Amarres de Amor, Hechizos, recuperación de pareja
 
ÍndiceBuscarPublicacionesFAQRegistrarseConectarse
Últimos temas
» Acido hunor rojo...chistes que pudieren costar muy caros en la soviético paraíso ...si
por gerundio Hoy a las 12:50

» Fausto...barco fantasma español de terribles manifestaciones
por gerundio Ayer a las 16:35

» La conspiraciòn de la Crisis de Octubre del Catibe
por gerundio Ayer a las 12:51

» Los submarinos rusos ...y sus misterios .....
por gerundio Sáb Mar 23 2019, 17:45

» La colonia de Roanoke ......misterio nunca aclarado
por gerundio Sáb Mar 23 2019, 12:58

» Cisco de Barcarrota ,, el desaparecido ,, et d,otras historias
por gerundio Vie Mar 22 2019, 17:30

» Adivinaciòn por peces
por gerundio Vie Mar 22 2019, 12:23

» los ,,otros, españoles en Rusia
por gerundio Jue Mar 21 2019, 11:32

» Adivinación por litomancia
por gerundio Jue Mar 21 2019, 09:42

» La conspiración en la muerte de Lorca
por gerundio Miér Mar 20 2019, 18:01

» NO SEAS CORRIENTE
por javi Miér Mar 20 2019, 16:31

» Cuando los emús declararan guerra a Australia et d,otras guerras desconocidas
por gerundio Miér Mar 20 2019, 12:00

Anuncios

    No hay anuncios disponibles.


    Comparte | 
     

     No dejes de utilizar la simpatía y el mundo te sonreirá

    Ir abajo 
    AutorMensaje
    Guerrero de Luz
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Guerrero de Luz

    Desde : 06/12/2008
    He aportado : 4682

    MensajeTema: No dejes de utilizar la simpatía y el mundo te sonreirá   Miér Oct 07 2015, 23:21

    El segundo de los temas básicos que puse el otro día en la mesa para conseguir éxito en nuestras relaciones personales de aproximación primera fue la simpatía, que es un valor seguro en cualquier caso cuando nos referimos al trato con nuestros semejantes. Ser simpático consiste en irradiar, vía una mirada cómplice y una sonrisa sincera, un estado interior de agradecimiento constante por la vida. Este punto no se puede disimular: o se tiene o no se tiene, por tanto debe entrenarse la capacidad de ser consciente de todo lo que uno posee y por lo que debe estar más que contento, feliz diría yo, para disponer de una fuente perenne de simpatía que le haga aparecer a los ojos del de enfrente como alguien receptivo y, al tiempo, con ganas de dar.
       Suele confundirse a veces la simpatía con la cortesía, que es el mínimo aceptable y que se puede esperar de personas con las que haya intereses de por medio en una primera cita, pero advierto que no es lo mismo ni consiguen idénticos fines. La cortesía es un ámbito más protocolario que abunda en beneficios y detalles para la colectividad porque, se quiera o no, se han ido sus puntos imponiendo con el paso del tiempo y la experiencia, razones por las que se trata de una disciplina que se debe estudiar o, al menos, aprender. Por ejemplo, veo últimamente que en un edificio administrativo, por mencionar un caso, a la hora de hacer cola de espera para ser atendido, ningún joven cede una de las pocas plazas de asiento que existen en la sala donde la gente espera su turno a las personas mayores o a las mujeres en estado avanzado de gestación. No se ha trasladado este código de comportamiento como necesario, tristemente, ya que no se ha considerado en las últimas décadas de importancia en la formación. Si alguna vez se les ocurriera hacerlo, se verían recompensados por un agradecimiento maravilloso, ya que a esas personas les hace mucha más falta sentarse que a otros cuyo organismo está en perfecta forma, ¿o no? Para mí, es de cajón.
       A pesar de ser cosas diferentes, me atrevería a decir que actualmente ya queda en manos de la simpatía, también, todo lo que antes se daba por supuesto con la educación estándar y, por tanto, aún es más importante no dejar de buscar las condiciones idóneas para que ésta brote de nuestro rostro y nuestro espíritu en todo momento, en los más sociales y en los más íntimos. Os recuerdo que dichas condiciones radican en un sincero y profundo estado de conformidad con lo que somos, con lo que hacemos y con lo que buscamos. Al desparpajo de la simpatía natural que afortunadamente tienen tantísimas personas, que es un don maravilloso, me gustaría añadir esa fuerza, ese gran poder que está al alcance de todos y que, basado en esas premisas de estudio personal que he mencionado, nos hace sonreír al mundo gracias a la consciencia de la maravillosa fortuna que se tiene simplemente por vivir y no para conseguir, hipócritamente, que el mundo nos sonría a nosotros sin cesar. Y se trata de un tema en verdad relevante.
       El sistema nervioso simpático es aquél que se encarga de las funciones periféricas “voluntarias”, es el que regula nuestras sensaciones de frío o calor, el que controla  nuestros niveles homeostáticos y el que nos prepara para la acción, como se suele decir, acelerando el ritmo cardiaco o reduciendo la cantidad de saliva ante situaciones de estrés, todo y que se encuentra dentro del sistema nervioso autónomo, es decir, no lo controlamos. A pesar de ello y por ello, a mí me gusta traer a colación estos datos porque pienso que la simpatía verdaderamente potente a la que me refería antes, no hace necesarios todos esos mecanismos corporales porque destruye la inestabilidad y, por tanto, la sensación de estrés coyuntural en un encuentro entre personas. Casi más bien se debería llamar “parasimpatía”, jajajaja…, por seguir con el símil biológico.
       Como dije antes, la simpatía natural es un complemento maravilloso que se puede tener o no, pero estamos capacitados para generar una simpatía personal inmediatamente detectable por los de enfrente gracias a tener y tenernos en consideración, en sana estima, por  cuanto la situación que sea venga avalada por nuestra plenitud y tranquilidad, tan simpáticas para los demás, tan desarmadoras y tan creadoras de afinidad. Ahí radicaría yo el secreto de la simpatía conectiva, no de la conductual, en el saberse cómodo con la piel de uno mismo. Y si no se consigue, que es la base de toda la superación personal del mundo, algo fallará. Constantemente. Y, lógicamente, en cualquier entrevista…
      En cambio, si la dominas, el mundo te sonreirá, todos quedarán prendados del halo que desprendas y los logros aparentemente más complicados se dulcificarán y serán más asequibles, primeros contactos satisfactorios incluidos.
    Por Jose Manuel

    http://maximopotencial.com/2015/09/28/no-dejes-de-utilizar-la-simpatia-y-el-mundo-te-sonreira/
    Volver arriba Ir abajo
     
    No dejes de utilizar la simpatía y el mundo te sonreirá
    Volver arriba 
    Página 1 de 1.

    Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
    Amarres de Amor con Magia Blanca :: AUTOAYUDA, MOTIVACIÓN, LEY DE ATRACCIÓN, RELACIONES :: SUPERACION PERSONAL, AUTOAYUDA Y LEY DE ATRACCIÓN-
    Cambiar a: