Amarres de Amor, Hechizos, recuperación de pareja
 
ÍndiceBuscarPublicacionesFAQRegistrarseConectarse
Mitologia Vasca Testim15
Últimos temas
» Desconfía del saber popular...puede te compliques vida..mas aun
Mitologia Vasca Icon_minitimepor gerundio Hoy a las 12:58

» El gral Elío...conspiraciones , muerte, bajezas... e insulto a ntra sociedad
Mitologia Vasca Icon_minitimepor gerundio Hoy a las 12:33

» Historias de ejecuciones......
Mitologia Vasca Icon_minitimepor gerundio Ayer a las 16:58

» Misterios y horrores canadienses ,,,de todo tipo
Mitologia Vasca Icon_minitimepor gerundio Ayer a las 12:47

» Cara al verano .- ENTIDADES MARINAS
Mitologia Vasca Icon_minitimepor gerundio Lun Jul 15 2019, 18:29

» El misterio de la muerte del comandante Valin en la batalla de puente de Alcolea en Córdoba ¿ con
Mitologia Vasca Icon_minitimepor gerundio Lun Jul 15 2019, 11:05

» Y11.-
Mitologia Vasca Icon_minitimepor gerundio Dom Jul 14 2019, 15:54

» Invocasiones a entidades acuáticas femeninas et probas como sirenas, ondinas, ninfas, nereidas
Mitologia Vasca Icon_minitimepor gerundio Dom Jul 14 2019, 12:52

» Las ejecuciones, antaño, en Madrid ...guia por a visitas...
Mitologia Vasca Icon_minitimepor gerundio Dom Jul 14 2019, 10:43

» Hermandad de la Paz y de la Caridad y sus pìas obras
Mitologia Vasca Icon_minitimepor gerundio Sáb Jul 13 2019, 15:49

» Entidades paralelas de otros planos....algunas de sus características
Mitologia Vasca Icon_minitimepor gerundio Sáb Jul 13 2019, 11:40

» Y6.-
Mitologia Vasca Icon_minitimepor gerundio Vie Jul 12 2019, 16:26

Anuncios

    No hay anuncios disponibles.


    Comparte
     

     Mitologia Vasca

    Ir abajo 
    AutorMensaje
    Hondero 3.0
    maestr@
    maestr@
    avatar

    Desde : 31/01/2011
    He aportado : 8175

    Mitologia Vasca Empty
    MensajeTema: Mitologia Vasca   Mitologia Vasca Icon_minitimeVie Mayo 27 2011, 23:29

    Mitologia vasca...tierra situada en el norte de la peninsula iberica... Euskal Herria (Pueblo vasco).

    MARI, LA DIOSA VASCA

    De todos los genios de la mitología vasca, el principal es sin duda alguna Mari, pudiendo dársele el calificativo de diosa. Se trata de una divinidad de carácter femenino, conocido en todos los puntos de Euskal Herria, y a la que se le atribuye una morada en cada una de las montañas de la accidentada geografía vasca. Es poco probable que el nombre de Mari sea un diminutivo del cristiano María, y sí mucho más seguro que deba su origen a los ancestrales Maire -genios constructores de dólmenes-, Maide -genios de los montes, de sexo masculino y constructores de cromlechs- y de Maidi -las almas de los antepasados que visitan de noche sus antiguos hogares-. O que signifique, simplemente, "señora". Y es que parece estar claro que el mito de Mari es muy anterior al advenimiento del cristianismo y éste no ha podido asimilarlo como ha hecho con tantos otros. Porque el campesino vasco no aprecia aún hoy, o tal vez hoy menos que nunca, un elemento cristiano en la figura de Mari.

    El origen de la Mari vasca, tal como se desprende de una leyenda de Oñati (Guipúzcoa), la diosa euskalduna fue raptada siendo niña. La cosa es como sigue. Vivían juntas una madre y una hija de corta edad. Como la madre era muy mala, en cierta ocasión maldijo a la niña: "Ojalá te lleve el diablo". Y nada más decirlo, el diablo se llevó a la niña a Gaiztozulo. Poco tiempo después, unos hombres se encontraron por aquella zona con una niña que se ocupaba en recoger leña. Le preguntaron: "¿Qué haces?". Y ella respondió: "Recojo leña". "¿Dónde vives?" -insistieron los hombres-. La niña no dijo nada esta vez, limitándose tan sólo a señalar hacia lo alto de Aloña. Entonces cubrió la niebla a los hombres y la niña desapareció.

    En Orozko (Vizcaya), cuentan que lo que la enfadada madre dijo, fue: "Ojalá vueles por los aires tantos años como granos contiene una fanega de alubias rojas" Y que desde entonces pasa siete años en Supelaur y otros siete en Amboto.

    En Zumaia (Guipúzcoa), en cambio, la versión es diferente. Una mujer casada y sin descendencia, que deseaba tanto una hija "aun cuando a los veinte años se la hubiese de llevar el diablo", vio al fin colmados sus sueños al nacerle una hermosa niña, de tez blanca y dorada cabellera. Cuando la linda criatura estaba a punto de cumplir veinte años, la encerró en una caja de cristal y se dedicó a vigilarla día y noche. Esfuerzo inútil, pues al instante de cumplir veinte años la muchacha, apareció el diablo, quien rompiendo la caja, se la llevó consigo hasta la cima del Amboto.

    Existe aún otra leyenda de Ataun, con sus correspondientes variantes, que refiere el origen de Mari de otra manera. Según esta leyenda, había una mujer muy mala, casada con un buen cristiano y madre de cinco hijos, que vivía en un caserío de Beasain (Guipúzcoa). Como no quería que los niños fuesen bautizados, el padre los subió a un carro, ató a él a la madre, y se encaminaron hacia la iglesia en busca de bautismo para los pequeños. Pero por el camino la mujer se envolvió en llamas, quemó las ligaduras que la ataban al carro, y volando por los aires, gritó: "Mis hijos para el cielo y yo ahora para Muru". Y hacia el Murumendi se dirigió, donde desde entonces está. En ocasiones ha sido vista cerca de una sima existente en aquel monte, sentada al sol, peinándose su caballera rubia con un peine de oro. Leyenda de similares características es conocida en Arano.

    Tal como es creencia en la zona de Zegama, la mítica dama aparece en su cueva de Aketegi cada seis años, permaneciendo en ella por espacio de tres. Luego se marcha a Txindoki y Amboto, donde se instala por el mismo espacio de tiempo, de un modo rotativo. Mientras dura su estancia en Txindoki, las nubes son abundantes en la zona, lo que favorece las cosechas durante esos tres años. Y cuando está en Aketegui, de la sima de la montaña emana un delicioso aroma a pan recien sacado del horno.

    Mari, como diosa que es, es vista por el campesino vasco como poseedora de una gran justicia, aunque, al mismo tiempo, plena de severidad, Porque premia a los que practican el bien, pero castiga a los que no cumplen sus mandatos. Si alguien necesita ayuda y la llama con fervor tres veces, diciendo: "Aketegiko dama", la susodicha dama de Aketegi se coloca sobre su cabeza, dispuesta a favorecer a esa persona.

    De igual manera, Mari favorece a cuantos le ofrecen algún tributo. Por eso dicen en Kortezubi, que jamás cae pedrisco en las propiedades de aquellos que cada año le hacen algún obsequio. Este hecho puede explicar que se hayan encontrado monedas y otros objetos en las cuevas, ofrendados posiblemente a la mítica diosa, o bien a otros genios, hoy olvidados, habitantes de las cavernas. Monedas de la época romana han aparecido en las cuevas de Isturiz, en Santimamiñe; Sagastigorri, de Covaira; Solacueva y un largo etcétera. Quedan incluso reminiscencias de la práctica de aquel culto en Zelharburu, azpeko, Saindua o Saindia, que aunque revestido de apariencia cristiana, sus elementos básicos arrancan de una época pagana muy anterior.

    Por el contrario, la dama ha favorecido en ocasiones a personas que han pasado por sus cuevas, regalándole valiosos objetos. Tal ocurrió con una joven pastora de Markina, que cuidando un rebaño de ovejas en Gabaro se acercó a la cueva de Mari. La señora la metería dentro, reteniéndola durante varios años, úempo que la tuvo ocupada en hilar. Pasado el tiempo, Mari le diría a su pupila: "Ahora tienes que marcharte". Pero la muchacha no deseaba hacerlo, alegando que se encontraba muy bien allí. Por eso, Mari habría de insistir, dándole, además, un pedazo de carbón como regalo, cosa que extrañó enormemente a la chica. Mas para su sorpresa, en cuanto hubo abandonado la caverna el carbón quedó convertido en oro.

    Presagiar próximas tormentas, es una constante en buena parte de las leyendas referidas a Mari. Una de Elosua viene a coincidir esencialmente con las anteriores. Un hombre que pasaba por el alto de Iturriberri de Elosua, vio una noche a Mari, hilando sentada sobre una piedra que existe en aquellos parajes, llamada Trukarri. No había llegado aún a Bergara aquel mortal, cuando se desencadenó una tormenta espantosa.

    Del mismo modo, es la propia diosa la que aparece como ladrona en otras leyendas. Una de Azkoitia refiere que la dama de Amboto le robó un carnero a un pastor de Aralar, y que éste se presentó ante la señora. Le preguntó a ver dónde tenía su animal y ella le contestó: "En mi cocina . "¿Y me lo devolvería usted?" -inquirió el hombre-. "Si vienes, sí" El pastor entró en la cueva, descubriendo que la dama tenía al carnero por cabecera. Lo cogió por los cuernos y salió tirando de él andando hacia atrás. Antes de que se marchase el humano, Mari exclamó: "Gracias a que has salido como has entrado, pues de lo contrario hubieras tenido que quedarte aquí".

    Mari, la diosa vasca es vista por el campesinado vasco, por lo general, como alguien irascible a veces, rigurosa casi siempre y tiránica en ocasiones. Pero tampoco es infrecuente encontrarla como alguien dócil, dedicada a tareas que difícilmente podríamos relacionar con las actividades de los dioses.


    O
    Volver arriba Ir abajo
    Hondero 3.0
    maestr@
    maestr@
    avatar

    Desde : 31/01/2011
    He aportado : 8175

    Mitologia Vasca Empty
    MensajeTema: Re: Mitologia Vasca   Mitologia Vasca Icon_minitimeVie Mayo 27 2011, 23:32


    BASAJAUN
    Mitologia Vasca Basajaun

    Basajaun es un genio o numen que, en muchos casos, habita en lo más profundo de los bosques o, en otros, en cavernas situadas en lugares altos. Basajaun significa "señor salvaje" y "señor de la selva". Es alto y su cuerpo tiene forma de humano, pero está cubierto de pelo que le llega hasta las rodillas y le cubre la cara, el pecho y el vientre. Uno de sus pies es como el de los hombres, el otro tiene planta circular.

    Basajaun es el que protege a los rebaños. Cuando se acerca una tormenta da un grito para avisar a los pastores que retiren su ganado. También evita que el lobo se acerque. Las ovejas anuncian la presencia de Basajaun con una simultánea y colectiva sacudida y con el sonido de sus cencerros. Así, los pastores saben que pueden estar tranquilos, porque esa noche o día, el lobo no irá a molestarlos.

    En algunos sitios, Basajaun es representado como un ser maligno, dotado de fuerzas colosales y agilidad extraordinaria.

    También algunos relatos populares muestran a Basajaun como el primer agricultor, primer herrero o primer molinero. Los hombres, mediante tretas, obtuvieron de Basajaun la primera semilla de trigo y aprendieron su cultivo. El hombre también le robó el secreto de la fabricación de la sierra, del eje del molino y el del modo de soldar metales.
    Basajaun

    Los Basajaunes cultivaban trigo en Ataun, en la montaña de Muskia. Un día, un hombre valiente, San Martiniko, fue a visitarles con la intención de quitarles algunas semillas de trigo. Llevaba calzado ancho y retó a los Basajaunes para ver quién atravesaba mejor, de un salto y sin tocar ningún grano, los montones de trigo que tenían en su cueva. Los Basajaunes lo atravesaron fácilmente, pero San Martiniko cayó en medio del montón donde sus abarcas se llenaron de trigo. Luego se despidió y se fue monte abajo. Los Basajaunes se dieron cuenta de que llevaba grano de trigo en su calzado y lanzaron contra él un hacha, su arma arrojadiza, que no alcanzó a Martiniko.

    Los hombres ya tenían la semilla de trigo pero no sabían cuando sembrarla. Martiniko volvió a ir a la cueva de los Basajaun y les oyó cantar una canción: "si los hombres supieran esta canción, bien se aprovecharían de ella: al brotar la hoja, siémbrase el maíz; al caer la hoja, siémbrase el trigo; por San Lorenzo, siémbrase el nabo". Después de escuchar eso, San Martiniko sembró las semillas en otoño y en verano obtuvo la primera cosecha de cereal. Y así su cultivo y el uso del pan se extendió por todo el mundo.

    Gracias a otra treta, San Martiniko consiguió quitar al Basajaun el secreto de la fabricación de la sierra. Según cuenta la leyenda ocurrió en Oiartzun, allí los Basajaunes fabricaban sierras pero San Martiniko no sabía como hacerlo. Para descubrirlo mandó a su criado a anunciar que ya había fabricado la sierra. Al oír esto, el Basajaun le preguntó si su amo había visto la hoja de castaño, "no la ha visto, pero la verá" contesto el criado. San Martiniko vió la hoja dentada del castaño y labró una lamina de hierro. De noche, Basajaun fue a la herrería de San Martiniko para comprobar si éste había fabricado alguna sierra. Al encontrar una allí, le e torció, alternativamente, a uno y otro lado, los dientes, queriendo así inutilizarla. Pero el resultado fue el contrario, y mejoró la herramienta. Desde entonces se extendió el uso de la sierra en el mundo.

    De la misma manera consiguió averiguar San Martiniko, en Kortezubi, como el Basajaun soldaba dos piezas de hierro. Mandó anunciar que había conseguido el procedimiento para unir dos piezas y el Basajaun le preguntó al pregonero si San Martiniko roció con agua arcillosa ambas piezas. El pregonero contestó: "no lo hizó, pero lo hará". Así San Martiniko logró la soldadura del hierro y esa técnica se extendió por todo el mundo.

    En Sara, el molino de San Martiniko era de roble y no aguantaba mucho, en cambio, el de Basajaun duraba mucho más. San Martiniko quería saber cómo era ese molino. Esta vez también utilizó el mismo método para averiguarlo: mandó a anunciar que su molino funcionaba perfectamente. El Basajaun dijo, "eso quiere decir que le ha puesto eje de aliso", a lo que el pregonero respondió, "se lo pondrá". Así los hombres pudieron usar sus molinos en todo el mundo.

    Fuente: http://www.hiru.com/es/euskal_kultura/euskal_kultura_00300.html


    O
    Volver arriba Ir abajo
    Hondero 3.0
    maestr@
    maestr@
    avatar

    Desde : 31/01/2011
    He aportado : 8175

    Mitologia Vasca Empty
    MensajeTema: Re: Mitologia Vasca   Mitologia Vasca Icon_minitimeVie Mayo 27 2011, 23:34


    SUGAAR

    Sugaar es la serpiente macho del folklore vasco. Es un genio que habita en las profundidades de las cuevas y posee una entidad propia parecida a Mari, ya que se le atribuyen también cualidades voladoras y la capacidad de transformarse en un ser humano.

    En muchas regiones de Euskal Herria se dice que Sugaar es el esposo de Mari y que cuando se unen los viernes provocan una fuerte tormenta. (¿De aquí que siempre haga malo el fin de semana?).
    A Sugaar se le considera como una figura negativa ya que en ciertos lugares se cree que es el propio diablo. En muchas leyendas aparece como ser maligno y vengativo, como se afirma en la siguiente historia:

    Dos hermanos pastores salieron un día al monte con el rebaño. Algunas ovejas se habían adentrado en una cueva cercana a su casa y fueron a sacarlas, pero allí se encontraron a una gran serpiente. El menor de los hermanos comenzó a tirarle piedras y le cortó la cola de una pedrada. El mayor le dijo a éste que dejara de hacerlo y se lo llevó a rastras para casa.

    Al cabo del tiempo, el hermano mayor fue llamado por el ejército. Estaba de servicio en Nochebuena y añoraba a su familia, cuando de repente, apareció de la nada un individuo que le preguntó si deseaba ir a casa. El muchacho le contestó que sí y aquel individuo se lo llevó a una cueva. Le dijo que si se llevaba dos cosas consigo, al momento aparecería en la cueva que había cerca de su casa. El chico le dijo que estaría encantado de llevarse lo que le diera, entonces aquel hombre le dio una pepita de oro para él y un cinturón de seda para su hermano pequeño; con la condición de que regresara a la cueva pasados tres días. Cuando el trato estuvo cerrado el tipo se desvaneció y el muchacho apareció en su casa.

    Cuando llegó a su casa su familia quedó sorprendida al verlo, pero no más que cuando les contó lo que le había sucedido. Como había acordado con aquel tipo, le dio a su hermano le dio el cinturón de seda; pero éste lo rechazo y le dijo que lo atara en el nogal que había fuera de la casa. Nada más hacerlo, el árbol empezó a arder y se consumió al instante.

    Pasados los tres días, el soldado y su hermano pequeño fueron a la cueva donde se tenían que reunir con aquel raro individuo, pero su lugar apareció un manco.

    Éste, al ver al hermano pequeño, le acusó de haberle dejado manco. El chaval le dijo que ni le conocía ni sabía nada de su brazo. El manco insistió y le hizo recordar que tiempo atrás había apedreado allí mismo a una serpiente. Aquel reptil era él y la cola que le arrancó equivalía al brazo que ahora le faltaba.

    La serpiente, viendo que había fracasado su primer intento de matarlo, se abalanzó contra él pero se detuvo al ver que el chico llevaba una medalla cristiana en su pecho y le dijo: "Da gracias a esa imagen que te cuelga del cuello, pues sin ella no habrías salido vivo de aquí". Dicho esto la serpiente desapareció.



    Fuente: http://www.agora.ya.com/mundomisterio/mas_sobre_los_personajes_mitol.htm


    O
    Volver arriba Ir abajo
    Hondero 3.0
    maestr@
    maestr@
    avatar

    Desde : 31/01/2011
    He aportado : 8175

    Mitologia Vasca Empty
    MensajeTema: Re: Mitologia Vasca   Mitologia Vasca Icon_minitimeVie Mayo 27 2011, 23:37

    LAMIAS
    Mitologia Vasca Lamia

    En el folklore de los países europeos son característicos unos seres que habitan en el bosque, pero casi siempre relacionadas con los arroyos, lagos y ríos: son las hadas. Son personajes de sexo femenino, aladas y muy bellas.

    El folklore vasco posee sus propias hadas: las lamias.
    Unas leyendas las describen como seres malévolos (las que menos) y otras como seres benignos.

    Las lamias son seres nocturnos que poseen una figura antropomorfa y sexo femenino, pero sus pies en realidad son patas, por lo general de ave palmípeda. Poseen una gran belleza, son nobles y tienen un gran poder. Se las suele describir también con una larga cabellera, por lo general rubia.
    Viven en las riveras de los ríos, donde se suelen sumergir cuando detectan presencia humana. Por el día intentan ocultarse (ya que el sol anula su poder) y por las noches salen a lavar la ropa al río, a hilar con la rueca y a peinarse su larga cabellera con un peine de oro. Este peine viene a simbolizar su poder, y la atracción y ambición que sufren los humanos por poseerlos los ha llevado muchas veces a sufrir la ira de las lamias. Muchas son las leyendas que cuentan como los humanos robaban estos peines y se veían envueltos en una serie de desgracias hasta que los devolvían.

    Se dice también que las lamias se alimentan con tocino y con pan de trigo y que beben sidra y leche que les ofrecen los humanos. Este debe ser el secreto de su longevidad, porque se afirma que viven cientos de años.

    Las lamias, cuando reciben ayuda de sus vecinos los humanos (ya sea con favores u ofreciéndoles comida) suelen recompensarles generosamente, aunque en un principio no lo parezca: carbón que se convierte en oro, tocino que se transforma en plata, cenizas que se convierten en dinero, etc.

    La siguiente leyenda es un ejemplo de cómo las lamias recompensan los favores a los humanos:

    Una noche la comadrona de un pueblo fue llamada por un grupo de lamias, ya que una de ellas se había puesto de parto. Cuando llegó al remanso del río donde estaba la lamia la comadrona le ayudó a dar a luz. Cuando terminó le pusieron delante un tarro lleno de miel y otro lleno de manteca. Las lamias le dijeron que eligiera el que quisiese. La comadrona pensó que la manteca le sería más provechosa. Aunque las lamias le recomendaron que se llevase el tarro de miel, la comadrona acabó por llevarse el de manteca. Al llegar a casa metió el tarro en un armario y se fue a dormir.

    A la mañana siguiente abrió el armario y vio que en el tarro que le habían dado ya no había manteca sino monedas de plata. Entonces comprendió que si se hubiera llevado la miel se hubiera convertido en monedas de oro.

    Es sabido que las lamias intentan esquivar a los humanos, pero hay una leyenda muy extendida que cuenta como un pastor y una lamia se enamoraron.

    El pastor volvía a casa con su rebaño al atardecer y en medio del monte se encontró con una joven y bella lamia. Se enamoraron al instante y se comprometieron para casarse.

    Al llegar a casa el pastor le comentó a su madre lo que le había pasado y a ésta le extrañó que su hijo se hubiera encontrado a una mujer sola en el monte cuando estaba anocheciendo. La madre le avisó al hijo de que podía ser una lamia y que de ser así no aprobaría el matrimonio. Le dijo que antes de casarse con ella le mirara los pies a la dama.

    Al pastor le entraron las dudas y al día siguiente cuando la vio le miró los pies y descubrió que su enamorada tenía los pies de pato. Entonces rompió el compromiso de matrimonio y volvió a casa. Aún así, el muchacho seguía enamorado de la lamia y no tardó en enfermar de amor. Al poco tiempo murió.

    Cuentan que la lamia asistió al funeral, pero que no pasó de la puerta de la iglesia

    Fuente: http://www.agora.ya.com/mundomisterio/mas_sobre_los_personajes_mitol.htm



    O
    Volver arriba Ir abajo
    Hondero 3.0
    maestr@
    maestr@
    avatar

    Desde : 31/01/2011
    He aportado : 8175

    Mitologia Vasca Empty
    MensajeTema: Re: Mitologia Vasca   Mitologia Vasca Icon_minitimeVie Mayo 27 2011, 23:42


    PRAKAGORRI

    En la mitología vasca los duendes son seres amigables y beneficiosos por lo general.

    En cada región de Euskal Herria se les denomina con nombres distintos: prakagorri, galtxagorri, ximelgorri, gorri-txiki, etc; siendo el primero de éstos el más extendido. Todos hacen referencia al color rojo de su piel o de su vestimenta.

    Se dice de ellos que tienen una fuerza y una velocidad sobrehumana, y que son tan pequeños que en un alfiletero caben cientos de ellos. Este es el lugar que toman por casa cuando están al servicio de los humanos. Los prakagorri están siempre deseosos de trabajar y de servir a su amo, tal y como se cuenta en la siguiente leyenda.

    Un baserritarra compró unos cuantos prakagorris con la intención de hacerlos trabajar en el campo. Cuando llegó a su caserío les enseñó el alfiletero que sería su casa y les mandó la primera tarea. Como es normal en ellos, dicha tarea estuvo hecha en un santiamén y le pidieron que les mandara otra. El baserritarra así lo hizo y la volvieron a hacer enseguida. Así, fue mandándoles una tras otra hasta que en la casa no había más por hacer y el hombre no supo que mandarles.

    El hombre vio que los prakagorris se ponían nerviosos al no estar haciendo nada y temió que le hicieran daño. Entonces se le ocurrió una solución: les mando traer agua en un colador. Este trabajo era materialmente imposible, ya que al meter el agua en el colador volvía a salir del mismo. Cuando los prakagorri se dieron cuenta del engaño se sintieron ofendidos y desaparecieron, con lo que el hombre volvió a recuperar su tranquilidad.

    Fuente: http://www.agora.ya.com/mundomisterio/mas_sobre_los_personajes_mitol.htm


    O
    Volver arriba Ir abajo
     
    Mitologia Vasca
    Volver arriba 
    Página 1 de 1.

    Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
    Amarres de Amor con Magia Blanca :: MAGIA BLANCA, ENERGÍAS, PARANORMAL :: ENIGMAS :: MITOLOGIA-
    Cambiar a: