Amarres de Amor, Magia Blanca, Hechizos, recuperación de pareja
 
ÍndiceBuscarPublicacionesFAQRegistrarseConectarse
Últimos temas
» Como buscar una mascota mineral
por gerundio Ayer a las 17:17

» Cuando los generales conspoiraran contra Franco
por gerundio Ayer a las 16:25

» Como pedir perdón By javi sanjuan.
por javi Ayer a las 13:32

» Invocaciòn demonios bondadosos
por gerundio Ayer a las 11:39

» Camael, arcàngel...y otros
por gerundio Ayer a las 11:03

» Cuando Juan de Borbón conspirara contra Franco
por gerundio Mar Dic 11 2018, 17:48

» El Faedo...y otros temas
por gerundio Mar Dic 11 2018, 17:03

» Aplazar las cosas importantes
por javi Mar Dic 11 2018, 12:39

» Rituales para deseos, ràpidos, simples, dicen que efectivos .
por gerundio Mar Dic 11 2018, 12:03

» como invocar un espìritu
por gerundio Lun Dic 10 2018, 17:31

» Amenadiel, àngel
por gerundio Lun Dic 10 2018, 16:44

» ,,el,, libro maldito de invocaciones
por gerundio Lun Dic 10 2018, 11:25

Comparte | 
 

 Desear nos mantiene vivos

Ir abajo 
AutorMensaje
Nemesis
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@
avatar

Desde : 09/01/2009
He aportado : 24749

MensajeTema: Desear nos mantiene vivos   Lun Jul 24 2017, 01:23

El deseo y el esfuerzo van de la mano. Deseo sin esfuerzo es solo imaginación. Nosotros somos seres deseantes y, cuando este deseo es insatisfecho, "siempre" estaremos descontentos e iremos en busca de un nuevo deseo. Perder la capacidad de desear y la muerte son casi lo mismo.
El deseo siempre nos impulsa a hacer y a lograr más y termina con la muerte. Es biológico: nace en nuestro propio cuerpo y se manifiesta en nuestras emociones y pensamientos.



Hay una gran diferencia entre necesidad y deseo. La necesidad tiene que ver con el instinto de conservación. Tiene un objeto específico de satisfacción y es esencial para vivir, como comer, dormir y respirar. Mientras que el deseo no tiene un objeto específico de satisfacción y no satisfacerlo no pone en riesgo nuestra capacidad de vivir o de morir.

Algunos puntos a considerar sobre el tema:

a. "No sé lo que quiero". A muchos adolescentes les sucede que están motivados, entusiasmados por hacer varias cosas pero no saben definir con cuál de ellas avanzar. Siempre la sugerencia es arrancar por algo e ir viendo sobre la marcha qué es lo que sucede.
b. "Tengo múltiples deseos pero no termino nada". A algunas personas les sucede que desean A, B y C pero dejan A porque les queda lejos, B porque les sale caro y C porque es difícil. Lo que se esconde detrás de empezar algo y no terminarlo es la búsqueda de la perfección, la atmósfera perfecta para hacer algo (que jamás encontraremos, ya que no existe).
c. "Llegué a mi techo y no tengo más deseo". Cuando uno llega a un techo, hay que reinventarse y buscar nuevos desafíos. Y en el caso de no poder obtenerlos (por ejemplo, en el trabajo soy jefe de piso y no tengo más posibilidades de crecer), cumplir cualitativamente. Es decir, ser lo mejor que uno pueda ser en lo que alcanzó pero el deseo siempre tiene que estar, pues es la inteligencia motivacional que nos lleva a movernos. Cuando uno está metido en su propio deseo, no necesita mucha motivación externa porque la interna es constante.



Hace poco tomé un taxi y el conductor me contó que su papá siempre le decía que quería que fuera contador. Estudió un par de años y luego dejó. Le compartí la siguiente reflexión: todos los padres tienen expectativas sobre los hijos pero a medida que un hijo crece tiene que prevalecer su propio deseo.

Uno puede pararse frente al deseo de los padres de tres maneras:

1. A nivel infantil. "Voy a hacer lo que ellos quieren porque si no perderé su amor".
2. A nivel adolescente. "Yo voy a hacer lo que yo quiero" (confrontarlos, desafiarlos y pelearse con ellos).
3. A nivel adulto. Consiste en pararme en lo que yo quiero, dentro de mis límites, y desarrollar mi propio espacio emocional. Esta es la mejor manera de marcar los límites y cumplir el propio deseo.

Supongamos que un joven está estudiando en la facultad y abandona porque le queda lejos. En realidad no deja por la distancia, sino porque su nivel de deseo es bajo.
No debería existir la jubilación a nivel emocional. Siempre tenemos que establecer deseos, desafíos, que no sean lo suficientemente grandes como para desmotivarnos ni lo suficientemente fáciles como para hacernos perder el interés.
Para concluir, necesitamos saber que, cuando nos deprimimos frente a los obstáculos, es porque probablemente ya estamos cerca de la meta. De allí el cansancio pero, a pesar de ello, hay que seguir adelante.
Volver arriba Ir abajo
 
Desear nos mantiene vivos
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Amarres de Amor, Magia Blanca, Hechizos, recuperación de pareja :: AUTOAYUDA, MOTIVACIÓN, LEY DE ATRACCIÓN, RELACIONES :: SUPERACION PERSONAL, AUTOAYUDA Y LEY DE ATRACCIÓN-
Cambiar a: