diaria, llega a entrever un patrón de orden. Todas sus tendencias conflictivas se revelan como componentes complementarios de su personalidad integral. Se ve a sí mismo completo, en estructura y función.

    Lo que ve, sin embargo, no es una imagen o retrato gráfico. Es tan sólo un símbolo. La carta natal es sólo un símbolo: el «nombre» de la persona. Pero si aprende a deletrear este «nombre», el individuo puede descubrir -si es sabio- cómo esforzarse, a su manera, hacia una integración real y demostrada día tras día. El astrólogo-psicólogo sólo puede señalarle el camino. Sólo el individuo puede pronunciar el «nombre», símbolo de la conciencia íntegra de uno mismo. Lo pronuncia viviendo plenamente lo que él es, dentro del amplio marco de la sociedad y la humanidad.

    El pronóstico viene como consecuencia de un desarrollo ordenado. Si en el universo existe un orden, entonces se puede predecir cuál va a ser la fase que seguirá a la presente. Si la predicción fuera una ilusión no habría ciencia, ni generalización, ni ley. Al ser la astrología una ciencia, debe, por tanto, incluir la predicción.

    La astronomía es un sistema para predecir los fenómenos celestes. La astrología, sin embargo, no trata sobre la determinación de los fenómenos celestes, sino sobre su interpretación en términos de carácter y conducta humanas. Cuando a un planeta se le da un determinado significado en astrología, este significado está condicionado por los aspectos astronómicos en el sistema solar y por lo que representa en relación a la persona humana (o a la situación que afecta al individuo). Cualquier significado planetario presupone la existencia de personas completas como marco de referencia para tal significado. La astrología trata de la totalidad de la naturaleza humana, según se expresa en un individuo.

    Ningún significado o juicio astrológico se expresa plenamente si no tiene en consideración al ser humano completo. Decir que dos planetas estarán en conjunción en un determinado momento, es astronomía. Añadir que la vida de un hombre, nacido en un determinado momento y lugar, experimentará una crisis en una fecha que puede averiguarse, es una afirmación astrológica. En esta afirmación el punto de partida es «la vida de un hombre». Cualquier predicción que no tome a esta entidad, «la vida de un hombre», como base o marco de referencia es, como mínimo, incompleta. En la mayoría de los casos es desorientadora, en algunos, realmente destructiva. Sólo tiene valor en relación al individuo completo y a lo que contribuye al desarrollo de esta persona, a un nivel u otro.

    La astrología no predice «sucesos» sino sólo fases en el desarrollo de una persona. Cada individuo se desarrolla en unas líneas que en primer lugar son «genéricas», esto es, que son el resultado del simple hecho de que es un ser humano, miembro de este género, homo sapiens, en una época concreta de la evolución de la humanidad. Estas líneas de desarrollo determinan el patrón general del área de vida de cada hombre. Asimismo cada hombre posee unas características bio-psicológicas que determinan su estructura genérica. A este respecto la naturaleza humana, las razas y los individuos producen muchas clases de variaciones. Un hombre es en primer lugar humano, luego blanco, luego americano, californiano, de ascendencia anglofrancesa, metodista, demócrata, etc.; finalmente es un individuo nacido a una determinada hora en lugar específico.

    El libre albedrío es la medida de la capacidad del hombre de ser y actuar como un individuo. El destino es la medida de su dependencia de las normas colectivas y genéricas como estructuras determinantes.

    La astrología trata en primer término de la naturaleza humana en un sentido genérico. Es por esto que, al ser el cliente un ser humano, experimentará de una forma más o menos aproximada el orden conocido de fases del desarrollo humano, y esto le da al astrólogo una base para la predicción. Pero ningún astrólogo deberla quedarse aquí. Debería llegar a definir y comprender la «ecuación individual» de su cliente; la forma en la que el cliente reacciona o puede esperarse que reaccione como individuo ante los básicos puntos clave de su vida.

    Esto sólo puede hacerse considerando la carta natal y su desarrollo en el tiempo como un conjunto. El individuo es el hombre completo, la persona integral. Y nadie puede determinar por adelantado las acciones y reacciones de una persona integral que ha llegado a individualizarse verdaderamente, ya que dicha persona ha llegado a ser libre, dentro de los límites de sus estructuras genéricas.

    La astrología puede definir los límites, pero sólo puede sugerir la libertad. Cada momento de la vida de un individuo es una mezcla de ambos factores.

    http://anafernandezvuono.blogspot.com.ar/search?updated-max=2013-06-16T18:05:00-03:00&max-results=500&start=7&by-date=false
    Volver arriba Ir abajo
    Nemesis
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Nemesis

    Desde : 09/01/2009
    He aportado : 24788

    Astrología: las preguntas más frecuentes Empty
    MensajeTema: La Práctica de la Astrología y la Síntesis Horoscópica   Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimeMar Ene 14 2014, 04:44

    Texto de Stephen Arroyo.


    Para comprender y practicar la astrología de la mejor manera posible, tenemos que poseer una clara filosofía y un sentido más claro de nuestra finalidad. Si no poseemos eso, entonces, evidentemente es muy difícil diferenciar entre ideas, teorías y técnicas. Entonces no tenemos base y, con facilidad, nos hacen salir por innumerables tangentes.

    En primer lugar, tengo que recalcar que no puede sustituírse la captación intuitiva del mapa integral, lo cual equivale a decir, una captación intuitiva de la persona integral. Esto sólo puede desarrollarse con el tiempo, a partir de muchísima experiencia con muchísimas personas y mapas. Sin importar cuántos métodos o mediciones usemos, esta captación intuitiva de la totalidad de un mapa y de una persona sólo podrá provenir del tiempo y de la experiencia. Algunas personas nacen con la aptitud para desarrollar de modo comparativamente rápido esa capacidad; eso no lo negaré. Otras personas necesitan muchos años de práctica consciente y desarrollo personal antes de que (a menudo, muy repentinamente) se asiente una visión totalizadora. Pero, sin importar qué clase de persona seamos, ningún escogido enfoque analítico sobre aislados y específicos factores del mapa podrá reemplazar ni igualar una comprensión de la totalidad de la naturaleza y la pauta energética de un individuo. Y esta comprensión total por lo común puede ocurrir solamente en persona con un cliente, a menos que uno tenga muchísimas dotes psíquicas. Y aunque tuviéramos suficientes dotes psíquicas como para sintonizarnos con una persona la que nunca vimos, tan sólo a través del mapa (como en las “lecturas” que, a vuelta de correo, muchos efectúan), para hacer eso habrá que poner en juego una tremenda cantidad de energía psíquica. Observen esto: no digo que sea imposible lograr a distancia esta comprensión total y sintética de una persona en su mapa. Sin embargo, digo que es mucho más difícil, mucho más agotador, mucho más peligroso y, con frecuencia, más engañoso e inexacto; y poquísimas personas pueden realmente hacerlo bien y con coherente precisión. Muchas personas dedicadas a la astrología son, al menos, poseedoras de cierta sensibilidad psíquica, pero, ¿por qué agotarse? ¿Qué estamos tratando de conseguir? ¿Por qué no tener físicamente presente a la persona, siempre que sea posible, para que ella pueda aportar la energía necesaria mediante un diálogo genuino y minucioso?

    Mientras amontonemos un análisis sobre otro, tratando de conjeturar toda clase de minúsculos pormenores de la vida, y descuidemos la facultad intuitiva, no podremos sintetizar. Más valioso sería –y más útil- prestar atención a las raíces y a la savia del árbol de la vida, que pasarnos todo el tiempo tratando de contar y clasificar cada hoja de ese árbol, el cual es un trabajo que nunca podrá terminarse. Pero si comprendemos respecto de ese árbol sus energías fundamentales, sus necesidades nutritivas, la corriente de su savia y la estructura de sus raíces, entonces, sus hojas se cuidarán solas; las hojas estarán sanas si las raíces y la savia están sanas.

    Por eso recalco siempre los cuatro elementos, que constituyen las energías de la vida, la savia del árbol. Pero la mente humana es tal que puede reunir una cantidad infinita de lindas triquiñuelas para entretenerse y permitir que la mente se felicite por ser tan perspicaz. Sin embargo, la perspicacia nada tiene que ver con la comprensión ni con el hecho de ver el gran cuadro de la vida. En el nivel arquetípico, adviertan cómo Geminis es siempre opuesto a Sagitario: la perspicacia sin contexto, contrastada con sistemas que examinen en gran escala el significado y la creencia. Si tan sólo utilizamos la perspicacia y el análisis, y la disección mental de un mapa, desde luego los métodos, hechos, correlaciones y seudo-hechos resultantes no tienen fin, como todos lo podemos apreciar por la proliferación caótica y sin dirección de “nuevas técnicas” astrológicas en años recientes. Pero proseguir con ese enfoque limitado jamás conducirá por sí solo a una comprensión ni siquiera a descubrimientos útiles.

    Mientras prosigamos atribuyéndole a la astrología más de lo debido, no podremos sintetizar. Mientras sigamos atribuyéndole a la astrología un alcance más vasto de su aplicación que el que ella puede útilmente cumplir, inducimos malos entendidos, desorientamos a nuestros clientes prometiéndoles más de lo que podemos cumplir y prestamos un mal servicio a la grandeza y la potencialidad verdaderas de la astrología. Si en el mapa lo buscamos todo, no podremos sintetizar jamás. Si tratamos de explicarlo todo a través de pormenores astrológicos, olvidamos mirar la vida misma en procura de revelación e inspiración. Sencillamente, tenemos que reconocer que la astrología tiene sus límites, como cualquier herramienta, cualquier invento, cualquier sistema de pensamiento.

    Con cuanta asiduidad seguiremos en nuestra interpretación el camino equivocado si no contamos con la constante prueba de la realidad, consistente en relacionar repetidamente los símbolos con las intenciones, los sentimientos, las necesidades, los temores y los ideales del individuo; en otras palabras, con la vida interior y la experiencia interior de la persona. Si carecemos de esta comprobación de la realidad, efectuaremos toda clase de conjeturas sobre la vida, los valores y las preferencias de la persona, que resultarán erróneas.

    Al tratar de captar la totalidad de una persona con la herramienta astrológica, es preciso concentrarse en los temas mayores del mapa porque reflejan los temas mayores de la vida de la persona. A la hora de lograr una evaluación significativa de los principales problemas de la vida de la persona, el hecho de que en un mapa se pongan demasiados factores hace más difícil discernir entre los temas importantes y los pormenores periféricos. Puesto que, a través del mapa natal podemos racionalizarlo casi todo, y cuanto más es esto así, más puntos, métodos y planetas menores usamos, mi opinión es que deberíamos usar una mínima proporción de factores mayores y confiables a fin de ver con claridad a un cliente y su situación. De lo contrario, proyectaremos confusión sobre el cliente, y no orden.

    Los astrólogos que usan demasiados factores celestes hallarán cada vez más difícil discernir entre lo que es importante y lo que no lo es, Las personas no acuden a los astrólogos para hallar confusión o recoger un millón de pormenores y especulaciones insignificantes; acuden para encontrar en sus vidas un poco de claridad y dirección. Aunque quisieran que les efectuáramos predicciones, ese es el modo que esas personas tienen de pedir claridad.

    Tal como con un microscopio, todos los profesionales de la astrología usan variadas lentes. Según el campo especial de estudio que el individuo tenga, o sea, según lo que tenga que ver, elige ciertas lentes sobre otras, lo cual equivale a decir que se inclina hacia diferentes métodos y sistemas. De allí que a todos los diversos métodos, procedimientos, enfoques, técnicas y puntos de vista podríamos considerarlos meramente como diferentes lentes del macroscopio astrológico. Todos usamos ciertas lentes, y si encontramos que una lente nos ayuda sustancialmente a ver el nivel de realidad que queremos ver, entonces, sin duda, empezamos a valorizarla y seguimos usándola.

    Me parece que los principios fundamentalísimos de la astrología son lentes extremadamente pulidas, finísimas: los signos, los planetas, los significados primarios de las casas, los aspectos mayores, etc. Miles de astrólogos usaron estos factores quién sabe durante cuánto tiempo. Y, mediante observación, comprobación y equivocación, pulieron reiteradamente esas lentes hasta que podemos confiar en la claridad y agudeza que esas lentes pueden revelar.

    Un astrólogo debería, en consecuencia, pulir una lente continuamente durante muchos años antes de pasar a otra. Usemos un sistema solo y quedémonos con él por un tiempo; usemos sólo lo fundamental; usemos un solo sistema de casas por largo tiempo, a menos que empiece a parecernos malo para nuestro trabajo, en cuyo caso deberíamos cambiarlo y usar entonces el nuevo sistema durante largo tiempo. Pero tenemos que pulir esa lente, porque la astrología es un modo de ver, y por esa razón depende tanto de cada profesional y de la personalidad y del nivel de consciencia de éste.

    Lo que queremos es calidad, no cantidad. Tenemos que dominar, en primer lugar, un modo de ver las cosas, y una vez que hayamos hecho eso, entonces no sólo sabremos qué podremos hacer sino también cuáles son sus límites. Tenemos que conocer para qué son adecuadas nuestras herramientas, nuestras lentes, y sobre qué clases de análisis, sobre qué clases de conocimiento y sobre qué niveles de la realidad se enfocan. En otras palabras, es útil y aconsejable definir los parámetros y el alcance dentro de los cuales nuestras lentes particulares son más eficaces y se enfocan con más nitidez y claridad. Definir esto nos ayuda a discernir y ayuda a nuestro cliente a saber si somos la clase de consultor que aquél quiere ver.

    Repito: especialmente en los primeros años de estudios astrológicos, me parece que lo mejor –y sé que algunos de ustedes, que son maestros, han descubierto esto- es usar la cantidad mínima de factores mayores confiables necesarios para que nos permitan ver con claridad a un cliente y su situación. Y luego… seguir a partir de allí.

    Concentrarse en lo que es importante en la naturaleza y la vida de la persona, y en qué clase de persona es ésta. Este es el camino hacia la “síntesis horoscópica”. El mapa natal está realmente sintetizado y plenamente comprendido dentro de cada individuo y dentro de la textura de su vida. Aunque evacuemos una consulta por teléfono de larga distancia, obtengamos primero algunos antecedentes. Preguntemos a la persona qué es lo que quiere, qué la confunde, qué opciones ve y qué decisiones mayores exigen su atención.

    ¡Si los astrólogos se concentran en lo trivial, en realidad están trivializando la astrología!

    http://anafernandezvuono.blogspot.com.ar/search?updated-max=2012-06-06T17:44:00-03:00&max-results=500&start=30&by-date=false
    Volver arriba Ir abajo
    Nemesis
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Nemesis

    Desde : 09/01/2009
    He aportado : 24788

    Astrología: las preguntas más frecuentes Empty
    MensajeTema: Las Energías Básicas de la Astrología   Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimeMar Ene 14 2014, 05:17

    Transcripción del Capítulo 10 del libro “Astrología, Psicología y los Cuatro Elementos”, de Stephen Arroyo.


    Los elementos son en realidad la base misma del Zodíaco y, en consecuencia, de toda la astrología.

    Pueden ser descriptos desde muchos puntos de vista y con grandes pormenores, pero necesariamente dista de ser fácil entender, explicar y ejemplificar qué son, de hecho, no menos que las leyes fundamentales de nuestro sistema solar, si no del universo.

    Se refieren a las fuerzas vitales que constituyen la creación entera que los sentidos físicos pueden percibir. Es por esta razón que, en la antigüedad, al zodíaco se lo mencionaba como “el alma de la naturaleza”. Por ello, los elementos son no sólo la base de la astrología y de todas las ciencias ocultas, sino que abarcan todo lo que normalmente percibimos y experimentamos. Es cierto que los elementos, si se los considera como factores puramente materiales, simbolizan los cuatro estados de la materia descriptos en la física moderna: la tierra es sólida, el agua es líquida, el aire es gaseoso y el fuego es plasma o energía ionizada radiante. También puede decirse que representan las cuatro necesidades primarias de todo organismo avanzado: aire, agua, tierra (alimento) y fuego (calor). Pero esto solo no empieza a revelar el verdadero significado de los elementos.

    RECONOCIMIENTO MUNDIAL DE LOS CUATRO ELEMENTOS

    En el mundo, muchas culturas incluyen a los cuatro elementos en sus tradiciones filosóficas, religiosas y mitológicas. Se los nombra con distintos términos: prana, fuerza vital, chi, y otras. Las características esenciales de esta energía fueron idénticas para todas las culturas, aunque hayan variado los nombres dados a la fuerza primaria y a los elementos mismos.

    En el Tibet, se construyeron enormes estructuras llamadas “stupas” como símbolos gigantescos de la estructura de la creación. La base del stupa era un gran cubo (que representaba a la tierra), sobre el que descansaba una esfera (el agua), y en la parte superior de esa esfera había una estructura espiraloide (el fuego). Luego en la cúspide misma había una media luna (el aire), en la que descansaba una esferita (el “eter”,vocablo que los tibetanos aplicaban a la fuerza primordial de la que fluyen las demás). El stupa representaba la base de la cosmología tibetana y, en consecuencia, a los elementos se los consideraba como las energías fundamentales del cosmos.

    Un concepto similar de los elementos se halla en las sagradas escrituras de la India (como el Bhagavad Gita), y también en la filosofía de la Medicina Ayurvédica india. La filosofía y la acupuntura chinas se fundan en el concepto de los elementos. Como las expresiones tibetana e india de su naturaleza, los chinos hablan de los cinco elementos: “Los cinco elementos: madera, fuego, tierra, metal, agua, abarcan todos los fenómenos de la naturaleza. Es un simbolismo que igualmente se aplica al hombre” (Su Wen). Estos cinco elementos se correlacionan con los cuatro que se usan comúnmente en el mundo occidental, con el agregado del éter. La tradición occidental no menciona habitualmente el quinto elemento, puesto que en realidad es distinto de los otros , de hecho, el origen de los otros cuatro.

    La antigua filosofía griega se basaba también en la doctrina de los elementos, que se equiparaban con las cuatro facultades del hombre: moral (fuego), estética y alma (agua), intelectual (aire) y física (tierra). La Europa medieval y del renacimiento importó la idea de los elementos principalmente de los escritos de Galeno y los correlacionó con los cuatro “humores” que, a su vez, dieron origen a los cuatro temperamentos humanos específicos: colérico (fuego), melancólico (tierra), flemático (agua) y sanguíneo (aire).

    En el Japón encontramos muchos ejemplos de la importancia que se daba a los elementos. Por ejemplo, en un tratado budista zen sobre Bodhidharma escrito en el año 1004 d.C., nuestros cuatro elementos tradicionales son representados por cuatro cualidades que constituyen la creación: luz (fuego), levedad (aire), fluidez (agua) y solidez (tierra).

    Los elementos están intrincadamente entretejidos con la mitología. En el antiguo Sumer, donde la religión abarca todos los aspectos y actividades de la vida, las deidades más importantes guardaban correspondencia con los elementos: Anu, los cielos (aire); Enlil, la tormenta (fuego); Ninhursaga, la tierra y Enki, las aguas.

    Los ejemplos anteriores revelan cómo a los elementos mismos –como al zodíaco- se los consideraba no sólo como una realidad vital de la que los pueblos antiguos tenían que ocuparse, sino también, en realidad, como el fundamento de la realidad misma.

    CLASIFICACION DE LOS ELEMENTOS

    Tradicionalmente, a los elementos se los dividió en dos grupos, considerándose al fuego y al aire como activos y autoexpresivos mientras que a la tierra y al agua se los consideró pasivos, receptivos y autorepresivos. Estos dos grupos son los mismos que las divisiones básicas de la filosofía china: yin (agua y tierra) y yang (aire y fuego). Son también idénticos al concepto griego de las dos expresiones de la energía: apoloniana (fuego y aire, que activan y concientemente forman la vida) y dionisiana (agua y tierra, que representan las fuerzas que se manifiestan más inconciente e instintivamente).

    Esta diferenciación es de gran importancia en un enfoque holístico de los mapas natales. Debo recalcar aquí que ahora nos ocupamos de los principios básicos solamente y que una referencia a agua y tierra, por ejemplo, como “autorepresivo” o “inconciente” de ningún modo indica que las personas cuyos mapas natales tengan muy acentuados estos elementos sean necesariamente limitadas en conocimiento particularmente más “reprimidas” que cualesquiera otras. Estos términos se refieren más al modo de operar de estas energías y al método de autorealización que a una generalización específica que pueda aplicarse al azar a todas las personas de cierta categoría.

    Por ejemplo, los signos de agua y tierra son más autorepresivos que los de fuego y aire en el sentido de que viven más dentro de sí mismos y no se permiten proyectar su energía esencial hacia fuera sin buena cantidad de cautela y previsión. Los signos de fuego y aire son más autoexpresivos, puesto que siempre “están haciendo salir”, derramando sus energías y sustancia vital sin reservas: los signos de fuego mediante acción directa, y los de aire mediante interacción social y expresión verbal.

    EL ELEMENTO FUEGO

    Este elemento se refiere a una energía radiante universal, una energía que es excitable, entusiasta y que, a través de su luz, aporta color al mundo. A este elemento, Carl Jung lo correlacionó con la esencia dinámica de la energía psíquica, la energía que fluye espontáneamente de modo inspirado, automotivado. Se puede equiparar al elemento fuego con la “experiencia centrada en la identidad personal”. Y esto explica por qué las personas con los signos de fuego dominantes en sus mapas son tan autoconcentradas y habitualmente más bien impersonales. Se creen canales de “vida” y no pueden ocultar fácilmente su orgullo acerca de este hecho.

    Los signos de fuego son ejemplo de espíritus elevados, gran fe en sí mismos, entusiasmo, fuerza sin fin y honradez directa. Necesitan mucha libertad a fin de expresarse naturalmente, y por lo común se aseguran ese espacio mediante tenaz insistencia en su punto de vista. Los signos de fuego pueden también dirigir su energía concientemente (aunque no siempre con coherencia) mejor que otros signos. Su voluntad de ser y de expresarse libremente es más bien infantiloide en su simplicidad, cualidad que a veces parece cautivas a los demás, pero que en otras ocasiones parece ofensiva para los más cautos y sensibles.

    Los “defectos” de los signos de fuego se manifiestan raras veces como resultado de malas intenciones, sino más a menudo simplemente a través de falta de control personal y sensibilidad hacia los demás. Aparecen más bien como tozudos, hasta abrumadores en ocasiones, abalanzándose sobre las cosas con tal apresuramiento que sin intención causan destrucción o hieren sentimientos de los demás.

    Los signos de fuego tienden a ser impacientes con las personas más sensibles o amables, especialmente las que son dominantemente agua y tierra. Los signos de fuego creen que el agua los extinguirá y la tierra los ahogará, y a menudo se resienten por ello de la pesadez y el emocionalismo de estos signos. Los signos de aire, por otro lado, apantallan las llamas del fuego suministrando nuevas ideas que la persona del signo de fuego puede activar. Por esta razón al fuego generalmente se lo considera compatible con el aire, pero debe señalarse que los signos de fuego son con frecuencia demasiado ardientes e impacientes para que el delicado sistema nervioso de los signos de aire los tolere largo tiempo. De hecho, aunque los signos de fuego a menudo sean estimulados por los signos de aires, se cansan y aburren fácilmente con observaciones intelectuales que puedan representarse más bien rápidamente.

    EL ELEMENTO AIRE

    Es la energía vital que se asoció con la respiración y con lo que los yoguis llaman “prana”. El reino del aire es el mundo de las ideas arquetípicas detrás del velo del mundo físico, la energía cósmica concretada dentro de las pautas específicas del pensamiento. Se asocia con líneas geométricas de fuerza, que funcionan a través de la mente, la energía que modela las pautas de las cosas venideras. Mientras los signos de fuego se interesan por querer que algo sea, los signos de aire enfocan su energía en ideas específicas que aún no se materializaron y – concentrándose en estas ideas – aseguran que a su tiempo se materialicen. De allí que, aunque a los signos de aire a menudo se los acuse de soñadores sin practiciad, representan un papel en la concreción de la creación en el más amplio nivel social, pues sus ideas pueden a su tiempo entrar en contacto con las vidas de millones de personas.

    Se equipara al aire con “la experiencia en su interés por las relaciones teóricas”. El énfasis sobre la teoría y sobre los conceptos de la vida por parte de las personas de signos de aire conduce a que encuentren el modo más compatible de expresión en el aire, en las palabras y en el pensamiento abstracto. Los signos de aire tienen la aptitud de desapegarse de la experiencia inmediata de la vida diaria, permitiéndose así obtener objetividad, perspectiva y un enfoque racional de todo lo que hacen. Este desapego también les permite trabajar con eficacia con toda clase de personas, pues no creen necesario comprometerse mucho con las preocupaciones o emociones de las demás personas. Los signos de aire son, de hecho, los más sociables de todos en el sentido de que pueden apreciar objetivamente los pensamientos de otras personas sin entrar a considerar si están de acuerdo con ellas.

    Naturalmente, si los signos de aire se ocupan en demasía de sus ideales abstractos y teorías, pueden desequilibrarse mentalmente y entregarse a toda clase de excentricidad y fanatismo. A menudo carecen de emoción profunda y de aceptación de las limitaciones del cuerpo físico. Pueden sobrevalorar la competencia intelectual y rehusar enfrentar el hecho de que las ideas deben ser puestas a prueba para determinar si funcionan, antes de que pueda atribuírseles gran valor. El pensamiento es una fuerza tan dominante en las vidas de los signos de aire que son más fácilmente amenazados si se ignora sus opiniones o se desacredita la calidad de su intelecto. Y por supuesto, los signos de agua y tierra son los que más probablemente desvalorizan las ideas de los signos de aire, pues esas ideas por lo común no resisten la prueba de hondura emocional y practicidad sobre las que agua y tierra insisten. Por su parte, los signos de aire no quieren ser confinados por las limitaciones de la tierra ni desean que su leve libertad se sature de sentimientos y reservas de los signos de agua. Los signos de fuego, por el otro lado, estimulan a los de aire hacia más libertad de expresión y dan a los de aire un sentido de confianza y fuerza que no pueden hallar en nadie más. Aunque los signos de aire admiran a los de fuego de muchos modos, insisten aún en su derecho a pensar las cosas antes de comprometerse, hábito que puede tornarse cada vez más fastidioso para los signos de fuego.

    EL ELEMENTO AGUA

    Los que tienen el elemento agua fuertemente activado en sus mapas natales advierten desde el nacimiento que varios factores intangibles representan un papel mayor en la vida de lo que comúnmente se cree. Los signos de agua están en contacto con sus sentimientos, armonizados con los matices y las sutilezas que muchos otros ni siquiera advierten. El elemento agua representa el reino de la emoción profunda y de las respuestas sentimentales, abarcando desde pasiones compulsivas hasta miedos abrumadores, y una aceptación y un amor omniabarcantes de la creación. Puesto que los sentimientos, por su naturaleza misma, son parcialmente inconcientes, los signos de agua están simultáneamente al tanto del poder de la mente inconciente y ellos mismos son inconcientes de mucho de lo que realmente los motiva. Cuando están armonizados con las dimensiones más profundas de la vida con plena conciencia, son los signos más intuitivos y psíquicamente sensitivos. En ese caso, los signos de agua están en contacto con la unidad de toda la creación y son capaces de ayudar a los demás por medio de una sensibilidad empática hacia los sentimientos de los semejantes. Sin embargo, cuando no están plenamente al tanto de sus propios sentimientos, se encuentran acuciados por deseos compulsivos, miedos irracionales y gran supersensibilidad ante la más leve amenaza.

    Los signos de agua, como la naturaleza del agua misma, no tienen solidez o forma propia. Por ello son más felices cuado su fluidez se encauza y recibe forma de otro, particularmente de los signos de tierra que tienen la solidez en la que el agua puede confiar y apoyarse. Los signos de agua tienden a no gustar de los jactanciosos o de las personalidades fuertes, como los signos de aire y fuego. Se sienten muy cómodos con quienes sean más bien reservados y reprimidos, lo cual les brinda una mayor sensación de protección y seguridad. Esta cualidad reservada de los signos de agua, de paso, es más bien engañosa; pues, aunque estén calmos por fuera, constantemente hay tormentas que se preparan en niveles más hondos y ocultas napas que pueden arrastrarlos hacia abajo. De hecho, los signos de agua pueden ser a veces sensacionalistas, pues inconcientemente cultivan tormentas y agitaciones emocionales si sus vidas se vuelven demasiado monótonas.

    La sensibilidad de los signos de agua es tan grande y tan pronunciada su vulnerabilidad que, si las reacciones emocionales no se controlan y encauzan apropiadamente, eso puede llegar a un estado de inestabilidad emocional y una predisposición a ser demasiado fácilmente influidos por el más leve viento que sople. La sensibilidad de los signos de agua no debe considerarse debilidad sin embargo, pues el agua tiene gran fuerza y poder penetrante durante un largo período, especialmente cuando se encauza de modo concentrado. Un hermoso ejemplo de la potencia de este elemento lo expresa un erudito del siglo XI: “De todos los elementos, el Sabio debe considerar al agua como su preceptor. El Agua cede pero lo vence todo. El Agua extingue al Fuego o, hallándose a punto de ser derrotada, huye como vapor y se reforma. El Agua lava a la Tierra landa o, al enfrentar a las rocas, procura dar un giro… Satura la atmósfera para que el Viento muera. El Agua cede ante los obstáculos con engañosa humildad, pues ningún poder puede impedirle que siga el destino que se propuso hacia el mar. El Agua vence cediendo; nunca ataca, pero gana siempre la última batalla”. (de The Wheel of Life, página 78, de John Blofled).

    Por último, el elemento agua corresponde al proceso de ganar conciencia a través de una comprensión lenta pero segura de los más hondos anhelos del alma. Los signos de agua conocen instintivamente que deben protegerse de influencias externas a fin de asegurarse la calma interior necesaria para la reflexión profunda y la sutileza de la percepción. La comprensión de la naturaleza verdadera de sus emociones y anhelos es un proceso lento y a menudo doloroso, pero en la medida en que quieran enfrentar sus verdaderas motivaciones, tienen la seguridad de acrecentar el contento interior con el curso de los años.


    EL ELEMENTO TIERRA

    Una armonización de este elemento indica que el individuo está en contacto con los sentidos físicos y la realidad de aquí y ahora del mundo material. Los signos de tierra tienden a confiar más en sus sentidos y su razón práctica que en las inspiraciones, consideraciones teóricas o intuiciones de los demás signos. Están armonizados con el mundo de las “formas” que los sentidos y la mente práctica consideran como reales, y su comprensión innata de cómo el mundo material funciona da a los signos de tierra más paciencia y autodisciplina que los demás signos. Raras veces hay que decirles cómo adecuarse al mundo de ganarse la vida, proveer a las necesidades básicas y persistir hasta alcanzar una meta. Todas estas cualidades le llegan naturalmente a los del elemento tierra.

    Aunque el elemento tierra es uno de los elementos pasivos o “receptivos”, este elemento, como el agua, tiene fuerza de resistencia y persistencia que permite que los signos de tierra siempre tengan cuidado de sí mismos. Aunque no sean particularmente afirmativos, se manifiestan cuando “lo de ellos” está en peligro o está amenazada su seguridad. Y debido a su eficiencia, son aptos no sólo para manifestarse sino también para actuar de modos más bien concretos para asegurarse de que aquello por lo cual trabajaron no se los quiten. El elemento tierra tiende a ser cauto, premeditado, más bien convencional, e insólitamente confiable. Por lo general, son recelosos o dubitativos respecto de personas más vivaces o mentalmente ágiles, y reaccionan ante los signos de aire con algún grado de reserva, aunque éstos algo les fascinen. No obstante, creen que los signos de aire se van por las nubes, jugando infantilmente con esquemas que no son prácticos ni funcionales. Creen que los signos de fuego quemarán la tierra, alborotando la vida con demasiada prisa y violencia como para confiar en ellos. Los signos de agua, por el otro lado, comparten sus cualidades de adquisitividad, retentividad y autoprotectividad. Por ello la tierra cree que el agua la refrescará y le permitirá dar a luz más productividad aún.

    La armonización misma que a los signos de tierra les suministra poder y sus aptitudes especiales pueden ser también la fuente de sus máximos defectos. El comprometerse con el mundo práctico puede limitar a menudo su imaginación si confían demasiado en las cosas como son o parecen ser. Esto puede llevar a una perspectiva estrecha, a una afición a la rutina y al orden, y a una falta total de aptitud para ocuparse de los reinos abstractos y teóricos de la actividad. Más que nada más, los signos de tierra necesitan franquearse a la realidad del mundo invisible y comprometerse en ideales específicos como guías de su actividad.

    http://anafernandezvuono.blogspot.com.ar/search?updated-max=2011-07-03T19:55:00-03:00&max-results=500&start=53&by-date=false
    Volver arriba Ir abajo
    Hondero 3.0
    maestr@
    maestr@
    avatar

    Desde : 31/01/2011
    He aportado : 8175

    Astrología: las preguntas más frecuentes Empty
    MensajeTema: 8 consejos para aprender Astrología   Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimeSáb Mar 15 2014, 19:44

    8 consejos para aprender Astrología

    En el aprendizaje de la Astrología, me he dado cuenta de la importancia de llevar a la práctica estos 8 consejos: te dan seguridad y mejor comprensión.


    Aprender Astrología y saber interpretar una Carta Natal no parece fácil. Mucha información, muchos planetas, muchas líneas de colores… Smile Pero si seguimos los siguientes 8 consejos veremos que aprender Astrología es mucho más fácil de lo que uno puede imaginarse.

    Astrología: las preguntas más frecuentes Astrologia-psicologia-cn

    Astrología Carta Natal

    Además, quien emprende el camino de aprender Astrología comprueba que lo que le aporta día a día compensa con creces cualquier esfuerzo. A nivel personal, la Astrología no sólo se ha convertido en mi profesión, sino que también me ha aportado una comprensión más amplia y profunda de la vida y de los demás.

    Ahora, veamos los 8 consejos que conviene tener en cuenta para aprender Astrología:

    1. Observa y estudia tu Carta Natal

    Nuestra propia Carta Natal debe ser siempre nuestro primer espejo para estudiar y “comprobar” interpretaciones de rasgos astrológicos.

    Observar tu Carta Natal tiene 2 principales propósitos:

    Comprender el significado astrológico del tal aspecto, tal planeta en tal signo y casa, etc.

    Detenerte en la observación de ti mismo. Estudiar la Astrología es un verdadero Autodescubrimiento: te vas descubriendo, te vas viendo poco a poco, te vas reconociendo en lo que eres…

    La Carta Natal propia debe ser la eterna una compañera de viaje de tu vida.

    2. Recopila Cartas Natales de personas cercanas

    Los hermanos, la pareja, los hijos, los padres, los amigos… son personas que conocemos —más o menos—, o que al menos sabemos de sus conductas o maneras de pensar y actuar. ¡Sus Cartas son oro para nuestro aprendizaje!
    ¿Dónde se verá el carácter impulsivo de mamá? ¿Tendrá su Luna en signo de Fuego? ¿Cómo se reflejará en su Carta Natal el afán por aprender de mi hijo? Será Mercurio, será Casa 3?

    También te pueden servir personas famosas como la Carta Natal de Leo Messi, la Carta Natal de Michael Jackson, Carta Natal de Adolf Hitler, etc. En Astrotheme y Astrodatabank dispones de excelentes bases de datos astrológicas.

    3. Anota en un cuaderno tus descubrimientos

    Un cuaderno o un documento de texto debemos tener siempre a mano. Allí anotaremos todos los descubrimientos que podemos ir percibiendo, más allá de las descripciones de los libros.

    Un ejemplo podría ser… “El Ascendente muestra la forma de ser natural, mientras el Sol es la forma que yo quiero ser…” ¡Cuántas anotaciones de estas habré acumulado a lo largo de los años! Creo que es importante recopilar lo que uno va dándose cuenta.

    4. Acompáñate de buenos libros de Astrología

    Libros de Astrología hay miles en elmercado, pero buenos hay sólo unas pocas decenas. Acompáñate de los libros que realmente merecen la pena. ¿Y cuáles son esos libros? En general, los buenos libros son los que están escritos por reconocidos astrólogos.

    A continuación pongo una pequeña lista de autores de prestigio con enfoque psicoastrólogico que han editado libros: Howard Sasportas, Liz Green, Eugenio Carutti, Bruno Huber, Michael Alexander Huber, Stephen Arroyo, Alexander Ruperti, Dane Rudhyar, Richard Idemon, etc.

    Astrología: las preguntas más frecuentes Mandala_astrologia

    5. ¡Disfruta!


    Sólo aprendemos cuando disfrutamos. No se trata de estudiar, se trata de aprender, y el aprendizaje real se realiza con el niño que llevamos dentro. Es decir, tenemos que disfrutar mientras estudiamos Astrología para aprender e integrar esta herramienta.
    No debemos perder la maravillosa experiencia de sorprenderse mientras aprendemos Astrología.
    mandala_astrologia

    6. Duda e investiga

    Dudar es una cualidad del sabio. No tenemos la posesión de la verdad. Dudar nos hace estar permeables a otras opciones, y en esa incesante búsqueda (la carta del Ermitaño en el Tarot) vamos encontrando lo que más se aproxima a la verdad.

    Como aprendices de astrólogos, debemos tener siempre despierto el ermitaño, la cualidad de dudar e investigar, la curiosidad. Estar vivos y despiertos.

    7. Realiza un Curso de Astrología

    Los astrólogos debemos ser autodidactas. Creo que para aprender Astrología tenemos que ser investigadores, lectores, preguntadores, comprobadores… Pero también creo indispensable aprender de los que realmente saben. Uno sólo puede irse creando ideas erróneas de los planetas, casas, signos, por no hablar de cosas más complejas como el ascendente, la revolución solar o la sinastría.

    Realizar un Curso de Astrología e interpretación impartido por un astrólogo profesional y reconocido es necesario para estructurar toda la materia didáctica y aprender a detectar lo relevante de cada Carta Natal. Es más, mi consejo es hacer varios —si es posible— a lo largo de los años. No te quedes en un sólo enfoque. ¡Todos te aportarán algo!

    Y primero piensa en un curso presencial, luego en cursos a distancia.

    8. Pregunta a Astrólogos

    Gracias a Internet hoy día es más fácil intercambiar conocimientos. Para aprender Astrología es bueno que preguntes a Astrólogos, a ser posible, profesionales.

    En la red hay foros y blogs donde puedes preguntar. En Sermasyo puedes insertar tus comentarios en los artículos. También dispones de un consultorio, además de los Cursos presenciales y a distancia. La visión del experto siempre ayudará a aclarar tus dudas.

    Fuente: http://sermasyo.es/8-consejos-para-aprender-astrologia/


    O
    Volver arriba Ir abajo
    Hondero 3.0
    maestr@
    maestr@
    avatar

    Desde : 31/01/2011
    He aportado : 8175

    Astrología: las preguntas más frecuentes Empty
    MensajeTema: ¿Para qué sirve aprender Astrología? ¿Es útil?   Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimeSáb Mar 15 2014, 19:49

    ¿Para qué sirve aprender Astrología? ¿Es útil?

    ¿Qué utilidad tiene la Astrología realmente? ¿De qué me sirve a mí aprender Astrología e interpretar una Carta Natal? ¿Útil hablar de planetas?


    La Astrología puede sonarte algo abstracto, lejano, extraño… si apenas te has acercado a ella. Que te hablen de planetas y signos del zodiaco puede parecerte hasta ridículo.

    Bajemos a la Tierra y hagamos una pregunta práctica. ¿Para qué sirve la Astrología? ¿Qué provecho puedo obtener de un curso de Astrología? “Es que si no tiene utilidad, no me interesa, gracias.” Smile

    Déjame decirte primero que la Astrología es un lenguaje. Es decir, aprender Astrología es aprender un nuevo lenguaje. Este lenguaje está hecho de símbolos que representan energías vivas, y las energías están, existen, aunque algunas no las veamos.

    Imagínate que sólo has vivido en tu pueblo, en una aldea pequeña. Sólo conoces las casas de allí, las costumbres de ese lugar, el olor, el paisaje. ¿Qué sucede cuando sales del pueblo y te vas por ejemplo a otro país? ¡Aparece un nuevo mundo! Viajar y conocer nuevas fronteras abre nuestra mente, se amplía nuestra conciencia.

    Aprender Astrología amplifica tu visión y modifica tu mirada

    Aparte de aprender hoy que salir de ese lugar reducido está en relación con tu energía de Júpiter, esa experiencia es similar a la que se produce cuando indagamos en los terrenos de la Astrología. Aprender Astrología es ampliar nuestra visión. La Astrología, a través de la herramienta base que es la Carta Natal, te aporta comprensión y sentido a todo lo que antes era imposible comprender.

    ¿Por qué soy así y mi hermana es asá?
    ¿Para qué estoy viviendo lo que estoy viviendo?
    ¿Cómo puedo afrontar esta temática que se repite en mi vida?

    La respuesta a estas 3 preguntas están en tu Carta Natal, con lo que la Astrología se convierte en una herramienta que te explica (1), te da sentido (2) y te da soluciones (3).

    ¿Cómo lo ves? ¿No te parece poco útil? Aprender Astrología es como comprarte unos prismáticos: ves más lejos. Y también es como comprarte un microscopio: ves más de cerca. Ampliar la visión produce un efecto instantáneo que es modificar tu mirada, tu enfoque de vida.

    Realmente, entender la Astrología te obliga a salir de la mente, pues si no es así, es imposible llegar a “tocarla”. Por eso la Astrología se convierte en una herramienta de desarrollo personal y transpersonal.

    De veras, te animo encarecidamente a que aprendas Astrología. Y si ya tienes conocimientos que profundices. Cuanto más estudias y lo vives, más aprendes y comprendes.

    Personalmente, aprender Astrología me transformó la vida, me dio una nueva luz. Además se ha convertido en mi profesión y a través de ella oriento a los demás. Tú también puedes hacerlo si aprendes Astrología.

    Fuente: http://sermasyo.es/para-que-sirve-aprender-astrologia/


    O
    Volver arriba Ir abajo
    Hondero 3.0
    maestr@
    maestr@
    avatar

    Desde : 31/01/2011
    He aportado : 8175

    Astrología: las preguntas más frecuentes Empty
    MensajeTema: Astrología: las preguntas más frecuentes   Astrología: las preguntas más frecuentes Icon_minitimeSáb Mar 15 2014, 19:53

    Astrología: las preguntas más frecuentes

    Estas son algunas de las preguntas y dudas más frecuentes y habituales que solemos hacernos cuando nos acercamos a la Astrología y a la Carta Natal.


    Astrología: las preguntas más frecuentes Cartanatalinterpretacion

    Carta Natal

    ¿La Astrología determina?

    La Astrología no es determinista. Eso de que va a pasar tal cosa el día D, o que tú vas a tener conflictos con la autoridad toda la vida, es simplemente falso, erróneo y anticuado.

    El ser humano no es capaz de controlar el futuro (¿todavía tenemos tanto ego que creemos que el Sol gira en torno a la Tierra?) + El ser humano tiene la capacidad de hacer Desarrollo Personal y aprender a afrontar las problemáticas que debe vivir.

    ¿La Carta Natal cambia?

    La Carta Natal no cambia pues está determinada por el momento y lugar en el que nacemos. La clave está en que somos cada uno de nosotros quienes activamos, manejamos, bloqueamos nuestra energía, la cual está expresada en la Carta.

    Mi Mapa Natal refleja la energía potencial que hay en mí, pero en mi mano está hacer que esa energía fluya o no, y depende de mí el cómo dirigir esa energía. Más info en ¿La Carta Natal cambia?.

    ¿Si 2 personas han nacido en el mismo lugar y hora quiere decir que son personas iguales?

    No, por supuesto que no. ¿El entorno de esas personas son el mismo? No, por tanto desarrollan cosas diferentes de sus cartas. Y aún teniendo entorno similar, las experiencias que viven van a ser diferentes. Y por si no fuera poco, la toma de conciencia e integración de esas experiencias es diferente.
    Volvemos al punto anterior. La Astrología no determina. Más info en Personas que nacen en mismo lugar y hora ¿son iguales?.

    ¿Qué función tiene el Astrólogo?

    Un Astrólogo Psicológico y Transpersonal te ayuda a darte cuenta qué potencial tienes y cómo desarrollarlo. También es capaz de orientarte en el sentido de que aporta un significado amplio a las experiencias que tienes en la vida.
    Un Astrólogo Transpersonal te guía en el Autoconocimiento y Desarrollo Personal. Es realmente un Coach o Terapeuta que se vale de la herramienta-tesoro de tu Carta Natal.

    Lo que hace un buen Astrólogo es acompañarte, hacer que veas, no te predice y, por tanto, no condiciona.

    ¿Un software puede interpretar mi Carta Natal?

    Seré contundente: desconfía de las interpretaciones automáticas de los software. Las máquinas no pueden interpretar adecuadamente una Carta Natal porque no son capaces de vincular la información existente en ella.

    Un ordenador/computadora solamente reproduce una información que tiene metida en su memoria (Mercurio en Libra: tal tal tal. Ascendente Sagitario: tal tal tal) con lo que encontrarás muchas contradicciones si lees alguno de sus informes. Por tanto, sirven de muy poco.

    Sólo un astrólogo profesional y con experiencia puede comprender y hacerte comprender tu psicología, personalidad, motivaciones o las soluciones a tus conflictos internos y externos.

    ¿Qué son los Planetas maléficos?

    Comol! No existen planetas maléficos ni nada de eso, eso para el siglo pasado!
    Los planetas tienen su función. Que no te guste su función no quiere decir que sean malos, que no te guste su función no quiere decir que deban tener esa función, que no te guste esa función no da lugar a decir “Qué injusto lo que me ha pasado”.

    Posiciónate en otro lugar y sal del victimismo, que tienes más poder personal del que crees Wink

    Dibujo mi Carta Natal en Sermasyo y las casas salen diferentes
    Existen varios sistemas de casas. Tal vez dibujaste tu Carta en el sistema Placidus u otro sistema y por eso no coincide con la Carta Natal Gratis de Sermasyo, que es el sistema Koch, un sistema más afín a la Astrología Psicológica.

    ¿Qué signos son compatibilidad con Géminis?

    La compatibilidad es algo que vende mucho, pero que para la Astrología Psicológica y Transpersonal no es relevante. La nueva Astrología redefine el término compatibilidad y afirma que “Atraemos quien nos corresponde en este momento”.

    De todas formas, si quieres conocer lo que se llama compatibilidad de elementos, lee ¿Qué signo sería el de mi pareja ideal?.

    ¿Se puede saber el signo de quien va a ser mi pareja?

    Antes de responder a esta persona suelo hacer una pregunta ¿Para qué? ¿Para qué quieres saber el signo de quién va a ser tu pareja? Si tu elección de amores depende del signo solar de la persona con quien estés… No sé, yo me pensaría qué estoy haciendo.

    Cualquier signo puede ser tu pareja, y con cualquier signo puedes evolucionar como persona. Todos los signos están en ti, en tu Carta Natal.

    ¿Puedo modificar todo lo negativo de mi Carta Natal?

    La pregunta parte de que hay algo negativo en la Carta Natal, y esto es una premisa errónea! La Carta Natal es perfecta, eres tú, todo tú, con todo tu potencial. La cosa está en aprender a manejar ese potencial adecuadamente.
    Por tanto, no se trata de modificar, sino de integrar todo lo que eres positivamente, es decir, de “ser más yo”, de que no haya partes en ti que rechacen a otras. Los conflictos y tensiones son las resistencias psíquicas que ponemos a lo que es nuestra energía.

    Más info en ¿Puedo modificar lo negativo de mi Carta Natal?.

    ¿Puede decirme algo malo la Carta Natal? Tengo miedo…
    No es extraño encontrarse con personas que tienen miedo a la Astrología. Es el miedo humano a encontrarse a sí mismos, a descubrir algo de uno mismo a lo que no estamos aún preparados.

    El Astrólogo Transpersonal no predice ningún augurio porque está centrado en el presente, y hacia él te lleva. El te hace ver que todo lo que eres son cualidades positivas. Sus frases no son lapidarias ni te van a condicionar ni predice un destino inevitable.

    La única manera de superar el miedo es afrontándolo, en este caso, acercarte a la Astrología. ¿Quién dijo miedo? Very Happy

    No sé para qué puede servir un Estudio Astrológico de mi Carta Natal
    Igual que un médico te escanea el cuerpo para ver cómo estás de salud y orientarte mejor, igual que un psicoterapeuta vislumbra tus comportamientos y actitudes para ayudarte a solventar tus problemas, el Astrólogo percibe tus posicionamientos psicológicos y te indica cómo hacer fluir tu energía.

    El Estudio de tu Carta Natal te ayuda a conocerte, comprender y despertar!
    ¿Puedo ser Astrólogo?

    Todas las personas tienen la capacidad de ser Astrólogos. Sólo se requiere tener sincero interés por aprender una herramienta que, a cambio de transformar tu modo de pensar habitual, te da comprensión, paz y felicidad.
    Siendo Astrólogo ayudas a más personas a conocerse y ser más felices. Nos ha tocado vivir en un mundo agitado que necesita mucha comprensión y amor.

    Pero para eso hay que comenzar por uno mismo.

    Fuente: http://sermasyo.es/astrologia-las-preguntas-mas-frecuentes/


    O
    Volver arriba Ir abajo
     
    Astrología: las preguntas más frecuentes
    Volver arriba 
    Página 1 de 1.

    Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
    Amarres de Amor con Magia Blanca :: MAGIA BLANCA, ENERGÍAS, PARANORMAL :: ARTES ADIVINATORIAS-
    Cambiar a: