Amarres de Amor, Magia Blanca, Hechizos, recuperación de pareja
 
ÍndiceBuscarPublicacionesFAQRegistrarseConectarse
Últimos temas
» ¿ cuando realizar un viaje astral? by javi
por loqoargentina Ayer a las 21:24

» Valencia de antaño
por gerundio Ayer a las 19:01

» El beso
por gerundio Ayer a las 18:18

» Disfruta de cada momento mágico
por javi Ayer a las 17:23

» Boris Godunov
por gerundio Ayer a las 16:46

Comparte | 
 

 Cómo ser un soltero consciente

Ir abajo 
AutorMensaje
LyK_
maestr@
maestr@
avatar

Desde : 15/05/2013
He aportado : 1739

MensajeTema: Cómo ser un soltero consciente   Mar Oct 17 2017, 10:52

Hoy vamos a hablar de un tema tabú…

¡Sexo!

No, es broma. Es un truco para que le des al botoncito de seguir leyendo 😉

Hoy vamos a hablar de cómo ser un soltero consciente en un mundo que a veces parece diseñado para parejas. Es un tema sobre el que he reflexionado mucho a lo largo de los últimos años y que creo que merece ser tratado. ¿Por qué? Porque me da la impresión de que es difícil hablar de ello sin tapujos. Es difícil decirse o decir a los demás que no tener novio o novia te hace sufrir. Te deja en una situación un poco humillante.

Haz la prueba. En una situación social, di algo como “desde que estoy soltero me siento muy solo” o “estoy deseando tener pareja”. No creo que nadie te responda “entiendo cómo te sientes”. Lo más seguro es que te digan algo como:

“Mientras más lo busques, más tardará en aparecer.”
“Disfruta de estar solo ahora que puedes.”
“En los bares no vas a conocer a nadie interesante. ¿Por qué no te apuntas a senderismo?”
Todo eso está muy bien, pero a veces no es ni tan cierto, ni tan fácil. Así que este es un artículo para todos los solteros y solteras que alguna vez han querido cambiar su situación, no han podido y han sufrido o sufren por ello.

Yo llevo tres años y medio sin pareja estable. Mi situación ahora mismo ha cambiado un poco; hay alguien que se está haciendo un hueco en mi corazoncito, pero es una cosa tierna cual lenteja germinada en un tarro de yogur. Todavía empatizo bastante con la problemática single. Así que este artículo es bastante personal e idiosincrático, y me temo que no está comprobado por ningún grupo científico independiente; como siempre, jipi, quédate con lo que te sirva.

Soltería consciente es un concepto que me acabo de inventar, y que tiene que ver con mi idea de que todas las situaciones de la vida te enseñan algo si eres capaz de vivirlas con intensidad y propósito. La idea, entonces, es hablar sin tabúes del posible sufrimiento soltero y proponer después formas de convertir tu situación en una búsqueda consciente de crecimiento personal.

Vamos allá.

 

Verdades Chungas y Petulantes Casados (expresión BridgetJonesiana)

No tengo nada en contra de los casados. Tengo muchos amigos que se han casado y no creo que sea justo discriminarles. Así que por “frase de Petulante Casado” vamos a entender toda frase que te dice tu colega el Richard, o tu amiga con novio desde hace seis años, o tu madre, o la redactora inspirada de Cosmopolitan.

Frase de Petulante Casado: “Aprovecha, que estar soltero tiene muchas ventajas”

Verdad Chunga: estar soltero puede ser desagradable.

Por supuesto, hay quien elige de forma deliberada no tener pareja. Conozco al menos a una persona que piensa así: sencillamente, no cree que ser pareja sea para ella y no se molesta en buscarla. La soltería, e incluso el celibato como opción consciente, pueden ser magníficos caminos para el crecimiento personal.

No obstante, en muchas ocasiones, el soltero no quiere estar soltero y no puede hacer nada para remediarlo. Y eso jode, porque en realidad todas las ventajas que se enumeran en artículos sobre “aprovechar tu soltería” son el contrapunto de actividades de pareja a las que no tienes acceso.
– ¡Puedes decorar tu casa como quieras! = no tienes a nadie con quien irte a vivir, que comparta los gastos y preocupaciones de una casa o que te espere cuando llegas del trabajo.
– ¡Puedes salir de fiesta hasta tarde! = a veces no dispones de opciones alternativas más tranquilas, como quedarte en casa viendo una peli, a no ser que lo hagas solo.
– ¡Puedes planear las vacaciones a tu gusto! = no tienes con quién planear las vacaciones.
– ¡Puedes ir sin depilar! = quizá no vayas a tener sexo en mucho tiempo.

Etcétera, etcétera. No es mi intención deprimir a nadie; lo que quiero es tratar de mirarle las dos caras al asunto. Como soltera de medio recorrido, ha habido momentos en que me sentía libre y contentísima, y otros en los que sentía que el corazón se me estaba secando como una planta al sol.

Además, muchas veces se plantea como ventajas evitar los inconvenientes de una relación disfuncional, lo que es como decir “mejor amputarse la pierna para que no te pique”.

Frases de Petulante Casado: “Mientras más lo busques, más difícil será encontrarlo”, o bien: “Tú lo que tienes que hacer es apuntarte a senderismo”.

Verdad Chunga: tu capacidad para acabar con la soltería es limitada, y el azar juega su papel

Yo no soy fea. Verídico. Y tampoco soy rara en persona. Verídico también. Soy bastante maja, creo, y sociable, y divertida. En estos últimos tres años y medio, me he apuntado a teatro, a natación y he escalado como si fuera la prima secreta de Chris Sharma (en intensidad, no en calidad, me temo). He desarrollado mis aficiones, cultivado mi vida interior y aceptado todas las citas que me han propuesto. Me he involucrado en todo inicio prometedor, he viajado sola y he sonreído con gallardía a las insinuaciones de mi tía abuela sobre “estar ya mayor para darme el lujo de elegir”.

Resultado: ostias como panes, alternadas con una soledad emocional agotadora.
Ya sabéis lo que opino de las “vibraciones” que atraen acontecimientos. Durante un tiempo llegué a creerme que yo las emitía: las llamé “celivibraciones”. Pero en realidad no creo que existan. Quizá algo en mis acciones concretas y observables evitaba que conociera/enamorara a la Persona Adecuada. Quizá, simplemente, me esforcé en comprar muchos boletos de lotería y, aun así, salió el que yo no tenía.

Frase del Petulante Casado: “Aparecerá cuando menos te lo esperes”.

Verdad Chunga: llevar mucho tiempo sin pareja no aumenta las probabilidades de encontrar una.

Esto es lo que se conoce como la Falacia de Montecarlo. Parece ser que en un casino salió un montón de veces el negro y que la gente perdió muchísimo dinero, porque apostó grandes cantidades pensando que “ya le tocaba al rojo”. Un suceso aleatorio no tiene más probabilidades de ocurrir porque no haya ocurrido durante cierto tiempo.

Es decir: que todos los tíos o tías te hayan salido rana un tiempo no quiere decir que el siguiente tenga más posibilidades de ser el príncipe. Aumentarán sólo si tú cambias lo bastante como para elegir mejor. Quizá incluyo disminuyan nuestras probabilidades si pasamos más tiempo solteros. En mi caso, por ejemplo, a veces tengo miedo de estar convirtiéndome en una solterona maniática, o simplemente en alguien demasiado acostumbrada a estar sola como para cambiar.

Frase del Petulante Casado: “¡No estás solo! Tienes un montón de amigos” o, en su defecto: “Tienes que aprender a disfrutar de tu soledad”.

Verdad Chunga: Los amigos no pueden cubrir las necesidades de una pareja.

Esto no quiere decir que no puedan cumplir otras necesidades. Pero, por definición, no pueden cumplir las de una pareja porque no son una pareja. Son amigos. Weiss, un sociólogo americano que estudió la soledad en los 70, distinguió entre la soledad emocional, que tiene que ver con un vínculo íntimo y profundo con alguien, y la soledad social, que implica verse integrado en redes más amplias de amigos o compañeros. Aunque más tarde ha reconocido que no se trata de categorías estancas, su teoría ayuda a diferenciar las distintas necesidades que tenemos como seres sociales, y por qué aunque tengamos miles de amigos más o menos íntimos, a veces podemos echar de menos encontrar a alguien especial.

En cuanto a disfrutar de la soledad, como explica Emily White en “La habitación vacía”, es una propuesta tramposa. La soledad es la ausencia de compañía, así que la solución a la soledad debería proporcionarla la compañía. Por supuesto que se puede (y se debe) aprender a disfrutar de estar solo, porque es inevitable que suceda. Pero no hay que confundirlo con la solución a sentirse solo.

Es como si estás desnutrido y el médico te recomienda hacer más deporte. El deporte es sano y recomendable por sí mismo, pero no es el remedio para la desnutrición; el remedio para la desnutrición es nutrirse.

Total aceptación

Aceptar no quiere decir que te guste o te disguste tu situación, ni tampoco que no puedas hacer nada para remediarla. De estrategias para buscar pareja hablaremos más adelante. Aceptar quiere decir aceptar de corazón que ahora mismo no tienes pareja; que no sabes cuánto tiempo va a pasar hasta que encuentres otra; que puedes hacer algo para intentar cambiar esta situación, pero que no esta por completo bajo tu control.

La total aceptación es una bonita meta: convierte la soltería en un estado de crecimiento interior vivido con consciencia y propósito.

Algunas ideas para la total aceptación:

1. Observar el estado actual como un estado completo.

Para esto, es importante hacerse una pregunta: ¿Qué pasaría si mi situación sentimental no cambiara nunca? ¿Qué pasaría si no volviera a tener sexo jamás? ¿sería capaz de ser feliz? ¿Podría buscar estímulo y satisfacción en otras áreas?

Vivimos con limitaciones. Las fantasías de tenerlo todo, todo el rato, alimentan la insatisfacción y nos sitúan en un futuro idílico que no llega nunca. Si un hada maligna me condenara a la soltería y al celibato eternos, quiero creer que sobreviviría. Sería duro, pero trataría de llenar mi vida con otros recursos: disfrutar de la belleza, ayudar a los demás, meditar. Podría ser una humana completa y plena.

Observa que no estamos hablando de una falsa abundancia, o de ser positivo, o de pensar que la botella está medio llena. Estamos hablando de la capacidad de establecer valores importantes hacia los que encaminar nuestra vida sin contemplar la pareja como un must. Esto no nos aleja de la posibilidad de encontrar una, sino que nos coloca en la posición de buscarla desde la tranquilidad de saberse satisfecho, y no desde la necesidad.

2. Distinguir la idea de pareja de la realidad momento a momento

Un ejercicio mental útil en este momento es recordar que tanto para los solteros como para los casados, ennoviados o viudos, la vida es una sucesión de sensaciones agradables, desagradables y neutras. Para ti, para mí, para Brad y Angelina, para los vecinos del quinto. Es importante distinguir las narrativas, etiquetas y constructos, de lo que supone la realidad, momento a momento, de la vida de una persona.

Lo que en nuestra mente es un concepto único, un bloque de significado con connotaciones positivas como “tener pareja”, en la realidad se compone de un montón de momentos, uno detrás de otro, que pueden ser buenos, malos o regulares. La mayoría de las veces, la anticipación de lo bonito que es estar con alguien es mucho mejor que la realidad. Esto no quiere decir que tener pareja sea malo. Quiere decir que, una vez que se te pasa la primera fase de enamoramiento y País de la Piruleta, los problemas te estarán esperando igual.

El cambio constante de los propios pensamientos, sentimientos y sensaciones es al mismo tiempo nuestra cruz y nuestra salvación. Nada es permanente, qué putada. Nada es permanente, qué bendición.

3. Dejarse de plazos

Hace un tiempo envié esta newsletter sobre explorar los escenarios de lo posible (por cierto, si quieres suscribirte a la newsletter, puedes hacerlo aquí). La vida no es un acertijo, ni hay una única forma correcta de hacer las cosas, ni un camino lineal que seguir de principio a fin. A veces uno se siente mal por estar soltero porque piensa que es lo que corresponde en esta etapa. Peor todavía: piensa que todos los demás se están emparejando y que las opciones se acaban.

La realidad es que hay muchísima gente en el mundo. Que, para bien o para mal, las relaciones ahora son mucho más cambiantes y los modelos de familia se están flexibilizando. Que incluso aunque “se te pase el arroz”, es mejor acabar con un divorciado a los cuarenta y cinco que tener tus propios hijos a los veintiséis con alguien a quien no quieres y crear una familia infernal. Piensa en ciclos. Ahora toca un ciclo de soltería. Lo más probable es que el ciclo de estar en pareja llegue más adelante. Aprovecha la oportunidad para aprender todo lo que tu presente puede enseñarte.

 

Buscar pareja de forma consciente

Con consciente no quiero decir deliberada; no estoy hablando de apuntarse a una página de contactos. Quiero decir buscar pareja de forma sana, coherente y alineada con nuestros valores. Estar soltero sin querer estar soltero es malo; estar con alguien a quien no quieres o no has elegido de manera honesta puede ser una tortura.

Esto no es una guía para ligar. Tampoco estamos hablando de matrimonio hasta la muerte, pero aquí me refiero a encontrar una relación significativa, no a aumentar el número de marcas en la empuñadura de tu espada.

1. Establece tus criterios de selección…

… y no te conformes con menos. En serio. No bajes el listón. “Eres demasiado exigente”, me han dicho alguna vez. Pues claro. Saber lo que buscas en una relación y en una persona equivale a no terminar con alguien que no consideras suficiente para ti, y eso equivale a no hacer que esa persona pierda su tiempo con alguien que no la valora. Ser selectivo tiene que ver con ser sincero y no dañar a la gente, no con ser un quejica que no se conforma con nada.

Hace un tiempo, mi amigo Funes me dijo una frase que me hizo pensar mucho. “Lo importante no es cómo son las personas, sino la relación que establecemos con ellas”. A partir de ahí, se me ocurrió que quizá no es tan importante una lista de características tipo Facebook (que le guste el cine clásico, que sepa cocinar, que se ría con los juegos de palabras) sino tener claro el tipo de relación que buscas. Puedes reflexionar sobre esta idea; a mí me ayudó muchísimo. Establece unos criterios básicos: quiero respeto, quiero cariño físico, quiero ternura.

Piensa también acerca de cómo quieres que empiece esa relación. Hace un par de meses, cuando me replanteé todo este asunto de estar soltera, llegué a la conclusión de que no quería participar más en los juegos de poder ni en el drama. No quería evitar llamar a un chico cuando me apeteciera para no asustarle. El comienzo debía ser sincero: si se asustaba, que se asustase, porque eso querría decir que a él sí le molaba el drama y fingir distancia, y entonces no era para mí.

(Nota: aún no se ha asustado. Pobre)

 2. Dispónte a esperar

 Si sabes lo que quieres, cualquier cosa distinta a eso será conformarte con menos y no te satisfará. Esto quiere decir que una vez que sabes lo que quieres, o te dispones a esperar todo el tiempo que haga falta, o te atienes a las consecuencias de quedarte con otra cosa.

Los términos medios no me satisfacen. Me encariño con facilidad con la gente y no sirvo para rolletes de una noche, relaciones abiertas o historias poco definidas tipo “ya te llamaré”. Me acarrean más preocupaciones que satisfacciones. Sin embargo, durante algún tiempo me guié por el “a falta de pan, buenas son tortas”, y me fue fatal. Renunciar a las tortas (metafóricas) para buscar contactos más honestos y duraderos me dio mucha paz. Pensé que estaba dispuesta de corazón a pasar sin alguien todo el tiempo que hiciera falta.

[Que justo después encontrara a alguien me jode, porque confirma las teorías del “aparecerá cuando menos te lo esperes”. Pero bueno.]

3. Evita instrumentalizar a la gente

Hay necesidades que sólo puede cubrir una pareja, cierto. Dar masajitos a nuestro ego no debería ser una de esas necesidades.

Estar mucho tiempo sin pareja te quita una fuente importante de validación social. Una de las sensaciones más angustiosas de esta época para mí ha sido concluir que estaba tarada, y que algo debía de ir mal en mí para estar sola. Este pensamiento es lógico. No es realista, ni objetivo, pero se comprende. El peligro de este pensamiento es convertir a las potenciales parejas en instrumentos para reafirmarme. Es lo que sucede cuando te molesta que te rechace alguien que en realidad no te gusta, o con quien no ves la posibilidad de una relación a largo plazo. La otra persona sólo está haciendo lo que nosotros deberíamos hacer si fuéramos sensatos, pero nos jode.

Está bien no querer estar solo, pero la inocuidad es importante. Piensa en el otro. Piensa que “los tíos” o “las tías” son individuos que sueñan, sufren y se enamoran de quien no deben, igual que tú.

Quien dice satisfacer el ego dice satisfacer la necesidad de sexo, de contacto o de cariñitos. Volviendo al punto anterior: está bien cuando es lo que uno quiere. Si no, se parece a beber agua salada: nos deja con más sed que antes y pone en peligro a una persona que a lo mejor no está buscando lo mismo.

Sé como un médico: primum non nocere. Lo primero es no dañar.

4. Conviértete en la chica ideal de tu chico ideal. O viceversa

Va, voy a decirlo: disfruta de tu soltería. Yo he crecido muchísimo en estos últimos tres años. A pesar del dolor y la incertidumbre que acarrea a veces, no tener pareja te permite elegir sin condicionamientos. No tienes que ceder. Puedes invertir muchísimo esfuerzo en lo que a ti te importa. Mientras más te busques, y mientras más consciente, equilibrado y amoroso seas, más le gustarás a tu pareja ideal cuando aparezca y más claros tendrás los criterios básicos de los que hablábamos. Quizá mi chico ideal de hace tres años no me aguantaría ahora. Y yo ahora me gusto más, así que vamos bien.

Disfruta de vivir solo: es una oportunidad estupenda para estar tranquilo, trabajar en tus proyectos y descubrir qué estilo de decoración te gusta de verdad.

Disfruta de viajar solo: conocerás a más gente que de ninguna otra forma.

Sé totalmente tú: así te asegurarás de que le gustas a quien quieres gustarle.

Adopta gatos. Son adorables y te recuerdan lo que es pensar que te mereces el amor sin hacer nada especial para lograrlo. Y podrás lanzárselos a la gente si al final no encuentras a nadie.

5. Apostando con el corazón abierto

Hablábamos antes del peligro de comprar muchas papeletas para un sorteo y que toque la que no tienes; no obstante, si compras un 99%, la cosa se tiene que dar fatal para que no te lleves el premio. Sé social. Amplía tu círculo y mejora la cantidad y calidad de tus relaciones. Implícate en las actividades que amas y tendrás más posibilidades de conocer a gente que ama lo que tú. Y cuando creas que algo podría ser importante, implícate en ello y apuesta fuerte.

Es difícil saber si algo es importante desde un principio. Los criterios de calidad necesitan tiempo para desplegarse en la interacción. Pero sí creo que es fácil saber cuándo no se cumplen. Uno puede engañarse y continuar en una relación en la que no cree porque le da otro tipo de satisfacciones. Pero tu corazón lo sabe.

Aumentar la cantidad y calidad de las relaciones que establecemos solo puede ser bueno. Trabajar la autenticidad y relacionarnos con los demás desde el corazón, también. Encontrar o no un compañero puede ser un efecto colateral de esta búsqueda; de cualquier forma, parece un buen camino para comenzar.

6. Ampliando la consciencia

Puedes tratar de ser consciente de todos los comportamientos y emociones de los que hemos hablado antes. Consciente de la soledad, del sufrimiento y del miedo; consciente también de los buenos momentos, de la independencia, de la satisfacción de sentirte tranquilo. Consciente de que quieres que ese chico te llame sólo para no sentirte rechazada, o de que quieres conquistar a esa chica porque es guapa aunque te parezca tonta como una piedra. Consciente del apego a las sensaciones agradables. Consciente de la aversión a las sensaciones desagradables.

Creo sinceramente que es para lo que estamos aquí. Para ser más conscientes y ensanchar nuestro corazón. Afortunadamente, eso se puede hacer tanto soltero, como casado, así que estamos de enhorabuena.

¿Y tú, jipi? ¿Estás soltero o con pareja? ¿Qué opinas de todo esto? Cuéntalo en los comentarios.

http://www.psicosupervivencia.com/solteria-consciente/


 I love youI love you Siempre aprendiendo con la ayuda de Javi!! I love youI love you

 besos1 Viva el amor!!!  besos1  
Volver arriba Ir abajo
Bonifacia
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@


Desde : 12/02/2014
He aportado : 2005

MensajeTema: Re: Cómo ser un soltero consciente   Mar Oct 17 2017, 11:57

Con pareja, me parece muy interesante el post y también pienso que estar con quien no quieres es una tortura, estar solo claro que tiene sus cosas buenas, pero las personas buscamos estar acompañadas...

besosss lindossss


Abre las alas y siente la brisa.
Volver arriba Ir abajo
LyK_
maestr@
maestr@
avatar

Desde : 15/05/2013
He aportado : 1739

MensajeTema: Re: Cómo ser un soltero consciente   Mar Oct 17 2017, 16:04

Claro que si Boni, yo lo prefiero mil veces. pero ahora que estoy sin ella intento buscar motivacion  Rolling Eyes abrazos2


 I love youI love you Siempre aprendiendo con la ayuda de Javi!! I love youI love you

 besos1 Viva el amor!!!  besos1  
Volver arriba Ir abajo
 
Cómo ser un soltero consciente
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Amarres de Amor, Magia Blanca, Hechizos, recuperación de pareja :: AUTOAYUDA, MOTIVACIÓN, LEY DE ATRACCIÓN, RELACIONES :: SUPERACION PERSONAL, AUTOAYUDA Y LEY DE ATRACCIÓN-
Cambiar a: