Amarres de Amor, Magia Blanca, Hechizos, recuperación de pareja
 
ÍndiceBuscarPublicacionesFAQRegistrarseConectarse
Comparte | 
 

 La equinácea: refuerza tus defensas

Ir abajo 
AutorMensaje
Nemesis
CO-CREADOR@
CO-CREADOR@
avatar

Desde : 09/01/2009
He aportado : 24749

MensajeTema: La equinácea: refuerza tus defensas   Sáb Jun 29 2013, 05:11

La equinácea o echinacea es una planta procedente del este de América del Norte, se tiene constancia de su uso por parte de los indígenas americanos a partir del año 1.700 y desde principios del siglo XX en la medicina tradicional.

Se trata de una planta que, en total, comprende 23 especies aunque sólo 10 de ellas están aceptadas para consumo humano. De estos diez tipos, las tres variedades cuyo consumo está más extendido dentro del ámbito de la fitoterpia son Pallida, Angustifolia y Purpúrea, considerada esta última como la más efectiva.

La equinácea es rica en fibra, vitaminas del grupo C y B (como la riboflavina) y en betacarotenos, así como en minerales como hierro, sodio, magnesio y calcio.

Hoy en día son muchos los productos naturales que podemos encontrar elaborados a base de equinácea, ya que dicha planta puede utilizarse casi en su totalidad, puesto que para dichos remedios se emplean desde la raíz hasta las flores, pasando por los tallos, las hojas y sus semillas.

Propiedades y beneficios de la equinácea
Sin duda, el uso más frecuente de la equinácea, y por el que es más conocida, es para reducir los síntomas del resfriado común. Esto se debe a las dos principales propiedades de esta planta, esto es, su capacidad para reforzar y potenciar el sistema inmunitario –es un antibiótico natural capaz de activar nuestra producción de leucocitos– y como antiinflamatorio.

Está demostrado que la equinácea contribuye a disminuir la fiebre, la mucosidad y la tos asociadas no sólo al resfriado sino también a otras enfermedades del sistema respiratorio, facilitando y acelerando con ello el proceso de recuperación, y aunque en cierta medida contribuye a su prevención, los estudios médicos no confirman de forma definitiva que tomándola de forma previa podamos evitar dichas patologías, aunque sí minimizar sus efectos.

Pero no sólo se emplea para las enfermedades del aparato respiratorio (sinusitis, bronquitis, faringitis…), sino que esta planta también tiene otra serie de aplicaciones – en su mayoría relacionadas con los procesos infecciosos, ya que actúa como bloqueador de la acción de virus y bacterias–, como son:

Infecciones vaginales, genitales o sífilis. De hecho, esta última enfermedad fue una de las primeras aplicaciones médicas de la equinácea.
Dolores de garganta e inflamación de amígdalas.
Malaria.
Difteria.
Enfermedades del aparato circulatorio, como el reumatismo o la septicemia.
Infecciones de oído.
Migrañas.
Infecciones de encías (gingivitis, periodontitis…).
Orzuelos.
Indigestión.
Infecciones del tracto urinario.
La equinácea también está recomendada en aquellos casos de pacientes a los que se les haya diagnosticado un trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), así como el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) o incluso en personas con cáncer, debido a su capacidad antiinflamatoria y de reforzamiento del sistema inmune, ya mencionadas.

Además de estas propiedades anteriormente descritas y por tratarse de un potente cicatrizante, también puede aplicarse de forma tópica para tratar diferentes infecciones y patologías en la epidermis, que pueden ser desde heridas, quemaduras y eccemas hasta la psoriasis, pasando por el herpes, las picaduras, furúnculos, hemorroides o los abcesos, entre otros.

Contraindicaciones de la equinácea
La equinácea es una planta que se emplea como complemento de muchos tratamientos en la medicina tradicional desde hace bastante tiempo, por lo que existen estudios científicos que avalan sus efectos beneficiosos. De igual forma también los hay respecto a sus contraindicaciones. Recientemente, el Comité Europeo de Hierbas Medicinales (HMPC) advertía de que la equinácea puede causar reacciones alérgicas en los niños menores de doce años. Algunas de dichas reacciones alérgicas son:

Urticaria, inflamaciones de la piel y erupciones.
Anafilaxis (reacción inmunitaria generalizada del organismo).
Asma y problemas respiratorios.
Tampoco está recomendado su uso en personas que padecen enfermedades autoinmunes o hepáticas, y tanto durante el embarazo como en la lactancia debe consultarse a un especialista antes de tomarla.

Del mismo modo, el consumo de la equinácea puede interactuar con ciertas sustancias y medicamentos. Por ejemplo, en el caso del café reduce la capacidad habitual con la que nuestro organismo descompone la cafeína y, en relación a los medicamentos, dificulta la síntesis de aquellos que se eliminan a través del hígado.

En cualquier caso, hay que evitar su consumo durante un período de tiempo bastante prolongado.

Cómo tomar la equinácea
Al igual que sucede con todas las plantas que se emplean en fitoterapia, el uso de la equinácea no debe realizarse sin haber consultado previamente a un experto, que será quien nos indique las dosis y periodicidad con la que deberemos tomarla.

En el caso de la equinácea, el hecho de que prácticamente todas las partes de la planta puedan emplearse para la elaboración de productos hace que encontremos diferentes presentaciones como son: extracto seco y fluido, cápsulas, tintura e infusión. Incluso para uso tópico encontramos lociones, cremas y apósitos.

Tal y como mencionábamos respecto la cantidad diaria recomendada y a la duración del tratamiento, dependerá de la prescripción del experto y de la patología que se vaya a tratar. Por ejemplo, cuando se trata de resfriados, en el caso de las cápsulas, no se recomienda tomarlas más de tres veces al día ni tampoco prolongar su ingesta durante más de dos semanas.

Para las infusiones generalmente se emplean las hojas y el extracto seco de la raíz y, en función de lo concentrada que sea la dosis, pueden tomarse hasta cinco tazas de té al día el primer día de resfriado para, posteriormente, ir reduciendo la cantidad de tazas según vayan remitiendo los síntomas.

http://www.webconsultas.com/belleza-y-bienestar/plantas-medicinales/como-tomar-la-equinacea-8322
Volver arriba Ir abajo
 
La equinácea: refuerza tus defensas
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Amarres de Amor, Magia Blanca, Hechizos, recuperación de pareja :: MAGIA BLANCA, ENERGÍAS, PARANORMAL :: NUESTRA FILOSOFIA _ TEORIAS_ :: PLANTAS MEDICINALES Y MAGICAS :: PREPARACION, USOS, TEORIAS........-
Cambiar a: