Amarres de Amor con Magia Blanca
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.


Amarres de Amor, Hechizos, recuperación de pareja
 
ÍndiceBuscarPublicacionesRegistrarseConectarse
Terapias para los chacras Testim15
Últimos temas
» Felices fiestas a todos
Terapias para los chacras Icon_minitimepor LyK_ Miér Ene 03 2024, 10:44

» La Universidad de Exeter (Reino Unido) ofrece una Maestría en Magia y Ciencias Ocultas
Terapias para los chacras Icon_minitimepor Guerrero creador Dom Oct 15 2023, 14:17

» El Verdadero Poder de la SOLEDAD
Terapias para los chacras Icon_minitimepor Guerrero creador Dom Ago 20 2023, 17:11

» Pedir perdon
Terapias para los chacras Icon_minitimepor Guerrero creador Miér Ago 09 2023, 17:56

» El sexo en las relaciones
Terapias para los chacras Icon_minitimepor javi Miér Jul 26 2023, 11:41

» Demostraciones de Amor
Terapias para los chacras Icon_minitimepor javi Miér Jul 26 2023, 11:39

» La comunicación
Terapias para los chacras Icon_minitimepor javi Miér Jul 26 2023, 11:38

» Relación con uno mismo
Terapias para los chacras Icon_minitimepor javi Miér Jul 26 2023, 11:37

» Bases para una relación sana
Terapias para los chacras Icon_minitimepor javi Miér Jul 26 2023, 11:36

» Avance 4ª Temporada
Terapias para los chacras Icon_minitimepor javi Miér Jul 26 2023, 11:36

» Funcionan todos los Amarres de Amor
Terapias para los chacras Icon_minitimepor javi Miér Jul 26 2023, 11:32

» Para que sirven las fotos en un Amarre de Amor?
Terapias para los chacras Icon_minitimepor javi Miér Jul 26 2023, 11:32

 

 Terapias para los chacras

Ir abajo 
AutorMensaje
Nemesis
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@
Nemesis


Desde : 09/01/2009
He aportado : 24878

Terapias para los chacras Empty
MensajeTema: Terapias para los chacras   Terapias para los chacras Icon_minitimeMiér Mayo 02 2012, 03:34

La apertura de los chakras es un viaje hacia uno mismo, un viaje hacia la vida y, finalmente, un viaje hacia Dios.

Es un método holístico de desplegar todos los potenciales depositados en cada uno de nosotros como seres humanos.

Algunas de las posibilidades que se nos ofrecen las denominamos «terapias», lo que no debe entenderse en el sentido de que estas aplicaciones sólo puedan utilizarse en la práctica médica. La palabra «terapia» procede del griego «therapeua», y significa «prestar apoyo a alguien en su camino», y en este sentido, por ejemplo, los aromas, los sonidos, los colores y las piedras preciosas pueden sernos acompañantes de gran ayuda en nuestro camino hacia la apertura y armonización de los chakras.

Si los efectos positivos de la terapia por los chakras deben ser duraderos, deben ir emparejados con un proceso interno de maduración y crecimiento. Para conseguirlo, es aconsejable tener en cuenta lo siguiente:

1) Selecciona una o varias de las formas de terapia con chakras que aquí se exponen y que te resulten más evocadoras, y practícalas con la máxima regularidad posible. Selecciona tu propia medida. Sólo de esta forma es posible un desarrollo continuado.

2) Si durante una terapia con chakras se desatan bloqueos en los chakras, es posible que vuelvas a revivir las experiencias o sentimientos que causaron los bloqueos. También pueden aparecer provisionalmente enfermedades crónicas manifestadas de forma aguda: de modo semejante a como ocurre la deseada reacción curativa en diferentes métodos de curación naturales.

Deja que estas reacciones se produzcan solas sin intervenir y sin enjuiciarlas. No reprimas ni tu risa ni tus lágrimas. Todo cuanto experimentes en ellas es un aspecto necesario y valioso de la depuración natural de tus chakras. Tú mismo notarás cuándo uno de estos procesos de depuración es demasiado intenso para ti. En tal caso, deja que el tratamiento vaya remitiendo suavemente y permanece aún un rato sentado o tumbado, prestando toda tu atención a los procesos que se producen en tu cuerpo y en tu alma: hasta que dejen de proyectar sus sombras sobre ti.

3) Presta especial atención a la apertura y armonización del chakra cordial, que constituye el punto central del sistema de chakras, puesto que en él está el amor que te abre a la vida y a otras personas, un amor que es capaz de neutralizar todas las tensiones que podrían volver a cerrar tus chakras. Abriendo el chakra cordial puedes conseguir que también permanezcan abiertos los demás chakras y que su potencial pueda expresarse de la mejor forma posible.

4) Estáte atento para integrar en tu vida diaria todas las experiencias que te aporta la paulatina apertura de los chakras. No rechaces nada; contempla todo con franqueza y amor. Sólo así podrás entender los mensajes y aprovecharlos para tu vida y tu desarrollo.

Antes de pasar a tratar detalladamente cada una de las formas de terapia, es preciso avanzar algo fundamental para su comprensión: en el inicio de nuestra creación encontramos energía consciente, pura e ilimitada, una energía que aún no se ha manifestado, que es aún amorfa y sin atributos. Cuando esta forma de conciencia comienza a vibrar, surgen estructuras energéticas que, con sus variaciones y transformaciones, provocan toda la multiplicidad de fenómenos de la creación. Cuanto más compactas sean las vibraciones de la energía consciente original, tanto más concreta y tangible será su expresión, hasta que finalmente surja de ella la denominada materia sólida.

Un principio semejante es el que describe la física cuántica. Un campo unificado, un ámbito de mínima excitación de la materia que contiene en forma latente todos los estados excitados de la materia, en cuyo exterior se presentan como fenómenos y provocan el mundo visible.

En el proceso de la manifestación de la energía consciente fundamental, se desarrollan primero algunos patrones vibratorios fundamentales que atraviesan toda la creación en todos los planos.

Sabemos que la luz blanca incolora se difracta en los siete colores del espectro, de cuyas combinaciones se obtiene toda la riqueza cromática de nuestro mundo. Los mismos patrones oscilatorios fundamentales en el ámbito de la luz se manifiestan como colores determinados. Los encontramos en el mundo de los sonidos, en forma de sonidos determinados. También aquí existe una escala fundamental sobre la que se apoya un número casi infinito de obras musicales. Lo mismo puede aplicarse al mundo abstracto de los números, al mundo de las formas y los movimientos (como se manifiesta, por ejemplo, en la danza), a los reinos vegetal y animal y al mundo de los aromas, los cristales y minerales, los metales, etc.

En la astrología, los patrones de vibración fundamentales se expresan por los principios de los planetas y constelaciones concretas, y en el hombre los encontramos en forma de diferentes cualidades, ideas y sensaciones, así como en los funcionamientos de determinadas partes del cuerpo y órganos, que a su vez se corresponden con los chakras respectivos.

A través de la ley de la resonancia oscilatoria es posible incorporar también los chakras. Cuando por medio de nuestros sentidos interiores o exteriores nos fusionamos con un determinado patrón de vibraciones, se estimula y activa la vibración del chakra correspondiente. Por ejemplo, mediante la influencia de un tono cromático rosa suave se despierta en tu chakra cordial una sensación de suavidad y delicado amor. En el plano de las piedras preciosas, un cuarzo rosa provocaría una resonancia oscilatoria semejante, y en la música podría ser, por ejemplo, la suave melodía de un arpa o un violín. También un toque delicado y amoroso puede provocar en tu chakra cordial una vibración correspondiente y contribuir a abrirlo y a activar su propia vibración. De esta forma, en todos los ámbitos de la creación encontramos manifestaciones que se corresponden con el principio de la suavidad y del amor delicado, que hacen que se despierte en nosotros.

Cuanto más clara, pura y natural sea la vibración del medio que utilices, tanto más efectiva será para activar la vibración del chakra en su forma pura y original y para neutralizar influencias negativas o una disfunción de éste.

http://energiainterior.com/terapias.html
Volver arriba Ir abajo
Nemesis
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@
Nemesis


Desde : 09/01/2009
He aportado : 24878

Terapias para los chacras Empty
MensajeTema: Re: Terapias para los chacras   Terapias para los chacras Icon_minitimeMiér Mayo 02 2012, 03:36

TERAPIAS PARA LOS CHAKRAS - EXPERIENCIA NATURAL

La naturaleza ofrece una cantidad inmensa de posibilidades para actuar sobre los chakras, purificándolos, armonizándolos o activándolos. La belleza de sus paisajes, sus aguas, sus animales, sus flores y sus plantas, se unen a las vibraciones de los tres chakras inferiores, potenciando y favoreciendo su funcionamiento original.

En combinación con los tres chakras superiores, la belleza de nuestro planeta ayuda a manifestar y estabilizar las energías de estos chakras. El cielo, con sus cambiantes colores, luces y estrellas, ejerce un efecto ensanchador y elevador sobre los tres chakras inferiores, y ayuda en su funcionamiento original a los tres chakras superiores.

En el chakra cordial, la belleza del cielo y la tierra se une con sus vibraciones específicas en el amor.

Deja que las experiencias naturales actúen sobre ti en una actitud de silencio interior, de receptividad y de agradecimiento. Esto te abre y te hace sensible a todos los influjos curativos amplificadores y propicios para la vida.

Pon toda tu atención en el chakra correspondiente mientras te imaginas que a través de ese chakra acoges en ti la experiencia natural concreta. Deja que emerjan en ti todos los sentimientos y sensaciones: son expresión del efecto purificador y activador que la experiencia natural consciente ejerce sobre tu chakra.

Volver arriba Ir abajo
Nemesis
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@
Nemesis


Desde : 09/01/2009
He aportado : 24878

Terapias para los chacras Empty
MensajeTema: Re: Terapias para los chacras   Terapias para los chacras Icon_minitimeMiér Mayo 02 2012, 03:37

TERAPIAS PARA LOS CHAKRAS - TERAPIA POR EL SONIDO

Los sonidos son vibraciones que se hacen audibles. Si nuestro sentido del oído tuviera un mayor alcance y pudiera percibir todas las frecuencias de cualquier intensidad, oiríamos la música de las flores y las plantas, de las montañas y los valles, el cántico del cielo y de las estrellas, al igual que la sinfonía de nuestro propio cuerpo.

Los conocimientos de la ciencia moderna confirman todo lo que los místicos y sabios de todas las culturas sabían y han utilizado para la armonización, curación y ampliación de la conciencia del hombre: toda la vida de la creación es sonido. El hombre y su mundo han surgido por sonidos y son mantenidos por ellos.

La ciencia nos confirma que todas las partículas del universo, al igual que todas las fuerzas de radiación, todas las fuerzas naturales y cualquier información, reciben sus propiedades específicas por su estructura musical: por la frecuencia y el patrón, así como por los armónicos superiores de sus vibraciones específicas.

Efectivamente, el universo, de los miles de millones de posibles vibraciones físicas, elige con una frecuencia abrumadora (relación de uno a un millón) las pocas que poseen carácter armónico, las proporciones de las series de armónicos, de las escalas mayores, y en más raros casos, de las escalas menores, de las escalas de música sacra, de los ragas indios, etcétera.

Por ejemplo, los protones y neutrones del oxígeno vibran en una escala mayor; en el surgimiento de las plantas verdes vivas a partir de la luz y la materia se producen tritonos: cada flor y cada brizna de hierba canta de esta forma su propia canción, y todas estas canciones suenan conjuntamente armoniosas. Si no lo hicieran así, no prosperarían juntas, como efectivamente es el caso de algunas especies de plantas.

Muchos de los conocimientos actuales sobre las plantas debemos agradecerlos a la moderna espectroscopia fotoacústica. Por ejemplo, gracias a su ayuda se hizo audible la floración de un capullo de rosa: un estruendo semejante a un órgano que recuerda los sonidos de una tocata de Bach. Y la moderna radiotelescopía nos ha confirmado que también el cosmos está lleno de sonidos, que cada cuerpo celeste tiene su propio canto.

Nuestra música es una imitación de esta música de la vida. Los servicios religiosos de muchos pueblos, representan una repetición del acto de la creación. Es una energía importante para la vida, que penetra todas las manifestaciones: una energía que tiene la fuerza suficiente para conservar y renovar la vida. Podemos aprovecharla para unirnos de nuevo con las fuerzas de la vida, que son eficaces en el núcleo más íntimo de todas las cosas, para devolver el equilibrio a nuestras energías y aportar un estado de armonía con la vida en todo el universo.

No obstante, no toda la música es adecuada para este fin. Todos conocemos las diferentes sensaciones que desencadenan en nosotros los diferentes tipos de música. La música puede tener un efecto relajador y sedante; puede llevarnos a un estado de equilibrio y de armonía; puede ser vivificadora e inspiradora; o también ser superficial y trivial. Los sonidos inarmónicos pueden incluso provocar nerviosismo y agresividad, o una sensación de desconcierto o desánimo.

El efecto de los diferentes tipos de música se hizo palpable intuitivamente en numerosas demostraciones efectuadas con especies animales y plantas seleccionadas. Por ejemplo, con música clásica, las gallinas ponen más huevos, y también las vacas dan más leche; por contra, con música de rock disminuye rápidamente la frecuencia de puesta de las gallinas, así como la producción de leche de las vacas.

Las plantas que fueron rociadas durante un largo periodo de tiempo con música de rock se entristecían y crecían en sentido opuesto al de los altavoces. Por el contrario, ante la música clásica reaccionaban con un crecimiento más rápido y daban más hojas y frutos que las plantas del grupo de control que no fueron expuestas a ningún tipo de música. Las plantas parecen preferir particularmente la música de Bach. Al oír estos acordes, algunas especies de plantas se inclinaron hasta formar un ángulo de 35 grados en dirección al altavoz. La música del sitar árabe parece ejercer una influencia extraordinariamente positiva. En este caso, el ángulo de inclinación llegó hasta los 60 grados, y las plantas situadas cerca del altavoz, llegaron incluso a envolverlo, como si quisieran unirse con la fuente de esa música que propiciaba la vida. A la música folk y country las plantas parecen reaccionar de forma neutra: no mostraron ningún tipo de reacción que las diferenciara de las del grupo de control.

Lo que se aplica a plantas y animales cabe aplicarlo también al hombre. Si queremos activar y armonizar nuestros centros energéticos con ayuda de la música, deberemos seleccionarla cuidadosamente.

En el apartado de cada uno de los chakras encontrarás suficiente información sobre el tipo de música que es adecuado para activar y armonizar cada uno de los centros energéticos. Echa una ojeada a tu colección de música, probablemente podrás encontrar en ella algo de música adecuada para los chakras: quizás incluso alguna por la que sientas predilección para un chakra determinado. Además de las indicaciones, sigue tu intuición. Al adquirir nueva música, presta atención a cuál de los chakras corresponde. Elabora unas notas sobre el tema. De esta forma siempre podrás recurrir rápidamente a la música correspondiente cuando quieras trabajar sobre un determinando centro energético.

También puedes construirte tú mismo un viaje musical a lo largo de los siete chakras grabándote trozos de tu música preferida para cada uno de los centros energéticos, con fragmentos de 3 a 5 minutos de duración. Haz que cada uno de los fragmentos musicales comience y termine suavemente. Comienza por la música para el centro radical y graba los fragmentos que correspondan a los diferentes chakras hasta el centro de la coronilla.

Cada centro energético tiene asignado un tono determinado de la escala, y también un modo determinado:

Primer chakra

DO profundo y DO mayor

Segundo chakra

RE y RE mayor

Tercer chakra

MI y MI mayor

Cuarto chakra

FA y FA mayor

Quinto chakra

SOL y SOL mayor

Sexto chakra

LA y LA mayor

Séptimo chakra

SI y SI mayor

Este viaje por el mundo de los sonidos puedes efectuarlo aisladamente o como apoyo y complemento a otras formas de terapia.

Para efectuar la terapia con música de chakras debes sentarte o tumbarte cómodamente de forma que puedas relajarte. Si estás sentado, ten en cuenta que la espalda debe estar recta, para que las energías puedan fluir sin obstáculos entre los diferentes centros energéticos.

Ábrete a la música y deja que fluya dentro de ti. Deja que sus vibraciones modifiquen las vibraciones de tu cuerpo, de tu espíritu y de tu alma. Deja a un lado tus expectativas e ideas, e introdúcete en su sonido, métete completamente en él. En la primera parte de la música dirige suavemente tu atención, sin efectuar ningún esfuerzo, hacia el centro radical, y «observa» lo que allí sucede. Permite todas las imágenes y sentimientos que la música desencadene en ti. Experimentarás cómo, a medida que asciendes de un chakra al siguiente, te vas encontrando cada vez más relajado, y al mismo tiempo te sientes más vivo y feliz.

Tal vez sientas que los sonidos operan con una intensidad muy particular en determinados centros energéticos, o quizás percibas claramente los bloqueos en algún chakra. En tal caso, la siguiente vez puedes favorecer el flujo energético en ese chakra con algunos cristales de roca, por ejemplo.

Cuando la música haya dado su último acorde, disfruta durante un rato del silencio que se ha producido. Es un silencio vivo que probablemente experimentes raras veces. Al igual que la luz incolora contiene todos los colores, este silencio contiene todos los sonidos del universo. En este maravilloso y pleno silencio, tu alma está extraordinariamente despierta y dispuesta a captar el sonido divino que resuena a través de todos los fenómenos, y a las manifestaciones o revelaciones que esta «voz de Dios» te ofrece.

Para finalizar, imagínate cómo el silencio parte desde el chakra coronal y fluye a todos los centros energéticos.

Puedes repetir este baño purificador y vivificante de energía espiritual todas las mañanas y todas las tardes; o siempre que sientas necesidad; o, sencillamente, cuando quieras disfrutar. Si tienes algún fragmento de música que te guste especialmente porque te relaja, te tranquiliza, te transporta y te llena de alegría interior en mayor medida que los demás, también puedes utilizarlo, como es natural, como apoyo para cualquier otra forma de terapia.

También es muy recomendable el baile. Una vez que has compuesto tú mismo un viaje musical a través de los chakras, baila a sus sones siempre que te sientas con ganas de hacerlo. Deja que sea tu cuerpo el que encuentre las formas de expresión adecuadas. Mediante esta danza, vibras al unísono con el juego en movimiento de la creación en todos los planos. Sus fuerzas pueden expresarse a través de tu cuerpo y fluir con más intensidad dentro de las acciones de la vida diaria. Naturalmente, también puedes bailar al son de la música de cada chakra concreto, si quieres unirte preferentemente con las fuerzas de este centro energético y expresarlas activamente.

Existen otras dos terapias relacionadas con el sonido, que también te serán muy útiles.

En estas, el único instrumento es tu propia voz, de forma que las vibraciones te penetren por dentro y por fuera. Además, cada vez entonarás un solo tono para revitalizar cada uno de los chakras individualmente.

Por la teoría de los armónicos se sabe que en cada tono están contenidos todos los demás, aunque el ser humano normalmente no los percibe conscientemente. Cuando vibra una cuerda (y también nuestras cuerdas vocales son como las cuerdas de un instrumento), no vibra sólo la cuerda entera, es decir, el tono fundamental, sino que resuena también la mitad de la cuerda, o sea, la siguiente octava superior; y también resuenan los dos tercios de la cuerda, es decir, la quinta; y resuenan tres cuartos de la cuerda (la cuarta), y un quinto de la cuerda (la sexta mayor), y cuatro quintos de la cuerda (la tercera mayor), y cinco sextos de la cuerda (la tercera menor), etcétera. Esto significa que toda la escala resuena como series de armónicos. En la India existen varios instrumentos, que destacan y acentúan de manera muy especial los armónicos, de forma que puedan ser percibidos conscientemente por el oído humano. Algo similar sucede en el canto armónico.

Conocer los armónicos que resuenan involuntariamente, implica saber que, con cada tono que entonamos para un determinado centro energético, también se producirá un efecto sobre todos los demás centros, de forma que cada vez, además de estimular un chakra individual, surgirá una armonía con todos los restantes centros energéticos.

Ambas formas de la terapia por el sonido puedes efectuarlas sentado o de pie: si estás sentado, preferentemente en la posición de loto, o en la posición del sastre o del diamante (de rodillas, con el trasero apoyado sobre los talones).

La primera de las formas de terapia por el sonido, aprovecha los tonos de la escala que están asignados a los chakras, así como las vocales del alfabeto, teniendo en cuenta que en la India la «m» también se considera vocal.

Entona las vocales al espirar. Canta cada vocal tres veces con intensidad normal, dirigiendo tu atención al chakra correspondiente, y deja que el tono entre en resonancia con esa zona.

Comienza con el chakra radical y canta las vocales en el siguiente orden:

Primer chakra

U en DO profundo

Segundo chakra

O cerrada en RE

Tercer chakra

O abierta en MI

Cuarto chakra

A en FA

Quinto chakra

E en SOL

Sexto chakra

I en LA

Séptimo chakra

M en SI

En las vocales del alfabeto está contenido todo el cosmos. Te conducen hacia el interior y hacia el exterior, hacia abajo y hacia arriba, y están coronadas por la «m» de la unidad perpetua.

Puedes recorrer la escala entera una vez hacia abajo y una vez hacia arriba. Después, permanece un rato en silencio, y deja que resuenen las experiencias.

La última forma de terapia por el sonido utiliza en lugar de las vocales los mantras radicales asignados a los chakras. Los mantras son sílabas meditativas que actúan a través de vibración. Expresan determinados aspectos de la unidad indivisa divina y unen a los meditantes con esta fuerza cósmica.

Para la meditación con los chakras se utilizan los denominados mantras bija o mantras radicales. «Bija» significa energía simiente, fuerza radical, la fuerza que hay detrás de toda manifestación material. En ellos se concentran en gran medida las manifestaciones especiales de la unidad suprema. Estos son los mantras bija que activan cada uno de los chakras.

Primer chakra

LAM

Segundo chakra

VAM

Tercer chakra

RAM

Cuarto chakra

YAM

Quinto chakra

HAM

Sexto chakra

KSHAM

Séptimo chakra

OM

Es posible recitar los mantras interiormente, sin sonido audible.

Dado que tanto la terapia-meditación de las vocales y tonos como la de mantras radicales requieren muy poco tiempo, puedes practicarlas con facilidad todos los días. Al hacerlo es mejor que, al igual que en todas las demás formas de terapia, lleves puestas ropas lo más naturales posible, y que te rodees de plantas naturales.

Todas las cosas generan su propia música. Estas vibraciones repercuten sobre nosotros igual que las vibraciones de la música audible y de los ruidos perceptibles, si bien en una media menor. Generan en nosotros una resonancia que modifica nuestros propios patrones de vibración o que puede perturbar su funcionamiento armónico. Podemos suponer que todas las cosas crecidas y surgidas de forma natural, provocan sonidos armónicos en consonancia entre sí y que nos ponen en sintonía con la gran sinfonía de la creación. Por contra, las sustancias y materiales creados artificialmente, generarán casi siempre disonancias, comparables con a los ruidos, con frecuencia desagradables, que generan las máquinas creadas por el hombre. Esto puede ser una de las razones por las que las personas sensibles no se sienten bien ni en el mundo del plástico ni con ropa sintética.

Si practicas regularmente una cualquiera de las terapias por el sonido, sentirás cómo te vas abriendo cada vez más a la música de la vida.

«La experiencia de la armonía y de la unicidad puede hallarla un hombre en todas partes: en la belleza de la naturaleza, en los colores de las flores, en todo en cuanto ve, y en todo cuanto encuentra a su paso. En las horas de meditación y de soledad y en las horas en las que está inmerso en el mundo. Dondequiera que oiga música experimenta una alegría y armonía plenas. Al derribar los muros que le rodean, experimenta la unicidad con lo absoluto. Este ser uno, es una manifestación de la música de las esferas».

Hazrat Inayat Khan (músico sufí indio)
Volver arriba Ir abajo
Nemesis
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@
Nemesis


Desde : 09/01/2009
He aportado : 24878

Terapias para los chacras Empty
MensajeTema: Re: Terapias para los chacras   Terapias para los chacras Icon_minitimeMiér Mayo 02 2012, 03:39


TERAPIAS PARA LOS CHAKRAS - CROMOTERAPIA

Los colores son sonidos que se han hecho visibles, si bien vibran con frecuencias mucho más elevadas de las que puede percibir nuestro oído. Para su percepción, la naturaleza ha creado otro medio: el ojo. A través de su forma de vibración especifica (longitud de onda o frecuencia), los colores ejercen sobre nosotros una poderosa influencia, con independencia del hecho de que lo hagan conscientemente o no.

Siempre estamos expuestos a influencias cromáticas: influencias que comienzan con los grandiosos fenómenos de la naturaleza, el azul del mar y del cielo, el verde de los bosques y las praderas, el marrón de la tierra recién arada, el amarillo de la arena del desierto, y hasta el cambiante juego de colores de la aurora y el crepúsculo. Pero también nuestro pequeño mundo individual está marcado y configurado cromáticamente: a través de nuestro vestido y nuestra ropa de cama, de los muebles y alfombras de nuestra vivienda y del puesto de trabajo; incluso el color de nuestros alimentos tiene sus repercusiones. En todas partes estamos expuestos a las vibraciones cromáticas, cuyo efecto se percibe consciente o inconscientemente.

Utilizar los colores consciente y sensatamente, o aprovecharnos de su efecto, es algo que está a nuestro alcance y que casi debería darse por hecho. Las diferentes vibraciones cromáticas influyen sobre nosotros en gran medida a través de los chakras. Básicamente, son los colores espectrales de la difracción de un rayo de luz, de los que se asigna uno a cada chakra. Todos nosotros conocemos esta difracción de la luz, que se produce cada vez que un rayo de luz incide sobre un vidrio con un ángulo determinado, o también sobre un prisma fabricado especialmente para este fin.

Un rayo de luz blanca se difracta cuando atraviesa un prisma, descomponiéndose en los siete colores del espectro, que se hacen visibles con sus frecuencias o longitudes de onda diferentes. Al mismo tiempo se representa su correspondencia con los chakras.

En la naturaleza estos colores se hacen visibles cuando atraviesan una gota de lluvia o de rocío, y en el arco iris podemos contemplar este espectáculo en su forma más sublime. En él tenemos todos los colores espectrales en su forma más pura. Y cuando curamos con colores, éstos deberían ser también lo más puros posible.

En la práctica terapéutica se utiliza con frecuencia una lámpara de cromoterapia especial, en la que se colocan planchas de cristal tintadas mediante las que se irradia voluntariamente a los pacientes. Incluso esta simple medida revela ser muy eficaz.

También se puede utilizar una lámpara de escritorio normal con una lámina de papel de color situada delante (cuidado con el calentamiento: ¡peligro de incendio!), e irradiar con esa luz la zona del chakra correspondiente durante 5-10 minutos, o incluso el cuerpo entero.

Una posibilidad muy interesante de la cromoirradiación es la que ofrece el gemólogo Joachim Roller. Este investigador desarrolló un pequeño radiador en cuya parte delantera se encuentran diferentes piedras preciosas, de forma que el rayo de luz, al estar focalizado y atravesar la piedra preciosa, alcanza una cualidad vibratoria específica y óptima. El principio de esta aplicación especial se basa en el principio de los conocimientos ayurvédicos.

Con todo, los conocimientos del especial efecto de la luz filtrada no son nuevos. Ya los antiguos egipcios, e incluso los griegos, utilizaban las vibraciones cromáticas de forma controlada y consciente para curar a los pacientes. Dependiendo de la dolencia del paciente, se colocaba a éste en una estancia con grandes ventanales que se cubrían con telas de colores, por ejemplo, azules, rojos o violetas. La luz incidente del sol alcanzaba una nueva cualidad vibratoria que repercutía positivamente en determinadas enfermedades, de forma tanto física como psíquica y anímica. Este método continúa siendo practicable hoy día. En nuestras iglesias encontramos a menudo grandes vidrieras que dan una nueva cualidad a la luz incidente. Es de suponer que los antiguos arquitectos de las construcciones sagradas conocían este efecto, y que utilizaban los colores reflexivamente y con conocimiento.

Es evidente que el color de nuestra ropa (también de nuestra ropa interior) ejerce una gran influencia sobre nuestro bienestar.

Si quieres queremos un chakra determinado, deberemos usar ropa del color idóneo para él en la zona correspondiente. También podemos ejercer una clara influencia sobre nuestro bienestar con el color de la lencería de cama. Por ejemplo, si nos sentimos permanentemente débiles y faltos de energía, podríamos emplear papeles pintados rojos y cortinas rojas, y colocar un buen número de flores rojas a nuestro alrededor.

También los alimentos, especias y bebidas rojos son adecuados para fortalecer un primer chakra débil. El zumo de remolacha, que ayuda en caso de anemia, tiene sentido también desde el punto de vista de la cromoterapia. No existen límites en la aplicación de la cromoterapia: siempre que tengamos en mente al mismo tiempo el esquema fundamental cromático de los chakras.

Deberíamos pensar que toda la creación está estructurada según determinados principios cromáticos razonables. No es ninguna casualidad que nuestra sangre sea roja, es decir, que presente el mismo color que las ascuas de fuego o que un volcán. El color rojo siempre está relacionado con la energía y la actividad: da lo mismo que una rosa roja atraiga a un insecto para la polinización o que las luces de neón rojas de un bar animen a sus clientes a actividades sexuales; es siempre un único e igual principio el que se esconde tras ello.

En el ámbito de la sexualidad, el color rojo expresa el instinto puramente físico. Por contra, el color naranja, al estar relacionado con el segundo chakra, invita más al placer de una sensualidad más refinada, que conduce a una alegría vital más profunda; invita a un erotismo en el que también desempeñan su papel los sentimientos del amor.

Una premisa óptima para un aprovechamiento tan sencillo como efectivo de las vibraciones cromáticas, sólo se da cuando conocemos las correspondencias cromáticas de los siete chakras principales y las aprovechamos sensatamente a la luz de la doctrina de los chakras.

Conociendo las relaciones que existen entre los colores y nuestros centros energéticos, podemos aplicar de forma consciente y dirigida las vibraciones cromáticas. Si, por ejemplo, queremos activar nuestro chakra cordial, lo mejor es que pongamos muchos acentos cromáticos en el rosa suave: podemos colocar flores rosas en la vivienda y en el puesto de trabajo, o llevar ropas preferentemente de color rosa. También existen bombillas rosas, velas de color rosa o incluso aditivos para el baño del mismo color, y si nos preparamos un yogur o un pudín, ¿por qué no también rosa? Como joya, llevaríamos el cuarzo rosa, por ejemplo; y en la mesilla de noche, en el escritorio o en la cocina podríamos colocar algunas piedras preciosas de color rosa.

Si quieres rodearte continuamente de este color delicado para el corazón, puedes colorear de rosa tu vivienda o incluso una habitación que elijas: con cortinas, alfombras, papeles pintados y tapicería, podemos incorporar los contrapuntos cromáticos adecuados.

En nuestra cultura el rosa es el color preferido para los vestidos de las niñas recién nacidas, y en las mujeres adultas, el rosa es un color muy apreciado para la ropa íntima. Evidentemente se considera una cualidad muy femenina desarrollar los refinados impulsos del amor en el chakra cordial. Si no ves ninguna posibilidad de exponerte conscientemente a una vibración cromática predilecta, deberías decidirte por el blanco incoloro o por la luz blanca, pues la luz blanca pura (no luz de neón) contiene en sí todo el espectro cromático, y, por tanto, el color que eventualmente puedas usar. Llevando ropa de color blanco, o incluso exponiéndote a la radiación de la luz solar natural, estás aprovechando automáticamente todo el espectro cromático. Esta forma de aplicación ya era conocida entre los antiguos egipcios y los griegos: colocaban a sus enfermos al sol durante el día, o los envolvían en túnicas blancas.

Un efecto opuesto es el que tiene el color negro, que posee la menor vibración cromática; por lo tanto, constituye la aplicación cromática menos favorable de todas las posibles. Llevar permanentemente ropa negra conduce a una sensible amortiguación de todas las funciones de los chakras.

Siempre que lleguemos a un conocimiento cualquiera, la elección (de actuar a favor o en contra de la naturaleza o de sus leyes) radica en nosotros. Somos libres para decidir.


Todas estas posibilidades de aplicación son los denominados «métodos externos», con los que podemos abrirnos a influencias provenientes del exterior y dejar que influyan sobre nosotros.

Sin embargo, existen otras posibilidades excelentes de «interiorizar» colores. Esto exige un cierto grado de actividad por nuestra parte. Aquellas personas que por su carácter les gusta influir activamente en su destino, a menudo sienten éste como la posibilidad más eficaz de incidir positivamente sobre sus chakras.

La palabra mágica es aquí «visualización». Significa que con nuestra energía espiritual hacemos surgir una imagen interior. Ésta es una facultad natural de todas las personas, y, por tanto, no resulta tan difícil practicarla.

También se utiliza con frecuencia el término «imaginación», que puede entenderse aproximadamente como la fuerza de formar imágenes dentro, la capacidad de ver interiormente o como una fantasía creativa y dirigida. Lo interesante aquí es que nuestro espíritu dispone efectivamente de la posibilidad de hacer que se hagan realidad ideas figurativas intensas. Lo importante es que podamos afirmar plenamente la imagen interna. Es decir, que queramos transportarla realmente a la realidad.

La mayoría de las personas dominan con bastante rapidez la técnica de la visualización; otras necesitan algo más de práctica, pero el esfuerzo merecerá la pena con toda certeza.

A este respecto es interesante observar que, sobre todo son las personas en cuyo horóscopo predominan fuertemente los símbolos del fuego (Aries, Leo y Sagitario) a quienes les resulta particularmente sencilla la visualización. Por la teoría de los chakras sabemos que al elemento fuego le corresponde la función sensorial de la visión. Las personas que más dificultades tienen con la visualización son las que tienen una dominancia de símbolos de tierra (Tauro, Virgo y Capricornio). Para ellos, en general, es más conveniente la aromaterapia, puesto que al elemento tierra le corresponde el sentido del olfato.

De modo que para toda persona hay algún ámbito en el que se siente particularmente cómoda, y otros con los que antes tendría que familiarizarse.

No obstante, todo cuanto necesitamos para la visualización lo llevamos ya dentro de nosotros. No necesitamos para ella ningún medio auxiliar exterior, y sólo cuesta un poco de tiempo y entrenamiento. Nuestros chakras reaccionan rápidamente a las imágenes interiores que nos formamos, y mediante la visualización cromática tenemos una posibilidad certera, y ante todo de máxima eficacia, de influir sobre ellos positivamente.

Para efectuar la meditación cromática sobre los chakras, sentémonos cómodamente pero con la espalda recta, de forma que la columna vertebral esté lo más recta posible (también puede hacerse el ejercicio tumbado, o de pie). Cerremos los ojos y dejemos que interiormente nos venga la calma. La respiración debe ser sosegada y regular. Cuando nos asalten los pensamientos, dejémosles que sigan fluyendo sin prestarles atención. Así, gozaremos de algunos minutos de silencio. Estaremos más tranquilos cada vez y nos abandonaremos totalmente al sentimiento de silencio y seguridad interiores.

A continuación dirigimos nuestra atención a la zona del primer chakra, que se sitúa en la base de la pelvis y se abre hacia abajo. Allí hacemos surgir una pequeña chispa de luz roja, que va haciéndose más grande cada vez, convirtiéndose lentamente en una esfera de luz roja luminosa y radiante. Esto puede durar aproximadamente un minuto, o algo más; el tiempo es accesorio, sólo es importante la imagen: y cuanto más tiempo seamos capaces de fijar esta imagen, tanto más intensa será la energía de este ejercicio.




Cuando la imagen interior parezca desvanecerse, recógela otra vez con toda tu inocencia ante tu ojo espiritual, sin presión y sin coacción. Contémplalo todo más bien como un juego. Sin embargo, se trata de un juego de un tipo muy especial. Es un juego con las fuerzas originales del cosmos, con las leyes regulares de la manifestación.

Habitualmente notaremos cuándo es suficiente En general, dos o tres minutos de visualización son más que suficientes. No pretendemos sobrecargar nuestros chakras, sino activarlos armónicamente. De forma que cuando hayas visualizado lo más claramente posible esa esfera de luz roja ardiente durante unos minutos en el lugar adecuado, ve dirigiendo tu atención suave y lentamente hacia el segundo chakra.

Se encuentra a un palmo y algo más por debajo del ombligo. Aplica ahí otra vez un sutil impulso cromático, pero esta vez de color naranja claro. Y otra vez este punto luminoso de color naranja irá haciéndose paulatinamente más trasparente, más claro, más grande y más radiante. Intenta también percibir ahora con tus ojos interiores esta hermosa y luminosa esfera de color con la mayor claridad posible, e intenta mantener la imagen el mayor tiempo posible. Todo ello se realiza sin gran esfuerzo, puesto que cuanto más natural es el proceso, tanto mejor. Cuanto más transparente y clara sea tu imagen, tanto más eficaz será el ejercicio. Y cuando te parezca que ha sido suficiente, pasa con toda lentitud al siguiente centro, al chakra del plexo solar, que está situado aproximadamente dos dedos por encima del ombligo. Aquí tu esfera de color irradiará una luz luminosa color dorado.

Al cabo de algunos minutos pasa con suavidad y sin esfuerzo al chakra cordial. Aquí nuestra esfera luminosa es de dos colores: rosa en el interior, con una corona verde claro en el borde. Percibe muy claramente estos colores y disfruta de su belleza durante unos instantes, hasta que se instaure un sentimiento de satisfacción y puedas continuar con alegres expectativas.

Algo más arriba, en la zona del chakra del cuello, visualizamos una nueva esfera luminosa de un azul claro radiante. Tampoco te sientas aquí forzado por nada; ve avanzando siempre según tu propia medida interior, sin exagerar, pues en este ejercicio debes sentirte siempre bien.

Y el viaje cromático a través del sistema de los chakras continúa: ahora nos encontramos por encima de la base de la nariz, delante de la frente. También aquí aplicamos primero un pequeño impulso cromático, esta vez de un profundo añil, y también aquí se desarrollará a simple vista una magnifica esfera de color radiante. Intentamos fijarla ante nuestro ojo interior lo más claramente posible. En este momento lo único que cuenta es la esfera radiante de color añil.

Y, para finalizar, el chakra coronal, de colores violeta y oro; la culminación de nuestro ejercicio. Visualizamos nuestro impulso cromático en el punto más elevado, en el centro y encima de nuestra cabeza. Y también aquí se desarrollan a partir de la pequeña chispa luminosa unos rayos dorados con luz violeta cada vez más claros. Tal vez esta luz brille con más magnificencia que ninguna de las otras. Es un sentimiento maravilloso y exaltador el ser iluminado por esta corona luminosa. Dejamos que los rayos de esta luz iluminen todo el espacio hasta perderse en la lejanía.

Así hemos hecho irradiar a los siete chakras, y permanecemos todavía un tiempo en silencio antes de volver a abrir los ojos lentamente. Para esta meditación precisaremos aproximadamente 20 minutos.

Si a continuación escuchamos a nuestro interior, constataremos que estamos tranquilos y equilibrados, pero al mismo tiempo fuertes y llenos de fuerza interior y jovialidad, abiertos y protegidos, en nuestro centro y sin levantar los dos pies de la tierra. Nuestro espíritu ha abierto y equilibrado nuestros centros energéticos por medio de la vibración cromática visualizada. Así somos amos de nuestro cuerpo físico, y también de nuestro cuerpo no material.

Esta meditación es, efectivamente, una de las posibilidades más asombrosas para autosanar y armonizar cuerpo, espíritu y alma. En la mayoría de los casos, esta vía es mucho más rápida que acudir a la farmacia, y además es un camino natural que podemos recorrer tranquilamente dos veces al día.

Naturalmente, esta visualización cromática puede ser complementada con otras formas de terapias con chakras, como la terapia por el sonido, la aromaterapia, los ejercicios respiratorios, etc.
Volver arriba Ir abajo
Nemesis
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@
Nemesis


Desde : 09/01/2009
He aportado : 24878

Terapias para los chacras Empty
MensajeTema: Re: Terapias para los chacras   Terapias para los chacras Icon_minitimeMiér Mayo 02 2012, 03:40

TERAPIAS PARA LOS CHAKRAS - GEMOTERAPIA

En todas las culturas superiores conocidas, las piedras preciosas no han sido estimadas sólo por su belleza, sino ante todo por sus poderes curativos y armonizadores. Las piedras preciosas han crecido a lo largo de millones de años en el seno de la tierra, han pasado en la más absoluta oscuridad por un proceso de refinamiento, depuración y purificación, hasta que en su forma definitiva, han sido descubiertas y sacadas a la luz por el hombre.

Las piedras preciosas son particularmente idóneas para la terapia de los chakras. Creadas a partir de los elementos de nuestro planeta madre, nos unen con la fuerza protectora, fortalecedora y nutritiva de la tierra. En su radiante belleza son portadoras de la luz en sus colores naturales más puros, y transmisoras de energías y cualidades cósmicas.

Atraen a las fuerzas del cielo y de la tierra, las canalizan y las irradian al mundo. Mediante sus estructuras cristalinas, contienen además principios ordenadores que nos unen con el orden cósmico, y proporcionan un efecto armonizador sobre el cuerpo y el alma.

Si llevas o te colocas encima una piedra preciosa, surgirá en ti una sutil resonancia de vibraciones. Las fuerzas y cualidades universales que continúan descansando en ti o que están bloqueadas, volcadas o distorsionadas, responden a la vibración de las piedras preciosas. Estas fuerzas se despiertan y reavivan en su forma original.

Para una terapia de los chakras, deberías utilizar piedras preciosas de la mejor calidad. Cuanto más trasparentes sean las piedras y más pura sea su estructura, tanto más transparente y pura es también la energía que irradian y que insuflan en ti.

Antes de su aplicación, las piedras preciosas deben purificarse energéticamente, puesto que no sólo te transmiten energía a ti, sino que también captan sustancias perjudiciales del cuerpo o vibraciones negativas del cuerpo etérico o del entorno. De esta forma te purifican y te protegen. Algunas piedras, al hacerlo, se tiñen o se agrietan. Si es así, no se deben seguir utilizando. En tal caso, puedes devolverlas a la tierra, enterrándolas en ella. Al cabo de algún tiempo, observa tranquilamente si se han recuperado y han recuperado su color y transparencia originales.


Para depurar energéticamente las piedras preciosas, puedes utilizar agua y sal marina. Para una depuración breve es suficiente que las mantengas uno o dos minutos bajo el agua del grifo, y que después las seques bien con un paño de fibras naturales limpio. Las vibraciones purificadoras del agua arrastran las cargas negativas de la piedra.

Para una limpieza en profundidad deja las piedras varias horas en agua corriente. Lo más idóneo para ello es un arroyo de aguas naturales y cristalinas. El agua corriente del grifo también sirve en caso de emergencia.

Otra posibilidad es colocar durante la noche las piedras preciosas en agua con sal marina pura, o también guardarlas en sal marina seca. En este último caso deben estar rodeadas de sal. La sal no debe utilizarse posteriormente. Lo mejor es que a continuación la devuelvas a la energía purificadora de la tierra. Después de la depuración puedes cargar energéticamente las piedras, exponiéndolas durante algunas horas a la luz del sol.

La depuración y la carga deben repetirse de cuando en cuando en caso de que las piedras preciosas se utilicen con frecuencia. La mayoría de las veces notarás cuándo necesitan un tratamiento así.

En caso de una enfermedad, es aconsejable mantenerlas bajo el agua del grifo unos instantes después de cada aplicación. Cuando compres o te regalen las piedras preciosas, probablemente tendrán a sus espaldas un largo viaje en el que habrán absorbido toda clase de vibraciones extrañas. Por eso es bueno que las limpies en profundidad antes de su primera aplicación, y que las recargues, si es posible con energía solar. Después están listas para transmitirte sus energías de la mejor manera posible.

Cada uno de los chakras tiene asignadas varias piedras preciosas. Para el tratamiento con piedras preciosas, selecciona aquella piedra cuyas propiedades específicas consideras que serán más provechosas para ti. Pero también puedes limitarte a seguir tu intuición y elegir una piedra que te atraiga especialmente, pues podría ser que no siempre tengas conciencia de la energía que te falta en un momento determinado.

Preocúpate de que no te molesten durante aproximadamente 30 minutos, y escoge un lugar en el que puedas tumbarte cómodamente. Puedes respaldar la gemoterapia mediante sonidos y aromas. Túmbate de espaldas y estira las piernas manteniéndolas separadas.

A continuación, coloca las piedras preciosas sobre cada uno de los chakras. El mejor efecto se consigue cuando se colocan directamente sobre la piel desnuda. La piedra para el chakra radical puedes colocarla en el vértice donde se juntan las piernas o directamente en el perineo. Con un calzoncillo ajustado harás que se quede fija. La piedra que hayas elegido para el chakra sacro colócala justo en el límite del vello púbico.

A continuación coloca la piedra para el centro del plexo solar, aproximadamente a dos dedos por encima del ombligo. La piedra preciosa para el chakra cordial debe estar a la altura del corazón en medio del pecho; si quieres, aquí puedes colocar una piedra verde o rosa roja. También para el chakra del cuello puedes utilizar dos piedras, siempre que intuyas que será correcto en tu caso. Si es así, coloca la primera en la oquedad de debajo de la nuez y la segunda en la nuca. La piedra para el tercer ojo se coloca entre las cejas, por encima de la base de la nariz. Finalmente, coloca la piedra preciosa para el chakra coronal directamente sobre tu cabeza: en caso de que tuviera una punta natural, ésta debería estar dirigida hacia tu cabeza.

En cuanto hayas colocado las piedras preciosas en su lugar, vuelve a extender los brazos hacia fuera, relajado, cierra los ojos y contempla interiormente cómo las energías fluyen hacia ti. Las piedras preciosas ejercen su efecto por sí solas. No es necesario apoyar su efecto mediante las visualizaciones, las afirmaciones o métodos semejantes. Sencillamente, libera tus expectativas e ideas y confía en que todas las experiencias, imágenes y sentimientos que te vengan sean correctos y necesarios para guiarte a una sanación interior. No analices ni enjuicies tus vivencias durante la terapia con piedras preciosas. La fuerza de las piedras preciosas despierta en ti las fuerzas de autocuración naturales, y esa fuerza sabe cómo puede transportarte hasta la totalidad. Confíate a su guía y acepta las reacciones curativas y los procesos de purificación y concienciación que se produzcan en ti. No relegues ni reprimas ninguna de tus sensaciones, pero tampoco las fuerces. Tu entendimiento racional limitado no puede hacerlo mejor que el efecto que causa en ti la fuerza curativa natural. Ella encuentra el mejor camino.

Si tienes la sensación de que un chakra determinado necesita especialmente mucha energía o una purificación y armonización a fondo especiales, puedes apoyar el efecto de la piedra preciosa correspondiente mediante cristales de roca. Coloca algunos cristales en torno a la piedra preciosa, de forma que sus puntas se dirijan hacia la piedra. Naturalmente, de esta forma también puedes aportar energías potenciadas a más de un chakra.

Es posible intensificar más el efecto si sostienes en tu mano dos puntas de cristal de roca, con lo cual también incorporarás a la gemoterapia los chakras de la mano. El cristal de la mano derecha debería apuntar hacia fuera del brazo, mientras que el cristal de la mano izquierda debe orientarse con la punta dirigida hacia el brazo. De esta forma surgirá una constante circulación de la energía: la mano derecha la irradia y la mano izquierda la absorbe.

Puedes evocar una vivencia profunda e intensa con piedras preciosas si añades otras seis puntas de cristal de roca y unas varillas de turmalina negra. La turmalina negra actúa como un «pararrayos» con las energías negativas. Coloca los cristales de roca en torno a tu cuerpo con las puntas dirigidas hacia el mismo: la primera, aproximadamente a 10 centímetros, por encima de la cabeza; una o dos más debajo de los pies, y el resto a ambos lados del cuerpo. Después, coloca las varillas de turmalina entre las puntas de cristal de roca. Si las varillas tienen un extremo natural, éste debe orientarse alejándose del cuerpo.

Ahora estás rodeado de un círculo de luz radiante de cristal de roca: las vibraciones negativas procedentes del entorno serán rechazadas, y al mismo tiempo serán desviadas por tu propia aura. Estar tumbado en una corona de luz tan protectora, vivificadora y purificadora es una maravillosa y profunda experiencia. Dado que puede tener efectos muy intensos, no deberías aplicar esta forma de terapia con piedras preciosas con demasiada frecuencia.

Otra posibilidad de efectuar un tratamiento con piedras preciosas, consiste en utilizar sólo cristales de roca para todos los chakras. El cristal de roca, con su luz pura y blanca, contiene el potencial energético de los siete colores del espectro. Cada rayo de un color se corresponde con un chakra. De esta forma el cristal de roca está en condiciones de estimular todos los chakras y de armonizar el sistema energético entero.

Puedes colocar los cristales de roca de forma que sus puntas se dirijan hacia el corazón. Sobre el chakra cordial puedes colocar dos cristales: uno con la punta dirigida hacia la cabeza y el otro en sentido opuesto. De esta forma toda la energía fluye hacia el centro del sistema de chakras, hacia el corazón, y desde allí será irradiado nuevamente. También puedes utilizar otros sistemas; y si te resultan positivos, también puedes utilizar cristales de roca pulidos o tallados.

En general, el tratamiento con piedras preciosas no debería dilatarse más de 20 minutos. A veces, 5 minutos pueden ser suficientes. Cuando hayas retirado las piedras del cuerpo es bueno quedarse tumbado otros cinco minutos con los ojos cerrados, y dejar que las experiencias vayan apagándose paulatinamente. Naturalmente, también puedes incorporar las vibraciones de las piedras preciosas a tu vida diaria llevándolas como joya o en el bolsillo. En tal caso, elige una o varias piedras con cuyas cualidades quisieras unirte. En ocasiones, una de estas piedras se convertirá en un compañero inseparable. También puedes colocar una o varias piedras preciosas en aquellos lugares en los que permanezcas habitualmente.

El gemólogo Joachim Roller, ha desarrollado un bálsamo de piedras preciosas especial para cada chakra, que contiene auténtico polvo de piedras preciosas. Se aplica en la zona del chakra correspondiente y tiene un efecto curativo, activador y protector.

El cuerpo exterior de cualquier piedra es portado por un ser interior. Siempre que dedicas tu amorosa atención a un ser, te abres a los dones que tiene para obsequiarte. Esto es aplicable tanto al ser humano como a los animales, a las plantas tanto como a los seres del reino mineral. Por esta razón, trata con amor y respeto las piedras, agradéceles sus servicios y guárdalas en un lugar donde siempre puedan alegrar tu ojo y tu corazón.



Volver arriba Ir abajo
Nemesis
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@
Nemesis


Desde : 09/01/2009
He aportado : 24878

Terapias para los chacras Empty
MensajeTema: Re: Terapias para los chacras   Terapias para los chacras Icon_minitimeMiér Mayo 02 2012, 03:41

TERAPIAS PARA LOS CHAKRAS - LA RESPIRACIÓN POR LOS CHAKRAS

Tal vez ya hayas tenido conciencia alguna vez de que a través de la respiración estás unido a todo cuanto te rodea. En último término, los seres humanos, animales y plantas respiramos el mismo aire, y tú inspiras lo que ellos han espirado, y viceversa. Pero la respiración no sólo nos une con todo hacia el exterior; también hacia el interior establece un contacto constante.

Nuestra respiración penetra hasta la más minúscula célula, aportando fuerza vital a nuestro cuerpo.

Del sánscrito conocemos la palabra «prana», que puede ser traducido como respiración, aliento vital, o energía cósmica o universal. Estas diferentes traducciones describen los distintos planos del aire que respiramos. Efectivamente, mediante la respiración nos unimos con esa fuerza vital y energética que todo lo penetra, sin que en último término exista ninguna creación en la forma que conocemos. Aquí somos conscientes de las dimensiones de nuestra respiración, que representa algo tan universalmente grande y, sin embargo, tan cotidiano.

Así que no debe seguir extrañándonos que casi todas las tradiciones espirituales notablemente evolucionadas, concedan a la respiración tan alto valor, y que hayan desarrollado multitud de técnicas respiratorias especiales para favorecer la conciencia. En las culturas orientales, la respiración siempre ha sido algo más que un mero «captar aire». Aún cuando en apariencia, en todo el mundo la sustancia que respira el hombre, sea fundamentalmente la misma, la conciencia que acompaña a la inspiración de dicho aire, es un factor decisivo.

La respiración consciente y realizada de forma concreta, aumenta a todas luces el efecto curativo y armonizador de la energía vital contenida en el aire que respiramos; podríamos decir, incluso, que mediante la conciencia exploramos y podemos hacer aprovechables determinadas frecuencias energéticas del aire que respiramos. De modo que se han desarrollado técnicas respiratorias especiales y refinadísimas, que merecen gran estima en casi todos los círculos espirituales y conscientes del valor de la salud.

Si dirigimos nuestra conciencia hacia nuestra respiración, podemos provocar un efecto enormemente positivo. Asimismo, la influencia sobre los chakras a través de la respiración, cuenta con una tradición muy dilatada, por lo cual es comprensible que también en este campo se hayan desarrollado multitud de técnicas especiales.

Éste es un método de respiración por los chakras sencillo y fácil de poner en práctica, pero a la vez altamente eficaz, y que cualquiera puede practicar por sí solo en casa.

Para ello, debemos sentarnos en una posición cómoda, con la espalda recta, o tumbarnos horizontalmente de espaldas. Al cabo de unos instantes de silencio, inspiramos y espiramos pausada y regularmente, preferentemente por la nariz. Al mismo tiempo nos imaginamos que, al inspirar y espirar, el aire pasa por nuestros chakras y vuelve a salir pasando por ellos.

Comenzamos con el chakra radical: nos concentramos en este chakra y mentalmente inspiramos y espiramos suavemente y sin prisas a través de él. Dejamos que el prana vivificador fluya plácidamente a nuestro interior, y que después fluya al exterior con la misma placidez. Este ejercicio dura aproximadamente entre 3 y 5 minutos, y después pasamos al siguiente centro, al chakra sacro, respirando de igual forma. Proseguimos así con la respiración por los chakras, dejando transcurrir entre 3 y 5 minutos en cada chakra, hasta que alcancemos el centro de la coronilla. Lo importante es que nuestra conciencia permanezca siempre en el lugar adecuado: es decir, siempre en el chakra para el que respiramos.

Al realizar este ejercicio nos sentimos llenos de energía y, al mismo tiempo, armonizados y equilibrados. Hay incluso quienes llegan a emocionarse por el convincente efecto que tiene, y más de una vez se han oído comentarios como éstos: «Me siento como si hubiera vuelto a nacer», «Soy un hombre nuevo», o «Me siento verdaderamente rejuvenecido». Algunos practicantes alcanzan la sensación de estar finalmente en el centro de sí mismos; otros, simplemente, se sintieron tranquilos y relajados.

Es realmente maravilloso todo lo que puede aportar este sencillo ejercicio. Aquí alcanzamos, efectivamente, una fuente de alegría, de paz, de fuerza y de amor. Ésta es una terapia muy efectiva, sobre todo para las personas con depresiones o que se sienten faltos de energía y vacíos. Con la respiración por los chakras recargamos nuestro sistema energético con fuerzas ordenadas.

Otra posibilidad es la que ofrece la combinación de la respiración por los chakras y las vibraciones de las piedras preciosas, los aromas, los sonidos y los colores. Al mismo tiempo que utilizas estos medios, respiras complementariamente sus energías y las introduces en los chakras.

Además, existe la posibilidad de la respiración dinámica por los chakras. En esta variante se inspira y espira vigorosamente y con ritmo rápido, imaginándose que la respiración se efectúa a través de los chakras.

Esta técnica de respiración también se conoce como «chakra-breathing», y tiene muchos entusiastas seguidores. Este método extremadamente vigoroso de respiración, despierta en nosotros un «fuego» enorme. Sin embargo, el trabajo que se lleva a cabo es realmente auténtico. Para algunos es el camino absoluto para purificar y activar los chakras; a otros no les entusiasma demasiado.

También en este caso debes seguir tu voz interior, que siempre te muestra lo que es bueno y funciona para ti.

Muchos de nosotros hemos oído hablar del «pranayama», o incluso hemos puesto en práctica técnicas semejantes. La palabra «pranayama» procede igualmente del sánscrito, y significa «dominio del prana». También en estos métodos de respiración se estimulan los chakras y se compensan sus potenciales de energía. No obstante, las técnicas «pranayama», deberían aprenderse siempre bajo la dirección personal de un maestro.

Sea cual sea la forma en que apliquemos conscientemente nuestra respiración, siempre merecerá la pena.

Volver arriba Ir abajo
Nemesis
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@
Nemesis


Desde : 09/01/2009
He aportado : 24878

Terapias para los chacras Empty
MensajeTema: Re: Terapias para los chacras   Terapias para los chacras Icon_minitimeMiér Mayo 02 2012, 03:43

TERAPIAS PARA LOS CHAKRAS - EL MASAJE DE LAS ZONAS REFLEJAS

Muchos de nosotros conocemos el hecho de que cada parte del cuerpo y cada órgano presenta sus correspondientes zonas reflejas. Las zonas reflejas más conocidas se encuentran en los pies, que reflejan en pequeñas zonas el organismo completo.

Las zonas reflejas se hallan en relación directa con los órganos correspondientes, y cuando algún órgano está estresado o enfermo, esta circunstancia se detecta también en la zona refleja correspondiente de los pies. Existen sistemas similares de zonas reflejas en las manos, en el rostro, en las orejas, en los ojos, en la nariz, en la cabeza y en la espalda. Sin embargo, el esquema de zonas reflejas de los pies, no sólo es el sistema más conocido y más ampliamente extendido de todos los de su especie, sino que, además, es el más sencillo y el más claramente articulado.

La reflexoterapia podal tradicional consiste en un masaje de presión puntual especial realizado en los pies. Hoy ya existe un gran número de publicaciones y representaciones esquemáticas. Por el contrario, para muchas personas interesadas, es nuevo el hecho de que cada uno de los siete chakras posee su propia «zona de conexión» en los pies, y que gracias a ellas, podemos aplicar una terapia de máxima eficacia para todos los chakras del cuerpo.

Esta terapia es una sencilla y, sin embargo, una muy eficaz posibilidad de armonizar los chakras mediante la reflexoterapia. Con unas pocas manipulaciones dirigidas, podemos conseguir un notable cambio en la situación energética de los chakras. También es posible realizar un autotratamiento, pero es más eficaz y, sobre todo, más agradable, el masaje efectuado por otra persona.

El mayor efecto lo produce un masaje ligero y delicado efectuado con movimientos circulares sobre las zonas concretas de los chakras. Al contrario que en el caso de la conocida reflexoterapia, los lubricantes (por ejemplo, cremas suaves) sí están indicados.

Hemos de tener en cuenta que en la terapia de los chakras no se trabaja tanto en lo material como en el ámbito energético. Por esta razón, tampoco es necesario realizar el mismo esfuerzo manual que se aplica habitualmente en la reflexoterapia. Sin embargo, en el tratamiento de zonas reflejas de los chakras, también mantenemos un ligero contacto físico y ejercemos una suave presión.

La posición inicial más favorable se consigue cuando el paciente extiende los pies enfrente del terapeuta, permaneciendo sentado cómodamente o, mejor aún, tumbado. El terapeuta se sienta junto a los pies de forma que pueda agarrarlos bien sin tener que esforzarse.

El chakra que se ha masajeado primero en el pie derecho, se masajea también a continuación en el pie izquierdo, puesto que las zonas reflejas se extienden por los dos pies. De esta forma se trabajan consecutivamente las siete zonas reflejas correspondientes a los siete chakras. Los dedos deben aplicarse siempre de la forma más cómoda y adecuada para el terapeuta, que en todo momento se concentrará en el chakra que está tratando. En la medida en que sea posible, el paciente también puede vagar con la mente por el chakra que se está masajeando.

Esta terapia tiene un efecto particularmente grande cuando masajeamos cada una de las zonas reflejas con un movimiento circular en el mismo sentido en que gira el chakra correspondiente: en el hombre, el primer chakra con giro hacia la derecha, el segundo hacia la izquierda, el tercero hacia la derecha, etc. Por el contrario, en la mujer el primer chakra con giro hacia la izquierda, el segundo hacia la derecha, el tercero hacia la izquierda, etc. Evidentemente, así es como mejor se estimula y equilibra el flujo de energía natural.

Bien durante el tratamiento o bien después del mismo, en algunos casos se producen determinadas reacciones , como por ejemplo, ligeros fenómenos de desintoxicación del cuerpo. No deben valorarse estos síntomas como nuevas enfermedades. A veces puede experimentarse también una liberación de emociones, que pueden manifestarse con el llanto o con la risa. Tampoco debemos reprimir estas reacciones, puesto que asimismo son la manifestación de una razonable autorregulación de nuestro organismo.

Después del tratamiento de los chakras, el «paciente» debe permanecer un rato en silencio. Puede resultar muy interesante escuchar al cuerpo durante esta fase de reposo: ¿Se ha producido algún cambio? ¿Cómo me siento ahora? ¿Estoy equilibrado?

El reflexomasaje de los chakras puede combinarse con cualquier otro método alternativo, y muy particularmente con la gemoterapia, la cromoterapia, la aromaterapia y con los sonidos correspondientes.

La reflexoterapia de los chakras también es muy efectiva y está perfectamente indicada para los niños y los bebés.

El primero es el chakra base (Muladhara), a nivel reflejo se localiza en la cara interna del pie, cerca del tendón de Aquiles. Está relacionado con el cóccix, el nervio ciático y la zona anal. Cuando trabajamos esas zonas reflejas en el pie, estamos ayudando a que se equilibre su energía.

El segundo (Swadhisthana) es el chakra sexual, controla las gónadas: ovarios y testículos, también se localiza en la cara interna del pie en la zona refleja del sacro (entre el hueso escafoides y el astrágalo).

El tercero (Manipura) es el de plexo solar, controla el fuego digestivo y las cápsulas suprarrenales. En el pie está localizado a la altura del hueso primera cuña, que es donde se sitúan a nivel reflejo las vértebras lumbares. De la fuerza de este chakra dependen cosas tan importantes como nuestra voluntad, decisión, iniciativa y perseverancia a la hora de emprender proyectos.

El cuarto (Anahata) es el chakra del corazón. En el pie lo localizamos aproximadamente a la altura de la articulación, entre el metatarsiano y la falange del primer dedo (donde se suelen formar los juanetes), en reflexoterapia podal es donde se reflejan la última cervical y las primeras dorsales. Este chakra se caracteriza principalmente por ser el asiento de los sentimientos. Si su energía está bien encauzada se transforma en amor puro. Por tanto para los terapeutas que trabajan a través de sus manos, es el que imprime la fuerza para trabajar canalizando ese amor incondicional y objetivo capaz de ayudar en los procesos de transformación.

El quinto (Vishuddi) es el chakra laríngeo, controla la glándula tiroides (conectada íntimamente con nuestro estado emocional), en el pie se refleja en la primera falange del dedo gordo, donde en reflexoterapia podal se tratan las vértebras cervicales. Este centro tiene gran importancia por ser el que materializa los pensamientos, es el centro del habla. También actúa como canal por donde se reciben las vibraciones mentales o los pensamientos de otras personas. En este estadio, el mundo se convierte en el propio hogar y todas las experiencias que depara (negativas o positivas) son asimiladas y aprovechadas como un medio de evolución consciente. El quinto chakra es por tanto fundamental a la hora de controlar el estado emocional de la persona, un golpe emocional fuerte, como la pérdida de un ser querido, una separación, etc., puede hacer que se bloquee, creando desde un problema en la glándula tiroides, a nódulos en las cuerdas vocales.

El sexto (Ajna) es el chakra mental, controla la glándula pituitaria o hipófisis. Está ubicado en el centro del cerebro. Al igual que la hipófisis en el sistema endocrino controla las demás glándulas, este chakra controla también a los demás. Su zona refleja en el pie se sitúa en el nacimiento de la uña del dedo primero, en la parte lateral externa. Este es el centro de consciencia más elevado del hombre, a través de él es posible la percepción extrasensorial y la comunicación mental con otras personas. En el cuerpo físico también está relacionado con la glándula pineal, que tiene como función más conocida la de controlar los ritmos biológicos de la noche y el día, por lo que la luz es una de las principales fuentes de estimulación de esta glándula.

El séptimo (Sahasrara) es el chakra coronal. Es la fuente de la creación, del potencial desde donde todas las cosas se manifiestan para poder después desarrollarse. Se refleja en el pie en la parte superior externa de la uña del primer dedo. En la técnica metamórfica también se relaciona con la etapa de preconcepción, ya que antes de ser concebidos, traemos con nosotros todo el potencial de lo que podemos llegar a ser, esta zona, por tanto, es donde germina la creatividad y la capacidad que tenemos de concebir: proyectos, trabajo, ideas y nuestra propia “vida”.
Volver arriba Ir abajo
Nemesis
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@
Nemesis


Desde : 09/01/2009
He aportado : 24878

Terapias para los chacras Empty
MensajeTema: Re: Terapias para los chacras   Terapias para los chacras Icon_minitimeMiér Mayo 02 2012, 03:44

TERAPIAS PARA LOS CHAKRAS - EJERCICIOS CORPORALES

Los siguientes tres ejercicios de contracción, son altamente eficaces para liberar las energías bloqueadas en los chakras. La realización de estos tiene un efecto benefactor y equilibrador sobre todo nuestro organismo, que se hace patente de inmediato.

Lo mejor es tumbarse de cuerpo entero sobre el suelo o sentarse con la espalda lo más recta posible en la posición del loto o sobre los talones. Cerramos los ojos y nos dejamos deslizar a un estado completamente plácido. Nuestra respiración es tranquila y relajada. Puede serte útil contar lentamente al revés; desde diez hasta uno, entrando con cada número en una relajación cada vez más profunda.

Ejercicio 1 - La contracción del centro radical

Espiramos pausadamente y a continuación tratamos de contraer hacia dentro con la mayor fuerza posible la zona del abdomen inferior. Primero contraemos el músculo del ano y tiramos de él hacia dentro, como si quisiéramos reprimir la defecación. A continuación, contraemos los órganos tan intensamente como nos sea posible. Finalmente, tratamos de contraer hacia dentro, en dirección hacia la columna vertebral, la zona umbilical del abdomen inferior. Este último paso del ejercicio apoya las dos contracciones precedentes, puesto que se tira del recto y de los órganos sexuales hacia atrás y hacia arriba.

Tenemos así un estado de máxima contracción del abdomen inferior; lo mantenemos durante algunos segundos, y después nos soltamos completamente, retornando a nuestra situación inicial relajada. Al cabo de algunos segundos repetimos las tres fases del ejercicio y mantenemos de nuevo la contracción de toda la cavidad pélvica durante varios segundos: luego soltamos y relajamos.

El mismo ejercicio una tercera vez. Después disfrutamos unos minutos de reposo, permaneciendo con la consciencia en el lugar en que se ha practicado el ejercicio. Este ejercicio de contracción libera sobre todo los bloqueos del primer y del segundo chakra y estimula la energía Kundalini. Es normal y deseable una creciente sensación de energía o calor.

Ejercicio 2 - La contracción del diafragma

El diafragma es una placa músculo-tendinosa que delimita y separa la parte superior de la cavidad abdominal de la cavidad torácica.

Continuamos en nuestro estado relajado de paz y sosiego interiores. La respiración es pausada y regular. Al espirar, intentamos contraer hacia arriba nuestro diafragma de forma que se eleve en dirección a la cavidad torácica. Al hacerlo, los órganos del abdomen superior se ven simultáneamente comprimidos hacia atrás, en dirección a la columna vertebral. Intentamos mantener esta vigorosa contracción durante algunos segundos.

A continuación relajamos unos segundos, explayándonos completamente, y repetimos este ejercicio dos veces más.

En la pausa que sigue continuamos dirigiendo nuestra atención al lugar donde hemos realizado el ejercicio. En general, experimentaremos un cosquilleo o vibración de intensidad diversa: puedes sentir calor, o incluso una sensación de calor intenso. Esta reacción es desencadenada por la energetización del chakra del plexo solar: parte de la energía liberada asciende hasta el chakra cordial, que también se activa mediante este ejercicio. Se extiende en nosotros una sensación de profunda satisfacción interior. Permanecemos completamente relajados y somos testigos de lo sucedido.

Al cabo de algunos minutos de profunda tranquilidad pasamos al siguiente ejercicio.

Ejercicio 3 - La contracción de la nuca

En este ejercicio inspiramos a través de la nariz y, partiendo de nuestra situación de relajamiento, intentamos contraer o apretar simultáneamente hacia abajo la nuca y la barbilla, en dirección al cuerpo. Al hacerlo, tiramos de los hombros hacia arriba, de forma que el cuello se haga cada vez más corto.

Mantenemos esta tensión durante unos segundos concentrándonos en nuestra nuca. Después, nos volvemos a relajar completamente y dejamos todo suelto. A los pocos segundos repetimos este ejercicio y nos relajamos de nuevo. Lo mismo una tercera vez: tensar unos segundos y soltar.

Este tercer ejercicio de contracción disuelve las energías estancadas en el chakra del cuello, purificando este importante canal que une la cabeza y el corazón. Cuando aquí se recupera el flujo energético libre de obstáculos, sentimos en la zona de la nuca y los hombros un fuerte «ardor», que va acompañado de un sentimiento de fortaleza interior, sinceridad y autoconfianza. Mediante este ejercicio se armonizan y equilibran las fuerzas del yin y del yang.

Si realizas consecutivamente los tres ejercicios de contracción, podrás constatar instantáneamente una clara mejoría de tu estado general. No obstante, es aconsejable no abusar de ellos. Realizarlo dos veces al día, por la mañana y por la tarde, es en principio más que suficiente.

Quien disponga de alguna experiencia, puede practicar los ejercicios de contracción, en el mismo orden indicado, varias veces consecutivas. Pero siempre prestando atención a su propio bienestar. Nunca debemos superar nuestros límites naturales internos, que nos indican claramente cuándo es suficiente.

Para muchas personas, estos ejercicios se han convertido en un componente fijo de su vida, pues bastan unos minutos para realizarlos, y lo que conseguimos a cambio es sorprendente.

Volver arriba Ir abajo
Nemesis
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@
Nemesis


Desde : 09/01/2009
He aportado : 24878

Terapias para los chacras Empty
MensajeTema: Re: Terapias para los chacras   Terapias para los chacras Icon_minitimeMiér Mayo 02 2012, 03:56

TERAPIAS PARA LOS CHAKRAS - LOS MANDALAS

«Iniciamos hace milenios un viaje cuyo final desconocemos.
En ese recorrido delineamos la infinita curvatura sin fin
de la forma del mandala.

Nos paseamos alrededor de su centro a través del tiempo y del espacio,
y aunque esta confluencia se torna invisible, la constante universal
del movimiento nos la revela intuible.

Esta fuerza metafórica seguirá guiando el camino hacia el horizonte
del entendimiento -en la interminable búsqueda del conocimiento-
a las respuestas más profundas sobre el verdadero sentido
de la existencia humana». (Bibiana M. Mejia)

La palabra mandala proviene del sánscrito (lengua clásica de la India, desarrollada hace más de 2.300 años), y se traduce habitualmente como «círculo concéntrico de energía» o «círculo sagrado». Hay quienes los denominan «el laberinto de los círculos».

Tres principios ordenados disponen la estructura de un mandala:

1- El punto central

2- La irradiación desde el centro

3- La delimitación externa del círculo

El punto central es el misterioso núcleo espiritual energético, el ámbito en que nace toda existencia en espacio y en tiempo. La irradiación procedente del centro, tiende hacia fuera hasta el contorno limítrofe. La circunferencia, enlazando lo interno con lo externo, fluctúa, por último, desde la periferia volviendo al núcleo más intimo.

Un mandala es básicamente un círculo, la forma perfecta, y por ello, representa el símbolo del cosmos y de la eternidad. Representa la creación, el mundo, Dios, el ser humano, la vida. Se puede decir que todo en nuestra vida posee las formas del círculo. Desde el universo (el sol, la luna, los planetas), hasta el esquema de toda nuestra naturaleza: los árboles, las flores, etc. Todos siguen una línea circular. ¿Y que decir del átomo o la célula?. Todo lo que nos rodea tiene la forma del círculo, que al mismo tiempo representa los ciclos infinitos de la vida.

Si observamos nuestro cuerpo, nos daremos cuenta que todas nuestras formas son redondeadas, esto nos recuerda que somos sistemas dentro de sistemas, pertenecemos al Absoluto y el Absoluto está en nosotros.

Los mandalas tradicionales, los grandes mandalas de la tradición hindú, suelen ser imágenes enormemente complejas, que incluyen letras sánscritas y deidades que se quieran asimilar.

A veces parecen laberintos auténticos. El denominador común es el círculo (unos o varios) que rodea un núcleo interno, además puede ir acompañado de otras figuras geométricas como el cuadrado o el triángulo.

El mandala es una reproducción espiritual del orden del mundo y de nuestro ser. La existencia del mandala nos ayuda a recordar que todos tenemos un origen universal común, cósmico, y nos sintoniza con la belleza que todos llevamos dentro y con nuestra naturaleza creativa, porque ante todo, somos creadores de nuestra propia vida. El efecto que produce en el ser humano es en primer lugar devolverlo a su orden divino y particular, en segundo lugar la creación y el desarrollo de la propia vida desde ese centro.

Los mandalas son utilizados desde tiempos remotos. Tienen su origen en la India, y se propagaron en las culturas orientales, en las indígenas de América y en los aborígenes de Australia.

En la cultura occidental, fue Carl G. Jung, quien los utilizó en terapias con el objetivo de alcanzar la búsqueda de individualidad en los seres humanos.

Jung solía interpretar sus sueños dibujando un mandala diariamente, en esta actividad descubrió la relación que estos tenían con su centro, y a partir de allí, elaboró una teoría sobre la estructura de la psique humana.

Según Carl Jung, los mandalas representan la totalidad de la mente, abarcando tanto el consciente como el inconsciente. Afirmó que el arquetipo de estos dibujos se encuentra firmemente anclado en el subconsciente colectivo.

Desde todos los tiempos, los mandalas han sido utilizados por los sabios, místicos y sacerdotes en sus meditaciones y curaciones.

Los mandalas son útiles para la concentración, la atención, activación de la energía positiva, energetización de lugares, meditación profunda para elevar el nivel de conciencia, expander la capacidad de la mente y la memoria. Dentro de una casa mejora la captación de energía y crea un ambiente de armonía y balance, también nos sirve para transmutar la energía negativa en positiva.

En el terreno de la salud , nos protegerá de las energías negativas del entorno.

Los mandalas favorecen la activación de las capacidades de cada uno de los chakras e incrementan la captación de energía positiva con equilibrio. El mandala trabaja enviando impulsos a la mente interna, en forma similar a lo que hoy se conoce como «programación subliminal»; tiene un mensaje oculto, que llega a los receptores del cerebro, donde se procesa y obtiene una reacción.

Así, por ejemplo, si una persona tiene por costumbre actuar en forma agresiva, nuestro sentido común nos indicaría que precisa tener más tolerancia hacia los demás, amor hacia sí misma, paciencia y pasividad, por lo tanto, le indicaríamos una visualización del mandala de color naranja (segundo chakra), así como el azul (quinto chakra), un mandala cada vez, durante el tiempo que sea necesario hasta que la reacción positiva se logre.

Si encontramos que una persona está deprimida, angustiada o sin ánimo, le recomendaríamos visualizar el mandala de color rojo (primer chakra) y naranja (segundo chakra).

Cada uno de los chakras está a cargo de ciertos órganos de nuestro cuerpo físico, por lo que también pueden enviar estímulos para equilibrar y balancear el funcionamiento de un área específica, siendo una herramienta auxiliar para fomentar la salud.

Los mandalas nos ayudan a relajarnos y a encontrar la paz en medio de las dificultades, en un mundo tan complejo y conflictivo en el que muchas veces nos vemos instalados.

Los mandalas deben ser portátiles, con el fin de poder ser empleados en cualquier lugar donde nos encontremos y queramos enviar estímulo positivo para el fin específico que sea.

Un mandala siempre va a resultar positivo sea cual sea su color, pero es doblemente útil cuando nosotros ya hemos localizado algún problema y queremos tratarlo, en ese caso habrá que elegir el color adecuado dependiendo de la cualidad que se quiera trabajar. El mandala enviará impulsos a la mente interna, llegando a los receptores del cerebro, donde se procesará y se obtendrá una reacción. Al actuar de manera directa, acelera enormemente el proceso.

El trabajo de meditación con mandalas, puede consistir en la observación o en el dibujo de estos.

En el primer caso, con sólo sentarte en un lugar cómodo, lograr una respiración rítmica y profunda, y disponerte a observar algún mandala de tu elección, puede llevarte a un estado de relajación, y te sentirás más alerta ante los hechos que suceden a tu alrededor.

El proceso de observación puede durar entre cinco y diez minutos.


Mandala color rojo

* Envía estímulos a todo lo relacionado con el nivel del primer chakra
* Impulsa la fuerza vital a todo el cuerpo
* Incrementa la autoconfianza y seguridad en si mismo
* Estimula el dudar de si mismo
* Permite controlar la agresividad, y evitar querer dominar a los demás

en el aspecto físico, proyecta energía vital a:

* La parte inferior del cuerpo
* Suministra fuerza a los órganos reproductores.
* Esencia de supervivencia

Mandala color naranja

* Envía estímulos a todo lo relacionado con el nivel del segundo chakra
* Fomenta la tolerancia para socializar y proyectarse con todas las personas
* Incrementa la autoestima, ayuda a enfrentar todos los retos para la evolución de la persona
* Enseña a utilizar los éxitos o fracasos como experiencias y aprendizajes
* Propicia energía positiva para llevar a cabo los proyectos o las metas

en el aspecto físico, proyecta energia vital a:

* Intestino delgado y cólon
* Todos los procesos metabólicos
* Los ganglios linfáticos inferiores

Mandala color amarillo

* Envía estímulos a todo lo relacionado con el nivel del tercer chakra
* Ayuda a liberar los miedos internos
* Permite manejar con balance el ego, las desilusiones y todo lo que afecta emocionalmente
* Ayuda a canalizar mejor la intelectualidad

en el aspecto físico, proyecta energía vital a:

* Aparato digestivo
* Hígado, vesícula
* Páncreas, bazo, riñones.

Mandala color verde

* Envía estímulos a todo lo relacionado con el nivel del cuarto chakra
* Proyecta tranquilidad y balance en lo sentimental
* Permite expresar los sentimientos más libremente
* Expande el amor interno hacia uno mismo y los demás
* Ayuda a liberarse del apego a las posesiones o las falsas excusas
* Es el filtro del equilibrio en todo el cuerpo
* Ayuda a controlar el sentido de posesión y los celos

en el aspecto físico, proyecta energía vital a:

* Sistema circulatorio
* Cardiovascular
* Corazón

Mandala color azul

* Envía estímulos a todo lo relacionado con el nivel del quinto chakra
* Ayuda a exteriorizar lo que se lleva por dentro, permitiendo evolucionar a medida que se van produciendo cambios en la vida de la persona
* Evita la frustración y la resistencia a comunicarse con la gente
* Permite tener tolerancia hacia los pensamientos de los demás

en el aspecto físico, proyecta energía vital a:

* Sistema respiratorio superior e inferior
* Pulmones, garganta, tráquea
* Ganglios linfáticos superiores
* Ayuda a evitar las alergias y padecimientos de la piel

Mandala color índigo

* Envía estímulos a todo lo relacionado con el nivel del sexto chakra
* Ayuda a comunicarse con el ser interno, abriendo la intuición
* Permite aprender a dejar fluir los mensajes del cerebro, conectando directamente a la inteligencia de la conciencia cósmica
* Fomenta el control mental y expande los canales de recepción para percibir la verdad
en cualquier cosa o nivel de vida
* Estimula la confianza para ser guiado por su propio sentido interior

en el aspecto físico, proyecta energía vital a:

* Cerebro, sistema nervioso
* Sistema muscular y óseo

Mandala color violeta

* Envía estímulos a todo lo relacionado con el nivel del séptimo chakra
* Proyecta el contacto del espíritu con la conciencia profunda del cosmos
* Expande al poder creativo desde cualquier ángulo: música, pintura, poesía, arte… permitiendo a la persona expresar su visión de la realidad y su contacto con
la fuente primordial, el creador del universo
* Ayuda a no ser extremista o absolutista, con el fin de expandirse explorando las
dimensiones de la imaginación y el conocimiento.

En el segundo caso, puedes dibujar mandalas o colorearlos. Se recomienda que si estás vinculándote con estas imágenes, comiences por pintarlas.

Para ello, escoge un modelo que te inspire, selecciona los instrumentos (colores, marcadores, acuarelas, por ejemplo), y luego instálate en un sitio tranquilo. Mientras estás trabajando, puedes escuchar música si lo deseas.

Existen técnicas variadas, todo dependerá de tu estado de ánimo y de lo que el mandala que desees pintar te transmita. Si crees que necesitas ayuda para exteriorizar tus emociones, puedes colorearlos de adentro hacia fuera; si por el contrario, quieres buscar tu centro, píntalos de fuera hacia dentro.

Éste es un trabajo que puede hacer cualquier persona, sin importar su edad o religión. Es una práctica sencilla que redundará en beneficios personales y en la consecución del equilibrio interno.

Beneficios de dibujar o pintar mandalas:

1) Comienzo de un trabajo de meditación activa.
2) Contacto con tu esencia.
3) Te expresarás mejor con el mundo exterior.
4) Ayuda a expandir tu conciencia.
5) Desarrollo de la paciencia.
6) Despertar de los sentidos. Es probable que comiences a ver lo que está a tu alrededor con otros ojos.
7) Empiezas a escuchar la voz de tu intuición.
Cool Te aceptarás y te querrás más.
9) Te curarás física y psíquicamente.

Formas y sus significados:

Los mandalas no son simples dibujos de colores. Todos los elementos que en ellos se integran tienen un significado. Éstos son algúnos de los más utilizados:

Círculo: Movimiento. Lo absoluto. El verdadero yo.

Corazón: Sol. Amor. Felicidad. Alegría. Sentimiento de unión.

Cruz: Unión del cielo y la tierra. Vida y muerte. Lo consciente y lo inconsciente.

Cuadrado: Procesos de la naturaleza. Estabilidad. Equilibrio.

Estrella: Símbolo de lo espiritual. Libertad. Elevación.

Espiral: Vitalidad. Energías curativas. Búsqueda constante de la totalidad.

Hexágono: Unión de los contrarios.

Laberinto: Implica la búsqueda del propio centro.

Mariposa: Autorenovación del alma. Transformación y muerte.

Pentágono: Silueta del cuerpo humano. Tierra, agua, fuego.

Rectángulo: Estabilidad. Rendimiento del intelecto. La vida terrenal.

Triángulo: Agua, inconsciente (hacia abajo); vitalidad, transformación (hacia arriba); agresión hacia uno mismo (hacia el centro).
Volver arriba Ir abajo
Nemesis
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@
Nemesis


Desde : 09/01/2009
He aportado : 24878

Terapias para los chacras Empty
MensajeTema: Re: Terapias para los chacras   Terapias para los chacras Icon_minitimeMiér Mayo 02 2012, 04:02

TERAPIAS PARA LOS CHAKRAS - LAS FLORES DE BACH

¿Qué son las Flores de Bach?

También conocidas por «remedios florales del Dr. Bach».

Son un conjunto de 38 esencias naturales, que en su gran mayoría proceden de flores silvestres de la región de Gales (Gran Bretaña).

Sus propiedades curativas fueron descubiertas por el Doctor Edward Bach entre 1926 y 1934.

¿Qué efectos o propiedades curativas tienen?

Equilibran o armonizan los estados emocionales de personas y animales, y potencian las propiedades vitales de las plantas.

¿Cómo actúan?

El Doctor Bach creía que toda enfermedad era el resultado de un desequilibrio emocional. Éste se iniciaba en el campo energético de los seres vivos. Si el desequilibrio no era tratado en ese estadio de manifestación, se transmitía al cuerpo físico, dando lugar a enfermedades.

Las esencias actúan en el lugar donde se ha iniciado el desequilibrio, en el campo emocional-energético. Las esencias son específicas, unas están indicadas para las personas que sienten temor, otras para las que sufren de incertidumbre, para las apáticas o indiferentes, para las que sienten soledad, para las hipersensibles e influenciables, para las que sufren desaliento y desesperación, para las excesivamente preocupadas por el bienestar de los demás...

A partir de 1978, la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.), en su punto 7, «declaración Alma-Ata», incluyó este tratamiento, incorporándolo al grupo de medicinas tradicionales, y recomendando su uso a los Estados miembros.

¿Cómo se aplican?

Las 38 esencias representan estados emocionales y características de 38 personalidades que son consideradas universales. Para su aplicación necesitamos conocer los rasgos diferenciales de la persona a tratar. Para ello es necesario mantener una entrevista, durante la que se irán desgranando y perfilando las particularidades del paciente.

El conjunto de esencias que resulte de la entrevista mantenida, permitirá al terapeuta realizar la combinación adecuada que armonizará los desequilibrios encontrados.

¿Cómo se administran?

El combinado de esencias se prepara sobre una base de agua de manantial o, en su defecto, mineral, lo más pura posible, y un conservante alcohólico (en su caso el Doctor Bach utilizaba coñac).

El remedio se presenta normalmente en un frasco gotero de cristal oscuro, para su protección de la luz, de 30 ml.

El resultado

Suele ser muy positivo, en algunos casos espectacular.

Aún así, el resultado dependerá en gran medida de la habilidad del terapeuta y lo provechosa que resulte la entrevista.

Las flores de Bach en el tratamiento de los chakras

Los chakras son el espejo de nuestra alma. Todas las experiencias, buenas o malas, que hemos obtenido en el transcurso de nuestra vida, influyen sobre la conducta de los chakras. Las vivencias y experiencias negativas producen bloqueos, que interfieren en la circulación de la energía. De acuerdo con su predisposición, el ser humano reacciona ante su entorno en forma agresiva o introvertida.

La alineación de los chakras, nos ayuda principalmente a que la energía fluya de forma armónica dentro de nuestro cuerpo. De esta forma, nuestra salud tanto física como emocional, funciona en perfecta armonía y con ello nuestra vida se transforma, proporcionándonos mayores alegrías y mejores logros. Cuando uno o varios chakras están cerrados, no somos realmente capaces de visualizar las maravillas que la vida nos ofrece.

Los procesos de sanación impulsados por Reiki en la iluminación de nuestros chakras, pueden ser complementados con otros métodos terapéuticos. En este caso, las flores de Bach, son un tratamiento muy adecuado.

al ingerir las flores de Bach, éstas se conectan con nuestras emociones escondidas, solucionando grandes problemas internos tanto físicos como emocionales. No existe nada que no se pueda tratar con esta terapia. También es importante saber que no hay edad, tanto niños como adultos obtienen grandes resultados.

El tratamiento con flores, para que ofrezca unos resultados óptimos, no debe aplicarse en ningún caso menos de dos meses, ya que al ser energía que se conecta con nuestro interior, precisa de un tiempo mínimo para transformar lo que no está funcionando correctamente.

ACEBO (Holly, Ilex aquifolium)

Flor de quien sufre y lo expresa con rabia, para quien siente celos, envidia, venganza o bloqueo emocional, es la esencia relacionada con el amor. Puede ser útil en dolencias cardíacas, para personas que han sufrido infartos e hipertensión producto de actitudes de miedo, y en bajadas del sistema inmunológico. Del mismo modo, si hay una tendencia a las enfermedades de tipo inflamatorio y afecciones cutáneas, y en caso de anorexia nerviosa por la desconfianza desplazada a la comida. Borra la información incluso a nivel celular.

4º Chakra - Anahata - Corazón

ACHICORIA (Chicory, Cichorium intybus)

Esencia relacionada con la posesión, el egoísmo posesivo, apegado y manipulador, así como con la generosidad o capacidad de desprendimiento. Puede ser útil a mujeres con trastornos de estrógenos, regularizar el período menstrual y la hipotensión, y ayudar en problemas asmáticos, amigdalitis, soriasis tras una separación dolorosa, dolencias cardíacas, arritmia y taquicardia.

2do. Chakra- Swadhistana – Ombligo
3er. Chakra – Manipura – Plexo solar

AGRIMONIA (Agrimony, Agrimonia eupatoria)

Esencia de quien oculta los problemas bajo un semblante alegre, así como de la aceptación y disposición a tomar conciencia de los conflictos. Puede ser beneficiosa en alteraciones cardíacas y digestivas, en alergias utilizada junto con la flor Manzano silvestre, en picores de todo origen aplicada sin diluir, alteraciones de la tensión arterial, glaucoma y tensión ocular, dolores de cabeza en general, insomnio sin causa aparente y cáncer para prevenir la metástasis.

3er. Chakra - Manipura – Plexo solar

AGUA DE ROCA (Rock water, Aqua petra)

Esencia de la persona exigente consigo misma y que quiere ser un ejemplo para los demás, así como de la ductilidad y flexibilidad, también puede contribuir a la mejora de dolencias anquilosantes, traumatismos y tendinitis. Flexibiliza columna vertebral y cuello, en cuyas dolencias es útil, así como en golpes y contusiones junto con la flor Estrella de Belén. Utilización en casos relacionados con la fertilidad, cataratas, callos y durezas en aplicación tópica local e ingerida, y cálculos renales: "Todo lo duro puede ir disolviéndose".

2do. Chakra- Swadhistana – Ombligo
6º chakra – Ajna - Entrecejo

ÁLAMO TEMBLÓN (Aspen, Populus tremula)

Esencia para el miedo a lo desconocido y la sensación de angustia sin motivo aparente, así como de la confianza y sensibilidad consciente, se aconseja su utilización en todas aquellas alteraciones físicas en las que aparecen temblores, cuando hay tensión en la primera costilla, lo cual guarda relación con la dopamina, si la hay en los hombros hacia delante y está relacionada con la hernia de hiato, así como en casos de insomnio sin saber por qué.

1er Chakra - Muladhara – Sexo
7º chakra – Sahasrara - Coronilla

ALERCE (Larch, Larix decidua)

Es la esencia de la persona acomplejada que se subestima y duda de su capacidad. Es la flor de la confianza en uno mismo y resulta especialmente beneficiosa junto con la planta Maca (Lepidium meyenii) por ejemplo, en problemas relacionados con la sexualidad de la persona, como impotencia sexual. Útil en osteoporosis y todas las degeneraciones óseas, problemas respiratorios y para potenciar el sistema inmunológico.

6º Chakra- Ajna- Entrecejo

AULAGA (Gorse, Ulex europaeus)

Esencia de la persona desesperanzada que ha dejado de luchar, para que recobre la esperanza y confianza, empuje, ilusión y ganas de vivir, para superar el dolor interno. Puede ayudar cuando hay aspecto pálido, amarillento, con ojeras y color ceroso, como si no se hubiese recibido la luz del sol en mucho tiempo, si se producen atascos en el progreso de un tratamiento, en enfermedades autoinmunes, cáncer y sida para elevar las defensas, en dolencias y convalecencias crónicas y para prevenir las patologías cerebrales.

1er. Chakra - Muladhara - Sexo

AVENA SILVESTRE (Wild oat, Avena fatua)

Esencia de la insatisfacción, la búsqueda del camino adecuado, y para los ambiciosos que no paran de buscarse, es asimismo la flor del discernimiento y las ideas definidas. Puede ayudar en problemas digestivos, en afecciones de las articulaciones de pies, tobillos, rodillas y caderas, puede ser útil a personas con tendencia a comer demasiado por insatisfacción, en algunos mareos y vértigos para afrontar la indecisión que los genera.

4º Chakra - Anahata - Corazón

BREZO (Heather, Calluna vulgaris)

Esencia del hipocondríaco, del egocéntrico preocupado por sí mismo en exceso, que puede resultar locuaz y no soporta estar sólo por la necesidad de afecto, es también la flor que puede aportar capacidad de comprensión. Buen remedio para la aerofagia y afecciones de boca y dentales, ayuda a perder peso a quienes comen mucho y con avidez, tanto dulce como salado, y que pueden llegar hasta provocarse enfermedades para no quedarse nunca solos.

2do. Chakra- Swadhistana – Ombligo

BROTE DE CASTAÑO (Chestnut bud, Aesculus hippocastanum)

Esencia de quien no consigue aprender, tropieza una y otra vez en la misma piedra y no madura, esta flor de Bach facilita la adquisición de la capacidad de aprendizaje. Puede ser beneficiosa en afecciones repetitivas sin causa (diarrea, colitis recurrente y ulcerosa, espasmos intestinales), en retrasos de cualquier índole (mentales, en la dentición, en la adaptación a la pubertad) y a quienes se provocan accidentes a sí mismos.

2do. Chakra- Swadhistana – Ombligo

CASTAÑO BLANCO (White chestnut, Aesculus hippocastanum)

Esencia de los pensamientos obsesivos y no deseados, del diálogo interno torturante, aporta la tranquilidad y paz mental. Puede ser útil a quien por darle muchas vueltas a algo padece malestar general y dolor de cabeza en la frente y los ojos, le cuesta mucho conciliar el sueño por constantes preocupaciones y suele dormir con las mandíbulas tensas y rechinar de dientes.

3er. Chakra – Manipura – Plexo solar
7º chakra – Sahasrara - Coronilla

CASTAÑO DULCE (Sweet chestnut, Castanea sativa)

Esencia para la persona acostumbrada a sufrir y para la desolación y la angustia que por intensa llega a convertirse en inaguantable, así como de la transformación y salvación. Puede ayudar en enfermedades terminales, pues devuelve la percepción, y junto con la flor Clemátide, para mejorar la visión o el oído, los sentidos, ya sean físicos o no.

5º chakra – Vishuddha - Cuello

CASTAÑO ROJO (Red chestnut, Aesculus carnea)

Esencia para quien siente excesiva preocupación por los demás y sufre por ellos, para facilitar la distensión y la capacidad para conservar la personalidad. Se aconseja su utilización en el caso de obesidad y en el de tabaquismo por no poder cortar la dependencia, para la madre y el bebé en situaciones de destete emocional, mental y físico, con implicaciones de placer y afecto, así como en alteraciones de la boca y de la articulación temporomandibular.

2do. Chakra – Swadhistana – Ombligo
4º chakra – Anahata - Corazón

CENTAURA (Centaury, Centaurium umbellatum)

Esencia del "Amor sin sabiduría y el servilismo", de quien no sabe decir no, con voluntad débil, que hace lo que los demás quieren que haga, esta flor de Bach puede facilitar la fuerza de voluntad. Recomienda su aplicación tópica en el cuello junto con Pino en los casos de baja autoestima, y defiende su utilidad en estados de debilidad general y cuando no hay respuesta a los tratamientos, en trastornos reumáticos, del cuello y lumbares y para los trastornos óseos vinculados a la autoestima.

6º Chakra - Ajna - Entrecejo

CERASÍFERA (Cherry plum, Prunus cerasifera)

Esencia para afrontar el agotamiento psíquico y la pérdida de control o el miedo a perderlo, puede facilitar la serenidad y el sosiego. Ayuda en el control mental y alteraciones de motricidad que cursan con rapidez, incontinencia urinaria y enuresis, eyaculación precoz, tics nerviosos y epilepsia, lipotimia y neurosis obsesiva, crisis de rabia, caída de cabello y miedo a que se caiga más, descontrol en la tensión arterial y en el consumo de tabaco, alcohol y otras drogas. Asimismo, en bulimia y en conflictos sexuales, a quien se come las uñas sin poder dejar de hacerlo junto con la flor Impaciencia. Por último, en los ronquidos, situación en la que recomienda alerta por tratarse de una frecuencia cerebral alta.

1er Chakra – Muladhara – Sexo
3er. Chakra – Manipura – Plexo solar

CERATOSTIGMA (Cerato, Ceratostigma willmottiana)

Esencia para la persona que duda de sí misma y casi constantemente busca consejo en los demás, puede aportar a la vez seguridad e intuición, autoconfianza y autoestima. Cabe resaltar su utilidad en osteoporosis y para el sistema inmunológico, problemas de la columna en general y del pulmón.

6º chakra – Ajna – Entrecejo
7º Chakra - Sahasrara - Coronilla

CLEMÁTIDE (Clematis, Clematis vitalba)

Esencia para la persona con falta de interés por el presente, soñadora e incapaz de reaccionar contra la melancolía, a quien puede posibilitar la toma de conciencia del presente, para estar aquí y ahora y hacer frente al miedo o primera emoción al nacer. Puede ayudar en afecciones circulatorias con manos y pies fríos y sensación de vacío en la cabeza, a quien es propenso a problemas de vista y oído, con aspecto pálido y necesita dormir mucho y cabecear en momentos de tensión, propenso a desmayos y que se agota fácilmente, con falta de memoria y concentración por falta de interés, también en ausencias, estados de coma y ataques epilépticos, demencias, autismo y lipotimias. Además, Clemátide, con Agua de roca, tomadas ambas por la pareja, aumenta la fertilidad cuando no hay razón orgánica que explique la esterilidad.

6º Chakra - Ajna - Entrecejo

ESCARAMUJO / ROSA SILVESTRE (Wild rose, Rosa canina)

Esencia de quien se resigna a sufrir, con apatía y falta de ilusión, es la flor que puede propiciar la motivación y la alegría y ganas de vivir. Puede ayudar en problemas de articulaciones y estiramientos, articulares y musculares, y prevenir Alzheimer, demencia senil y falta de memoria.

6º Chakra - Ajna - Entrecejo

ESTRELLA DE BELÉN / LECHE DE GALLINA (Star of Bethleem, Ornitholagum umbellatum)

Esencia apropiada ante un choque emocional o físico, bloqueos y traumas incluso del pasado, para recobrar la calma y el consuelo íntimo. Es útil en partos e intervenciones quirúrgicas (cuando se van a tener, para su preparación y para que cicatricen mejor, también para el bebé al nacer), en problemas de tiroides, a personas con enfermedades crónicas como artritis, asma, arritmia cardíaca, menstruaciones copiosas o su falta e irregularidades, y en todos los problemas de garganta o deglución.

1er. Chakra – Muladhara – Sexo
4º chakra – Anahata – Corazón
5º chakra – Vishuddha - Cuello

GENCIANA (Gentian, Gentiana amarella)

Esencia para la persona a quien desanima el mínimo obstáculo, de modo que recupere la confianza en sí misma y el ánimo. Destacan sus beneficios para prevenir las recaídas en enfermedades crónicas, a quien es propenso a tenerlas, así como su utilidad en impotencia sexual.

7º Chakra - Sahasrara - Coronilla

HAYA (Beech, Fagus silvatica)

Esencia de la intransigencia, del cinismo y de la rabia, para quien le afecta la forma de ser de los demás y la crítica, al que aportaría tolerancia. Puede ayudar a quien rechina los dientes y tensa las mandíbulas y en la neuralgia del trigémino, cuando hay tensiones en la parte alta del cuerpo o se mantienen los puños apretados sin darse cuenta, cuando no se toleran los ruidos y hay problemas de oídos o también digestivos.

4º chakra – Anahata - Corazón

HELIANTEMO (Rock rose, Helianthemum nummularium)

Esencia para las situaciones de terror y bloqueo, casos de urgencia, aprensión y/o presagio y para después de un choque emocional, es la flor del coraje y el heroísmo. Ayuda en situaciones de pánico vividas como terroríficas y que dejan una secuela física del orden de ceguera, sordera o pérdida de control, cuando a nivel físico hay debilidad nerviosa, dolor en el plexo solar, palpitaciones y manos húmedas, y en miedos tan profundos que tan solo pensar en ellos la persona se pone a temblar o se produce un exceso de sudoración. Además, es útil en soriasis y drogodependencia, cuando aparece la sensación de nudo en el estómago y en ataques de asma, así como en el comienzo de la hernia de hiato.

3er. Chakra – Manipura – Plexo solar
5º chakra – Vishuddha - Cuello

HOJARANZO (Hornbeam, Carpinus betulus)

Esencia para la pereza, la desgana y los sentimientos de rutina, es la flor del "lunes por la mañana", para aportar la vitalidad y la energía necesarias. Útil en casos de cansancio y fibromialgia. Cuando hay dolores al iniciar el movimiento, por intoxicación física, puede tomarse con Manzano silvestre para favorecer la desintoxicación.

4º Chakra - Anahata - Corazón

IMPACIENCIA (Impatiens, Impatiens glandulifera)

Esencia de la persona impaciente e irritable, incapaz de controlarse y que prefiere hacer las cosas solo, esta flor de Bach facilitará su paciencia, es remedio para la hiperactividad, beneficiosa en situaciones en las que con insomnio debido a tensión física y mental, la persona no puede quedarse en la cama. Puede utilizarse cuando hay dificultad para relajarse, por quienes suelen tener accidentes y repentinos y breves dolores espasmódicos en diferentes partes del cuerpo, si se sufre de diarrea, vómitos, cistitis, contracturas musculares y tortícolis, úlceras, espasmos o cólicos, y eccemas o irritaciones en la piel de aparición súbita. También puede ayudar a quien se come o muerde las uñas o tiene tics nerviosos como rascarse la cabeza, hacer sonar los dedos, balancear las sillas, mover excesivamente la pierna o golpetear los dedos sobre la mesa.

6º chakra – Ajna - Entrecejo

MADRESELVA (Honeysuckle, Lonicera caprifolium)

Esencia para la persona anclada en el pasado y que no confía ni le interesa el porvenir, para ayudarle a asumir la realidad y superar la nostalgia y el pasado. Resulta adecuada en problemas propios de la senilidad, y puede ser una ayuda en dolores intensos de la parte trasera de la espalda y en dolores y deformaciones de rodillas y pies. Aconsejable en caso de ronquidos, es útil en estreñimiento, trastornos del desarrollo y enfermedades genéticas.

5º chakra – Vishuddha - Cuello
6º chakra – Ajna – Entrecejo

MANZANO SILVESTRE (Crab apple, Malus pumila)

Esencia para quien experimenta desagrado consigo mismo y tiene sensación de impureza y suciedad, es la flor de la purificación orgánica, la pureza y el orden. Puede ayudar a nivel físico en infecciones cutáneas como acné, verrugas y erupciones, en el caso de pies sudorosos, obesidad y alergias, fibromialgia y a quienes a veces sienten una necesidad excesiva de evacuar. Y puede ser también útil en miopía, rinitis, tos nerviosa, resfriados, fiebres, infecciones, descomposición, sinusitis o cualquier otro tipo de descarga del cuerpo, diabetes, anorexia nerviosa por la distorsión de la realidad, en accidentes cerebrovasculares, resacas, y al efectuar un ayuno ayuda en la eliminación de toxinas.

3er. Chakra- Manipura – Plexo solar

MÍMULO (Mimulus, Mimulus guttatus)

Esencia del miedo al mundo, a lo conocido, y para los estados latentes que se niegan a manifestarse, es la flor del coraje y la valentía. Apropiada para quienes teniendo dolores de cabeza o trastornos vesiculares suelen retrasar su curación para lograr mayor atención y cuidados. Puede ayudar a las personas hipersensibles al frío, con taquicardias, transpiración excesiva, dolor en los pies, tensión, inhibición para hablar o tartamudez.

1er. Chakra – Muladhara - Sexo
2do. Chakra – Swadhistana - Ombligo
3er. Chakra – Manipura – Plexo solar
4º chakra – Anahata - Corazón

MOSTAZA (Mustard, Sinapsis arvensis)

Esencia apropiada para el desaliento y la tristeza sin causa conocida o "nube oscura" por poder ayudar en la recuperación del ánimo y la luz interior. Es útil en el tratamiento de la cascada hormonal, y en enfermedades de aparición súbita.

7º Chakra –Sahasrara - Coronilla

NOGAL (Walnut, Juglans regia)

Esencia de protección y adaptación a los cambios, en la ruptura de vínculos y también si hay excesiva preocupación por las opiniones de los demás, es la flor de los cambios, y de un nuevo comienzo. Son alteraciones físicas relacionadas con esta flor la dentición, el control de esfínteres y la hemiplejía, así como situaciones y estados asociados a la pubertad, el casamiento, la separación y viudez, la menopausia y la jubilación, los sofocos, el cambio de trabajo, las mudanzas, las rupturas sociales y los problemas propios de la senilidad.

7º Chakra - Sahasrara - Coronilla

OLIVO (Olive, Olea europaea)

Esencia para la falta de energía y para el agotamiento físico o moral por el peso del día a día, es la flor de la regeneración, la fortaleza y la vitalidad. Puede ayudar en convalecencias para recuperar las fuerzas, en períodos de abstinencia para la rehabilitación de alcohólicos, en estados de gran fatiga mental y física, a los estudiantes en épocas de exámenes, a los ancianos que sienten que no les quedan fuerzas y a personas con cáncer.

7º chakra – Sahasrara - Coronilla

OLMO (Elm, Ulmus procera)

Esencia de quien abrumado por las responsabilidades no abandona pero se agobia, es la flor de la responsabilidad. Puede ayudar en alteraciones físicas como accidentes cerebrovasculares y el comienzo de la menopausia o de la jubilación.

6º Chakra- Ajna - Entrecejo

PINO (Pine, Pinus sylvestris)

Esencia para la persona con sentimientos de culpabilidad y autorreproche, incluso por las faltas de los demás, es la flor de la liberación y el perdón de sí mismo. Puede ser útil en alteraciones relacionadas con el sistema genitourinario, así como aerofagia, gases y cólon irritable.

4º chakra – Anahata - Corazón
5º chakra – Vishuddha - Cuello
6º Chakra- Ajna - Entrecejo

ROBLE (Oak, Quercus robur)

Esencia de quien "enemigo de los días de fiesta", no sabe parar y aún agotado sigue luchando, es la flor de la fuerza y la resistencia. Es muy efectiva en contracturas musculares de hombro y cuello, en afecciones de larga duración y en uso tópico en caso de varices, también puede ser una ayuda a niños a quienes cuesta soportar el ritmo diario así como a pacientes psicosomáticos que no escuchan las señales de su cuerpo.

6º Chakra- Ajna - Entrecejo

SAUCE (Willow, Salix vetellina)

Esencia del resentimiento, de la persona que tiene sentimientos de injusticia y amargura y se siente víctima del destino, es la flor que propicia la paz interior y la aceptación del destino. Ayuda en afecciones del cólon, hígado y vesícula biliar así como en caso de falta de movilidad en las manos y agarrotamiento muscular, alteraciones de las mandíbulas o cansancio generalizado.

2do. Chakra – Swadhistana – Ombligo
3er. Chakra – Manipura – Plexo solar

SCLERANTHUS (Scleranthus, Scleranthus annus)

Esencia de la indecisión y cuando se tiene la sensación de que la vida va decidiendo por uno, es la flor estabilizadora y de la determinación. Importante papel a la hora de normalizar y equilibrar dos órganos entre sí y para todo lo que tenga que ver con periodicidad y oscilación, ayuda a personas sensibles a los cambios climáticos y en aquellos síntomas físicos que crean fluctuaciones, vértigos, mareos, eccemas recurrentes, cefaleas y fiebres periódicas, tensión descompensada, náuseas o vómitos que guardan relación con el embarazo, así como problemas del oído medio y síndromes premenstruales.

5º chakra – Vishuddha - Cuello
7º Chakra - Sahasrara - Coronilla

VERBENA (Vervain, Verbena officinalis)

Esencia para quien con exceso de entusiasmo y tensión quiere convencer a los demás de sus ideas, es la flor de la calma y el entusiasmo. Puede ser útil en taquicardias y afecciones cardiovasculares y circulatorias en las piernas, hipertensión arterial y fibromialgia, tensiones musculares, dolor de ojos y de cabeza, insomnio, y, especialmente, en contracturas musculares de hombros y cuello.

3er. Chakra – Manipura – Plexo solar

VID (Vine, Vitis vinifera)

Esencia del exceso de confianza en sí mismo, para el líder inflexible o la persona dominante que impone su criterio a los demás, es la flor del servicio y la autoridad. Puede constituir una ayuda en problemas de lumbares y del intestino, hemorroides e impotencia sexual, patologías rectales y sacras, hipertensión arterial o contracturas musculares. De utilidad también en alteraciones de la articulación temporomandibular y, junto con Violeta de agua, en caso de eccemas en las manos.

3er Chakra – Manipura – Plexo solar

VIOLETA DE AGUA (Water violet, Hottonia palustris)

Esencia de la altivez y el orgullo, la reserva y el sentido de dignidad y para quien sufre en soledad, es la flor de la humildad y el acercamiento a los demás. Se recomienda esta flor para aquellas personas inflexibles y tensas que terminan con problemas reumáticos y en las rodillas, dolores y rigidez de columna y articulaciones. También si hay eccemas en las manos, puede ser además muy útil en contracturas musculares de hombros y cuello.

7º chakra – Sahasrara - Coronilla
Volver arriba Ir abajo
Nemesis
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@
Nemesis


Desde : 09/01/2009
He aportado : 24878

Terapias para los chacras Empty
MensajeTema: Re: Terapias para los chacras   Terapias para los chacras Icon_minitimeMiér Mayo 02 2012, 04:03

TERAPIAS PARA LOS CHAKRAS - EL DIAGNÓSTICO MEDIANTE LA ASTROLOGÍA

La astrología, como otras ramas del saber humano, tiene ante sí la posibilidad de expandirse o de mantenerse tal cual está.
Es innegable que existen varios niveles o planos de expresión y causalidad, podemos interpretar sólo uno o tratar de comprender cada uno de ellos… Como afirmó Jung "nadie puede interpretar más allá de su nivel de consciencia".

El nivel en la lectura astrológica dependerá de los planos o cuerpos activados en el intérprete-astrólogo, si se mueve prioritariamente en el plano físico, mecanicista y material en una orientación astrológica saturnina (primer chakra), la lectura se referirá a los hechos físicos, concretos y predictivos. La India como país saturnino por tradición, representa esta visión jerarquizante de la vida.

Si el astrólogo está orientado psicológicamente, su lectura manejará también el nivel emocional-astral y se focalizará principalmente en las relaciones del nativo, sus carencias, sus traumas y patrones.

Si prima el mental, buscará las explicaciones y los símbolos, abstracciones que traducirá de manera ampliatoria, dando mayor relevancia a los mitos.

Existen más niveles de lectura astrológica: la «etérica», implicaría el estudio del funcionamiento natal de cada uno de los chakras, sus potenciales, bloqueos o sobrecargas energéticas. Sería una lectura astrológica de los campos energéticos, la menos trabajada por los astrólogos.

El astrólogo que se maneja con conceptos causales (karma), buscará la conexión con los registros akáshicos que la carta moviliza, si éste puede llegar a ellos.

La conclusión es que cada astrólogo interpreta según los planos a los cuales tiene acceso.

Existen varios métodos útiles para intentar el restablecimiento de la armonía energética: las gimnasias orientales que conectan al hombre con su centro de poder y con la tierra (restauración del primer chakra), hasta el yoga que cumple una función de enlace con el cielo (séptimo chakra).

Desde el punto de vista astrológico, las casas de agua parecen dar una lectura general de los cuerpos; con la casa IV (Cáncer) como base de la encarnación: genética y mandatos, cuerpo etérico y matriz psicológica; la casa VIII (Escorpio), conectada ancestralmente con la muerte, que podría regir al cuerpo astral, y la casa XII (Piscis), conectada con la memoria arquetípica y los antepasados, con la consciencia cósmica, es decir, con los cuerpos búdicos: lo mental superior, la conexión con Dios, el cuerpo espiritual.

La tradición dice que Cáncer es la puerta de entrada al reino de la encarnación física y Capricornio el de su salida e ingreso ascensional hacia el cielo.

Los campos etéricos, astral, mental y casual cambian constantemente, los chakras son transmisores y transformadores de energía de campo a campo, sincronizando las diversas energías: astral, mental.

¿Qué son los chakras? Son centros o vórtices de energía que conectan el cuerpo físico con los distintos cuerpos. Trabajar sobre éstos, es la clave para aclarar percepciones erróneas acerca de nosotros mismos.

El karma puede ser cambiado a través del trabajo sobre estas «puertas giratorias».

Como los chakras son centros de energía que reflejan quiénes somos y lo que pensamos, y la energía que sigue al pensamiento, primero debemos trabajar con los pensamientos, sentimientos.

Las enseñanzas hindúes señalan que existen siete chakras y cinco tattwas o elementos.

Los tattwas o elementos son Prithivi que es la tierra, conectado con el cuadrado como símbolo y con el primer chakra, Muladhara ("mula" raíz y "adhara" soporte); Apas que es el agua, relacionado con la media luna y con el segundo chakra, el Svadisthana (de "sva" sí mismo y "adhistana" sede), Tejas correspondiente al fuego, cuyo símbolo es un triángulo con la punta hacia abajo, se relaciona con el tercer chakra y su nombre en sánscrito es Manipura que significa «la ciudad de las gemas»; el cuarto elemento es Vay, el aire, su chakra es el cuarto, Anahata, que significa «punto de vida», y su símbolo es la esfera.

El quinto elemento es Akasha o éter, corresponde al círculo y al quinto chakra o Vishuddha ("vi" significa "por encima de toda comparación" y "shuddha" purificado). Todos los elementos se unen en este tattwa, que es la depuración de todos los elementos anteriores.

Los dos restantes chakras (sexto y séptimo), carecen de elementos directos. Puesto que el quinto es la puerta de la liberación, anuncia el paso a otro nivel, la persona que alcanza a activar y trabajar el quinto chakra, limpia su karma y llega al Akasha, que representaría el reconocimiento y recuerdo consciente de todas sus vidas anteriores.

Desde el punto de vista de las posibles relaciones planetarias y los 7 chakras principales, el primer chakra está regido por Saturno, residuo de la mayor cantidad de karma físico y material. Como es la sede de la kundalini, la energía de la vida, puede estar también relacionado con Plutón.

Saturno parece conectar más con la limitación kármica, genética-ancestral, y Plutón con la potencialidad de transmutación-destrucción/construcción.

La supervivencia física, la identidad y la seguridad están ligadas a este vórtice. Indica cómo resolvemos nuestras necesidades básicas: alimento, vestido, cobijo, dinero, sexo. Las imágenes conectadas son la serpiente y el dragón. Tiene relación con la huída y la lucha. Se conecta también con nuestros derechos: a vivir, a ocupar un espacio, a prosperar… El apego, el miedo, el materialismo, la falta de imaginación y la rigidez, son sus facetas negativas; el sentido de realidad y la lucha, son su lado positivo.

Conviene cuidar mucho la lectura astrológica, porque alguien muy saturnino o con mucha tierra, podría tener este primer chakra debilitado debido a los miedos que paralizan.

El segundo chakra, bien podría estar regido por Júpiter y la Luna. Se encuentra ubicado a dos dedos por debajo del ombligo. Es el centro de la procreación y la emoción, del placer, el bienestar y la sexualidad.

Se relaciona con la identidad femenina. La dependencia afectiva y los bloqueos creativos, tienen su base en este centro.

Se conecta con el quinto chakra o de la garganta, ver el ejemplo de los famosos "castrati" que eran castrados en la prepubertad para que no perdiesen su voz infantil ni sus formas corporales preadolescentes, ya que la Iglesia de la época prohibía que las mujeres cubriesen los roles que les correspondían cantando.

La parte dorsal del segundo chakra se conecta con bloqueos creativos, con el significado de la vida, cubre todo el espectro de: angustia, co-dependencia, compulsiones, justicia, rechazo, desilusión, resentimiento…

El tercer chakra está regido por Marte y por Sol, se ubica en el plexo solar. Es la sede del fuego interior, y se vincula con el poder personal. Está relacionado con la autovaloración, la autoestima y la toma de decisiones.

El exceso de energía o actividad en este chakra, genera abuso de autoridad, ira, comportamiento ofensivo. Se dice que el tercer chakra es un pequeño sol donde arden las energías de oxidación, lo que se quema a través de la digestión, que es una llama interior. El exceso genera control, ira y tiranía, pero también liderazgo. La insuficiencia trae pasividad, sometimiento y cobardía.

La buena y mala compañía, la acción desmesurada, pero también el servicio, se relacionan con Manipura. Un Saturno en mala disposición a Marte, podría bloquear este chakra. También se deben ver las progresiones y tránsitos de Marte para ver cuándo podría revertirse para bien la situación, o empeorar en casos de patologías médicas o psicológicas.

El odio, el miedo, la rabia, la angustia nacen de este vórtice, el fuego interno quema todos estos venenos o los transforma en acción, valentía.

Marte es el antagonista, el destructor o el defensor de Manipura, el soldado que defiende la ciudad de las gemas. La activación del mismo genera mucha energía, es fácil ver cuánto ayudan aspectos como Marte-Júpiter.

Así como el segundo chakra es la sede del poder femenino, el tercero lo es del poder de los hombres.

El cuarto chakra está regido por Venus, se encuentra en el chakra cardíaco.

Este chakra en buen funcionamiento nos vuelve amorosos, y como dice la Biblia: "Sin amor nada soy". Cuando San Pablo habla de las tres virtudes, fe, caridad y amor, pone al amor por encima de las anteriores.

El amor, el gozo, la unidad, la paz, la afinidad, la autoestima, el amor sin condiciones, están aquí. Sabemos que los grandes dramas humanos nacen del corazón, si este chakra está mal dispuesto, puede dar origen al narcicismo (como un Sol-Venus en Leo sin canalizaciones positivas), a la pereza y la crueldad: aquí nacen las cosas santas y las crueles.

Dicen los hindúes que hay que visualizar los dulces ojos de una gacela para limpiar el Anahata (cuarto chakra o centro cardíaco), que es el centro de la compasión.

Este chakra debe activarse para recibir mensajes de los sueños, realizar proyecciones astrales y para la escritura automática, así como para curar.

Es preciso recordar que hasta este chakra todo es polar, dual.

El quinto chakra está regido por Mercurio, se encuentra en la zona de la garganta. Es la sede de la palabra, la autoexpresión creativa, el permitirse ser, la voluntad y la admisión de las propias necesidades. Es el asiento de la responsabilidad y del poder de elección.

La parte dorsal se conecta con la toma de decisiones, la canalización, la verdad, las creencias, los acuerdos; el lado izquierdo siempre es la madre, el derecho el padre.

La meditación sobre este chakra activa las memorias de vidas anteriores, porque su elemento es Akasha (éter) el que purifica y disuelve los cuatro elementos anteriores generadores de los pecados de acción/omisión (fuego), crueldad/compasión (agua), rigidez/construcción (tierra) y mente mecánica/fría sabiduría (aire).

El sexto chakra, Ajna chakra o «tercer ojo», no tiene un elemento aún debido a que se dice que no se manifestó, no hay activación real del tercer ojo, se conecta con la glándula madre, la hipófisis.

El tercer ojo es donde se reúnen Ida (la conciencia lunar) y Pingala (la conciencia solar). Señalan el fin de la dualidad, del tiempo, no hay sexo ni tiempo, sólo conciencia. Urano podría considerarse el regente de este chakra.

El séptimo chakra o «loto de los mil pétalos», se ubica en la coronilla. En Tantrismo se dice que hay un chakra menor en el interior del séptimo, se trata de Soma (Luna), la fuente del néctar, que se encuentra por encima de Ajna (sexto chakra), en el lugar donde se hace el vacío entre los hemisferios. Este chakra, Soma, es la sede de la luna y del néctar (energía), allí se sienta Kamadhenu (la diosa blanca con cabeza de vaca).

El séptimo chakra rige la belleza absoluta, la espiritualidad, la conexión con lo divino.

¿Qué planeta asignarle a la conexión con Dios, quizás a Dios mismo en nosotros? ¿Neptuno? ¿O un planeta aún no descubierto?

De este conocimiento, es posible deducir que la Astrología permite diagnosticar entonces en qué estado estaban cada uno de los vórtices energéticos al nacer, permite también ver qué enunciado es sostenido por cada chakra (conectado a vidas pasadas).

Según las conexiones con los nodos lunares y los regentes de los mismos, se puede ver cuál es el vórtice eje de la solución.

Cada planeta mantiene un diálogo abierto con los restantes con los que se conecta: existe por tanto la posibilidad de realizar un extensa interpretación a nivel energético.

Podríamos entonces servirnos de la Astrología como elemento diagnóstico, y luego utilizar las otras herramientas terapéuticas a nuestro alcance para lograr el equilibrio: meditación, visualización y terapias ligadas tanto a la parte energética, como a la terapia a vidas pasadas (terapia regresiva).

Volver arriba Ir abajo
Nemesis
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@
Nemesis


Desde : 09/01/2009
He aportado : 24878

Terapias para los chacras Empty
MensajeTema: Re: Terapias para los chacras   Terapias para los chacras Icon_minitimeMiér Mayo 02 2012, 04:04

TERAPIAS PARA LOS CHAKRAS - POLARIZACIÓN ENERGÉTICA

La Polarización Energética O-Kuni o «método de canalización de energía», fue descubierto por Isabel Díaz Cano, tras la experiencia de muchos años de investigación sobre el funcionamiento del sistema energético y el xxxxxx de energías entre nosotros y el entorno.

Comenzó siendo un masaje energético, una manera de equilibrar los meridianos y los chakras, pero la práctica mostró que los efectos iban mucho más lejos, y que donde se producían los cambios más notables era en la actitud ante la vida, propiciados por un aumento de la conciencia que aportaba a quienes lo recibían; una serenidad muy profunda y una manera diferente de enfocar las cosas.

A la luz de los resultados se comenzó a realizar un esquema o plan de trabajo para darle forma hasta lo que es hoy: Una forma de autoconocimiento, autodiagnóstico y autosanación.

La polarización energética nos activa y nos conecta con las leyes universales, mostrándonos la manera de nutrirnos energéticamente conectando con el universo, y manteniendo los pies bien enraizados en la Tierra.

Nos ayuda a comprender las relaciones con todo lo que nos rodea y a abrir nuestros sentidos de otra manera, logrando una sanación del cuerpo, la mente y el alma, alineando nuestra parte humana con nuestro Yo superior, nuestra parte espiritual.

Los pilares del método son:

•Meditación dinámica. Esta meditación es la clave de este método de canalización de energía. Debemos tomarla más bien como un ejercicio de auto-regulación de alineamiento energético. Es importante la constancia, ya que se va realizando un trabajo progresivo de reeducación y reprogramación energética.

Es diferente de otras meditaciones en cuanto a que se realiza en movimiento, y es que el objetivo es que la podamos hacer en cualquier circunstancia, sin necesidad de objetos o estímulos externos (música, velas, incienso, etc.).

•Polarización energética. A través de un masaje más sutil que físico, se nos ayuda a recibir el impulso energético que necesitamos para conectar con nuestra fuerza.

•Lenguaje cósmico. Lenguaje Cósmico es un conjunto de códigos, de claves, que nos permiten interpretar todo lo que sucede en nuestras vidas. Podríamos compararlo con ese «libro de instrucciones» que, a veces, desearíamos tener para comprender todas las señales, pistas, sincronicidades, síntomas y símbolos de que el universo se vale para tratar de guiarnos y que, en la mayoría de las ocasiones, no aprovechamos, a menudo porque hemos perdido nuestra capacidad para interpretarlos.

Ese lenguaje forma parte de nosotros, y se activa más cuanto más conectados estamos con los ritmos de la Naturaleza y con nuestro ser interno que forma parte del Todo, de ese banco de datos inmenso del que nos nutrimos constantemente y sin darnos cuenta.

•Cursos de diferentes niveles. Desde iniciación a la polaridad hasta la formación de terapeutas, se van mostrando herramientas que tenemos olvidadas sobre la canalización de energía, además de ir ampliando nuestra visión del mundo, a través de un aumento de la conciencia, cursos que además de base teórica, tienen un fuerte componente vibracional que nos ayudará a conectar con nuestra fuerza para comenzar la aventura del autodescubrimiento y del trabajo personal.
Volver arriba Ir abajo
 
Terapias para los chacras
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Terapias naturales para mujeres
» Consejos para activar los chacras
» Terapias regresivas
» PROSPERIDAD Y CHACRAS
» Que son las terapias holísticas

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Amarres de Amor con Magia Blanca :: MAGIA BLANCA, ENERGÍAS, PARANORMAL :: NUESTRA FILOSOFIA _ TEORIAS_ :: CHACRAS Y ENERGIA-
Cambiar a: