Amarres de Amor, Hechizos, recuperación de pareja
 
ÍndiceBuscarPublicacionesFAQRegistrarseConectarse
Últimos temas
» los ,,otros, españoles en Rusia
por gerundio Hoy a las 10:44

» Adivinación por litomancia
por gerundio Hoy a las 09:42

» La conspiración en la muerte de Lorca
por gerundio Ayer a las 18:01

» NO SEAS CORRIENTE
por javi Ayer a las 16:31

» Cuando los emús declararan guerra a Australia et d,otras guerras desconocidas
por gerundio Ayer a las 12:00

» La muerte de Stalin ...gran conspiración
por gerundio Mar Mar 19 2019, 18:08

» La pirámide de la Antártida .- ¿ ficción o verdad ?
por gerundio Mar Mar 19 2019, 12:41

» Barrabás ¿ el definitivo estudio ? teoría Alvarez Valdés
por gerundio Lun Mar 18 2019, 17:09

» Invocaciones, según Hermas et otros
por gerundio Lun Mar 18 2019, 13:00

» Rancho Alien .- invasiòn ebe....lugar de terror ....
por gerundio Dom Mar 17 2019, 18:30

» Cruces malditas......el diablo tras la cruz ...como lo evitar
por gerundio Dom Mar 17 2019, 12:49

» La peña de Francia y sus espantos ... contatco con otros mundos
por gerundio Sáb Mar 16 2019, 17:05

Anuncios

    No hay anuncios disponibles.


    Comparte | 
     

     Laocoonte y sus hijos.

    Ir abajo 
    AutorMensaje
    Guerrero de Luz
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Guerrero de Luz

    Desde : 06/12/2008
    He aportado : 4682

    MensajeTema: Laocoonte y sus hijos.   Miér Ago 31 2011, 21:06

    El grupo de Laocoonte y sus hijos es sin duda alguna uno de los mejores ejemplos de la escultura helenistica, y de las que una mayor influencia han tenido desde su descubrimiento en 1506. El tema representado pertenece al ciclo troyano, Laocoonte, sacerdote troyano desconfía del caballo de madera que los griegos han dejado a las puertas de la ciudad, teme a los griegos incluso cuando dan regalos, y pretenden persuadir al resto de troyanos que no introduzcan el caballo en la ciudad. Los dioses, que estaban mayoritariamente del lado de los griegos, mandan unas gigantescas serpientes para acabar con Laocoonte y sus hijos, y que el plan de Ulises pudiera salir triunfar.

    Tallado en mármol en tamaño cercano al natural, busca plasmar el momento de mayor tensión, aquel en el que el sacerdote asume la impotencia para luchar contra la serpiente y salvarse a sus hijos, uno de los cuales ya cae hacia atrás, intenta soltarse mientras grita desesperado en un gesto de dolor.




    La técnica recuerda el estilo del friso del altar de Pérgamo, marcado por las curvas, contracurvas y diagonales que dominan la composición. El perfecto estudio de la musculatura, captada en el momento de máxima tensión, en el violente esfuerzo por liberarse de la serpiente, es otro de los elementos típico de este periodo helenístico sumamente teatral y barroco, que contrastan con otros elementos más clasicistas, como la figura del hijo de la derecha. El helenismo no olvida el pasado más clásico y vuelve a él continuamente reinterpretándolo y distorsionándolo.
    La obra era bastante conocida por aparecer citada por Plinio en su Historia Natural (Lib. XXXVII)
    Debe ser situada por delante de todas , no sólo del arte de la estatuaria sino también del de la pintura. Fue esculpida en un solo bloque de mármol por los excelentes artistas de Rodas Agesandro, Polidoro y Atenodoro y representa a Laocoonte, sus hijos y las serpientes admirablemente enroscadas.
    Cuando se descubrió en 1506 en Roma en la zona del Esquilino, entre las ruinas de lo que debió ser el palacio del emperador Tito, provocó una gran conmoción en el mundo del arte del Renacimiento italiano, y fue rápidamente identificada por Sangallo como la obra citada por Plinio. Además aportaba una nueva visión alejada de la serenidad y equilibrio propios del siglo V a. C, y que habían sido los modelos en los que inspiraron los escultores y pintores en el primer Renacimiento. La influencia del grupo del Laocoonte es evidente en Miguel Ángel, que se inspiró en él para varias figuras del Juicio Final de la Capilla Sixtina o en los esclavos de la tumba de Julio II. En España la huella del Laocoonte la encontramos en la versión que hizo el Greco con las vista de Toledo al fondo.



    Durante mucho tiempo se dató en el siglo I a. C., hipótesis avalada por varias inscripciones con la firma del escultor originario de Rodas, Apolodoro, que se identificó como el autor de la obra. En los años cincuenta la datación se fue atrasando hacia el siglo II a. C., pero a finales de esa década nuevos hallazgos epigráficos aportaron nuevos datos sobre el autor, ubicando a Apolodoro en el siglo I d. C. formando parte de un taller que haría su propia versión de un grupo escultórico helenístico de bronce. En este sentido Blanco Freijeiro afirma que se realizaría hacia el 50 d. C. destinada ya a Roma, posiblemente a algún palacio imperial.



    http://enelvallearte.blogspot.com/2008/10/laocoonte-y-sus-hijos.html
    Volver arriba Ir abajo
     
    Laocoonte y sus hijos.
    Volver arriba 
    Página 1 de 1.

    Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
    Amarres de Amor con Magia Blanca :: MAGIA BLANCA, ENERGÍAS, PARANORMAL :: ENIGMAS :: MITOLOGIA-
    Cambiar a: