Amarres de Amor, Hechizos, recuperación de pareja
 
ÍndiceBuscarPublicacionesFAQRegistrarseConectarse
Enterrados vivos Testim15
Últimos temas
» El crudo sexo en el antiguo Egipto ...y sus posibilidades ,,non apato por a menores .
Enterrados vivos Icon_minitimepor gerundio Ayer a las 16:11

» Los misterios del bombardeo de Manuel por los masca macarrones del fascio
Enterrados vivos Icon_minitimepor gerundio Ayer a las 12:02

» El golem y el barrio judío de Praga ..manifestaciones conocidas pero inexplicables
Enterrados vivos Icon_minitimepor gerundio Miér Mayo 22 2019, 17:12

» Cuando el crucero chileno Angamos bombardeara el Callao
Enterrados vivos Icon_minitimepor gerundio Miér Mayo 22 2019, 12:27

» Los desconocidos golpes de estado, intentos, en Italia, despuès de la segunda g m , según GENSER
Enterrados vivos Icon_minitimepor gerundio Mar Mayo 21 2019, 16:39

» Los misterios de las exploraciones de catacumbas romanas
Enterrados vivos Icon_minitimepor gerundio Mar Mayo 21 2019, 12:25

» Villa Carmela .- la conspiraciòn que casi logra acabar con anglos de Gibraltar con mussoliniano res
Enterrados vivos Icon_minitimepor gerundio Lun Mayo 20 2019, 16:38

» Terror vèneto .- 455 puentes 455 tenebrosas tradiciones .- almas en peligro .
Enterrados vivos Icon_minitimepor gerundio Lun Mayo 20 2019, 12:37

» 17 Imágenes que te harán recuperar la fe en la humanidad
Enterrados vivos Icon_minitimepor LyK_ Lun Mayo 20 2019, 12:23

» Cómo salir de la depresión cuando te sientes como víctima
Enterrados vivos Icon_minitimepor LyK_ Lun Mayo 20 2019, 12:16

» Qué es el Budismo y Quién fue Buda Gautama (Siddharta Gautama)
Enterrados vivos Icon_minitimepor LyK_ Lun Mayo 20 2019, 12:08

» FELIZ UNDÉCIMO ANIVERSARIO A TODOS/AS
Enterrados vivos Icon_minitimepor LyK_ Lun Mayo 20 2019, 12:01

Anuncios

    No hay anuncios disponibles.


    Comparte
     

     Enterrados vivos

    Ir abajo 
    AutorMensaje
    Nemesis
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Nemesis

    Desde : 09/01/2009
    He aportado : 24777

    Enterrados vivos Empty
    MensajeTema: Enterrados vivos   Enterrados vivos Icon_minitimeVie Sep 09 2011, 04:25

    Edgar Allan Poe dijo: “Ninguno de los incidentes que pueden ocurrir en el curso de la existencia humana es tan propicio para inspirar el sumo dolor físico y mental como verse enterrado en vida”.

    Cuentan que el célebre escritor Hans Christians Andersen nunca se iba a dormir sin colocar en la cabecera de su cama un cartel en el que se podía leer: “Me encuentro sólo en animación suspendida”. Incluso que, días antes de su muerte, Andersen pidió a un amigo que cuando le abrieran las venas para constatar realmente que aquella se había producido. El mago de la literatura de terror, Edgar Allan Poe (1809-1849), relató en su cuento “El entierro prematuro”, el horror de ser enterrado vivo: “La insoportable opresión de los pulmones, las emanaciones sofocantes de la tierra húmeda, la mortaja que se adhiere, el rígido abrazo de la estrecha morada, la oscuridad de la noche absoluta, el silencio como un mar que abruma, la invisible pero palpable presencia del gusano vencedor; estas cosas, junto con los deseos del aire y de la hierba que crecen arriba, con el recuerdo de los queridos amigos que volarían a salvarnos si se enteraran de nuestro destino, y la conciencia de que nunca podrán saberlo, de que nuestra suerte irremediable es la de los muertos de verdad… Estas consideraciones, digo, llevan el corazón aún palpitante a un grado de espantoso e insoportable horror ante el cual la imaginación más audaz retrocede. No conocemos nada tan angustioso en la Tierra, no podemos imaginar nada tan horrible en los dominios del más profundo Infierno”.

    El miedo a ser enterrado vivo fue una constante en Europa y Estados Unidos durante el siglo XIX. La arcaica ciencia médica de la época y las constantes pestes y enfermedades contagiosas hacían posible que seres humanos fueran enterrados con vida. Para evitar que esto ocurriese se extendieron por los cementerios europeos mecanismos de seguridad que permitían que el desgraciado que hubiese sido enterrado vivo pudiese pedir ayuda. El más común era ubicar una campana al lado de la sepultura que los no-muertos pudiesen hacer sonar desde su ataúd. Desde el siglo XVII se popularizaron en Alemania, Francia, Portugal y otros países los llamados “hospitales” o “casas” de muertos, instalaciones situadas en los alrededores de las grandes ciudades en las que se dejaba pudrirse a los cadáveres durante días con el objetivo de asegurarse de que estaban realmente muertos.

    El estado de muerte aparente es una enfermedad conocida con el nombre de catalepsia. Es un síndrome nervioso caracterizado por la pérdida de la movilidad voluntaria y rigidez plástica de los músculos. Las funciones circulatorias, respiratorias y digestivas disminuyen hasta hacerse imperceptibles, motivo por el cual puede caerse en la equivocación de que la persona afectada ha fallecido. El estado cataléptico puede aparecer como síntoma de la epilepsia, narcolepsia, esquizofrenia o como trastorno mental. Uno de los casos más conocidos de catalepsia es el de la francesa Victorine Lafourcade. A comienzos del siglo XIX, una bella y noble joven llamada Victorine contraía matrimonio con un poderoso banquero y diplomático. Atrás quedaban una larga lista de pretendientes que habían intentado conquistar, sin éxito, a la rica heredera. Entre ellos figuraba Julien Bossuet, un humilde escritor parisino. El matrimonio entre el banquero y la joven se transformó con el paso de los años en un desgraciado enlace que acabó minando la salud de la bella dama. Y un día, se anunció que madame Lafourcade había muerto, víctima de una misteriosa dolencia. Fue enterrada en su aldea natal, donde días después acudió su antiguo pretendiente, el humilde Bossuet, a llorar su pérdida. Llevado por el dolor, desenterró el ataúd de la fallecida con el propósito de abrazarla por última vez y cortar, quizá, algún mechón de su cabello como recuerdo. Entre sus brazos, la joven pareció revivir milagrosamente. El escritor comprendió que su amada había sido enterrada viva, porque el latido de su corazón, aunque tenue, persistía. Feliz, Bossuet la llevó consigo y la cuidó hasta que recobró la salud perdida. Victorina se enamoró de él y juntos huyeron a América. Veinte años después regresaron a Francia, creyendo que el paso del tiempo los protegería de posibles persecuciones. Se equivocaron. El legítimo esposo reconoció a su mujer y la reclamó ante los tribunales. Afortunadamente, la justicia dio la razón a la mujer, que pudo permanecer para el resto de sus días al lado de su verdadero amor. Esta historia de final feliz la recogió el mismo Poe en su ya citada obra “El entierro prematuro”. Sin embargo, en la mayoría de los casos los enterrados vivos no llegan a salir nunca de su injusta sepultura.

    En el cementerio de La Recoleta, en Buenos Aires (Argentina) se alza una escultura que inmortaliza la triste historia de Rufina Cambaceres, hija del conocido escritor argentino Eugenio Cambaceres (1843-1889) y de la bailarina italiana Luisa Baccichi. Cuatro años después de la muerte de su padre, Rufina se había convertido en una bella joven de 14 años, introvertida y solitaria. Su madre, en cambio había rehecho su vida, convirtiéndose en la amante de un poderoso magnate. El 31 de mayo de 1902, Rufina celebraba su 19 cumpleaños. Sin embargo, en un momento de la fiesta se escuchó un grito de angustia procedente de la habitación de la muchacha. Cuando la madre de Rufina acudió a ver qué sucedía, se encontró el cuerpo sin vida de su joven hija rodeado de esclavas llorosas. Al día siguiente Rufina recibió sagrada sepultura en el cementerio de La Recoleta. Días después, un macabro anuncio sobrecogía a la desgraciada familia de la fallecida: su tumba había sido profanada. Aunque la versión oficial apuntó a un posible robo, los arañazos y los golpes en las paredes interiores del féretro revelaron que Rufina no estaba muerta cuando la enterraron. Pero ya era demasiado tarde para ella: no logró salir con vida de la bóveda familiar. La madre vivió el resto de sus días con la certeza de que su hija había sido enterrada viva, y mandó colocar en el camposanto una significativa estatua que representaba a una mano aferrada a una verja.

    La leyenda cuenta que Rufina fue enterrada por mal de amores. Porque el día de su cumpleaños, le anunciaron que su novio era el amante de su madre. Las malas lenguas dicen que el culpable de la desgracia familiar se llamaba Hipólito Yrigoyen, quien en 1916 se convirtió en el primer presidente de la historia de Argentina elegido por sufragio universal y secreto. Irigoyen fue jefe de la República de Argentina desde 1916 hasta 1922 y de 1928 hasta 1930.

    Según informan las autoridades militares de EEUU reconocieron en un comunicado que el cuatro por ciento de los soldados norteamericanos fallecidos en la guerra de Vietnam podían haber sido enterrados vivos. Sus maltratados ataúdes así lo atestiguaban.
    Hoy en día la medicina ha avanzado tanto que es prácticamente imposible que una persona pueda ser enterrada viva. Pese a esto, en pleno siglo XXI todavía surgen casos como el de Liang Jinshi, un chino que permaneció enterrado vivo bajo tierra tres horas hasta que su mujer oyó sus gritos de socorro. Ocurrió en junio de 2006 en el condado de Tengxian, en la región china de Guangxi, y fue dado a conocer al mundo por el diario “China Daily”.

    Imagínese despertar un día en una caja de madera y con la sensación asfixiante de estar aprisionado por una tonelada de tierra. Imagínese el suplicio inhumano que supone saber que un error médico le impedirá volver a ver la luz del sol ni la sonrisa de los suyos. Como dijo Poe: “Los límites que separan la vida de la muerte son, en el mejor de los casos, borrosos e indefinidos”… ¿Quién podría decir dónde termina uno y dónde empieza el otro?.

    http://mundomisterio.portalmundos.com/los-enterrados-vivos-angustia-bajo-tierra/

    Enterrados vivos 20046_249917749815_199093079815_4358745_2169473_n
    Volver arriba Ir abajo
    Nemesis
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Nemesis

    Desde : 09/01/2009
    He aportado : 24777

    Enterrados vivos Empty
    MensajeTema: Re: Enterrados vivos   Enterrados vivos Icon_minitimeSáb Ago 24 2013, 06:33

    Encontrarse, despertarse dentro de un ataúd a 3 metros bajo tierra, sin luz, sin oír nada excepto los gusanos moviéndose, y la progresiva falta de aire que te ahoga, producen un miedo imposible de aguantar, un miedo que te lleva directamente a la locura. Despertarse enterrado vivo, es peor que la muerte.

    En algunos lugares, a los muertos se le enterraban con un arma. Así, si despertaban, podían quitarse la vida. (yo personalmente prefiero el método de la campana).

    Pero dejando los posibles efectos que produce despertarse enterrado, el siguiente paso sería preguntarse: Si siempre ha dado tanto miedo, ¿cómo puede ser que la gente se equivoque y sea enterrada aun viva?

    Pensamos que esto es algo del pasado, que ahora no hay equivocaciones y nadie es enterrado vivo. Pero sin ir más lejos, se sabe que en 2010 falleció un ciudadano chino, y fue enterrado vivo. Este hombre al despertar empezó a gritar y a gritar y casualmente la "difunta" pudo oír la tenue voz de ultratumba y ordenó que pararan de echarle tierra. Gracias a que convenció a la familia pudo desenterrar a su esposo que realmente sí estaba vivo. Aguantó 3 horas. Pero muchos no corren la misma suerte. Algunos despiertan tarde.

    Los expertos piensan que pudo sufrir una de las enfermedades más cercanas a la muerte: la Catalepsia o "Muerte Aparente".

    El proceder de esta enfermedad es verdaderamente espeluznante (no se lo deseo ni al peor enemigo).

    De repente, el paciente que sufre Catalepsia se paraliza. Él aun está vivo, sigue escuchando y sus ojos aun ven. Pero no se mueve, los músculos se quedan rígidos como los muertos, el corazón reduce las pulsaciones al máximo, la respiración es casi inexistente, el metabolismo baja y el cuerpo se enfría. Aparentemente está muerto y para cualquiera que no tuviera mucha experiencia, lo estaría... incluso para algunos médicos. Pero el paciente sigue oyendo y sabiendo lo que pasa a su alrededor, pero no puede moverse, tampoco puede gritar... y es testigo de como le lloran sus seres queridos, de como le introducen en el ataúd y como la oscuridad y el silencio mortal le van envolviendo.

    En la mayoría de los casos el enfermo se despierta (o mejor dicho se puede mover y gritar) cuando ya está enterrado... entonces es demasiado tarde. La poca esperanza que recupera al poder moverse y gritar se desvanece cuando se da cuenta que no puede hacer nada.

    Una curiosidad: Se sabe que la experiencia es un grado de sabiduría. En algunos velatorios, antes de enterrar al muerto, la abuela pinchaba el pie del enfermo de Catalepsia con una aguja de coser. Si emanaba sangre de la herida, como a cualquier vivo, se le volvía a hacer exámenes médicos y se le permitía permanecer un par de días sin enterrar

    Enterrados vivos Enterrado+vivo

    Enterrados vivos Enterrado+vivo2

    Enterrados vivos Enterrado+vivo+33

    http://misteriossinresover.blogspot.com.ar/search?updated-max=2012-11-16T02:58:00-08:00&max-results=7&start=7&by-date=false
    Volver arriba Ir abajo
    Nemesis
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Nemesis

    Desde : 09/01/2009
    He aportado : 24777

    Enterrados vivos Empty
    MensajeTema: Re: Enterrados vivos   Enterrados vivos Icon_minitimeMar Abr 01 2014, 02:02

    ENTERRADOS VIVOS

    Isaac Ramirez Perez

    Era de San Andrés Minas en Honduras. Tenía 27 años. Fue declarado muerto en el Hospital de Occidente tras realizarle una cirugía de vesícula el 7 de Octubre de 2009.
    Después de que se le diera por muerto, fue velado por su familia durante varias horas. Una vez que se le dio sepultura (en el cementerio de Azacualpa, aldea de La Unión, Copán), los vigilantes cambiaron el turno a los compañeros de la noche. Durante la noche, oyeron aterrados golpes y voces desde un nicho: “¡Sáquenme de aquí!, ¡Sáquenme de aquí!, Noelia, mamá!". Esto sucedió el 8 de Octubre de 2009.
    “Siempre hacemos rondas, aquí se duerme poco. A veces con tanta historia y con la soledad es normal que se escuchen cosas, pero esa noche se oyó bien cuando el muchacho gritaba." Contó uno de los vigilantes. "Eran gritos de angustia, pero nosotros teníamos temor. Pasamos toda la noche pensando en lo que habíamos escuchado”, relató uno de los centinelas.
    Cuandose hizo de día y los guardias hicieron el cambio de turno, comentaron lo ocurrido a sus compañeros y entonces se enteraron de que el día anterior habían sepultado a Isaac.
    De inmediato la noticia corrió en el pueblo y avisaron a los parientes. A las ocho de la mañana, los hermanos de Isaac y los vecios llegaron hasta el cementerio. Los familiares, armados con una barra abrieron la tumba y sacaron el ataúd.

    El cuerpo de Isaac estaba sudado, la camisa que escogió su madre para enterrarlo estaba desabotonada y su pecho presentaba varios arañazos.
    Tenía sudor en la frente, el cuerpo estaba flexible y caliente.
    “Cuando abrimos el ataúd Isaac sudaba, estaba caliente y abrió un ojo. No podíamos creer lo que estaba pasando". Dijo el hermano.
    Cuatro horas después el médico certificó por segunda vez en 24 horas la muerte de Isaac, pero esta vez por asfixia.

    Enterrados vivos 5138f8039ef19_620x0

    Anna Hockwalt

    Nota periodística del 8 de febrero de 1884, publicada en diario The New York Times:

    “DAYTON, Feb. 5.- Una sensación fue creada aquí por el descubrimeinto del hecho que la señorita Hockwalt, una joven dama de la alta sociedad, quien supuestamente había muerto improvistamente el 10 de Enero fue enterrada viva.

    La terrible verdad fue descubierta solo hace unos días y desde entonces ha sido el comentario de la ciudad. Las circunstancias de la muerte de la señorita Hockwalt fueron peculiares. Ocurrió en la mañana del matrimonio de su hermano con la señorita Emma Schwind en la iglesia Emannel. Poco antes de las 6, la joven se estaba vistiendo para la ceremonia y había ido a la cocina. Unos momentos después fue encontrada sentada en una silla con su cabeza apoyada en la pared y aparentemente sin vida.. el Dr. Jewett la declaró muerta.

    En esos momentos se estaba leyendo la misa en la iglesia Emannel y se pensó que lo mejor era continuar, y el matrimonio fue realizado en majestuosidad.

    El examen mostro que Anna era de temperamento excitable, nerviosa y sufría de taquicardia. El Dr. Jewett pensó que esta era la causa de la supuesta muerte. Al dia siguiente, la dama fue sepultada en Woodland. Los amigos de la señorita Hockwalt no fueron capaces de olvidar la terrible impresión de que sus ojos tenían un inusual color natural y no podían desechar la idea de que ella no estaba muerta. Ellos llevaron su preocupación a los padres de Anna y el solo pensamiento los asusto tanto que el cuerpo fue sacado de su tumba. Fue reportado que cuando el ataúd fue abierto se descubrió que el supuesto cadáver de Anna estaba recostado en su lado derecho. Se había arrancado el cabello de raíz y se había mordido la carne de los dedos.

    El cuerpo fue nuevamente enterrado y se hicieron esfuerzos para negar los hechos, pero hay quienes afirman que vieron el cuerpo y que las cosas pasaron como se cuenta."

    En diciembre de 1877, la "Gaceta Médica Británica (British Medical Journal)" publicó un artículo sobre el caso de una mujer desconocida quien fue enterrada en una fosa común. Días después del suceso, la tierra que ella tenía encima fue removida para sepultar ahí otro cuerpo y se observó que la manta en que el supuesto cadáver de la desconocida estaba envuelto se hallaba totalmente rasgado. La mujer incluso se había roto las extremidades tratando de salir de su sepulcro.

    Mary Norah Best

    Tenía 17 años, era la hija adoptiva de la señora Moore Chew. En 1871 fue declarada muerta de cólera en Calcuta, India. Fue introducida en un ataúd de pino y llevada a la cripta familiar de la familia Chew en un antiguo cementerio francés de Calcuta.
    Diez años después, en 1881, la cripta fue reabierta para introducir el cuerpo de su tío. Al entrar, el asistente del sepulturero encontró la tapa del ataúd de Mary en el suelo. Su esqueleto estaba con la mitad dentro y mitad fuera del ataúd. Aparentemente después de ser sepultada, Mary despertó y luchó violentamente hasta que fue capaz de abrir la tapa de su féretro.
    La hipótesis más aceptada sobre este caso indica que Norah fue envenenada por el cirujano que la declaró muerta precipitadamente (él obtendría algún beneficio con su muerte). Después, Norah habría despertado encerrada en un ataúd y lo habría hecho caer al suelo con un movimiento brusco. Roto, el féretro le habría permitido salir, pero el golpe en la cabeza por la caída la hizo desmayarse y posteriormente, morir.

    Mr Jenkins

    En febrero de 1885, el diario The New York Times publicó la historia de un hombre identificado como "Jenkins", quien fue declarado muerto después de pasar varios días en cama, primero con fiebre y después gélido, sin moverse y sin pulso aparente. Jenkins fue enterrado pese a que las personas que pusieron su cuerpo en el ataúd afirmaron que estaba tan flexible como el de una persona viva.
    Días más tarde, el féretro fue exhumado con el objetivo de hacer un reacomodo en el mausoleo familiar donde estaba. Los encargados de hacer el traslado abrieron el ataúd para evaluar si el cuerpo podía viajar tal como estaba o si era más conveniente llevarlo en una base de metal y descubrieron el cadáver boca abajo, con grandes trozos de cabello arrancado en sus manos, además de varias rasgaduras en la tela del sarcófago.

    Rosario Zuazagoitía

    Cuando Rosario murió, en 1832, su hermana Carmen -quien después se casó con el viudo-, le ató las manos con un pañuelo, para simular que estaba rezando.
    Cuando Carmen falleció, unieron sus restos con los de Rosario para introducirlas después en el mausoleo familiar. Al abrir la tumba, encontraron sus manos desatadas, su cuerpo en otra posición, incluso se hallaron trozos de uña incrustados en la urna.

    Madame Bobin

    Esta señora, fue diagnosticada con fiebre amarilla en 1901, cuando regresaba a Gran Bretaña a bordo de un barco.Estaba embarazada y volvía de un viaje a Senegal. Bobin fue puesta en cuarentena y dada por muerta cuando los músculos se le pusieron rígidos y la cara le palideció.
    Poco tiempo después del entierro, una enfermera del hospital donde pasó la cuarentena le dijo al padre de Bobin que el cuerpo de su hija no estaba frío y que en su abdomen había músculos trémulos, y que a ella le parecía aún con vida cuando fue declarada muerta. Los restos se exhumaron y se descubrió el cadáver de un recién nacido muerto por asfixia. La autopsia reveló también que Bobin falleció de asfixia y que no había contraído fiebre amarilla.

    La señora Blunden

    La señora, era esposa de un comerciante de malta, estaba afincada en Basingstoke (Inglaterra).
    En 1674 fue encontrada en el suelo, pálida y fría. A su lado encontraron una botella de brandy y un frasco de adormidera. Llegaron a la conclusión de que había fallecido debido a la ingesta masiva de adormidera.

    El marido estaba fuera y no llegó ni al funeral ni al entierro, que fue en el cementerio de Hampshire.

    Al día siguiente, unos niños jugaban cerca del camposanto y empezaron a oír golpes que procedían de alguna de las tumbas. Corrieron al pueblo, pero nadie les creyó. Así que, fueron solos a comprobar de dónde procedían los ruidos, descubriendo que eran de la recién enterrada Sra. Blunden.
    Los niños volvieron al pueblo y esta vez un alguacil les acompañó, pero ya no se oía nada. El asunto llegó a los oídos de su marido, que acababa de llegar a la ciudad, y éste obligó al alcalde a que diese la orden para la exhumación del cadáver. Así se hizo, y la señora Blunden apareció con magulladuras, tenía los nudillos y las manos llenas de arañazos y heridas. Las autoridades decidieron volver a enterrarla y al día siguiente volvieron y trasladaron el cadáver al forense local y para realizarle un examen post-mortem .
    La señora Blunden no estaba muerta, sino en estado de shock. Cuando volvieron a exhumar el cuerpo, descubrieron que el cadáver estaba más magullado que el día anterior. Tenía las muñecas rotas y las uñas estaban clavadas en la parte superior del ataúd, además tenía el rostro desencajado.

    Hubo un juicio y varias personas fueron acusadas de su muerte y la ciudad fue multada por negligencia.

    Fuentes:
    http://24con.infonews.com
    http://www.portalnet.cl
    http://www.librosmalditos.com
    http://books.google.es/
    http://es.wikipedia.org
    http://medtempus.com
    http://de10.com.mx
    http://listverse.com
    http://paginapolicial.blogspot.com/
    http://wonderfulgalaxy.blogspot.com
    http://www.portalnet.cl
    Volver arriba Ir abajo
     
    Enterrados vivos
    Volver arriba 
    Página 1 de 1.

    Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
    Amarres de Amor con Magia Blanca :: MAGIA BLANCA, ENERGÍAS, PARANORMAL :: ENIGMAS-
    Cambiar a: