Amarres de Amor, Hechizos, recuperación de pareja
 
ÍndiceBuscarPublicacionesFAQRegistrarseConectarse
Últimos temas
» los ,,otros, españoles en Rusia
por gerundio Ayer a las 11:32

» Adivinación por litomancia
por gerundio Ayer a las 09:42

» La conspiración en la muerte de Lorca
por gerundio Miér Mar 20 2019, 18:01

» NO SEAS CORRIENTE
por javi Miér Mar 20 2019, 16:31

» Cuando los emús declararan guerra a Australia et d,otras guerras desconocidas
por gerundio Miér Mar 20 2019, 12:00

» La muerte de Stalin ...gran conspiración
por gerundio Mar Mar 19 2019, 18:08

» La pirámide de la Antártida .- ¿ ficción o verdad ?
por gerundio Mar Mar 19 2019, 12:41

» Barrabás ¿ el definitivo estudio ? teoría Alvarez Valdés
por gerundio Lun Mar 18 2019, 17:09

» Invocaciones, según Hermas et otros
por gerundio Lun Mar 18 2019, 13:00

» Rancho Alien .- invasiòn ebe....lugar de terror ....
por gerundio Dom Mar 17 2019, 18:30

» Cruces malditas......el diablo tras la cruz ...como lo evitar
por gerundio Dom Mar 17 2019, 12:49

» La peña de Francia y sus espantos ... contatco con otros mundos
por gerundio Sáb Mar 16 2019, 17:05

Anuncios

    No hay anuncios disponibles.


    Comparte | 
     

     Que parezca imposible, no significa que lo sea

    Ir abajo 
    AutorMensaje
    Hondero 3.0
    maestr@
    maestr@
    avatar

    Desde : 31/01/2011
    He aportado : 8175

    MensajeTema: Que parezca imposible, no significa que lo sea   Vie Sep 05 2014, 10:27

    Que parezca imposible, no significa que lo sea

    ¿Te has dado cuenta de lo importante que es tu mirada, tu opinión, tu forma de ver las cosas? Cuando ves que algo es imposible, quizá no lo sea, pero al verlo así, tú lo conviertes en un obstáculo. Pero hay una solución, ¿te gustaría conocerla?

    Este verano he leído el libro de Cristian Jacq, titulado El último sueño de Cleopatra (Planeta), y mientras disfrutaba de sus maravillosas escenas, pensaba en lo difícil que fue para aquella mujer, de tan sólo veinte años, creer que reinar en Egipto era posible. No fue sencillo, las circunstancias estaban completamente en contra. Un pueblo que no la quería ni confiaba en ella, por venir de una dinastía de griegos que se habían apoderado de Egipto, gracias a Alejandro Magno; unos antepasados reales de los que cualquier egipcio renegaba, debido a su mal gobierno y a su egoísmo; y además, el enfrentamiento continuo entre su hermano Ptolomeo XIII, su hermana Arsínoe, y ella misma, por el gobierno del país. Y a todo esto, hubo que sumarle la aparición de Roma que, como siempre, llegó a Egipto con las pretensiones de servirse del país para enriquecer su imperio. Y sin embargo, allí estaba ella, con tan poca edad, convenciendo a un adulto, temido y odiado, como Julio César, de que su sueño era posible y realizable. Y no sólo le convenció, sino que además consiguió su confianza ciega y le demostró que podía reinar en Egipto y ser un aliado de Roma sin perder la dignidad, como le había ocurrido a otras civilizaciones antiguas y con una gran historia, anterior a César y a sus pretensiones de conquistar el mundo.

    ¿Podríamos imaginar peores circunstancias para una persona que nace mujer, en un mundo en el que sólo los hombres tenían derechos, con tan poca edad y con tantos obstáculos en su contra? Pero la historia nos dice que lo logró. Y en la novela de Jacq, he aprendido lo difícil y complicado que fue alcanzar su sueño, que parecía del todo imposible.

    Por eso, a veces me pregunto si es nuestra mirada la que hace que algo sea posible o imposible, porque, el hecho de que un sueño parezca irrealizable, no significa que tenga que serlo. Quiero decir que, en ocasiones, no sólo no estamos preparados para mirar y creer, sino que además, nuestra forma de ver entorpece la posibilidad de convertir nuestro sueño en realidad.

    Quizá tengas un sueño tan alto y difícil de alcanzar como el que tuvo Cleopatra, o quizá se trata sólo de conseguir algo pequeño, pero muy importante para ti. Sea lo que sea, la forma de hacerlo realidad no es permitiendo que tus ojos te digan si puede ser o no. Mirar con los ojos un sueño es un error, porque a veces la realidad y las circunstancias, nada favorables, nos ciegan hasta el punto de cegarnos también el corazón. Por eso, no uses los ojos para mirar tu sueño, usa el único órgano capaz de ver más allá de las apariencias, de esa realidad que te parece tangible, esa que puedes tocar, oír, oler y saborear. Ese órgano capaz de todo es el corazón y es lo único que te hará ver por encima de lo que parece ser, por encima de las voces que intentan silenciar las posibilidades, y por encima de lo que tú veas en cada momento. Si miras con tu corazón, él te guiará hacia tu próximo paso y entraras en el camino correcto hacia la meta.

    Así que, la próxima vez que mires tu sueño y te parezca imposible, cierra los ojos, respira, imagínalo cumplido y deja que tu corazón te guíe. No necesitas hacer nada más, tan sólo ver con la mirada del corazón. ¿Y ahora, crees que tu sueño es posible?

    “Todas las cosas son imposibles, mientras lo parecen”, Concepción Arenal.

    Fuente: http://www.piensaesgratis.com/escribir-es-vivir/que-parezca-imposible-no-significa-que-lo-sea
    Volver arriba Ir abajo
     
    Que parezca imposible, no significa que lo sea
    Volver arriba 
    Página 1 de 1.

    Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
    Amarres de Amor con Magia Blanca :: AUTOAYUDA, MOTIVACIÓN, LEY DE ATRACCIÓN, RELACIONES :: SUPERACION PERSONAL, AUTOAYUDA Y LEY DE ATRACCIÓN-
    Cambiar a: