Amarres de Amor, Magia Blanca, Hechizos, recuperación de pareja
 
ÍndiceBuscarPublicacionesFAQRegistrarseConectarse
Últimos temas
» ¿ cuando realizar un viaje astral? by javi
por loqoargentina Ayer a las 21:24

» Valencia de antaño
por gerundio Ayer a las 19:01

» El beso
por gerundio Ayer a las 18:18

» Disfruta de cada momento mágico
por javi Ayer a las 17:23

» Boris Godunov
por gerundio Ayer a las 16:46

Comparte | 
 

 Las 4 leyes del desapego para la liberación emocional

Ir abajo 
AutorMensaje
LyK_
maestr@
maestr@
avatar

Desde : 15/05/2013
He aportado : 1739

MensajeTema: Las 4 leyes del desapego para la liberación emocional   Lun Oct 09 2017, 13:10

Las 4 leyes del desapego para la liberación emocional

Es posible que la palabra “desapego” te cause cierta sensación de frialdad e incluso de egoísmo emocional. Nada más lejos de la realidad. La palabra desapego, entendida dentro del contexto del crecimiento personal, supone un gran valor interior que todos deberíamos aprender a desarrollar.

Practicar el desapego no significa en absoluto desprendernos de todo aquello que nos es importante, rompiendo vínculos afectivos o relaciones personales con quienes forman parte de nuestro circulo personal.


Significa básicamente saber amar, apreciar e involucrarnos en las cosas desde un punto de vista más equilibrado y saludable, liberándonos a su vez de esos excesos que nos ponen cadenas y que nos amarran. Que nos cortan las alas.

La liberación emocional es darnos la opción de vivir con más honestidad de acuerdo a nuestras necesidades, ofreciéndonos a su vez la opción a crecer, de avanzar con conocimiento de causa. Sin dañar a nadie, sin que nadie nos ponga tampoco su cerco camuflado con las cadenas del amor pasional, filial o incluso materno.

Aprendamos, pues, a poner en práctica estas sencillas leyes sobre el desapego…

Primera ley: eres responsable de ti mismo

Nadie va a retirar cada piedra que te encuentres en tu camino, al igual que nadie va a respirar por ti ni se va a ofrecer como voluntario para cargar tus penas o sentir tus dolores.Tú mismo eres artífice de tu propia existencia y de cada paso que das.

Así pues, la primera ley que debes tener en cuenta para practicar el desapego, es tomar conciencia de que eres pleno responsable de ti mismo.

-No pongas en el bolsillo de los demás tu propia felicidad. No concibas la idea de que para ser feliz en esta vida, es esencial encontrar una pareja que te ame, o tener siempre el reconocimiento de tu familia.

–Si el barómetro de tu satisfacción y felicidad está en lo que los demás te aportan, no conseguirás más que sufrimiento. ¿La razón? Pocas veces lograrán cubrir todas tus necesidades.

-Cultiva tu propia felicidad, siéntete responsable, maduro, toma conciencia de tus decisiones y de sus consecuencias, elige por ti mismo y no dejes nunca que tu bienestar, dependa siempre de corazones ajenos.


Segunda ley: vive el presente, acepta, asume la realidad

En esta vida, nada es eterno, nada permanece, todo fluye y retoma su camino tejiendo ese orden natural que tanto nos cuesta asumir a veces. Las personas estamos casi siempre centradas en todo aquello que ocurrió en el pasado y que, de algún modo, se convierte ahora en una dura carga que altera nuestro presente.

Esas desavenencias familiares, ese trauma, esa pérdida, ese fracaso sentimental o esa frustración no superada. Todo ello son anclas que nos aferran, que ponen cadenas en nuestros pies y anzuelos en nuestra alma.

Es un apego tóxico y poco saludable que nos impide avanzar en libertad y plenitud.

Acepta, asume y aunque te cueste, aprende a perdonar. Te hará sentir más liberado y te ayudará a centrarte en lo que de verdad importa, el “aquí y ahora“, este presente donde tienes tu verdadera oportunidad. ¿A qué esperas?


El buscador y la verdadera existencia

Tercera ley: promueve tu libertad y permite ser libres también a los demás

 Asume que la libertad, es la forma más plena, íntegra y saludable, de disfrutar de la vida, de entenderla en toda su inmensidad.
 
No obstante, ello no impide que podamos establecer vínculos afectivos con otras personas, porque también ello forma parte de nuestro crecimiento personal. Saber amar y saber recibir amor.

No obstante, el desapego implica que nunca debes hacerte responsable de la vida de los otros, al igual que los demás, no deben tampoco imponerte sus principios, sus ataduras o cadenas personales para aferrarte a ellos. Es aquí donde empieza el auténtico problema y los sufrimientos.


Los apegos intensos nunca son saludables, pensemos por ejemplo en esos padres obsesivos que se exceden en la protección de sus hijos y que les impiden poder madurar, poder avanzar con seguridad para explorar el mundo.

La necesidad de “despegarse” es vital en estos casos, ahí donde cada uno debe salir de los límites de la certidumbre para aprender de lo imprevisto, de lo desconocido.

Cuarta ley: asume que las pérdidas van a sucederse tarde o temprano

Volvemos de nuevo a la misma idea: aceptar que, en esta vida, nada puede contenerse eternamente. La vida, las relaciones, e incluso las cosas materiales, terminan desvaneciéndose como el humo que se escapa de una ventana abierta o el agua fresca que resbala por nuestros dedos.



Las personas se irán, los niños crecerán, algunos amigos dejarán de serlo y algunos amores se irán del calor de tu mano… Todo ello forma parte del desapego, y como tal, hemos de aprender a asumirlo para afrontarlo con mayor integridad. Con mayor fuerza. Pero lo que nunca va a cambiar, es tu capacidad de querer. Y debes empezar siempre por ti mismo.

https://lamenteesmaravillosa.com/las-4-leyes-del-desapego-para-la-liberacion-emocional


 I love youI love you Siempre aprendiendo con la ayuda de Javi!! I love youI love you

 besos1 Viva el amor!!!  besos1  
Volver arriba Ir abajo
LyK_
maestr@
maestr@
avatar

Desde : 15/05/2013
He aportado : 1739

MensajeTema: ¿Somos víctimas del apego?   Lun Oct 09 2017, 13:13

¿Somos víctimas del apego?

¿Somos capaces de soportar cualquier cambio adverso que surja en nuestras vidas? Si no es posible, uno se convierte en víctima del apego, un sentimiento que hace que echemos de menos cualquier vivencia positiva que hayamos experimentado.

“Si no aprendemos a soltar, si no dejamos ir, si el apego puede más que nosotros y nos quedamos ahí atados, pegados a esos sueños, fantasías e ilusiones, el dolor crecerá sin parar y nuestra tristeza será la compañera de ruta.”


-Jorge Bucay-

Hay situaciones en la vida que todo ser humano está “obligado” a vivir, desgraciadamente. Hablamos de decepciones con los amigos, el primer desamor, infidelidades, mentiras, pérdida de nuestro puesto de trabajo, etc.

Todas estas situaciones, que son potencialmente negativas, pueden tener un reverso positivo, cuando la persona aprende de ellas, y luego se tiene que enfrentar de nuevo a estas situaciones o similares.


Sin embargo, hay muchas personas que no son capaces a veces de salir del pozo. ¿Estás en esta situación? A continuación encontrarás una serie pautas que pueden ayudarte a superar algunos momentos emocionalmente negativos que atravieses en tú vida.

La autocompasión no lleva a nada

Imagina por un instante que te ha dejado tu pareja, o que has perdido tu puesto de trabajo. Al principio, es más o menos común echarle la culpa a la otra parte para sentirse mejor. Sin embargo, resulta claro que no sirve de nada lamentarse ante lo ocurrido y tampoco que te sitúes en el lugar de víctima permanentemente.

Una ayuda para este momento puede ser hacer autocrítica, y saber qué has hecho mal para así subsanar los errores y no volver a repetirlos en el futuro. Mucha gente tendría que preguntarse lo siguiente: ¿Qué he hecho mal? ¿En qué podría mejorar?


De esta forma, seguramente alcanzaras una visión más completa de tu problema, consiguiendo así que lo puedas superar o solucionar de una forma más rápida y menos dañina.

¿Estás abierto al cambio?

Hay personas a las que les gusta o sienten cierta predilección por momentos pasados, frente a los presentes o los esperados. Habitualmente se convierten en personas que anhelan con frecuencia e intensidad tiempos pretéritos. Y a menudo, con ellos cosas que son superficiales y que con el mero paso del tiempo están condenadas a desaparecer o perecer.

¿Y qué pasa cuando ya no se tienen? Pues que los momentos de desdicha son más comunes y los de felicidad menos. Esto también pasa mucho con las rupturas de pareja cuando una de las partes le dice a la otra: “Pues ya no siento lo mismo”, “Ya no tenemos la misma pasión…”.

“Si miramos el objeto de nuestro apego con una simplicidad nueva, comprenderemos que no es ese objeto lo que nos hace sufrir, sino el modo en que nos aferramos a él.”
-Matthieu Ricard-

No todo queda inmutable en el pasado para que después se quede igual en el presente. Algunas veces hay que aceptar los nuevos cambios como llegan y saber adaptarse a las situaciones como auténticos camaleones. Y si no se consigue, pues ya habrá más oportunidades para conseguirlo.

Liberarse del apego

El cambio es algo presente en tú vida y una buena adaptación a él, probablemente te hará más fuerte, tanto física como emocionalmente. De esto sabe mucho el pensamiento budista, y una de sus “cuatro nobles verdades absolutas”.

Esta afirma que para ser felices, no hay que ser esclavos del apego. Es decir, no se puede tener ese sentimiento de echar siempre de menos aquellos sentimientos o vivencias que tan felices nos hicieron en el pasado. Si se consigue simplemente recordar esos tiempos mejores como una etapa pasada de nuestra vida, será mucho más fácil ser felices y abrir nuevas puertas a experiencias mucho mejores.

https://lamenteesmaravillosa.com/somos-victimas-del-apego


 I love youI love you Siempre aprendiendo con la ayuda de Javi!! I love youI love you

 besos1 Viva el amor!!!  besos1  
Volver arriba Ir abajo
 
Las 4 leyes del desapego para la liberación emocional
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Amarres de Amor, Magia Blanca, Hechizos, recuperación de pareja :: AUTOAYUDA, MOTIVACIÓN, LEY DE ATRACCIÓN, RELACIONES :: SUPERACION PERSONAL, AUTOAYUDA Y LEY DE ATRACCIÓN-
Cambiar a: