Amarres de Amor, Hechizos, recuperación de pareja
 
ÍndiceBuscarPublicacionesFAQRegistrarseConectarse
¿Cómo mejorar tu suerte? Testim15
Últimos temas
» Dictador et Mayor general Mez m Ngueme ..su extraña muerte
¿Cómo mejorar tu suerte? Icon_minitimepor gerundio Ayer a las 17:24

» Se acerca noche de Walpurgis, se preparen al terror .fin de mes...
¿Cómo mejorar tu suerte? Icon_minitimepor gerundio Ayer a las 11:07

» Argentina ...sus misterios terribles
¿Cómo mejorar tu suerte? Icon_minitimepor gerundio Dom Abr 21 2019, 16:22

» El pozo de Kola ,,camino al infierno ¿ nito o realidad ?
¿Cómo mejorar tu suerte? Icon_minitimepor gerundio Dom Abr 21 2019, 11:41

» Túneles de terror.-leyendas.-
¿Cómo mejorar tu suerte? Icon_minitimepor gerundio Sáb Abr 20 2019, 18:02

» Pinks ballet Conspiración,,,terror real y conocido pero nunca erradicado
¿Cómo mejorar tu suerte? Icon_minitimepor gerundio Sáb Abr 20 2019, 12:14

» Historias increíbles, pero ciertas .....un dia fueren de escàndalo
¿Cómo mejorar tu suerte? Icon_minitimepor gerundio Vie Abr 19 2019, 17:12

» Leyendas de fantasmas de ferrocarriles de la costa colombiana
¿Cómo mejorar tu suerte? Icon_minitimepor gerundio Vie Abr 19 2019, 13:00

» Ferrocarrileros espectros et sus terroríficas historias et nanifestaciones
¿Cómo mejorar tu suerte? Icon_minitimepor gerundio Jue Abr 18 2019, 17:18

» Historias, curiosidades , anècdotas......
¿Cómo mejorar tu suerte? Icon_minitimepor gerundio Jue Abr 18 2019, 12:53

» Historias moras, de amor y terror ....
¿Cómo mejorar tu suerte? Icon_minitimepor gerundio Miér Abr 17 2019, 17:17

» Jordania, tierra de conspiraciones
¿Cómo mejorar tu suerte? Icon_minitimepor gerundio Miér Abr 17 2019, 13:01

Anuncios

    No hay anuncios disponibles.


    Comparte
     

     ¿Cómo mejorar tu suerte?

    Ir abajo 
    AutorMensaje
    Guerrero de Luz
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Guerrero de Luz

    Desde : 06/12/2008
    He aportado : 4682

    ¿Cómo mejorar tu suerte? Empty
    MensajeTema: ¿Cómo mejorar tu suerte?   ¿Cómo mejorar tu suerte? Icon_minitimeDom Feb 28 2016, 23:11

    ¿Últimamente te sientes desanimado porque te han ocurrido una serie de eventos negativos seguidos en tu vida? Seguramente has pensando que estás atravesando por una racha de mala suerte. Observas a otras personas que parecen haber sido bendecidas por la buena fortuna, que todo lo que emprenden les sale bien, que tienen familias maravillosas, empleos satisfactorios, que son solventes económicamente y te preguntas, ¿por qué yo no soy así? ¿Por qué las cosas malas me ocurren a mí?
    La realidad es que tendemos a achacarle todo lo que nos sucede en la vida, lo positivo y lo negativo, a la suerte. La suerte por definición general es una fuerza externa, y hago hincapié en lo de externa, que controla nuestras vidas y destinos. Es el azar, la fortuna, la casualidad. Es el sentirse predestinado y dirigido por una fuerza mayor y más poderosa que tú, que controla tu realidad. Desde ese punto de vista, no es mucho lo que podemos hacer para cambiar nuestro mundo. Hay gente que nace con buena estrella y otros que nacen estrellados.
    Sin embargo, visto desde otro punto de vista menos fatalista y más realista, podemos decir que la suerte la forjamos nosotros mismos. Sí, para cambiar tu vida y tu suerte tienes un arma secreta: tú. ¿Has notado que las personas que tienen suerte son alegres, optimistas, persistentes, activas y seguras? ¿Y que las personas desafortunadas son negativas, depresivas, criticonas, acomplejadas y siempre están de mal humor? ¿Crees que son así porque son producto de su suerte? Para nada, su suerte positiva o negativa es resultado de su manera de ser y de actuar. Si entiendes que eres capaz de poder transformar tu realidad a través de tus propias acciones, pensamientos y actitudes, si te convences realmente de eso, podrás cambiar tus circunstancias presentes y futuras y serás una de esas personas que todos perciben como bendecidas, porque obtendrás todo lo que sueñas y deseas.



    Hay una frase muy interesante que describe esto: “Locura es hacer todo el tiempo lo mismo y esperar resultados distintos”. Si nos pasan cosas malas, y seguimos haciendo lo mismo que hacemos siempre, reaccionamos de la misma forma, tomamos las mismas decisiones, ¿cómo podemos esperar que nos empiecen a ocurrir cosas buenas? Así que el primer consejo es analizar profundamente tu vida, con honestidad y determinar qué factores son los que están impidiendo que puedas gozar de buena fortuna y de obtener lo que deseas.Puedes cambiar lo que tengas que cambiar. Puedes abrirte a cosas nuevas, a probar, a intentar hacer algo distinto. Allí es donde comienza el cambio. Por otro lado, hay que sincerarse con uno mismo. Tener éxito no significa lo mismo para cada persona. Hay gente que ha acumulado mucho dinero y que se siente profundamente infeliz en su vida personal. Tener éxito significa estar satisfecho y sentirte realizado contigo mismo.
    Así que para empezar a disfrutar de la suerte que nosotros mismos construimos hay una serie de cosas que NO debes hacer y otras cosas que sí debes intentar.
    Empecemos por lo que NO debes ser ni hacer.
    En primer lugar, no debes pensar que tu destino está controlado por una fuerza superior externa. Tú y solo tú tienes el poder de cambiar tu destino. Vivimos en sociedad por lo cual estamos expuestos a la opinión y a la interacción con otros seres humanos y hay ciertas normas básicas que hay que cumplir en dicha interacción. Pero más allá del respeto debido a los demás, tus compromisos son contigo mismo, la opinión que cuenta es la tuya y finalmente al que debes responder es a tu conciencia.
    No se trata de ser un rebelde sin causa en contra de la sociedad, sino de ser firmes con nuestros valores y convicciones propias y trabajar en pro de ellas, aún a pesar de que no sean tradicionalmente aceptadas. No podemos diseñar y vivir nuestras vidas para que los demás nos aplaudan o nos aprueben porque finalmente terminaremos viviendo para los demás, somos nosotros los únicos que sabemos qué nos hace felices y completos.
    No debes enfocarte en los aspectos negativos de las cosas. Hacerlo es un mecanismo de defensa que tenemos todos los seres humanos porque tememos ser lastimados o decepcionados, pero concentrarte únicamente en lo negativo de cada cosa que nos ocurre o cada persona que conocemos lo que va a producir finalmente es que te sientas aún más desgraciado. De todo, aún de las peores situaciones, se puede extraer algo positivo, un aprendizaje, una buena acción, cualquier cosa. De personas que pasaron por nuestras vidas y nos afectaron negativamente también podemos sacar aprendizajes para que no nos vuelva a ocurrir y para estar más alertas para el futuro. Agradece que estas cosas ocurrieron porque aprendiste y te hiciste más fuerte, y sigue adelante sin mirar atrás, sin guardar rencores.
    Deja de crear excusas para justificar todo lo que te sucede y haces. No hay nada peor que sentirse una víctima y que todo el mundo está en contra nuestra y por ello no prosperamos. Eso es una gran pérdida de tiempo y fácilmente se te puede ir la vida entera en ello, y no lograrás nada. En vez de victimizarte y quejarte, utiliza esa energía para buscar soluciones a los problemas. En vez de malgastar el tiempo pensando y preguntándote ¿Por qué me sucedió esto a mí? ¿Por qué tengo tan mala suerte?, enfócate en ver objetivamente qué puedes hacer al respecto.
    Otra cosa que debes evitar es actuar impulsivamente sin pensar en las consecuencias. La mayor parte de las veces terminaremos arrepintiéndonos de esas cosas que hicimos sin meditarlas adecuadamente. No saltes a conclusiones por las apariencias, analiza y reflexiona sobre tus acciones antes de ejecutarlas, sobre las posibles consecuencias de las mismas. Busca en el fondo de ti mismo, conoce cuáles son tus verdaderas intenciones y actúa para el bien.
    No debemos ser tan rígidos con nosotros mismos ni tan auto-críticos. Exigirnos a nosotros mismos está muy bien y en ocasiones es muy positivo, pero el excesivo perfeccionismo finalmente se convertirá en una cruz muy difícil de cargar porque nada de lo que hagamos nosotros ni los demás nos parecerá lo suficientemente bueno. Nunca estaremos satisfechos con nada. Nunca podremos detenernos a disfrutar de las cosas buenas que hay en nuestras vidas porque siempre estaremos buscando algo más, y cuando lo consigamos, emprenderemos la búsqueda de otra cosa y se nos irá la vida en ello sin haberla saboreado realmente.
    Ahora bien, ¿qué puedes hacer y qué actitudes puedes asumir para mejorar tu suerte?
    Lo primero y principal es el optimismo. No se trata de un optimismo ciego y poco realista. No. Se trata de aprender a pensar positivamente. Nuestros pensamientos determinan nuestros hábitos y conductas, o sea que si son positivos tenderemos a actuar positivamente, cosas buenas empezarán a ocurrir, pensaremos aún más positivamente, y se generará un círculo virtuoso.
    Para este propósito en particular también sirven las afirmaciones positivas. Habitúate a hacerlas diariamente. Reafirma en tu mente todas las cualidades que tienes, lo capaz que eres, que sabes que puedes lograr todo lo que desees. Convéncete de ello. Hay un refrán chino que dice: “Si crees que puedes, tienes razón; si crees que no puedes, también tienes razón.” Igualmente puedes intentar las visualizaciones. Toma un tiempo a solas para meditar y visualizarte a ti mismo obteniendo todas las cosas que quieres, utiliza tus sentidos para conectarte con esa realidad deseada, imagina que ya las conseguido y cómo te sientes con ellas.
    No te quedes solo en el optimismo, actúa. Como dijimos al principio, no puedes seguir haciendo las mismas cosas que produjeron tu situación actual. Ábrete al cambio, acéptalo y agradécelo, realiza actividades diferentes, cambia tu rutina y tu actitud habitual frente a la vida, frente a las personas. Aprende a tomar riesgos calculados, es decir, conociendo de antemano lo que puedes ganar o perder, pero recuerda que el que no arriesga, no gana. Además es importante tomar las cosas con calma, la ansiedad y las preocupaciones son enemigas de la buena suerte porque te paralizan y te impiden tomar las oportunidades que se te presentan.
    Para tener buena suerte debes esforzarte y ser persistente. Mira a los deportistas de alto rendimiento. Ellos pueden tener mucho talento natural pero si no practican y entrenan diariamente es difícil o imposible que puedan destacarse. Muchas personas de éxito y mundialmente reconocidas fracasaron no una vez, sino muchas veces en sus primeros intentos. Algunos fueron a la quiebra varias veces antes de tener éxito con sus empresas, otros fueron rechazados, lo que todos ellos tienen en común es que nunca se rindieron. Persistieron en sus sueños aún a pesar de que tuvieran todas las circunstancias en contra y finalmente lo lograron.
    El éxito no cae del cielo, es algo por lo que trabajas y te esfuerzas para eventualmente cosechar los frutos. Eso por lo general no ocurre de la noche a la mañana por lo que tener paciencia es otra de las virtudes que tienes que practicar para mejorar tu suerte. Confía en que eventualmente todo encajará en su lugar y que todo tu esfuerzo habrá valido la pena. Lo importante en este caso es disfrutar el proceso, sin tener que esperar necesariamente por los resultados. Si trabajas duro por algo que amas o que deseas con todas tus fuerzas, no lo sentirás realmente como un esfuerzo o sacrificio sino como un gozo o privilegio.
    Organízate. Esa es una de las cualidades que más te ayudarán a mejorar tu suerte. Lo primero que hay que organizar son tus pensamientos y actividades diarias para darle a cada una la prioridad y el tiempo necesario. Aprende a darle prioridad a las cosas realmente importantes para no malgastar el tiempo simplemente apagando fuegos en cosas urgentes pero de menor importancia y que no tienen tanta relevancia para tu vida. Concentra tus energías en lo realmente productivo para ti y para tu familia. Aparta tiempo para ti mismo, para alguna actividad que disfrutes.
    Debes estar siempre atento a las oportunidades. Tener buena suerte es tropezarte con una oportunidad, tomarla y estar lo suficientemente preparado para aprovecharla. Las oportunidades siempre aparecen, se cuentan por miles, de hecho el mundo está lleno de ellas, pero hay personas que las dejan pasar por temor a equivocarse, o por no asumir el riesgo o porque simplemente están tan ocupadas y atareadas con otras cosas que ni siquiera las percibieron. Si ves una buena oportunidad, aprovéchala.
    Otro aspecto importante es crear redes de contactos. Una persona con suerte conoce muchas personas. No se trata necesariamente de crear estrechos vínculos con todas, sino de estar abierto a conocer gente nueva todo el tiempo y mantener el contacto con ellos. Quién sabe, conociendo a la gente correcta y estando en el momento indicado, puede ser una de esas personas la que te otorgue una oportunidad.
    Por último, confía en tus instintos. Detecta cuando tu “razón” está intentando callar a tu corazón. Confía en esa pequeña voz interior que te va guiando y orientando en tu vida, esas corazonadas que te indican si algo vale la pena o definitivamente no sirve para tus propósitos. Déjate llevar por esa voz y actúa basado en lo que te indica tu sexto sentido o intuición. Lo más probable es que no te equivoques y en el caso de que lo hicieras, al menos puedes empezar de nuevo con la lección aprendida.
    Las cosas no caen del cielo, ni por azar ni casualidad y depende de ti y solo de ti, alcanzar tus metas y sueños. Las personas con suerte lo saben y lo practican diariamente, a veces de manera instintiva y por ello son afortunadas en la vida. Aunque sientas que hasta el momento no has tenido suerte, nunca es tarde para empezar a cambiarla. Sigue estos consejos y anímate porque lo mejor está por venir.
    http://www.inspirulina.com/como-mejorar-tu-suerte.html
    Volver arriba Ir abajo
     
    ¿Cómo mejorar tu suerte?
    Volver arriba 
    Página 1 de 1.

    Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
    Amarres de Amor con Magia Blanca :: AUTOAYUDA, MOTIVACIÓN, LEY DE ATRACCIÓN, RELACIONES :: SUPERACION PERSONAL, AUTOAYUDA Y LEY DE ATRACCIÓN-
    Cambiar a: