Amarres de Amor, Magia Blanca, Hechizos, recuperación de pareja
 
ÍndiceBuscarPublicacionesFAQRegistrarseConectarse
Comparte | 
 

 No eres tú, es tu ego

Ir abajo 
AutorMensaje
LyK_
maestr@
maestr@
avatar

Desde : 15/05/2013
He aportado : 1833

MensajeTema: No eres tú, es tu ego   Jue Mar 16 2017, 08:22

No eres tú, es tu ego

Somos una mezcla de nosotros mismos y nuestro ego. Más que una mezcla, somos una continua lucha entre ambos. Entendiendo el ego como una parte inseparable de nuestra mente reactiva asociada a nuestro instinto de supervivencia, y que se construye con el tiempo en base a los miedos, prejuicios, arquetipos e ideales que se han ido adquiriendo, tanto de nuestros antepasados como de nuestras propias vivencias; y “nosotros mismos” como esa parte innata y esencial de nuestro ser que siempre nos ha acompañado, nuestra voz más interior que a veces podemos incluso identificar con el niño que llevamos dentro, porque ni siquiera cambia con el tiempo y simplemente se nos reafirma cada vez que sentimos de verdad, sin miedo.

Nos guste o no, somos eso: una contradicción constante entre esas dos partes inherentes entre sí. Y no pasa nada, cada parte tiene su utilidad. Porque al igual que ocurre con la ignorancia que debemos utilizar para adquirir conocimiento o con el miedo que tenemos que usar para poder obtener valentía, podemos utilizar nuestro ego precisamente para identificarlo, desenmascararnos y conocernos a nosotros mismos, saber qué queremos y, sobre todo, saber qué sentimos. Y es que, si no los utilizas para hacerte cada vez más libre, te utilizarán ellos para hacerte cada vez más esclavo. Si te dejas llevar por la ignorancia sin tratar de superarla, estarás alimentando tus miedos, que a su vez, son el principal sustento de tu ego, y cuanto más alimentes tu ego más poder tendrá sobre ti mismo, sobre tu vida. Por eso hablaremos principalmente de tu ego, porque de ti mismo no hay nadie que pueda saber más que tú mismo hablando contigo, solo y en silencio absoluto. Además, así te darás cuenta de que tú, en el fondo, eres buena gente, el cabrón es tu ego.

Podemos empezar por comprobar que tú, en el fondo, eres sencillo y humilde. Pero tu ego es retorcido y engreído. Mientras tú posees la capacidad de admirar, a tu ego le resulta mucho más fácil envidiar. Tú eres activo y trabajador,  por eso sientes esa satisfacción tras hacer deporte o después del trabajo bien hecho. Pero tu ego es vago y muy perezoso, por eso siempre intentará coger por el camino más fácil, supuestamente más cómodo y rápido ante cualquier situación, con el consecuente daño para ti mismo. Porque cuantas más veces cojas el atajo empujado por tu ego, más complicado se hará tu camino verdadero. Tu ego es el que se pasa con las copas y tú el que sufre la resaca. Ya que las consecuencias de sus actos, tarde o temprano, las acabarás pagando tú. Y digo tarde o temprano porque cada vez que tengas que afrontar esas consecuencias tu ego no cesará en su intento por continuar escapando, si no puede por las malas, a través del engaño o la violencia, lo intentará por las “buenas”, mediante el victimismo o el desprecio propio. Y es que, hasta aquí, hemos podido identificar el ego como el demonio sobre tu hombro, pero no debemos olvidar que, según su necesidad, es decir, según tu debilidad, se presentará como el angelito del hombro contrario, haciéndose el inocente, compadeciéndose o buscando erróneamente un culpable ajeno.

Lleve el disfraz que lleve, lo que sí podrás comprobar a lo largo de tu vida, es que tu ego se convertirá a menudo en tu principal enemigo. Y aunque no sea estrictamente necesario que tú mismo le ganes todos los partidos por goleada, sí es muy importante que en la clasificación general, es decir, en el presente, vayas por delante en victorias. Y para vencerlo no hay mejor forma que conocerlo, algo que ya hemos comenzado a hacer, y comprenderlo, para lo cual tendremos que identificar su principal objetivo, que no es otro que protegerte. El problema es que sólo sabe hacerlo esquivando una y otra vez tus propios sentimientos, impidiendo que puedas sentir con libertad, incapacitándote para amar. Porque tú eres lo que eres: lo que haces, lo que sientes, lo que amas. Pero tu ego sólo es lo que te crees que eres: lo que has hecho alguna vez, lo que te han dicho que eres, lo que dices que harás. Y ahí está el peligro: mientras tú quieres ser, tu ego se conforma con parecer, si te dejas vencer por él, parecerás todo lo que quieras parecer pero nunca llegarás a ser. O dicho de otra forma: eres lo que haces, no lo que dices, y mientras dices lo que eres no haces lo que verdaderamente quieres.

Cada vez que ganes el pulso a tu ego, avanzarás, crecerás y descubrirás como tú realmente eres único y singular, mientras que tu ego es de lo más vulgar.

Supera tu ignorancia, enfrenta tus miedos y estarás dominando tu ego, lo que te permitirá disfrutar del bien más preciado que existe y que nadie te podrá quitar jamás: el tiempo.

Pero de eso ya hablaremos…

http://gruposmh.com/ignorante/?p=272


 I love youI love you Siempre aprendiendo con la ayuda de Javi!! I love youI love you

 besos1 Viva el amor!!!  besos1  
Volver arriba Ir abajo
LyK_
maestr@
maestr@
avatar

Desde : 15/05/2013
He aportado : 1833

MensajeTema: ENTENDER EL EGO: DESCUBRE POR QUÉ NO ERES QUIEN TÚ TE CREES   Jue Mar 16 2017, 08:35

¿TE HA PASADO ALGUNA VEZ QUE UNA VOZ EN TU INTERIOR TE DECÍA:

“NO PUEDES SEGUIR ASÍ, TIENES QUE CAMBIAR” ?

Hace unos años, yo no paraba de oírla.

Mi vida estaba muy desordenada, caótica me atrevería a decir. Aparentemente todo me iba bien, pero por dentro estaba hecho una mierda (siento ser tan gráfico..)

Tanto era así que mi voz se enfadaba y a veces llegaba a insultarme “Álvaro estás tonto, no te das cuenta de que lo que estás haciendo afecta a tu salud?”  sad

Ego

Era como Pepito Grillo: la voz de mi conciencia.

Estuvo mucho tiempo avisándome, pero la verdad es que no le hacía ni puñetero caso, así que mi salud comenzó a deteriorarse y al final no tuve más remedio que ponerme a hablar en serio con él.

El tipo aunque bastante molesto, era coherente y sabía bien de lo que hablaba.

Me dijo:“estás desperdiciando los mejores años de tu vida, tu éxito personal no está supeditado a tu trabajo, y no vivir de tu vocación hará que nunca te sientas realizado: piénsalo bien porque vida sólo hay una.”

Menuda verborrea!

Seguramente a ti también te llame la atención en ocasiones tu particular vocecilla.

Esta es la primera de una serie de tres entradas en las que te voy a explicar de un modo sencillo de dónde sale y por qué te ocurre esto. Las siguientes son:

Cómo pasar de modo Ego a modo despierto
Cómo desnudarse del Ego

¿Empezamos?

DESCUBRIENDO AL EGO: NO ERES QUIEN CREES QUE ERES
Cuando sufres de una forma continuada como consecuencia de tus conductas, suele aparecer esa voz pidiéndote que cambies algo.

Simplificando, la vocecilla podemos decir que proviene de tu “yo esencial”, y lo que hace es llamarle la atención a tu Ego.

PARA ENTENDERNOS MEJOR…
Te pongo un ejemplo sencillo para que puedas entender el ego:

seguro que alguna vez has escuchado o dicho de una persona en relación a su extremada cabezonería que tiene un ego muy grande, y acto seguido: “pero en el fondo no es así, es un pedazo de pan”

Podemos decir que en ese “fondo” se encuentra  su “yo ensencial” y que la cabezonería es la conducta por la cual se expresa su Ego.

Es por eso que tus conductas te harán sufrir siempre que no estén alineadas con tu esencia. En su día ya hablamos de esas conductas y cómo modificarlas.

PERO ¿QUÉ ES EL EGO?
La palabra Ego significa en latín “yo” y de ella derivan otras como egocentrismo o egoísmo. Quizás sea por eso que la connotación que le damos al Ego es más bien negativa..

Pero la realidad es que tú, yo y todo el mundo tiene Ego, y no es nada malo.

EL EGO ES UNA CONSTRUCCIÓN MENTAL DE QUIEN ERES.

UNA AUTOIMAGEN.

UN “YO” QUE HAS FABRICADO A PARTIR DE EXPERIENCIAS, CREENCIAS..

Así pues tienes un yo esencial que es el que interviene y te habla para guiarte desde lo más profundo de tu interior, y un yo construido a partir de todo aquello con lo que te identificas que es tu Ego.

Asociarlo con el concepto “identidad” puede ayudarte a asimilarlo.

Pero tú no eres tu Ego, porque tú no eres tu identidad. Si eso fuera así, si en algún momento desaparece aquello con lo que te identificas, dejarías de ser tú, ¿no es así?

Quizás estés pensando.. ¿Cómo yo no voy a ser “yo”?  angry

Profundicemos un poquitín más..

TU YO ESENCIAL: EL VASO QUE SE LLENA DE EGO
Voy a intentar ponerte un ejemplo bastante ilustrativo que te ayudará sin duda a comprender la diferencia entre tu yo esencial y tu Ego.

Imagina un bebé recién nacido, y piensa que es como un vaso vacío: tiene una vida por delante para “llenarse”. 

Baby Faith
Si comparas ese bebé con cualquier otro en el mundo, más allá de su aspecto, seguramente te provocará sentimientos similares y verás a ambos esencialmente iguales.

Imagina ahora a esos mismos niños 20 años más tarde: sin duda verás bastantes diferencias. Esto se debe a que sus vasos se han llenado, de forma diferente, algo que sin duda te ha pasado a ti también.

Pero el vaso, independientemente de lo que contenga, sigue siendo esencialmente un vaso.

Tú también tienes un vaso, tu “yo esencial” que a lo largo de la vida, se ha ido llenando de todo aquello que has aprendido y experimentado desde tus sentidos, lo que ha construido tu forma de pensar, tus creencias, sentimientos…

Todo eso de lo que has llenado tu esencia es tu Ego.

Por eso cambias y cambiarás a lo largo de la vida (sacamos y metemos cosas del vaso), pero esencialmente permanecerás siendo siempre la misma persona.

LA VERDADERA ESENCIA
En realidad la verdadera esencia no se puede definir ni comprender de una forma racional, porque en sí es una irracionalidad..     

Si tienes la extendida creencia de que todo lo que se ve es real, y todo lo que no, es irreal, te será mucho más complicado llegar a descubrir tu esencia.

Fijate que digo descubrir y no comprender, porque la esencia no podrás alcanzarla de un modo racional, ya que en cuanto lo hagas, estarás poniendo al Ego en medio, el cual lo va a interpretar desde de su conocimiento.

Por eso, aunque escribiera 5 entradas hablando del asunto, no podría darte pautas para que alcances tu esencia.

A lo que si te puedo ayudar es a descubrir quién no eres, lo cual si aprendes a manejarlo te ayudará y mucho en tu vida cotidiana.

Pero por hoy es suficiente, ya que es importante asimilar lo anterior antes de seguir avanzando.

Como te comentaba al inicio de la entrada en próximas entradas te enseñaré a:

Cómo pasar de “Modo Ego” a “Modo despierto”

Cómo desnudarse del Ego

Pues hasta aquí por hoy.

Quisiera comentarte que esta entrada me ha llevado bastante escribirla, ya que he pretendido explicar el asunto de una manera sencilla y al alcance de todo el mundo con independencia del grado de conocimiento acerca de este asunto.

No obstante te ruego que me dejes un comentario para saber si hay algo que no se ha comprendido bien y por tanto deba ser revisado, así como cualquier aportación o discrepancia.

https://autorrealizarte.com/entender-el-ego/


 I love youI love you Siempre aprendiendo con la ayuda de Javi!! I love youI love you

 besos1 Viva el amor!!!  besos1  
Volver arriba Ir abajo
LyK_
maestr@
maestr@
avatar

Desde : 15/05/2013
He aportado : 1833

MensajeTema: CÓMO PASAR DE MODO EGO A MODO DESPIERTO   Jue Mar 16 2017, 08:39

CÓMO PASAR DE MODO EGO A MODO DESPIERTO

Pasar de modo ego a modo despierto
Hace unas semanas hice una primera aproximación al Ego en la entrada Entender el ego: descubre por qué no eres quien tú te crees

Quizás desde entonces andes preguntándote “¿quién narices soy yo?” 

Para ayudarte a contestar esa pregunta, creo interesante antes de nada explicarte cómo se construye el Ego desde la infancia, para más adelante darte pautas para “desidentificarte” del mismo.

Vamos allá! 

JUEGO DE EGOS
¿Conoces la serie Juego de Tronos?

La verdad es que veo muy poquito la tele, pero he de confesar que estoy enganchado a esa serie.

En el plano psicológico, Juego de Tronos podría haberse denominado Juego de Egos: los personajes tienen caracteres y roles muy bien definidos, lo que en mi opinión hace que la serie sea tan atractiva.

La vida tal y como la percibimos es eso: un enorme tablero del Juego de Egos. 

¿QUIÉNES SON LOS BUENOS?
Si algo me gusta de esa serie es que no hay buenos ni malos definidos, y es por eso que algunos personajes generan emociones muy dispares.

Si tienes la oportunidad de acercarte a un niño de unos 3 años cuando está viendo una película de dibujos y preguntarle por los personajes, seguro que en seguida te dice quiénes son los buenos, y quiénes los malos.

Pero ¿puede un dibujo animado ser esencialmente bueno o malo?, yo no quiero ser quien diga que los dibujos no tienen esencia, pero me permito dudarlo tanto como para descartar en esta reflexión que así sea.

¿Cómo deduce un niño entonces quiénes son los buenos y quiénes los malos?

Pues porque a sus tres añitos ya ha aprendido algunos filtros a través de la educación en ciertos valores y esto le permite diferenciar lo que es ser bueno de lo que es ser malo. Sin embargo no sabrá discriminar quién es más honesto o comprensivo.

Los protagonistas de dibujos y películas conectan con el niño a través de conductas humanas, independientemente de si es un ratoncito o un monstruo de dos cabezas.

Por eso se les denomina personajes, porque aunque sean animales poseen de algún modo la característica esencial de las personas o seres humanos: la capacidad de comunicar (hay ratones que hablan!).

Resumiendo, el dibujante o guionista le ha dado una personalidad conferida a través de la comunicación tanto verbal como no verbal (comportamiento).

¿CÓMO SE FORMA EL EGO?
En nuestro caso el personaje que representamos en la vida no es diseñado por un guionista, sino que es el resultado de nuestra experiencia en la vida (la educación es parte de nuestra experiencia).

Como hemos visto el niño aprende en seguida la diferencia entre comportamientos buenos y comportamientos malos, ya que generalmente sus padres intentarán que sus hijos ante todo sean buenas personas.

Pero ser bueno o malo es meramente contextual, lo que significa que sólo se es bueno o malo por comparación, y por tanto estos conceptos son bastante subjetivos.

Es decir, dos niños podrán aprender e interiorizar el ser bueno de un modo significativamente distinto.

No quiero liarte mucho más: lo que realmente importante es que comprendas que el ser bueno o malo no es esencial, sino conceptual y subjetivo, es decir es algo que racionalizamos y por tanto no es más que un pensamiento.

Así, al igual que bueno y malo, el niño aprende lo que implica ser listo, tonto, feo, guapo, y como estas, miles de etiquetas con las que se irá asociando o disociando en función de su experiencia.

Como es lógico, al crecer el niño va socializando lo que supone una interacción con personas más allá de su familia, las cuales le ofrecerán nueva información y opinión sobre el entorno y sobre su persona.

Es a través de este proceso de asociación/disociación en el contexto social en el que se “diseña” ese personaje que se pone en juego a través de las conductas y que es a lo que denominamos Ego.

PASA DE MODO EGO A MODO DESPIERTO
De forma natural, has adoptado la creencia de ser el personaje que tú mism@ has creado. Y lo haces con tanta solidez que das por hecho que así eres, en tal medida que no es en modo alguno cuestionable.

La identificación con tu Ego es tal que le concedes el privilegio de controlar tu vida.

Lo conoces de toda la vida así que tienes confianza ciega en él y le dejas el mando, en una especie de piloto automático que es a lo que yo denomino “modo Ego”.

modoego

Sólo cuando sientes una insatisfacción prolongada, cuando escuchas esa vocecilla de la que hablaba en la entrada anterior, es cuando empiezas a cuestionar tus creencias.

Es entonces cuando a través de un proceso de desidentificación puedes modificar esas creencias y moldear tu Ego de modo que éste te proporcione una experiencia vital más satisfactoria.

Ese proceso pasa por observarte a ti mism@ con cierta perspectiva e identificar las conductas que te lleven a tus creencias.

Podrás descubrir entonces quién no eres, y experimentar un nivel superior de conciencia, en lo que podemos expresar como un  “despertar” del “modo Ego”.

Si alcanzas este nivel de conciencia, serás tú quien controles a tu Ego, y no al contrario, es decir, vivirás en “modo despierto” wink

¿CÓMO HACERLO?
Aunque la respuesta a esta pregunta es el objeto de la siguiente entrada, te proporciono aquí un ejercicio muy práctico que sin duda te ayudará a realizar ese proceso de desidentificación.

El ejercicio consiste en lo siguiente:

Haz una lista con todas las etiquetas que se te vayan ocurriendo.
Toma una foto tuya o haz un dibujo que te represente y pégale todas estas etiquetas.
Obsérvalas todas en su conjunto, habrá algunas que te gusten y otras que no tanto. Ninguna de ellas constituyen tu yo esencial, ya que pueden ser modificadas por otras, de modo que si las quitas todas estarás totalmente desidentificad@
Puedes “jugar” a construir tu Ego ideal eliminando aquellas etiquetas que no te gusten o cambiándolas por otras que te gustaría ver ahí.
Nota: el hacerlo con una foto es para realizar una visualización, que es más potente, si bien puedes usar un vaso e introducir las etiquetas o simplemente hacer la visualización del ejercicio de un modo mental.

https://autorrealizarte.com/pasar-de-modo-ego-a-modo-despierto/


 I love youI love you Siempre aprendiendo con la ayuda de Javi!! I love youI love you

 besos1 Viva el amor!!!  besos1  
Volver arriba Ir abajo
LyK_
maestr@
maestr@
avatar

Desde : 15/05/2013
He aportado : 1833

MensajeTema: CÓMO DESNUDARSE DEL EGO   Jue Mar 16 2017, 08:42

CÓMO DESNUDARSE DEL EGO

Bueno! pues hemos llegado a la tercera y última entrada sobre el Ego. Te recuerdo que en semanas anteriores publiqué:

Entender el ego: descubre por qué no eres quien tú te crees

Cómo pasar de modo Ego a modo despierto

En esta última te enseñaré a desnudarte de tu Ego, para que puedas evitar que este esté al mando de tu vida.

EL HÁBITO NO HACE AL MONJE
El hábito hace al monjeSeguro que te suena esta expresión popular, utilizada en la antigüedad para señalar que el hecho de que una persona sea miembro de un colectivo religioso no significa que tenga vocación para ello.

También se emplea como recomendación para no juzgar a una persona de forma ligera sólo por sus apariencias.

Yo me traigo esta expresión aquí ya que ese hábito representa sin duda en cierto modo el Ego.

Fíjate que hábito es la prenda que visten los monjes, pero al mismo tiempo es un comportamiento aprendido. Pues bien ni una cosa ni otra pueden definir la esencia de quien eres.

En esta entrada quiero ayudarte a “colgar los hábitos”.

Sigue leyendo para aprender a trascender el Ego.

YO SOY..
Como este tema puede resultar algo complicado para entenderlo bien creo que lo ideal es utilizar un ejemplo, y la verdad no se me ocurre nadie mejor con quien hacer este ejercicio que conmigo mismo.

Si alguien me pidiera que me presentara en público, o si tuviera que hacerlo en una entrevista de trabajo en el extranjero, probablemente daría una respuesta del tipo:

“Hola soy Álvaro soy español  y tengo 37 años. Estudié ingeniería pero trabajo como life coach, y en mi trabajo soy una persona responsable, ordenada y comprometida…”

Digamos, que con esa descripción el entrevistador puede tener una breve imagen mental de mi, pero estarás de acuerdo que esos datos no alcanzan ni mucho menos a definir quién soy yo en esencia.

Observa que la descripción que hacemos de nosotros mismos siempre empiezan con esa frase: yo soy.. 

QUITÁNDOLE LAS CAPAS AL EGO
El Ego es como una cebolla: tiene muchas capas, de las que tendremos que desprendernos para desnudarnos de él.

Así, si vamos a mi presentación de antes, encontramos con las siguientes “capas”:

NACIONALIDAD
Nací en Córdoba y eso me define como cordobés, andaluz y español por extensión. Pero ¿y si hubiera nacido en Groenlandia? Lo sé alguno dirá ¡¡¡pero naciste ahí, eres español!!!.

Vale, pero entonces pregunto yo..  si España es conquistada por China ¿pasaría a ser chino? 

Pues eso, que no soy mi nacionalidad. Lo que pasa es que mi Ego se identifica con ella y por eso me entusiasmo cuando gana Nadal 

PROFESIÓN
Fijaos que con 20 años trabajé limpiando oficinas en el Reino Unido para aprender inglés, luego fui Gerente de Proyectos en Turquía y a día de hoy trabajo como Life Coach. Sin embargo, podría ocurrir que dentro de 5 años estuviera trabajando en otra cosa…

Esto no deja lugar a dudas: yo no soy esencialmente mi profesión.

EDUCACIÓN
En mi vida he estudiado muchas cosas y actualmente tengo varias titulaciones universitarias acreditadas. Esto me da una inmensa flexibilidad para definir mi formación en función del contexto.

Así a algunos les puedo decir que soy Ingeniero, mientras que a otros puedo decirles que soy Coach o Experto en PNL. Y sin mentir a nadie!

Lo que pasa es que al Ego le gusta mucho la titulitis.. ¿Creéis que por mi formación se puede conocer mi verdadera esencia? 

Conclusión: tampoco soy mi educación.

EDAD
Por fortuna a este respecto la lengua española goza de una gramática más aproximada que otros idiomas como el inglés, ya que nosotros decimos TENGO y no SOY (I am..). Esto a este nivel facilita las cosas, ya que no nos identificamos tanto en nuestra cultura con la edad.

Sin embargo si decimos de las personas que son de mediana edad, joven o viejo… Yo tengo 37 años, y me siento más joven que con 34! 

Por lo que tengo claro que no puedo ser mi edad

NOMBRE
Sé lo que estás pensando: “eres Álvaro” sin más! Pues no. No soy ni eso. Porque mi madre me quería haber llamado Jesús, y si en la negociación con mi padre se hubiera impuesto esa propuesta, ahora mismo no tendría este nombre!!!

Además, mañana puedo ir al registro y cambiarme de nombre por Bartolo… no me provoquéis ¿eh?
Conclusión: Tampoco soy mi nombre.

CUERPO
El asunto empieza a complicarse: todos nos identificamos muchísimo con nuestro cuerpo. Por eso es tan complicado no darse cuenta de que tampoco somos esencialmente nuestro cuerpo. Te haré una pregunta ¿hace 10 años tenías el mismo cuerpo? Pues ahí tienes la respuesta.

Esencialmente eres la misma persona, pero tu cuerpo no es el mismo, por lo que en esencia tampoco eres tu cuerpo.

CONDUCTAS, CREENCIAS, EMOCIONES, JUICIOS..
Estas cosas provienen de mi manera de pensar, y es lógico interpretar que mi manera de pensar soy yo, porque si pensara de otra manera ya sería otro ¿no?

Pues la verdad es que hace tiempo tenía otras creencias, conductas y emociones, y sin embargo esencialmente soy el mismo. Entonces no puedo ser estas cosas, ni siquiera mi manera de pensar, porque ha cambiado, y volverá a cambiar…

ROPA, AFILIACIÓN, IDEOLOGÍAS, ETC.. 
Yo visto muy casual, es mi “hábito”, la ropa con la que me siento cómodo, pero creéis que si cambiara de manera de vestir ¿dejaría de ser yo?

Lo mismo pasa con equipos de fútbol o partidos políticos. Mi madre ve un partido de fútbol y no sufre nada, porque no se identifica con ningún equipo.

Solemos identificarnos con causas o ideologías, pero no somos ellas, y en cuanto más claro tengamos esto, sufriremos mucho menos.

EJERCICIO PARA TRASCENDER EL EGO
Este no es otro que el ejercicio que acabo de hacer conmigo mismo de desnudar las capas de tu Ego.

Descríbete a ti mismo. Trata de indicar todos los detalles de la persona que sientes que eres. Utiliza el ejemplo anterior para identificar todas las “capas” de tu Ego
Cambia todos los “soy” por “tengo”, ya que todo lo que se tiene, es susceptible de ser cambiado, pues como hemos concluido parece ser esa la realidad. Así pues, yo tengo nacionalidad española, tengo un nombre que es Álvaro, etc..
Visualiza un Ego distinto. Cambia esas cosas que tienes por otras: otro nombre, otra edad, otras conductas, otra forma de vestir… conservando siempre tu esencia. Sin duda esto te ayudará a desapegarte de tu ego
En la entrada anterior, te dejé el ejercicio de las etiquetas, que también es muy útil para desidentificarse del Ego.

REFERENCIAS
Si tienes interés en indagar más acerca del Ego puedes consultar los siguientes artículos y vídeos, los cuales me han servido para confeccionar en parte estos artículos:
[size=47]ECKHART TOLLE – Extracto de sus mejores ideas: EL EGO[/size]
Serie de vídeos de Raimon Samsó sobre las enseñanzas sobre el Ego del libro Un Curso De Milagros 
Libre de ego. Cómo sustituir los conflictos por la paz interior (parte 1/4)
Libre de ego. Cómo sustituir los conflictos por la paz interior (parte 2/4)
Libre de ego. Cómo sustituir los conflictos por la paz interior (parte 3/4)
Libre de ego. Cómo sustituir los conflictos por la paz interior (parte 4/4)


Pues hasta aquí esta serie sobre el Ego. Espero que con estas tres entradas tengas un poquito más claro quién no eres, lo cual te puede muy bien para cambiar esas cosas que no te dejan avanzar en tu vida.

Recuerda que de un modo u otro, necesitas un Ego, se trata por tanto de confeccionar el que te permita vivir mejor contigo mism@.

https://autorrealizarte.com/trascender-el-ego/


 I love youI love you Siempre aprendiendo con la ayuda de Javi!! I love youI love you

 besos1 Viva el amor!!!  besos1  
Volver arriba Ir abajo
LyK_
maestr@
maestr@
avatar

Desde : 15/05/2013
He aportado : 1833

MensajeTema: Re: No eres tú, es tu ego   Jue Mar 16 2017, 08:53

Javi, ahora entiendo lo que me querias decir el dia que me preguntaste quien soy yo y sali con una retahila de mis "tengo"  bom


 I love youI love you Siempre aprendiendo con la ayuda de Javi!! I love youI love you

 besos1 Viva el amor!!!  besos1  
Volver arriba Ir abajo
 
No eres tú, es tu ego
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Amarres de Amor, Magia Blanca, Hechizos, recuperación de pareja :: AUTOAYUDA, MOTIVACIÓN, LEY DE ATRACCIÓN, RELACIONES :: SUPERACION PERSONAL, AUTOAYUDA Y LEY DE ATRACCIÓN-
Cambiar a: