Amarres de Amor, Hechizos, recuperación de pareja
 
ÍndiceBuscarPublicacionesRegistrarseConectarse
¿Qué es la Carta Natal? Testim15
Últimos temas
» Y6.-
¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimepor gerundio Ayer a las 17:45

» Autoayuda con magia africana .......sus peligros et beneficios
¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimepor gerundio Ayer a las 13:02

» La Maffia ¿ creaciòn hispana ? una nuea leyendaFue...no atan negra
¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimepor gerundio Ayer a las 12:18

» La Maffia ¿ creaciòn hispana ? una nuea leyendaFue...no atan negra
¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimepor gerundio Ayer a las 10:37

» la mora y su magia .- inicios, preparaciones, etc, etc......
¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimepor gerundio Sáb Nov 16 2019, 18:24

» Las conchas de moluscos, sobre todo marinos, y su fuerte magia
¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimepor gerundio Sáb Nov 16 2019, 12:02

» El florero que implicara la independencia de Colombia ,,,,por increíble que resulte...
¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimepor gerundio Sáb Nov 16 2019, 10:56

» la presunta conspiraciòn sobre Pablo Escobar ¿ siga vivo ?
¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimepor gerundio Vie Nov 15 2019, 12:38

» la presunta conspiraciòn sobre Pablo Escobar ¿ siga vivo ?
¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimepor gerundio Vie Nov 15 2019, 10:33

» El enigma de MEROZ .- non si soluciòn u opacación, pero
¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimepor gerundio Vie Nov 15 2019, 10:10

» La extraña calve bìblica que desvela vida en otros mundos, según los rabinos
¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimepor gerundio Jue Nov 14 2019, 12:22

» La conspiraciòn ...Elvis Preley ..¿ siga vivo ? teorìa Brewer
¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimepor gerundio Jue Nov 14 2019, 11:03

Anuncios

    No hay anuncios disponibles.


    Comparte
     

     ¿Qué es la Carta Natal?

    Ir abajo 
    AutorMensaje
    mariuzca
    iniciad@
    iniciad@
    avatar

    Desde : 03/07/2009
    He aportado : 165

    ¿Qué es la Carta Natal? Empty
    MensajeTema: ¿La Carta natal cambia? ¿La puedo modificar?   ¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimeSáb Sep 19 2009, 18:09

    Una de las preguntas más comunes que se nos despierta cuando empezamos a
    contactar con la astrología si nuestra
    Carta natal, con el tiempo, se va modificando o puede cambiar.

    Es lógico plantearse esta pregunta pues si la Carta natal no cambia podemos
    caer en el error de pensar que, por tanto, nosotros no podemos cambiar o
    evolucionar.
    El ser humano tiene la capacidad de elegir y
    tomar diferentes decisiones en cada momento que le hacen caminar hacia un lado u
    otro ya que somos libres. ¿Entonces?La Carta natal no cambia pues está determinada por el momento y lugar en el
    que nacemos .La clave está en que somos cada uno de nosotros
    quienes activamos o bloqueamos nuestra energía, la cual está
    expresada en la Carta.
    Mi Mapa natal refleja la potencialidad que hay en mí, pero en mi mano está
    hacer que esa energía fluya o no.

    ¿Qué es la Carta Natal? 39
    Volver arriba Ir abajo
    Nemesis
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Nemesis

    Desde : 09/01/2009
    He aportado : 24788

    ¿Qué es la Carta Natal? Empty
    MensajeTema: LOS INDIGO Y EL MAPA ASTROLOGICO NATAL   ¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimeLun Mar 14 2011, 20:30

    En relación a las características y al patrón de comportamiento presentado para los índigos, se podría esperar encontrar en sus cartas natales una presencia importante de Urano no solo como indicador de la Intuición en función de los aspectos que presente con los demás planetas de la carta, sino también como indicador de su capacidad de aprender haciendo aspecto a la cúspide de C5, a su regente o a planetas que ahí se encuentren y como indicador de generador de ideas, capacidad creativa y actitudes inusuales en dónde nuevamente su relación con los demás aspectos de la carta determinarán sobre el asunto en cuestión. Podrían tener además Urano en buen aspecto a Neptuno, evidenciando su facilidad de lograr la atención de los demás y conjunción Mercurio en signo mercurial signo de inteligencia clara.

    Aquellos que progresarán en sus vidas logrando la elevación se distinguirán por al menos una oposición distendida en la cual probablemente intervenga Urano.

    Neptuno también puede ocupar la atención del astrólogo que estudie la carta natal de un ser índigo, ya que mediante su análisis podrá determinar el grado de misticismo, elevación, capacidad psíquica, peligro de inclinación hacia las bebidas (Marte en signo de agua también avisa sobre este peligro) o las drogas, sus miedos y fobias, y la capacidad curativa, en especial depende del aspecto que con el Sol (dones parasicológicos y capacidad curativa) o con Júpiter (religiosidad, espiritualidad, tendencias filosóficas) forme y de las casa que en estos aspectos estén involucradas. (La capacidad curativa, especialmente si a imposición de manos se refiere, se puede ver reflejada en aspectos Sol Plutón) Si Neptuno forma aspecto al Ascendente, suele anunciar videncia o religiosidad, intuición y premoniciones certeras.

    Debido a que se definen como seres que tienen una evolución mayor a lo normal Urano, Plutón y Neptuno probablemente estarán por encima del horizonte y siempre tendrán menos de 3 planetas en el arco Cáncer- Leo.

    Además, dentro de la gran variedad posible, otros de los aspectos presentes serían los siguientes:

    Mercurio aspectando con la Luna señalando mente volátil de difícil concentración para los asuntos que no le interesen y aspectos de Mercurio - Saturno que señalen cuales son los temas en los cuales no tendrá dificultad para concentrarse.

    Mercurio Marte: la habilidad para hacer o deshacer cosas con las manos.

    Júpiter en buen estado cósmico en C12, C8 o C6 tiene protección contra las enfermedades.

    El estado de Marte y sus aspecto nos describirá la gran actividad.

    En caso que su sed de justicia social se halle en conjunción con el deseo de un nuevo orden y una gran rebeldía esto se vería reflejado en la conjunción u oposición de Júpiter con Plutón, la cual debería ser estudiada por el astrólogo a fin de determinar la intensidad del aspecto en función al estado de los planetas y las casas que ocupan o rigen.

    La Astrología en este caso no brindaría la certeza de estar en presencia de un Índigo, si no que ayudaría mediante la interpretación de los aspectos antes mencionados y la ubicación de las potencialidades y los obstáculos, al desarrollo armónico del ser en estudio, aprovechando los primeros y tratando de vencer los segundos mediante el aprovechamiento de sus opuestos.

    Para poder determinar si mediante la Astrología se puede concluir que se está en presencia de un Índigo, se debería realizar un estudio estadístico que permita establecer con certeza cuales deben ser las características principales de las cartas natales que los representan.

    Puede que no sea cierto que estemos siendo testigos del nacimiento de una nueva humanidad, pero llama la atención que los planetas que principalmente describen las características de estos niños, que definitivamente son diferentes a los demás, correspondan uno a la Era que finaliza y otro a la Era que nace.

    Volver arriba Ir abajo
    Nemesis
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Nemesis

    Desde : 09/01/2009
    He aportado : 24788

    ¿Qué es la Carta Natal? Empty
    MensajeTema: MARTE RETROGRADO EN LA CARTA NATAL   ¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimeJue Mar 17 2011, 00:32

    El símbolo de Marte representa la cruz de la materia (aunque en los últimos tiempos tiende a simbolizarse a través de una flecha ascendente) que se alza sobre el círculo del espíritu. Esto quiere decir que a través de Marte, el espíritu, la chispa que anima el ser y la vida, alcanza su satisfacción a través de la materia, de su proyección hacia el exterior, que en el caso de Marte, tiene que ver con la satisfacción de sus necesidades básicas y de sus prioridades personales. Cuando Marte aparece retrógrado en la carta, este proceso de expresión se invierte, y el individuo tiende a suprimir la satisfacción personal a causa de complejos de culpa y se desconecta de lo que realmente quiere conseguir en la vida. De este modo, el rencor y la ira, propios de un Marte mal expresado en la carta o bloqueado por planetas como Saturno o Plutón, permanecen en el inconsciente, inundando al sujeto de rabia y de ira hacia la vida sin entender el motivo. Como Marte tiene que ver con el sexo, esta posición suele dar relaciones desafortundas en este sentido y una dificultad para expresar esta energía, o bien se vive como una lucha de poder más que como una verdadera unión con alguien. El sexo puede vivirse como una especie de lucha por la supervivencia, lo cual puede relacionarse con la consistente sensación de frustración personal que acompaña a Marte retrógrado y la sensación de impotencia y de que sus recursos no son efectivos en el mundo ordinario, de un modo muy parecido a Marte en Casa XII.

    El efecto de este planeta es diferente en los hombres que en las mujeres. En las cartas femeninas puede haber una dificultad para expresar la propia feminidad, y puede darse el caso también de que las mujeres tengan dificultades para amar verdaderamente a los hombres, a los que se les ve con celo, temor, miedo o cualquier tipo de rechazo irracional que, al tratarse de un planeta retrógrado, tiene que ver con las vidas pasadas. En otros casos, las mujeres con este emplazamiento pueden irse a los extremos y encumbrar a su hombre a una especie de pedestal para después derribarlo.

    Como se ha dicho, Marte retrógrado tiene profundos e inexplicables complejos de culpa y lástima de sí mismo, lo que le impide contemplar la vida desde el natural optimismo de Marte directo. Marte se relaciona con el nacimiento de cosas nuevas, la iniciativa y el predominio del deseo sobre la razón, por lo que si está retrógrado, estos principios dificultan mucho la vida del individuo. Además, si Marte retrógrado está en un signo de Aire existe mucha hipercatividad mental, lo que hace muy difícil poder relajarse.

    Debido a que Marte tiene que ver también con la manera en que vivimos el presente o lo afrontamos, Marte retrógrado puede indicar a personas que tienen dificultades para vivir en el momento actual y parecen ancladas en un pasado eterno que le impide contactar con la gente que le rodea de forma más dinámica e interactiva. Venus retrógrado puede hacer que haya problemas en el proceso del dar y recibir afecto, mientras que Marte retrógrado puede pasarse la vida sublimando sus propias necesidades a causa de culpa o lástima de sí mismo. La meditación centrada en el ahora (Mindfullness) puede hacer que el nativo con esta posición aprenda a vivir más en el presente que en el pasado, y esto es válido para todos aquellos que tengamos algún planeta retrógrado en la carta natal.
    Volver arriba Ir abajo
    Nemesis
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Nemesis

    Desde : 09/01/2009
    He aportado : 24788

    ¿Qué es la Carta Natal? Empty
    MensajeTema: La Carta Natal como Herencia y Destino   ¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimeDom Abr 24 2011, 03:36

    La carta natal es indicadora de nuestras predisposiciones, tendencias y desafíos. Vale decir que nos informa los fundamentos de nuestra herencia y los misterios de nuestro destino.

    Pensemos en el destino como aquello que vamos realizando a medida que se despliega nuestra existencia y no como algo ajeno a nuestra intervención.

    Ahora, pensemos en el destino como el ingreso de lo desconocido en nuestra vida.

    Parece que el destino viniera desde afuera: sin embargo, está siempre con nosotros porque nace con nosotros. Sólo que no estamos enterados, y entonces afirmamos que no participamos en su creación.

    Nos convencemos de que es necesario quebrar las estructuras heredadas para provocar el surgimiento de nuestra naturaleza esencial. Es así que, para cumplir con nuestro destino, decidimos hacer lo posible por liberarnos de nuestros condicionamientos y les declaramos la guerra.

    La paradoja es que estas mismas estructuras heredadas son la semilla de los desafíos con que iremos labrando nuestro destino. ¿Vamos a exterminarlas?

    El pasaje de herencia a destino se inicia cuando descubrimos que estamos atrapados en la repetición y este hallazgo mueve a nuestra voluntad a entregarse al cultivo de la capacidad de innovar.

    Reconocer y aceptar que podemos vivir sin el residuo de todas nuestras historias inconclusas, pone en marcha el proceso de ajuste, limpieza y reorientación por el que nuevas formas de expresión de lo que somos irán ocupando paulatinamente su lugar en nuestra realidad.
    Volver arriba Ir abajo
    Nemesis
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Nemesis

    Desde : 09/01/2009
    He aportado : 24788

    ¿Qué es la Carta Natal? Empty
    MensajeTema: La carta natal y la conciencia    ¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimeDom Abr 24 2011, 03:53

    La vida anímica del hombre civilizado es muy problemática; es más, sería inimaginable sin problemas. Nuestros procesos anímicos son, en gran parte, reflexiones, dudas y experimentos, es decir, cosas que el alma inconciente e instintiva del primitivo apenas conoce. La existencia de la problemática se la debemos al incremento de la conciencia, y es el *obsequio funesto* de la cultura.
    Se dice que en el reino mineral la conciencia duerme, en el reino vegetal sueña y en el reino animal despierta. El individuo es autoconciente, es decir, tiene conciencia de tener conciencia. Y esta capacidad exclusivamente humana, que puede sintetizarse en la expresión “darse cuenta”, le impone el hacerse cargo de sus palabras, acciones y/u omisiones y le impide –o tendría que impedirle- el andar a ciegas por la vida.

    Los problemas que nos presenta la realidad son los desafíos que nos conducen a despertar y construir conciencia. Al resolverlos reconocemos nuestros poderes y habilidades. Utilizando la inteligencia y la voluntad podemos mejorar cada vez más nuestra manera de ser y estar en la vida.

    La carta natal es una herramienta de desarrollo personal que nos da la posibilidad de incrementar la conciencia al comprender el sentido y el significado de nuestros procesos.

    Al transitar las etapas cruciales de nuestra evolución, tenemos oportunidad de ver que nos movemos dentro de un orden mayor que nuestro pequeño orden cotidiano, que muchas veces las cosas no son lo que parecen, que la conciencia se identifica –hace identidad- con aquello a lo que prestamos atención, dejando en sombras el resto y que ese resto sigue actuando desde las sombras.

    De esta forma excluímos partes de la realidad, valorando como positivo o negativo lo vivido, según el mayor o menor grado de placer, comodidad y/o seguridad que experimentamos. Se nos hace difícil vivenciar con paciencia los procesos para que puedan ser asimilados y trascendidos.

    En la carta natal encontramos simbolizadas las “aptitudes” de un individuo: los talentos o dones que posee para afrontar la vida y sus circunstancias. A veces estos talentos son heredados pero también pueden ser adquiridos y desarrollados al vivir concientemente.

    Lo que no encontraremos en la carta natal son las “actitudes” de un individuo, es decir, el modo en que habrá de hacer frente a los problemas y circunstancias. Si bien sus actitudes podrán ser deducidas de sus aptitudes, en última instancia dependerán del grado de conciencia y autoconciencia que sea capaz de desarrollar y, por lo tanto, siempre podrán ser modificadas por libre elección.

    Aquí se plantea una diferencia que determinará si sus “actitudes” serán el fruto de respuestas o de reacciones. Como pauta general, toda respuesta implica el uso de la conciencia y de la voluntad mientras que toda reacción proviene de la repetición de los hábitos de siempre, por lo que es inconciente.

    Si la vida fuera un teatro y nosotros actores, con un poco de humor podríamos relativizar, desdramatizar, jugar y fluir a través de los problemas, extrayendo de los mismos sus enseñanzas fundamentales
    Volver arriba Ir abajo
    Nemesis
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Nemesis

    Desde : 09/01/2009
    He aportado : 24788

    ¿Qué es la Carta Natal? Empty
    MensajeTema: La Carta Natal y las Funciones de la Conciencia    ¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimeDom Abr 24 2011, 03:59

    Todos poseemos aquellas funciones de la conciencia a las que se llama pensamiento, sentimiento, sensación e intuición: (Un objeto)… es percibido como algo que existe (sensación); se lo reconoce como esto y se lo distingue de aquello (pensamiento); se lo evalúa como placentero o displacentero, etc. (sentimiento) y, finalmente, la intuición nos dice de dónde vino y hacia dónde va

    Sabemos también que no realizamos la totalidad de dicha estructura sino que, en cambio, cultivamos primero una función y luego otra. Quizá desarrollemos parcialmente una tercera, pero jamás llegamos a entendernos realmente con la cuarta, que sigue siendo en gran medida inconciente. Y con frecuencia, al establecer relaciones, buscamos una persona que encarne –o que actúe por nosotros- aquellos aspectos de la totalidad que somos incapaces de expresar, o que no estamos dispuestos a expresar.

    En su estilo aparentemente ingenuo, también los cuentos de hadas nos hablan de esta cuaternidad básica de las funciones de la conciencia. En cuentos que provienen de todos los rincones del mundo y se remontan a todos los períodos de la historia, encontramos una y otra vez el mismo motivo: “Había una vez un rey que tenía tres hijos. Los dos mayores eran prudentes, fuertes y apuestos, pero el tercero era un idiota de quien todo el mundo se reía”.
    He aquí un símbolo espléndido de la forma en que funciona la psique humana, pues la función directriz de la conciencia es el rey que, inevitablemente en estos cuentos, tiene algún problema por lo común referido a enfermedad, vejez o muerte inminente, o que consiste en el ataque de un enemigo que él es incapaz de vencer. Los dos hijos mayores intentan siempre resolver el problema y fracasan. Y es al idiota,al Santo Bufón –de todos los aspectos de nosotros mismos el más humilde, menos apreciado y aparentemente más incapaz- a quien le toca hallar la solución y salvar el reino.

    No importa que sea astrológica o psicológica; la tipología se puede usar como un instrumento estupendo para detectar defectos ajenos, y lo más frecuente es que se abuse así de ella. En primer lugar, porque tomarla en serio nos da miedo; en segundo término, porque generalmente de ella sólo aprendemos lo que nos resulta cómodo y hacemos caso omiso de sus implicaciones más profundas; y finalmente, porque todos estamos, en realidad, secretamente convencidos de que las cosas que valoramos –cada uno de acuerdo con nuestro tipo- son en realidad las mejores y que todo lo demás es, de hecho, un tanto inferior.

    Sin embargo, en este juego de asignar tipos hay una penalización automática. El problema de entender cuáles son las funciones de la conciencia que han sido enfatizadas con posible exclusión de otras, y el esfuerzo de toda la vida por conocer al Otro que existe dentro de nosotros mismos, y por llegar a un acuerdo con él, conducen a aguas mucho más profundas de lo que podría sugerir una interpretación superficial de los tipos de funciones. Y de pronto, se encuentra uno con que ya no está jugando un juego; o bien con que, si lo está, las apuestas son mucho más altas de lo que se imaginaba. La psique humana está en pugna por la integridad, y este enunciado subyacente en la psicología es una verdad tremendamente simple y sin embargo de una importancia abrumadora, algo que se debe vivenciar para poder comprenderlo cabalmente.

    Integridad no significa perfección. No está íntegro el hombre que se ha pasado muchos años cultivando una especial finura de percepción y expresión intelectual y que, sin embargo, no puede expresar ni entender su naturaleza sentimental. Ni tampoco el que se ha construído una vida sentimental rica y plena, y tiene muchas relaciones personales significativas, si no sabe cómo razonar ni es capaz de distinguir el punto de vista justo y “objetivo” desde el cual se pueden sostener principios y demar margen para las diferencias individuales. Tampoco lo es el realista práctico que tiene a su disposición el mundo de los hechos, que ha expresado el pleno florecimiento de sus capacidades organizaticas y, no obstante, es incapaz de ver hacia dónde lo conducen, y no encuentra a su vida sentido alguno ni significado espiritual. Ni siquiera lo es el visionario o el artista, que vive en un mundo de posibilidades sin límite y no puede, no obstante, hacer frente al sencillo mecanismo de la vida terrena ni actualizar sus múltiples ensueños.

    ¿Cuántos seres humanos hay que podamos afirmar que funcionan libre y felizmente con todas las posibilidades interiores contenidas en la psique? ¿Por qué nos sentimos atraídos (o rechazados) en forma tan compulsiva por aquellas personas que parecen ser la encarnación de estilos de vida y de valores cuya importancia y manera de actuar se nos escapan sin que sepamos cómo?

    Por más que el zodíaco sea un símbolo de totalidad, esa totalidad no se encuentra contenida en ninguna carta, porque hay solamente diez planetas con qué competir, y sólo siete de ellos son en alguna medida “personales”, en el sentido de que se refieran a la personalidad o a la estructura yoica del individuo; y hay doce signos posibles, y doce casas o sectores posibles en la carta natal donde pueden estar emplazados. También en las relaciones angulares entre los planetas son posibles innumerables combinaciones. Toda carta contiene elementos fuertemente acentuados y otros de acentuación debil, y lo mismo sucede con cada psique humana; es algo que pertenece a la naturaleza animal. Una comprensión de la tipología no es, por consiguiente, un sistema de clasificación. Es un mapa de ruta, que puede decirte de dónde partes y dónde puede ser tu primer giro; dónde corres peligro de que se te rompa el coche y qué puedes hacer para repararlo, y adónde –esperemos- llegarás cuanto tu tiempo se cumpla.

    Inherente al placentero reconocimiento de aquellas funciones de la conciencia que son “superiores” –o sea, que están bien desarrolladas, son confiables y se encuentran sometidas al control de la voluntad del individuo- es el mucho menos placentero reconocimiento de que hay un problema con las funciones opuestas, las “inferiores”, que se muestran con frecuencia ingobernables, erráticas, impredecibles, excesivas, tendiendo a ser infantiles o primitivas, y teñidas de una peculiar cualidad autonómica que, cuando afloran impensadamente, hacen que la gente tenga que decir cosas como: “Oh, lo siento, no era mi intención” o “No entiendo qué es lo que me ha sucedido”. La intención de tales disculpas es ocultar el hecho de que nosotros nos sentimos incluso más mortificados que losdemás cuando el inconciente se hace valer por su cuenta y nos impulsa a un comportamiento que no podemos explicar y que no deseamos.

    Las funciones opuestas se llaman así porque no pueden funcionar juntas. Sentir y pensar, por ejemplo, son dos modos totalmente distintos de evaluar o reconocer la experiencia; uno de ellos, el sentimiento, es totalmente subjetivo, y funciona sin atenerse a la lógica basándose en la reacción personal, en tanto que el otro –el pensar- es totalmente “objetivo” y depende de la lógica, a expensas de la respuesta personal. Poseemos potencialmente ambas funciones, pero tenderemos a usar principalmente una de ellas y no la otra; tampoco es posible usar ambas al mismo tiempo. Los valores propios de cada una de ellas son totalmente diferentes y no se mezclan. Es posible usar una de ellas para respaldar a la otra, pero no usarlas simultáneamente. Muchas personas basan sus valores totalmente sobre una sola de tales funciones, y fingen que la otra no existe.

    La intuición y la sensación son, de modo similar, funciones opuestas porque representan dos modos de percepción totalmente distintos. A la intuición se la suele llamar percepción por la vía del inconciente, y es una función que supone no considerar la realidad física de una experiencia o de un objeto, de modo que el significado, las conexiones, el pasado y las posibilidades futuras del mismo puedan ser captados en una única visión unificada. La sensación, por otra parte, es precisamente lo que da a entender la palabra: significa percibir por mediación de los sentidos, y los sentidos registrarán solamente aquello que es tangible y posee forma. Por consiguiente, la sensación mira con gran detalle la superficie de las cosas, examinando precisamente lo que algo es por su forma, mientras que la intuición lo mira por detrás, a través, alrededor y alejándose de la superficie, de manera de poder discernir el propósito y las implicaciones.

    Si el sentimiento es el modo primario de evaluación de la experiencia, la función pensante tendrá una cualidad “inferior”, que generalmente se expresa como terquedad. Si el pensamiento es el modo primario de evaluación de la experiencia, la función sentimental tendrá una cualidad “inferior” que se expresa habitualmente ya sea como frialdad o como sentimentalismo. Si la intuición es el modo primario de evaluación de la experiencia, la función sensorial tendrá una cualidad “inferior”, expresada frecuentemente como descuido o falta de espíritu práctico; y si la sensación es el modo primario de percepción, la intuición tendrá una cualidad “inferior” que se exhibirá con frecuencia como credulidad o fanatismo.

    Las funciones “inferiores”, además de ser un tanto primitivas, tienen otra característica interesante: habitualmente son proyectadas y se nos aparecen bajo la apariencia de otras personas o de situaciones que nos atormentan con ese mismo aspecto de la vida que menos capaces de manejar somos. Entonces, naturalmente, la inferioridad (o lo que a veces parece una auténtica superioridad) parece pertenecer a otro, lo que es siempre más cómodo que cuando está en uno mismo.

    Sea cual fuere la función de la conciencia con la que nos identificamos, debemos reconocer dentro de nosotros mismos la existencia de su opuesto. Esto es, casi siempre, sumamente difícil porque –a diferencia de los “fallos” de los cuales nos es fácil tener conciencia, en cuanto no los reconocemos realmente como fallos- la torpeza de las funciones inferiores es una fuente auténtica de dolor y de incapacidad, por poco que sea parcialmente conciente. Por consiguiente, encontramos muchas personas que se crean un conjunto artificial de respuestas a las que quizás llamen sentimiento, pensamiento, sensación o intuición, y que sin embargo no son más que tristes parodias de tales funciones, que no engañan a nadie, a no ser al propio individuo, y que tienen una resonancia inconfundiblemente falsa.

    El reconocimiento de la propia identificación con un solo aspecto de la conciencia no significa que uno esté condenado de por vida a no expresar más que esa faceta de sí mismo. La gente no es estática y la psique va siempre en pos del equilibrio. Uno va creciendo hacia su propio opuesto y eso es al mismo tiempo uno de los mayores esfuerzos, una de las más grandes alegrías y uno de los aspectos más importantes de la experiencia de vivir.
    Volver arriba Ir abajo
    Nemesis
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Nemesis

    Desde : 09/01/2009
    He aportado : 24788

    ¿Qué es la Carta Natal? Empty
    MensajeTema: La Carta Natal: Angulos y Hemisferios   ¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimeMar Ene 14 2014, 03:30

    Capítulo 11 del libro "Dinámica y Análisis de los Aspectos", de Bil Tierney.

    La carta natal se divide en cuatro regiones principales del es­pacio llamadas Hemisferios. Cada Hemisferio está formado por seis Casas; y en teoría, posee uno de los cuatro ángulos del horóscopo en su punto medio. Los ángulos en astrología representan cuatro expresiones primarias de identidad, que los individuos adoptan en su desafío ante la vida. Cada ángu­lo puede ser descrito de la siguiente manera:

    El ASCENDENTE es el ángulo que representa nuestro sen­tido consciente e inmediato de la identidad personal o autoi­magen. El ASC indica el proceso por el cual nos vemos a no­sotros mismos salir al mundo externo y afirmar nuestro ser. Describe la naturaleza de nuestra continua expresión y res­puesta externa. El ASC señala nuestras características más personalizadas de autoexpresión que nos describen única­mente como entidades separadas, distintas e independientes de todas los demás. Establecemos con facilidad una asocia­ción espontánea con esos rasgos y podemos aplicarlas con confianza a la búsqueda directa de nuestras necesidades bá­sicas. En pocas palabras, el ASC describe nuestra voluntad de acción, según el patrón de comportamiento del signo en este ángulo.

    En contraste, el DESCENDENTE se convierte en nuestro ángulo de identidad reflejada o en la imagen del otro. Puede describir partes latentes de nuestra propia naturaleza, a las que no nos relacionamos de forma tan personal o directa, al menos en un principio. Estas cualidades son normalmente proyectadas sobre las personas a quienes atraemos, las que a su vez, esas facetas revierten sobre nosotros, en el proceso de la relación. Y usualmente, la imagen que nos remiten, sirve para estimular una mayor objetividad y amplitud de perspec­tiva en cuanto a la naturaleza intrínseca de esos rasgos, ade­más del papel que desempeñan en hacernos sentir más com­pletos por dentro. Por lo tanto, son proyectadas nuevamente hacia nuestra dirección, a través de las actitudes abiertas y del comportamiento de aquéllos con quienes interactuamos.

    El MEDIO CIELO es el ángulo que simboliza nuestra iden­tidad social o imagen pública. A diferencia del ASC, el MC señala una identidad individual más impersonal. Esta ima­gen no suele elegirla la persona, sino que aprende a estructu­rarla según las presiones y exigencias de la sociedad en que vive. A medida que se convierte en una identidad consciente, el individuo podrá determinar allí dónde se sitúa y funciona mejor dentro del esquema social de las cosas. Para bien o para mal, el individuo será puesto a prueba y juzgado por el mundo según la naturaleza de esta imagen pública. A través de la adopción de esta identidad, establecerá un grado de control sobre su propia existencia. El MC sugiere rasgos de nuestra naturaleza que nos impulsan a manifestar nuestro potencial más elevado con un propósito, dando a menudo por resultado el cumplimiento último o el logro de los objeti­vos de nuestra vida.

    El FONDO DEL CIELO recibe también el nombre de ángu­lo de «media noche». Simboliza nuestra identidad heredada o imagen subjetiva. Aquí se determinará instintivamente nues­tro ser interno en sus raíces más fundamentales y orientadas hacia la seguridad. Este ángulo describe nuestra base interna de operaciones. Refleja el papel subconsciente que adopta­mos continuamente para asegurarnos bases internas más profundas. El FC señala nuestra manera más natural de anclarnos interiormente antes de ramificarnos y experimentar nuestro ser externamente. Nuestra identidad subjetiva tam­bién responde fuertemente a las influencias externas que lo rodean y puede estar condicionada subliminalmente para ab­sorber y retener impresiones de nuestro medio ambiente temprano (usualmente a través de la estructura familiar). Por lo tanto, esta identidad es parcialmente heredada. De todas las identidades mostradas por los cuatro ángulos, el FC es el que más conecta con el pasado. Es una imagen subcons­ciente de nosotros mismos que probablemente fue desarro­llada en ciclos previos de experiencia antes del nacimiento (implicando condiciones genéticas o de vidas pasadas).

    El ASC se corresponde con el Hemisferio Oriental mientras que el DESC se relaciona con el Hemisferio Occidental. Ambos Hemisferios están divididos por el Meridiano. El FC se relaciona con el Hemisferio Norte, mientras que el MC se corresponde con el Hemisferio Sur. Ambos Hemisferios están divididos por el horizonte. Al interpretar, es importan­te considerar cuál Hemisferio está más enfatizado en la carta natal, porque éste factor señala la orientación individidual básica hacia la vida externa. Un Hemisferio enfatizado de­penderá del número de planetas (más que de puntos sensibles) que se encuentren en él. Para que un Hemisferio se considere enfatizado deberá haber en él seis planetas o más. Cuando los dos Hemisferios tienen una cantidad igual de pla­netas (cinco cada uno), hay que ver en cuál de ellos se halla el Sol, la Luna y el regente del ASC. Ésto le dará relevancia, especialmente un Hemisferio contiene los tres. Pero si dos de ellos se hallan en un Hemisferio, y todavía resulta difícil de­terminar cuál tiene un peso mayor, entonces compruebe y vea cuántos planetas caen en Casas angulares dentro de cada Hemisferio respectivo y están cerca de los ángulos. Quizás los signos y los planetas ofrecerán un refuerzo adicional. Creo que sólo el Sol debe tomar preeminencia sobre la in­fluencia de la Luna y del regente del ASC en este contexto, ya que el Sol también se relaciona con los principales objeti­vos de la vida. Se requerirá la habilidad del astrólogo para que sintetice todos los principios correlacionados.

    HEMISFERIO ORIENTAL

    Este Hemisferio comienza en la cúspide de la Casa X y, en sentido contrario a las agujas del reloj, termina en la cúspide de la Casa IV. Su punto estructural básico es el ASC. El He­misferio se centra en la expresión de la autoidentidad y en el ejercicio de la voluntad. Cuando la mayoría de los planetas se ubican aquí, el individuo manifiesta mejor su potencial de vida ejerciendo su voluntad e impulso para promover cons­cientemente sus asuntos personales o los intereses que lla­man su atención. Indicará mucha iniciativa y espíritu de em­presa en su acercamiento a la vida (particularmente cuando la mayoría de los planetas de este Hemisferio se encuentran en las tres Casas bajo el horizonte). Este individuo se siente inclinado a provocar sus situaciones de vida, ya que tiende a influir al medio ambiente en vez de ser moldeado y marcado por el mismo. Este Hemisferio indica una entrada kármica; el individuo es relativamente libre para actuar según su pro­pio interés en la obtención de objetivos con menos obstrucciones o interferencias de terceros. Sin embargo, debido a que no solicita la colaboración de los demás, los otros no le ofrecerán la ayuda o la asistencia que podría resultarle bené­fica para las metas que él mismo creó. Preferirá perseguirlas solo y resistirá cualquier tipo de asociación, ya que en este Hemisferio hay menos xxxxxx. Y, por lo tanto, el individuo estará casi siempre solo en sus esfuerzos.

    Estará condicionado para hacerse cargo de sus asuntos en esta vida, deseará determinar especialmente cómo y cuándo quiere que ciertas condiciones se manifiesten. Se sentirá mo­tivado para actuar según sus propios términos. Cuando deci­de lo que realmente quiere hacer en este mundo, y si desea obtener resultados óptimos, la vida le exigirá que trabaje de manera autónoma, con mucha decisión y concentración, ha­cia el logro de esas metas. A través del desarrollo de la con­fianza en sí mismo alcanzará las ambiciones que satisfagan sus necesidades. Si la mayoría de los planetas de este Hemis­ferio enfatizado se sitúan sobre el horizonte, la localización del individuo se volverá más impersonal y universal. Pondrá mucha atención en los asuntos más importantes de experien­cia mundana y en el trabajo por el progreso social, pero nor­malmente sólo seguirá su propia visión. Si seis o más plane­tas se encuentran aquí (particularmente las luminarias y el regente del ASC), puede existir un desequilibrio. Cuántos más planetas haya, más exageradas se volverán las cualida­des de ese Hemisferio. Bajo esta condición, la persona ten­derá a enfatizar excesivamente su individualidad, al extremo de tener dificultades para integrarse con los demás y sentirse igual, así como para funcionar cómodamente como una enti­dad social. Al estar tan absorbido en sí mismo, no será capaz de percibir objetivamente a las personas con las que entra en contacto. Sólo le interesa en primer término y en especial cu­brir sus necesidades personales. Quiere ser su propio patrón en todas las circunstancias, por lo tanto rechazará aquellas influencias externas que no estén bajo su control, aunque sean constructivas. Positivamente, encontraremos aquí a los individualistas que se han hecho a sí mismos y que han debi­do luchar contra la oposición para dejar su propia huella en el mundo. Pero al estar poco inclinados a cooperar o a com­prometerse, enajenan con facilidad a los demás, crean mu­cha distancia social, y eligen vivir la existencia solitaria de los lobos esteparios.

    HEMISFERIO OCCIDENTAL

    Este Hemisferio comienza en la cúspide de la Casa IV y, si­guiendo la dirección contraria a las agujas del reloj, termina en la cúspide de la X. Su punto estructural básico es el DESC. Este Hemisferio se localiza en la percepción personal de lo social y en el reconocimiento de la identidad del otro. Su tema básico se refiere a la expresión de la propia imagen reflejada. Cuando la mayoría de los planetas se sitúan en este Hemisferio, el individuo no posee tanta libertad de acción como para determinar la dirección que tomará su vida; a menudo sus asuntos vitales y sus intereses personales dependen más de los otros que de sí mismo. Ésta es la criatura del desti­no, pero no necesariamente su peón. Para esta persona será más difícil ser reconocida y aceptada por su propia y auténti­ca individualidad, y es más factible que se convierta en una creación de su medio ambiente o en un producto de su tiem­po. Las relaciones serán esenciales para estimular la manifestación natural de su ser. Se desarrollará mejor cuando aprenda a ajustarse adecuadamente a las necesidades de los demás. Las acciones que lleve a cabo deberán ser ventajosas para todas las partes si quiere establecer un equilibrio correc­to. A diferencia de una persona con enfásis en el Hemisferio Oriental, estará más sintonizado con el proceso de compar­tir, y actuará a menudo según los resultados finales proba­bles que sus acciones tengan sobre los otros. Es probable que reciba atenciones de parte de los demás, quienes serán ins­trumentos para ayudarlo a alcanzar sus objetivos. General­mente no se opondrá ni bloqueará la ayuda y la asistencia de los otros. Cuanta más consideración y atención demuestre por los demás, más dispuestos estarán éstos a obrar en su favor y a tenderle una mano.

    Éste es el Hemisferio por donde el karma sale, el individuo se sentirá atraído por las experiencias de vida que le exijan relacionarse con la gente. En esta vida, se verá condicionado a acercarse directamente a los demás y a construir alianzas positivas. Deberá aprender también a cooperar efectivamen­te con la vida. Rara vez se beneficia cuando quiere hacer las cosas a su manera a expensas de los demás; en la mayoría de los casos no será capaz de actuar así. Aunque este individuo tendrá aparentemente menos control sobre el desarrollo de las oportunidades que vienen a él (puesto que generalmente no es su promotor), usualmente también se le considera res­ponsable por sus errores, fracasos o fallos, ya que casi siem­pre hay alguien más implicado en el asunto. Si hubiese seis o más planetas en este Hemisferio, la persona mostrará una expresión desequilibrada al volverse demasiado dependiente de los otros a la hora de establecer su identidad social. Deja­rá que los demás controlen y manejen su destino más allá de lo que podría beneficiarlo. Normalmente tendrá una mayor carencia de determinación y confianza en sí mismo que en el caso de un individuo con énfasis en el Hemisferio Oriental. Esto puede provocar que los demás abusen de él o le impon­gan sus puntos de vista con facilidad. Especialmente si la ma­yoría de los planetas caen en las tres Casas que se sitúan por encima del horizonte, ya que marcan una localización social y una actividad interpersonal mayores que las tres Casas in­feriores. Por otra parte, el individuo tendrá propensión a ser­virse de los demás para su propio beneficio, ya que este He­misferio sugiere que la persona es capaz de aplicar estra­tegias en sus relaciones. Tendrá dificultades para relacionar­se consigo mismo a niveles profundos, especialmente para emprender acciones personales. Le resultará trabajoso to­mar sus propias decisiones solo y se apoyará demasiado en los demás para realizar aquello que debería abordar por sí mismo.

    Los Hemisferios Oriental y Occidental son opuestos polares naturales. Cuando nos localizamos intencionadamente en la expresión dinámica de un Hemisferio excluyendo a su pola­ridad, se desarrollan perspectivas conflictivas y a veces dis­torsionadas. Necesitamos resolver este dilema y volver a equilibrar nuestra percepción. ¿De qué forma? Aprendien­do a concentrar nuestra atención en la integración de las fun­ciones positivas del Hemisferio opuesto. Idealmente, debe­ríamos luchar para coordinar ambos sectores de forma cons­tructiva, dado que son complementos naturales uno del otro. Sin embargo pocas personas son maestras en la materia, la mayoría de nosotros tiende a oscilar de un Hemisferio al otro hasta que llegamos a determinar el grado de equilibrio de­seable para nuestro desarrollo. Si un individuo no parece describir las cualidades del Hemisferio enfatizado en su ho­róscopo, compruebe para ver si no está sintonizando con la dinámica del Hemisferio opuesto durante este período. Todas las polaridades (o factores opuestos del horóscopo) sue­len actuar así. Lo mismo puede decirse del siguiente par de Hemisferios:

    HEMISFERIO NORTE

    Este Hemisferio comienza en la cúspide de la Casa I y, si­guiendo la dirección contraria a las agujas del reloj, finaliza en la cúspide de la Casa VII. Su punto de estructuración bási­co se halla en el FC. Al encontrarse este Hemisferio totalmente por debajo del horizonte del horóscopo, simbolizará todo aquello que es personalmente subjetivo, reflexivo, y que necesita de un foco interior (al menos al comienzo de la vida). Los planetas ubicados aquí indican impulsos que re­quieren profundidad de experiencia, antes que el individuo pueda utilizarlos abiertamente y con un propósito en el me­dio externo. Tenderá a reprimir y autoabsorber esos impul­sos durante un tiempo antes de intentar dirigirlos hacia asun­tos de índole más social e impersonal. Su aproximación a la vida será introvertida (sin importar que en la superficie pa­rezca que participa activamente en los sucesos del mundo). Crece mejor cuando asimila la experiencia de su vida y la re­laciona con la realidad última de su naturaleza interior. Se ve condicionado a intimar con su identidad subjetiva más que en ningún otro Hemisferio. Deberá volverse consciente del propósito último de su ser (más allá de la autoexpresión su­perficial) y necesitará en principio y especialmente encon­trar un significado personal a su vida. Al sintonizar con aque­llo que es fundamental para su naturaleza, conectará con las cualidades que operan en la raíz de su personalidad.

    El individuo se inclina hacia la autorreflexión y la introspec­ción, no le resulta por lo tanto cómodo tratar continuamente asuntos mundanos que exigen una exposición pública directa o un compromiso social abierto. Parecerá incluso refractario para atraer la atención sobre sí mismo, al menos de una ma­nera obvia y demasiado confiada. La motivación impulsora será el logro de la seguridad interior, en vez de la seguridad temporal que la sociedad puede ofrecer a través de una posición social y un estatu quo elevado. Necesita encontrar su propia ancla subjetiva en la vida antes de establecerse en el mundo. Sin importar en cuánto contribuye a las necesidades mayores del mundo o qué hace por el progreso social, psico­lógicamente no es una persona que dejará sus necesidades personales y viscerales de lado. Estas necesidades deberán ser atendidas y calmadas antes de que pueda avanzar venta­josamente en el potencial de su expresión mundana. El desa­pego no le resulta tarea fácil. De forma constructiva, podrá servirse de sus energías para alimentar a su medio ambiente con solicitud e interés. Si seis o más planetas se encuentran en este Hemisferio, puede existir un desequilibrio que señale que la persona se centra demasiado en internalizar su res­puesta a la vida. Puede elegir retirarse o alejarse de la parti­cipación activa, prefiriendo un retiro seguro. En el caso de que varios de estos planetas presenten aspectos difíciles, ese retiro no será saludable e incluso puede significar una regre­sión. Se enfatizará la necesidad de evitar la confrontación abierta con las realidades inflexibles de la vida externa. Pero desde un punto de vista productivo, tal enfásis puede estimu­lar al individuo a identificarse con los aspectos menos tangi­bles y materiales de la vida, capacitándolo para poner mucha energía personal en desenterrar las realidades psicológicas y espirituales ocultas dentro de la naturaleza humana.

    HEMISFERIO SUR

    Este Hemisferio comienza en la cúspide de la Casa VII y, en dirección contraria a las agujas del reloj, termina en la cúspi­de de la Casa I. Su punto de estructuración básica es el MC. Este Hemisferio se encuentra totalmente sobre el horizonte, simbolizando la experiencia consciente y focalizada en el mundo. Aleja al individuo de su dominio interior, privado de impresiones subjetivas y reprimidas, y lo impulsa hacia los asuntos más objetivos y activos de la sociedad. En este He­misferio se desarrolla el sentimiento de identidad pública a través del cumplimiento de ambiciones y metas dirigidas ha­cia lo social. Se le presentan situaciones de vida impersonales, incluso de índole universal, que ponen a prueba su habi­lidad para funcionar colectivamente. Se desarrolla mejor si gravita hacia la vida pública donde puede relacionarse con las condiciones dinámicas y externas de su medio social. Es probable que gaste mucha energía tratando con los temas más vastos de su comunidad. Posee un mayor sentido de par­ticipación social que una persona con énfasis en el Hemisfe­rio Norte y funcionará mejor cuando se relaciona con mu­chas personas. Uno de los problemas de un Hemisferio Sur enfatizado será que el individuo puede volverse demasiado desapegado o alejado de sí mismo como para tratar con sus necesidades interiores. Tiende a buscar las soluciones a sus problemas fuera de sí mismo, en vez de intentar encontrarlas en su interior. No se sentirá cómodo cuando internaliza sus impulsos y focaliza su atención subjetiva sobre sí mismo y no sabrá cómo nutrir y proteger a su propio ser. En cambio in­tentará conocerse a través de sus logros mundanos externos. Tiende a relacionarse y a sintonizar mejor con su propia identidad si la mayoría de los planetas de este Hemisferio caen en el sector superior del Hemisferio Oriental.

    Un Hemisferio Sur enfatizado sugiere que el individuo debe­rá utilizar sus habilidades en la vida para beneficiar el desa­rrollo de la sociedad de manera tangible y manifiesta. Sin embargo, si seis o más planetas se ubican aquí, el desequili­brio que probablemente tendrá lugar estimulará al individuo a dejarse impresionar demasiado por el producto final de sus esfuerzos, al tiempo que poseerá poca comprensión o interés duradero en los factores sutiles y motivacionales subyacen­tes a tales esfuerzos. Al tratar los desafíos de la vida de forma superficial, podría verse atrapado por la satisfacción de ex­pandir su influencia y poder en el mundo. Demostrará una gran capacidad para manejar los asuntos de la vida social fuera de sí mismo, pero fallará en contactar con las raíces de su naturaleza y en verse desde una perspectiva más profunda. Constructivamente, este Hemisferio enfatizado puede señalar a una personalidad socialmente activa que hace mu­cho en el mundo por estimular los cambios dentro del esque­ma de las cosas, en vez de reflexionar sobre lo que podría ha­cerse potencialmente. Intervendrá directamente en las reali­dades sociales, en vez de limitarse a idealizar tales condi­ciones, sin tomar una parte activa en su alteración. No se re­tirará del mundo y es capaz de confrontarlo según los térmi­nos que éste plantee. Compárelo con el individuo que posee un Hemisferio Norte enfatizado, el cual sólo puede lidiar con el medio externo según sus propios términos.

    http://anafernandezvuono.blogspot.com.ar/
    Volver arriba Ir abajo
    Nemesis
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Nemesis

    Desde : 09/01/2009
    He aportado : 24788

    ¿Qué es la Carta Natal? Empty
    MensajeTema: El Karma y la Carta Natal   ¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimeMar Ene 14 2014, 05:08

    Fragmentos del libro “Astrología, karma y transformación (Las dimensiones interiores del mapa natal)”, de Stephen Arroyo.

    La palabra “karma” la usan de tan distintas maneras los ocultistas, astrólogos y los que se interesan por las leyes universales que guían nuestras vidas que, al considerar la relación de la astrología con el karma, primero de todo debemos aclarar el significado del término.

    Básicamente, se refiere a la ley universal de causa y efecto, idéntica a la idea bíblica de que “cuanto el hombre siempre, eso también cosechará”. Esta ley es meramente la aplicación más amplia de nuestras ideas terrenas de causa y efecto; es evidente que nadie que plante hortigas podrá esperar que cosechará rosas.

    La ley del karma es similar a la ley de la mecánica newtoniana que declara “por cada acción hay una reacción igual y contraria”. La única diferencia entre la ley universal del karma y la ley física mundana de causa y efecto es el alcance de la existencia que cada una abarca. La ley del karma da por sentado que la vida es una experiencia continua, de ningún modo limitada a una sola encarnación en el mundo material. La ley universal de karma, pues, podrá verse como un modo de lograr mantener la justicia y el equilibrio universales. De hecho, es una de las leyes de la vida más sencillas y que lo abarcan todo. Es inseparable de lo que algunos llamaron la “ley de la oportunidad”, o sea, una ley universal que a cada uno de nosotros nos pone en las circunstancias que nos proporcionan las lecciones espirituales exactas que necesitamos a fin de llegar a ser de apariencia más divina.

    El concepto de karma se basa en el fenómeno de polaridad por el cual el universo mantiene un estado de equilibrio. Esto no equivale a decir un estado de inercia, sino más bien un equilibrio dinámico, en cambio constante. Inherente a este concepto es la premisa de que un “alma” individual (o un “ente” según algunas escuelas de pensamiento) tiene dentro de sí el poder causal que a su tiempo da fruto, da los “efectos”. La facultad que inicia este proceso es la “voluntad”, y a toda la estructura del fenómeno causal se la llama “deseo”. Al “deseo” puede vérselo como la aplicación de la voluntad de modo tal que dirija la energía de esa persona hacia la manifestación de un impulso o una idea.

    Toda la idea de karma es, por supuesto, inseparable de la teoría (o la ley) de la reencarnación. Aunque algunos autores consideraron que karma y reencarnación son metáforas o símbolos de un proceso mucho más sutil que lo que patentiza el concepto popular de estos términos, la mayoría que aceptó las enseñanzas de la reencarnación y el karma como una realidad viva se contenta con el significado tradicional e incluso evidente de estas palabras.

    Yogananda estaba también íntimamente familiarizado con la astrología y sus comentarios son dignos de consideración: “Un niño nace el día y la hora en que los rayos celestiales están en matemática armonía con su karma individual. Su horóscopo es un retrato desafiante, que revela su pasado inalterable y sus resultados futuros probables. Pero el mapa natal sólo podrán interpretarlo correctamente los hombres de sabiduría intuitiva; éstos son pocos.”

    Como lo mostré muy pormenorizadamente en mi libro “Astrología, Psicología y los Cuatro Elementos”, al mapa natal se lo puede considerar como si revelase el modo de energía del individuo que se manifiesta simultáneamente en todos los niveles: físico, mental, emocional e inspiracional, correspondientes a los cuatro elementos: tierra, aire, agua y fuego.

    El sinchit karma, o karma de reserva, no se indica en el mapa natal, puesto que no es asignado a esta vida. De modo parecido tampoco se indica el kriyama karma, puesto que nos parece tener algún grado de libertad, por limitada que sea, en la determinación de qué karma crearemos en el presente. De allí que yo no quiera dar la impresión, hablando de “hado”,”destino” y términos similares, de que nada hay que podamos hacer o ser en respuesta a nuestro karma que cambie nuestras vidas de modo positivo. Por el contrario, aunque el mapa natal muestra al karma y por ende las restricciones que nos atan y nos impiden sentirnos libres, el mapa es también una herramiente que nos permite ver con claridad en qué ámbitos de la vida necesitamos trabajar para que transmutemos nuestro modo corriente de expresarnos. Llegamos a ser aquello en lo que la mente mora. En consecuencia, si podemos alterar sutilmente nuestras actitudes y modos de pensar, no sólo teniendo sino también viviendo un ideal, entonces podremos empezar a liberarnos de la esclavitud y a respirar libremente con el ritmo de la vida.

    En verdad, como lo recalcara uno de los más grandes astrólogos del siglo XX –Dane Rudhyar-, los acontecimientos no les suceden a las personas de modo tan importante como las personas les suceden a los acontecimientos. Estas siete palabras sintetizan las posibilidades de nuestro desarrollo espiritual y psicológico cuando nos encontramos con nuestro karma, sea agradable o doloroso. En otras palabras, nuestra actitud hacia la experiencia es el factor crucial. Nuestra actitud sola determinará si, al encontrarnos con experiencias difíciles sufriremos o creceremos aprendiendo las lecciones que la vida nos está enseñando.

    Por tanto, el mapa natal muestra nuestras pautas mentales, nuestros condicionamientos pasados, las impresiones y pautas mentales a los que Meher Baba hace referencia como sanskaras. El mapa muestra lo que ahora somos debido a lo que hemos pensado y hecho en el pasado. Estas pautas vetustas y profundamente arraigadas no se cambian con facilidad. No es asunto sencillo cambiar poderosas pautas consuetudinarias a través de la mera aplicación de un poco del anticuado “poder de voluntad”. Estas pautas tampoco cambian en esencia glosándolas con la chiflada jerga de algunas psicoterapias o filosofías de la Nueva Era que infatúan a la gente animándola a que afirme: “Me hago cargo de mi vida; yo hago que todo suceda; ahora sé que me estoy haciendo sufrir; etc.”. La evolución espiritual humana es mucho más sutil que eso. El viejo enfoque de tratar nuestros problemas diciéndonos “donde hay voluntad, hay un camino” se derrumba cuando la exigencia es demasiado intensa. Y el intento de racionalizar nuestros conflictos y crisis espirituales de la existencia sólo cerrará el paso de la corriente de energías vitales por poco tiempo, seguido por una liberación torrencial de energía que pone al descubierto totalmente la superficialidad del escapismo pseudo-espiritual. Las pautas kármicas son reales y potentes. Los hábitos no van a desaparecer de la noche a la mañana luego de una breve incentivación verbal para pensar positivamente. A estas fuerzas vitales se las debe aceptar y reconocer, y prestar la debida atención.

    Conocimiento personal y realización personal son preludio necesario de la realización de Dios; pero, en las primeras etapas, quien estudia las verdades espirituales o las formas superiores de la astrología se desanima con frecuencia cuando las nuevas intuiciones respecto de su personalidad le revelan tantos consuetudinarios rasgos, emociones y pautas de orden negativo. Es a esta altura del desarrollo del individuo que gran cuidado deberá ejercitar tanto esa persona o cualquiera –astrólogo u otro- que intente aconsejar o guiar al estudiante. Debe explicarse que tal como, al abrir una puerta, una pequeña hendidura y el dejar que un rayo de luz entre en una pieza oscura revelan toda clase de polvillo en el aire y tal vez otra suciedad que antes no se manifestaba en esa habitación, de igual modo cuando se dan los primeros pasos hacia el conocimiento personal, ya sea utilizando el rayo de luz conocido como astrología u otro método iluminador, el estudiante muy a menudo desarrolla rápidamente una actitud negativa hacia su personalidad, su destino, su mapa natal, etc. Debe explicarse además que, a medida que aumenta la intensidad de la luz, el estudiante tomará conciencia más inmediata aún de sus defectos, debilidades y cualidades negativas, pero a tal conocimiento se le ha de dar la bienvenida como índice de un mayor conocimiento personal y un claro avance evolutivo.

    Al estudiante se lo debe animar para que use tal intuición como un acicate para que asuma una clara acción constructiva en la transformación positiva de la vida individual, más que como una razón o una excusa por el temor o la ansiedad. Además, podrá señalársele al estudiante que, a medida que aumenta el nivel de conocimiento personal, a menudo el karma de esa persona empieza a manifestarse en un nivel más sutil, puesto que ahora se ha franqueado para aprender lo que se debe aprender sobre la personalidad y, por ende, ya no hay necesidad de sacudidas o acontecimientos dramáticos para despertar al individuo del sueño de la letargia espiritual. Como lo señala Carl Jung: “La norma psicológica dice que cuando no se toma conciencia de una situación interna, sucede afuera como destino. Es decir, cuando el individuo no toma conciencia de sus contradicciones interiores, el mundo forzosamente deberá representar el conflicto y partirse en mitades opuestas”. (Aion, pág. 71)

    Por tanto, parece seguro decir que un compromiso de desarrollo y conocimiento personales no sólo ofrece la promesa de ayudar al individuo a que en el futuro sea un alma más íntegra, feliz e iluminada, sino también que tal paso empieza a menudo a aliviar mucho sufrimiento en el presente, una vez que la confusión y el desánimo iniciales fueron vencidos.

    Así podemos ver que todos tenemos ciertas influencias kármicas que debemos encontrar: todos deberemos cosechar los frutos de lo que hemos sembrado. La astrología, proveyéndonos un mapa de nuestros apegos, problemas, talentos y tendencias mentales, nos ofrece un modo –un paso inicial- no sólo de comprensión de lo que es exactamente nuestro karma en un sentido específico, y de ayuda para que trabajemos con estas confrontaciones dentro y fuera, sino también un modo de empezar a elevarnos por encima y obtener una perspectiva de este karma.

    En consecuencia, el mapa natal muestra el pasado uso creativo o el mal uso de nuestros poderes. Si aceptamos la idea del poder de la mente y la voluntad del individuo, entonces deberemos aceptar también que somos responsables de nuestro hado, nuestro destino y nuestros problemas como aparecen en el mapa natal. En un sentido importante, podríamos entonces decir incluso que el mapa natal no muestra sino el karma. En el mapa puede, pues, suponerse que todo brota directamente de nuestras acciones, logros y deseos pasados. Aunque a Saturno se lo llamó el “planeta del karma”en muchos escritos, esta es una simplificación excesiva. Realmente a la astrología se la podría llamar legítimamente “ciencia del karma”, o sea, un modo de comprender y aceptar nuestras responsabilidades de modo preciso.

    En la interpretación de los mapas natales, casi todos los factores pueden considerarse como kármicos o como poseedores de implicancias kármicas. Sin embargo, hay algunos factores astrológicos específicos a los que se debería prestar especial atención en esta clase de investigación.

    En tal sentido, para comenzar nos ocuparemos de la Luna.

    En la presente vida, la personalidad se construye sobre las bases del pasado. Tal como la cuarta casa está en el fondo mismo del mapa natal, constituyendo la base sobre la que construímos nuestra personalidad operacional íntegra, de igual modo la Luna –que tradicionalmente “gobierna” a Cancer y la cuarta casa que participa del principio análogo- representa nuestros sentimientos raigales acerca de nosotros mismos. El principio de la Luna es similar a lo que muchos psicólogos llaman la “imagen personal”, aunque el sentido del yo representado por la Luna no es tanto una imagen consciente y visual como subliminal, habitualmente una indicación más bien vaga de lo que realmente somos.

    Los astrólogos asociaron tradicionalmente a la Luna con el pasado, ya sea meramente el pasado durante esta vida, y conectado con los condicionamientos de la infancia y relaciones con los padres (especialmente la madre), o correlacionado con una comprensión más vasta del pasado en el contexto de la teoría reencarnacionista.

    En muchos escritos astrológicos se ha expresado que, mientras la Luna muestra el pasado, el Sol muestra la orientación presente y el Ascendente señala el desarrollo futuro. Sin duda, hay un razonamiento sensato detrás de estos paralelismos y –en un nivel abstracto- son probablemente muy exactos en la mayoría de los casos. Sin embargo, en el presente todo llega junto; lo que hemos sido continúa influyendo en nuestras orientaciones, actitudes y acciones en el ahora. El hecho de cómo nos sentimos respecto a nosotros mismos y qué pautas de expresión sobrevienen más naturalmente y las sentimos más cómodas (la Luna), tienen gran impacto sobre nuestro modo presente de vivir.

    Tal como la Luna refleja, en nuestro sistema solar, a la luz solar hacia la tierra, y concentra así la fuerza de vida hacia objetivos prácticos (simbolizados por la Tierra), de igual modo la Luna en astrología representa un reflejo general de lo que hemos sido en el pasado. Es una imagen de experiencia pasada y pautas de conducta asimiladas con las que ahora nos sentimos cómodos porque son familiares y porque –de hecho- hemos ejemplificado esas cualidades en nuestro mismo ser.

    En otras palabras, la Luna simboliza –especialmente según la posición de su signo- pautas kármicas específicas, mentales y emocionales, que nos inhiben o nos ayudan en nuestros intentos de expresarnos y ajustarnos al mundo externo. Si los aspectos con la Luna son armónicos, revelan pasados condicionamientos y pautas de reacción espontánea que podrán ayudar a la persona a que se ajuste a la vida y a la sociedad como también a que exprese su yo. Si los aspectos de la Luna están tensionados, simbolizando así ineptitud para ajustarse con facilidad a la vida y/o una imagen personal negativa, estas predisposiciones emocionales deberán superarse. Es importante notar que la Luna simboliza tal reacción espontánea y tales pautas de conducta que estas orientaciones son primordialmente evidentes en la niñez, cuando nuestra conducta es más bien pura y desinhibida. De allí que el signo lunar y los aspectos sean muy inmediatamente eficaces en la primera parte de nuestra vida. A medida que envejecemos, es posible que superemos algunas antiguas pautas emocionales, incluso a punto tal que los bloqueos emocionales que muestre el mapa a través de aspectos lunares ya no tenga significados importantes.

    No estoy diciendo que el signo de la Luna cese de ser importante, pues simbolizará siempre un tono dominante en el modo fundamental de ser de la persona. Pero lo que recalco es que los problemas y conflictos asociados con los aspectos de la Luna y con la expresión de las cualidades de ese modo simbolizadas pueden ser superados casi totalmente, o por lo menos ajustarse de manera saludable.

    Puesto que la Luna es un símbolo tan complejo y puesto que sus significados son tantos y diversos, el modo más apropiado de explicarlos más es presentar un esbozo esquemático:

    1) La Luna simboliza la imagen de uno mismo que una persona ve reflejada en sus tratos con el público. De allí que una Luna tensionadamente aspectada pueda mostrar ineptitud para proyectarse armónicamente a fin de que otras personas respondan de manera positiva. Una Luna aspectada armónicamente muestra, a menudo, que podemos expresarnos armónicamente al tratar al público y que tenemos buen sentido respecto de lo que al público le gusta. (En otras palabras, cuando respondemos intuitivamente a los demás con exactitud, ellos a su vez responden de modo positivo). Por tanto, los aspectos armónicos de la Luna muestran áreas en las que podemos proyectarnos con facilidad a fin de obtener una buena retroalimentación.

    2) Una Luna tensionadamente aspectada muestra, a menudo, una imagen personal marcadamente inexacta, pues cómo la persona sienta acerca de sí misma basada en pautas pasadas e identidad pasada tal vez no sea una descripción exacta de la naturaleza verdadera de esa persona en el presente. Esta inexactitud de la imagen personal se refleja, a menudo, en conductas como éstas: tomar las cosas equivocadamente, ser extremadamente sensible, reaccionar en demasía ante bagatelas, vestir de manera que no se adapte a la naturaleza interior y a la verdadera personalidad, estar demasiado a la defensiva.

    3) La posición de la casa de la Luna natal muestra el área de actividad de vida en que necesitamos obtener retroalimentación, donde podremos llegar a vernos más objetivamente y donde podremos armonizarnos en un sentido del yo que pueda proporcionarnos tranquilidad interior.

    4) El signo de la Luna muestra cómo nos defendemos instintivamente. Por ejemplo, la Luna en fuego reacciona con ira; la Luna en aire, con racionalización,disputas o discusión; la Luna en agua, con retiro o eclosiones emocionales; la Luna en tierra, con aguante.

    5) El Signo de la Luna simboliza también un modode expresión que llega naturalmente y un modo de conducta en el que nos sentimos seguros; pues el signo de la Luna muestra una vieja pauta de vida que habitualmente es medianamente cómoda (a menos que los aspectos estén demasiado tensionados).

    6) Puesto que la Luna representa fuerte deseo de expresar un modo de ser que es parte natural e íntima de uno mismo, el signo de la Luna muestra también lo que necesitamos expresar a fin de sentirnos bien con nosotros mismos. Como lo expresa Grant Lewi, la Luna muestra el “deseo del corazón”. Los aspectos con la Luna muestran sencillamente con cuánta facilidad podremos expresar este modo de ser y con cuánta facilidad podremos alcanzar esta sensación de bienestar.

    7) El signo de la Luna simboliza la aplicación práctica de la energía y la finalidad solares. He aquí porqué un trígono, un sextil o, hasta cierto punto, una conjunción Sol-Luna (lo mismo que tener sencillamente el Sol y la Luna en elementos compatibles) es un aspecto tan estabilizador y potencialmente creativo; pues en estos casos, la energía solar podrá expresarse fácilmente de modo práctico.

    Por todo lo anterior, debe quedar en claro cuán importante son el signo, la casa y los aspectos de la Luna en toda consideración de las revelaciones kármicas del mapa. Probablemente, en el mapa natal no haya otro factor que pueda relacionarse tan inmediatamente con las pasadas experiencias y pautas consuetudinarias. Debemos tener cuidado de no simplificar demás la asociación de la Luna con las vidas pasadas a punto tal de formular declaraciones como ésta: “Bueno, usted tiene la Luna en Leo, de modo que en una vida pasada debió haber sido un actor”. Tales interpretaciones pueden ser ocasionalmente válidas, pero habitualmente no tienen una finalidad constructiva y pueden dar al cliente la impresión de que el astrólogo está tratando sencillamente de impresionar con expresiones sensacionalistas, deducción ésta que tal vez sea muy precisa.

    Lo importante en que hay que detenerse es la necesidad que la Luna simboliza en esta vida, y el enfoque más constructivo para interpretar mapas desde el punto de vista kármico es aclarar las motivaciones y las presiones más profundas que la persona sienta pero que no tiene modo de identificar o poner en una perspectiva más vasta.

    Al concluir, podemos decir que cada uno de nosotros tiene la oportunidad de armonizar dentro de sí mismo las diversas manifestaciones del universo; y tenemos la oportunidad de aceptar a todos los demás seres humanos, incluso aquellos con los que pulsamos una nota discordante en el nivel de la personalidad.

    ¿Podemos vivir sin exigir que todas las experiencias y todos los seres humanos armonicen con nuestra sintonía? ¿Podemos hacer evolucionar una conciencia madura y desapegada que nos permita observarnos mientras representamos el papel que nos correspondió en el drama cósmico? ¿Podemos reírnos de nuestra complejidad, de nuestros conflictos y de nuestras incoherencias? Lo que es importantísimo: ¿podemos tener fe de que el universo es armónico y que sólo es nuestra visión estrecha la que ve discordancia?

    Las respuestas a estas preguntas determinarán, en gran medida, cómo enfrentamos nuestro karma en esta vida y qué clase de karma estamos creando ahora.

    http://anafernandezvuono.blogspot.com.ar/search?updated-max=2011-11-27T18:43:00-03:00&max-results=500&start=47&by-date=false
    Volver arriba Ir abajo
    Nemesis
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Nemesis

    Desde : 09/01/2009
    He aportado : 24788

    ¿Qué es la Carta Natal? Empty
    MensajeTema: La Carta Natal y las Funciones de la Conciencia   ¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimeMar Ene 14 2014, 05:29

    El siguiente texto es un fragmento perteneciente al capítulo III del libro “Guía Astrológica para Vivir con los Demás”, de Liz Greene. El mismo sirve de introducción al tema de la dinámica de las funciones psíquicas.



    Todos poseemos aquellas funciones de la conciencia a las que Jung llama pensamiento, sentimiento, sensación e intuición: “(Un objeto)… es percibido como algo que existe (sensación); se lo reconoce como esto y se lo distingue de aquello (pensamiento); se lo evalúa como placentero o displacentero, etc. (sentimiento) y, finalmente, la intuición nos dice de dónde vino y hacia dónde va”.

    Sabemos también que no realizamos la totalidad de dicha estructura sino que, en cambio, cultivamos primero una función y luego otra. Quizá desarrollemos parcialmente una tercera, pero jamás llegamos a entendernos realmente con la cuarta, que sigue siendo en gran medida inconciente. Y con frecuencia, al establecer relaciones, buscamos una persona que encarne –o que actúe por nosotros- aquellos aspectos de la totalidad que somos incapaces de expresar, o que no estamos dispuestos a expresar.

    En su estilo aparentemente ingenuo, también los cuentos de hadas nos hablan de esta cuaternidad básica de las funciones de la conciencia. En cuentos que provienen de todos los rincones del mundo y se remontan a todos los períodos de la historia, encontramos una y otra vez el mismo motivo: “Había una vez un rey que tenía tres hijos. Los dos mayores eran prudentes, fuertes y apuestos, pero el tercero era un idiota de quien todo el mundo se reía”.

    He aquí un símbolo espléndido de la forma en que funciona la psique humana, pues la función directriz de la conciencia es el rey que, inevitablemente en estos cuentos, tiene algún problema por lo común referido a enfermedad, vejez o muerte inminente, o que consiste en el ataque de un enemigo que él es incapaz de vencer. Los dos hijos mayores intentan siempre resolver el problema y fracasan. Y es al idiota,al Santo Bufón –de todos los aspectos de nosotros mismos el más humilde, menos apreciado y aparentemente más incapaz- a quien le toca hallar la solución y salvar el reino.

    Ahora bien, es muy divertido decidir que yo soy un tipo pensante y tú un sentimental, y que eso explica que yo sea despierto, observador y razonable, que me exprese con claridad, en tanto que tú, presa siempre de tus emociones, eres tan irracional y tan terco. Este es un juego en el cual participamos todos cuando nos iniciamos en el estudio de la tipología, de manera muy similar a como los no iniciados practican el juego del zodíaco. Por cierto que si yo soy Libra, soy siempre encantadora, cortés y considerada; en cambio es evidente que si tú andas siempre buscándole cinco patas al gato, lo criticas todo y eres egocéntrico y de mentalidad estrecha, es porque eres Virgo.

    No importa que sea astrológica o psicológica; la tipología se puede usar como un instrumento estupendo para detectar defectos ajenos, y lo más frecuente es que se abuse así de ella. En primer lugar, porque tomarla en serio nos da miedo; en segundo término, porque generalmente de ella sólo aprendemos lo que nos resulta cómodo y hacemos caso omiso de sus implicaciones más profundas; y finalmente, porque todos estamos, en realidad, secretamente convencidos de que las cosas que valoramos –cada uno de acuerdo con nuestro tipo- son en realidad las mejores y que todo lo demás es, de hecho, un tanto inferior.

    Sin embargo, en este juego de asignar tipos hay una penalización automática. El problema de entender cuáles son las funciones de la conciencia que han sido enfatizadas con posible exclusión de otras, y el esfuerzo de toda la vida por conocer al Otro que existe dentro de nosotros mismos, y por llegar a un acuerdo con él, conducen a aguas mucho más profundas de lo que podría sugerir una interpretación superficial de los tipos de funciones. Y de pronto, se encuentra uno con que ya no está jugando un juego; o bien con que, si lo está, las apuestas son mucho más altas de lo que se imaginaba. La psique humana está en pugna por la integridad, y este enunciado subyacente en la psicología es una verdad tremendamente simple y sin embargo de una importancia abrumadora, algo que se debe vivenciar para poder comprenderlo cabalmente.

    Integridad no significa perfección. No está íntegro el hombre que se ha pasado muchos años cultivando una especial finura de percepción y expresión intelectual y que, sin embargo, no puede expresar ni entender su naturaleza sentimental. Ni tampoco el que se ha construído una vida sentimental rica y plena, y tiene muchas relaciones personales significativas, si no sabe cómo razonar ni es capaz de distinguir el punto de vista justo y “objetivo” desde el cual se pueden sostener principios y demas margen para las diferencias individuales. Tampoco lo es el realista práctico que tiene a su disposición el mundo de los hechos, que ha expresado el pleno florecimiento de sus capacidades organizativas y, no obstante, es incapaz de ver hacia dónde lo conducen, y no encuentra a su vida sentido alguno ni significado espiritual. Ni siquiera lo es el visionario o el artista, que vive en un mundo de posibilidades sin límite y no puede, no obstante, hacer frente al sencillo mecanismo de la vida terrena ni actualizar sus múltiples ensueños.

    ¿Cuántos seres humanos hay que podamos afirmar que funcionan libre y felizmente con todas las posibilidades interiores contenidas en la psique? ¿Por qué nos sentimos atraídos (o rechazados) en forma tan compulsiva por aquellas personas que parecen ser la encarnación de estilos de vida y de valores cuya importancia y manera de actuar se nos escapan sin que sepamos cómo?

    Por más que el zodíaco sea un símbolo de totalidad, esa totalidad no se encuentra contenida en ninguna carta, porque hay solamente diez planetas con qué competir, y sólo siete de ellos son en alguna medida “personales”, en el sentido de que se refieran a la personalidad o a la estructura yoica del individuo; y hay doce signos posibles, y doce casas o sectores posibles en la carta natal donde pueden estar emplazados. También en las relaciones angulares entre los planetas son posibles innumerables combinaciones. Toda carta contiene elementos fuertemente acentuados y otros de acentuación debil, y lo mismo sucede con cada psique humana; es algo que pertenece a la naturaleza animal. Una comprensión de la tipología no es, por consiguiente, un sistema de clasificación. Es un mapa de ruta, que puede decirte de dónde partes y dónde puede ser tu primer giro; dónde corres peligro de que se te rompa el coche y qué puedes hacer para repararlo, y adónde –esperemos- llegarás cuanto tu tiempo se cumpla.

    Inherente al placentero reconocimiento de aquellas funciones de la conciencia que son “superiores” –o sea, que están bien desarrolladas, son confiables y se encuentran sometidas al control de la voluntad del individuo- es el mucho menos placentero reconocimiento de que hay un problema con las funciones opuestas, las “inferiores”, que se muestran con frecuencia ingobernables, erráticas, impredecibles, excesivas, tendiendo a ser infantiles o primitivas, y teñidas de una peculiar cualidad autonómica que, cuando afloran impensadamente, hacen que la gente tenga que decir cosas como: “Oh, lo siento, no era mi intención” o “No entiendo qué es lo que me ha sucedido”. La intención de tales disculpas es ocultar el hecho de que nosotros nos sentimos incluso más mortificados que los demás cuando el inconciente se hace valer por su cuenta y nos impulsa a un comportamiento que no podemos explicar y que no deseamos.

    Las funciones opuestas se llaman así porque no pueden funcionar juntas. Sentir y pensar, por ejemplo, son dos modos totalmente distintos de evaluar o reconocer la experiencia; uno de ellos, el sentimiento, es totalmente subjetivo, y funciona sin atenerse a la lógica basándose en la reacción personal, en tanto que el otro –el pensar- es totalmente “objetivo” y depende de la lógica, a expensas de la respuesta personal. Poseemos potencialmente ambas funciones, pero tenderemos a usar principalmente una de ellas y no la otra; tampoco es posible usar ambas al mismo tiempo. Los valores propios de cada una de ellas son totalmente diferentes y no se mezclan. Es posible usar una de ellas para respaldar a la otra, pero no usarlas simultáneamente. Muchas personas basan sus valores totalmente sobre una sola de tales funciones, y fingen que la otra no existe.

    La intuición y la sensación son, de modo similar, funciones opuestas porque representan dos modos de percepción totalmente distintos. A la intuición se la suele llamar percepción por la vía del inconciente, y es una función que supone no considerar la realidad física de una experiencia o de un objeto, de modo que el significado, las conexiones, el pasado y las posibilidades futuras del mismo puedan ser captados en una única visión unificada. La sensación, por otra parte, es precisamente lo que da a entender la palabra: significa percibir por mediación de los sentidos, y los sentidos registrarán solamente aquello que es tangible y posee forma. Por consiguiente, la sensación mira con gran detalle la superficie de las cosas, examinando precisamente lo que algo es por su forma, mientras que la intuición lo mira por detrás, a través, alrededor y alejándose de la superficie, de manera de poder discernir el propósito y las implicaciones.

    Si el sentimiento es el modo primario de evaluación de la experiencia, la función pensante tendrá una cualidad “inferior”, que generalmente se expresa como terquedad. Si el pensamiento es el modo primario de evaluación de la experiencia, la función sentimental tendrá una cualidad “inferior” que se expresa habitualmente ya sea como frialdad o como sentimentalismo. Si la intuición es el modo primario de evaluación de la experiencia, la función sensorial tendrá una cualidad “inferior”, expresada frecuentemente como descuido o falta de espíritu práctico; y si la sensación es el modo primario de percepción, la intuición tendrá una cualidad “inferior” que se exhibirá con frecuencia como credulidad o fanatismo.

    Las funciones “inferiores”, además de ser un tanto primitivas, tienen otra característica interesante: habitualmente son proyectadas y se nos aparecen bajo la apariencia de otras personas o de situaciones que nos atormentan con ese mismo aspecto de la vida que menos capaces de manejar somos. Entonces, naturalmente, la inferioridad (o lo que a veces parece una auténtica superioridad) parece pertenecer a otro, lo que es siempre más cómodo que cuando está en uno mismo.

    “El inconciente de una persona se proyecta sobre otra, de modo que la primera acusa a la segunda de aquello que en sí misma no ve. Este principio es de una validez general tan alarmante que todos haríamos bien, antes de quejarnos de otros, en sentarnos a considerar muy cuidadosamente si no sería mejor tirar la primera piedra sobre nuestro propio tejado”.

    Sea cual fuere la función de la conciencia con la que nos identificamos, debemos reconocer dentro de nosotros mismos la existencia de su opuesto. Esto es, casi siempre, sumamente difícil porque –a diferencia de los “fallos” de los cuales nos es fácil tener conciencia, en cuanto no los reconocemos realmente como fallos- la torpeza de las funciones inferiores es una fuente auténtica de dolor y de incapacidad, por poco que sea parcialmente conciente. Por consiguiente, encontramos muchas personas que se crean un conjunto artificial de respuestas a las que quizás llamen sentimiento, pensamiento, sensación o intuición, y que sin embargo no son más que tristes parodias de tales funciones, que no engañan a nadie, a no ser al propio individuo, y que tienen una resonancia inconfundiblemente falsa.

    El reconocimiento de la propia identificación con un solo aspecto de la conciencia no significa que uno esté condenado de por vida a no expresar más que esa faceta de sí mismo. La gente no es estática y la psique va siempre en pos del equilibrio. Uno va creciendo hacia su propio opuesto y eso es al mismo tiempo uno de los mayores esfuerzos, una de las más grandes alegrías y uno de los aspectos más importantes de la experiencia de vivir.

    http://anafernandezvuono.blogspot.com.ar/search?updated-max=2011-04-23T18:41:00-03:00&max-results=500&start=60&by-date=false
    Volver arriba Ir abajo
    Hondero 3.0
    maestr@
    maestr@
    avatar

    Desde : 31/01/2011
    He aportado : 8175

    ¿Qué es la Carta Natal? Empty
    MensajeTema: ¿Qué es la Carta Natal?   ¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimeSáb Mar 15 2014, 19:25

    ¿Qué es la Carta Natal?

    La Carta Natal de una persona (o también llamada Carta Astral) es un gráfico que recoge la posición de los planetas en el instante que nació esa persona, es decir, es como una fotografía del cielo en el momento en el que el bebé se separa físicamente de su madre.

    ¿Qué es la Carta Natal? Carta-natal

    [Puedes pulsar en la imagen para ver la Carta astral más grande]

    Carta Natal

    Para conocer tu Carta Natal necesitas conocer el día, hora y lugar de nacimiento. Puesto que estos son factores objetivos su interpretación no es arbitraria o aleatoria.

    Pero ¿qué información contiene la Carta Natal?

    La Carta Natal es la estructura energética individual que venimos a desarrollar en esta vida. Esto hace que todas las experiencias que vivamos estén en relación con nuestro mapa energético (planetas en signos y casas, aspectos, ascendente, etc) Shocked

    Sé que decir esto es decir mucho, pero basta aprender Astrología con seriedad y profundidad para descubrirlo uno mismo.

    ¡Ojo! Algunos confunden los horóscopos de las revistas con la Carta Natal profesional. Por favor, no te equivoques, no tiene nada que ver. La generalización de los horóscopos suele llevar a error de interpretación pues evidentemente no todos los Géminis son iguales ni van a vivir lo mismo.

    ¿Para qué sirve la Carta Natal en concreto?

    La Carta Natal es una potente herramienta de Autoconocimiento a través de la cual puedes descubrir tus motivaciones, tus talentos, tu forma particular de ser. Y lo mejor: es como un guía o maestro que te da las claves para comprenderte, comprender tu vida y dar sentido a la misma.

    ¿Te preocupa la pareja? ¿No sabes cómo cambiar tu situación profesional? ¿Tienes conductas o reacciones psicológicas que te bloquean? ¿No consigues lo que quieres? ¿Estás perdido?

    Todos tenemos campos en la vida donde deseamos mejorar. Pues bien, la Carta Natal interpretada por un Consultor Astrológico profesional y Terapeuta te enseña QUÉ HACER y CÓMO HACER PARA RESOLVERLO.

    La energía se corresponde con una psicología. Conoce tu manera de pensar, sentir y actuar para poder cambiarlo. Los problemas no están fuera, están dentro! Créeme que conocer tu Carta Natal es un verdadero tesoro. Ahí residen las claves de tu vida, de tu Realización, de tu bienestar.
    Las preguntas más frecuentes sobre la Astrología.
    ¿Cómo interpretar una Carta Natal?
    Interpretar una Carta Natal adecuadamente requiere de:
    conocimiento técnico (estudiar)
    intuición, sensibilidad, percepción psicológica (¡detrás de la Carta Natal hay un ser humano!)
    experiencia y contacto humano (tratamos con personas)
    Estudiar la Carta Natal del individuo ayuda, no sólo a la persona a realizar un trabajo de desarrollo personal mediante el autoconocimiento, sino también al psicólogo, terapeuta, maestro, coach, educador, médico o pedagogo: el profesional descubre de dónde provienen los problemas del cliente y encuentra vías de resolución.

    El Astrólogo Transpersonal es finalmente el que a través de la Carta Natal es capaz de orientar a la persona hacia sí misma, hacia su Ser. Los giros de su vida recobran mayor significado y sentido con la interpretación de los Tránsitos y Revolución Solar.

    Nota actualizada: Si quieres comenzar a interpretar tu Carta Natal a un nivel básico, echa un ojo a Interpretación básica de tu Carta Natal.

    ¿La Carta Natal determina?

    La Carta Natal no determina, sino que expresa el potencial energético que reside en la persona. Su desarrollo y manejo depende, en última instancia, del individuo.

    La Carta Natal definida por los astrólogos

    Bruno Huber: “La Carta Natal, horóscopo, natividad, cosmograma, carta base o carta rádix es la representación gráfica de las posiciones planetarias del momento de nacimiento de la persona necesaria para realizar su interpretación en Astrología natal.”

    Howard Sasportas: “La Carta Natal es la mejor guía que tenemos para el viaje de regreso a nosotros mismos. Cada emplazamiento en la carta revela la manera más natural y más apropiada de desvelar lo que somos y quiénes somos.”

    Eugenio Carutti: “La Carta Natal es un mandala o manifestación del psiquismo humano profundo. Ella recoge todo tu campo energético y vincular.”

    Fuente: http://sermasyo.es/la-carta-astral-natal/


    O
    Volver arriba Ir abajo
    Hondero 3.0
    maestr@
    maestr@
    avatar

    Desde : 31/01/2011
    He aportado : 8175

    ¿Qué es la Carta Natal? Empty
    MensajeTema: ¿La Carta Natal cambia? ¿La puedo modificar?   ¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimeSáb Mar 15 2014, 19:27

    ¿La Carta Natal cambia? ¿La puedo modificar?

    Una pregunta lógica que tenemos cuando empezamos a contactar con la Astrología es si nuestra Carta Natal, con el tiempo, se va modificando o puede cambiar.

    Una de las preguntas más comunes que se nos despierta cuando empezamos a contactar con la Astrología es si nuestra Carta Natal, con el tiempo, se va modificando o puede cambiar.

    Es lógico plantearse esta pregunta pues si la Carta Natal no cambia podemos caer en el error de pensar que, por tanto, nosotros no podemos cambiar o evolucionar.

    El ser humano tiene la capacidad de elegir y tomar diferentes decisiones en cada momento que le hacen caminar hacia un lado u otro ya que somos libres. ¿Entonces?

    Carta Natal de Einstein

    ¿Qué es la Carta Natal? Einstein0

    La Carta Natal no cambia pues está determinada por el momento y lugar en el que nacemos —ver cómo se hace la Carta Natal—. La clave está en que somos cada uno de nosotros quienes activamos, manejamos, bloqueamos nuestra energía, la cual está expresada en la Carta.

    Mi Mapa Natal refleja la potencialidad que hay en mí, pero en mi mano está hacer que esa energía fluya o no, y depende de mí el cómo dirigir esa energía.

    Fuente: http://sermasyo.es/la-carta-natal-cambia/


    O
    Volver arriba Ir abajo
    Hondero 3.0
    maestr@
    maestr@
    avatar

    Desde : 31/01/2011
    He aportado : 8175

    ¿Qué es la Carta Natal? Empty
    MensajeTema: Cómo hacer la Carta Natal   ¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimeSáb Mar 15 2014, 19:31

    Cómo hacer la Carta Natal

    La Carta Natal es una fotografía del cielo cuando naces. Por tanto, para realizarla necesitamos nuestra fecha, hora (lo más exacta posible) y lugar de nacimiento.

    ¿Cómo hacer una Carta Natal? ¿Qué se necesita?

    Para comprender lo que es una Carta Natal o Carta Astral basta con decir que es una fotografía del cielo en el momento de nacer una persona. Es una especie de instantánea planetaria que se recoge en el lugar y momento en el que ser vivo recién nacido respira por sí mismo.

    Por tanto, las datos necesarios para hacer una Carta Natal son:

    Fecha y hora de nacimiento con la mayor aproximación posible
    Lugar geográfico de nacimiento (pueblo o ciudad)

    Antes de que existiesen los ordenadores todas las Cartas se tenían que dibujar laboriosamente a partir de los datos de las efemérides. Hoy día, es natural que nos aprovechemos de la potencia de los ordenadores para calcular, obtener e imprimir una Carta.

    Movimiento de rotación de la Tierra

    ¿Qué es la Carta Natal? 18-12-2007-14-30(Madrid)

    Veamos cómo cambia una Carta en los siguientes casos:

    Caso 1: La misma Carta pero con 30 minutos de diferencia
    Caso 2: La nueva Carta de los 30 minutos pero en otro lugar de nacimiento
    Cielo el 18/12/2007, a las 14:30h de Madrid18 de diciembre de 2007, 14:30, Madrid

    ¿Qué es la Carta Natal? 18-12-2007-15-00(Madrid)

    Caso 1: Media hora más tarde… (18/12/2007, a las 15:00h de Madrid)18 de diciembre de 2007, 15:00, Madrid

    ¿Qué es la Carta Natal? 18-12-2007-15-00(Londres)

    Caso 2: Y ahora esta última pero en Londres… (18/12/2007, a las 15:00h)18 de diciembre de 2007, 15:00, Londres

    Conclusiones

    Caso 1. Como se ha podido ver, la Carta cambia si la realizamos media hora más tarde. El giro de la rueda se corresponde con el movimiento de rotación de la Tierra y es significativo. Esto hace que en la Carta natal varíe —en el ejemplo— el signo del Ascendente (de Aries a Tauro), que aparezca o desaparezca incluso algún aspecto (Luna cuadratura Marte), etc

    Caso 2. A la misma hora el cielo de Londres es diferente al de Madrid dada la distancia geográfica. Esto se refleja en la Carta con un giro de rotación y con las consiguientes modificaciones en los aspectos, lugar en la Casa de los Planetas, nuevo Medio Cielo, etc.

    Aunque hay métodos de rectificación que deben utilizarse siempre antes de trabajar con una Carta y zambullirse en su interpretación, es conveniente tener la hora de nacimiento lo más exacta posible.

    Preguntar a nuestros padres, conocer la partida de nacimiento y ajustar la hora natal mediante técnicas específicas es lo óptimo para trabajar con una base lo más real posible. Ver Rectificación de la Carta Natal.

    Fuente: http://sermasyo.es/como-hacer-la-carta-natal/


    O
    Volver arriba Ir abajo
    Hondero 3.0
    maestr@
    maestr@
    avatar

    Desde : 31/01/2011
    He aportado : 8175

    ¿Qué es la Carta Natal? Empty
    MensajeTema: ¿Puedo realmente modificar lo negativo de mi Carta Natal?   ¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimeSáb Mar 15 2014, 19:51

    ¿Puedo realmente modificar lo negativo de mi Carta Natal?

    Seguro que alguna vez te planteaste esta pregunta. ¿Puedo quitar lo malo de mi Carta Natal? ¿Cómo eliminar mis defectos y quedarme con lo bonito de mi carta?


    Esta es una pregunta que alguna vez nos hemos podido hacer. ¿Puedo modificar lo negativo de mi Carta Natal? ¿Con mi esfuerzo puedo cambiar esos defectos que tengo? ¿Hasta qué punto puedo mejorar?

    Si miramos la pregunta con atención vemos que es una pregunta que parte de una premisa errónea. La premisa es que en la Carta Natal hay aspectos negativos. Mmmmm… Esto es como decir que esa encina está enferma por tener una rama que apunta hacia abajo, o ese perro tiene un problema con esas orejas caídas, o ese niño está mal por ser diferente.

    La Carta Natal es la fotografía de lo que tú eres a nivel energético, es decir, la Carta Natal es perfecta en sí misma! A la Carta Natal no hay que hacerla nada, ella no tiene problemas, quien tiene problemas somos nosotros Very Happy

    ¿Qué es la Carta Natal? Cn-27-8-13

    Carta Natal

    ¿Te asustan las líneas rojas?

    Es la psique humana lo que hace que la energía de nuestra carta no fluya como debiera. En la educación nos dijeron “no tengas malos pensamientos” ¿te imaginas cómo se desarrollará un Mercurio en Agua y en conjunción con Plutón? :???: También nos dijeron “se amable con todos” ¿te imaginas cómo puede vivir una persona con Marte en el Ascendente en cuadratura con Júpiter ante ese mensaje?

    No se trata de borrar las líneas rojas de nuestra carta, se trata de aprender a manejar esa línea roja, que es muy diferente. Es el Desarrollo Personal lo que hace que seamos más felices y vivamos más en paz, y no una carta más azul o una carta con menos rasgos que aparentan conflictos.

    Ser Más Yo es integrar todo el potencial que reside en nuestra Carta Natal, esa es la capacidad que tenemos, ese es el libre albedrío, el aprender a manejar nuestro mundo, a modificar nuestra actitud, a favorecer más unas energías que otras.

    A partir de ahora espero que si analizas una Carta Natal no digas “esto bueno, esto malo” sino ¿qué puede hacer esta persona para que deje de vivir esto como un conflicto? La Astrología Terapéutica es un modo de ayudarte y ayudar eficazmente a los demás.

    En resumen, ¿puedes realmente modificar lo negativo de tu Carta Natal? No, pues no hay nada negativo en tu Carta Natal. Todo es bueno y bonito. Esa es justamente la mirada que hay que modificar Smile

    Fuente: http://sermasyo.es/puedo-modificar-lo-negativo-de-mi-carta-natal/


    O
    Volver arriba Ir abajo
    Hondero 3.0
    maestr@
    maestr@
    avatar

    Desde : 31/01/2011
    He aportado : 8175

    ¿Qué es la Carta Natal? Empty
    MensajeTema: El tesoro de conocer tu Carta Natal   ¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimeSáb Mar 15 2014, 20:20

    El tesoro de conocer tu Carta Natal

    Conocer tu Carta Natal es un tesoro, y te lo voy a contar. Te puedo asegurar que si te permites entrar en el bosque astrológico de estrellas quedarás sorprendido por la cantidad de maravillas que encontrarás.

    ¿Sabes el valor que tiene el conocer una herramienta que te explica qué hace que atraigas un mismo tipo de personas? ¿Y que te cuenta por qué y para qué estás viviendo ahora lo que estás viviendo? ¿O que te señala la solución a tus problemas?

    La Astrología, a través de tu Carta Natal personal, da sentido a tu vida, tus experiencias, tu propósito de vida, tu forma de realizarte como individuo diferente y sentirte pleno y feliz. Ni más ni menos.


    ¿Qué es la Carta Natal? Cn-27-8-13
    Carta Natal

    ¿Qué es la Carta Natal?

    Todos nacemos en un instante dado. Ese instante es único e irrepetible. Esto viene reflejado por la posición de los planetas en el sistema solar. No hay cielo que se repita en el tiempo, los planetas se mueven, el Sol, la Tierra, todo se mueve. Pues bien, tu Carta Natal personal es un gráfico que te muestra dónde están los planetas cuando naciste.

    La Carta Natal (también muchos la llaman la Carta Astral, es lo mismo) es la fotografía del cielo en el momento en el que llegaste a este mundo y respiraste de manera autónoma.

    La interpretación astrológica de la Carta Natal proviene, por tanto, de unos datos astronómicos, con lo que no es una interpretación arbitraria ni aleatoria.
    ¿Y sabes lo que expresa tu Carta Natal? Expresa cómo es el universo en ti mismo (¡) Párate por favor unos segundos en la frase anterior… La Carta Natal expresa cómo es el universo en ti mismo… ¿Puedes ya intuir cómo la Carta Natal te puede ayudar a conocerte mejor?

    La Carta Natal indica cómo eres, cómo vives, y además de qué está hecha tu semilla y debes regar y desplegar para ser quien eres. ¡Llamada a los terapeutas, coaches, psicólogos, educadores, y en general a cualquier persona que se dedique a ayudar a los demás!: la Carta Natal te ayuda a comprender a los demás y sobre todo a hacer que ellos mismos se comprendan y encuentren una orientación válida para sí mismos.

    Te lo voy a contar de otra forma: todas las experiencias que has vivido están en relación con tu mapa natal, TODAS. Los planetas en signos, en casas, los aspectos, el ascendente, etc de tu Carta Natal indican tu energía, tu estructura energética. Tu vida, desde el minuto 1 hasta el último es una manifestación de tu propia energía. ¿Qué mejor que aprender cómo es nuestra estructura energética y desarrollarla coherentemente, con sentido y consciencia?

    Con todo lo dicho te estarás dando cuenta de dos cosas: una, lo potente que es aprender Astrología e interpretar una Carta Natal. La cantidad y valiosa información que te aporta es inigualable. Y dos, la entrega y dedicación que se necesita para ir comprendiendo una Carta Natal. Esto no se aprende en dos días, pero por otra parte, cada día aprendes algo nuevo que te da luz radiante. Lo importante no es la meta sino el camino.

    ¿Cómo puedes obtener tu Carta Natal?

    En Sermasyo puedes obtener tu Carta Natal gratis pinchando aquí. Verás que hay un botón que dice Descargar. Púlsalo y guárdalo en tu PC o Mac, tienes un tesoro… ahora sólo falta aprender a descifrarlo!

    ¿Qué hay en una Carta Natal?

    La Carta Natal se compone de:

    Planetas: son las herramientas de que disponemos para realizarnos. Con Marte actuamos en el mundo, con Venus encontramos lo que nos complementa, con Mercurio pensamos y nos comunicamos, etc. Dicho de otra forma, sin Mercurio no hablaríamos, sin Marte no nos moveríamos, etc.

    El Sol
    La Luna
    Mercurio
    Venus
    Marte
    Júpiter
    Saturno
    Urano
    Neptuno
    Plutón

    Signos del Zodiaco: la energía universal clasificada en 12 tipos.
    Casas astrológicas: los lugares de experiencia. En la Casa 7 me relaciono con la pareja (por eso clásicamente se la denominaba la casa del matrimonio), en la Casa 9 busco una filosofía que explique el sentido de la vida, en la Casa 5 desarrollo mi creatividad y juego como un niño. ¿Dónde empleamos la energía? es a lo que responde los Planetas en las Casas.

    Aspectos: las relaciones entre los planetas. Para entenderlo rápidamente, si tengo Marte en aspecto con Mercurio mi acción (Marte) lleva consigo palabra (Mercurio), y mi palabra lleva consigo Marte. Van juntos, eso es lo que hace un aspecto. En este caso, cuando pego una patada digo una palabrota! :)o cuando hablo (Mercurio) gesticulo mucho (Marte).

    Hay diferentes aspectos: conjunción, sextil, trígono, cuadratura, oposición y otros más. De momento, quédate con que si se pintan en azul son rasgos de talento, y si se pintan de rojo son tensiones (formato Sermasyo). Marte con Mercurio en aspecto azul es que mi palabra motiva a los demás; en aspecto rojo es que mi palabra altera a los demás Smile¿Ves la diferencia?

    A su vez, el conjunto de aspectos forman una estructura. La estructura de aspectos también tiene una interpretación muy importante. Y tengo una buena noticia: El dibujo de tu estructura de aspectos lo puedes tener también gratis pulsando EA y Descargar en este enlace.

    ¿Cómo interpretar una Carta Natal?

    Interpretar una Carta Natal es saber cómo se relaciona cada rasgo astrológico con los demás. Por eso es necesario conocer toda la Carta Natal para hablar de un planeta o de una casa.

    No es lo mismo una Luna en Cáncer con Sol en Piscis que una Luna en Cáncer con Sol en Capricornio. ¿Te das cuenta cómo tu Carta Natal es un tesoro? Contiene información particular de ti, y debes descubrirla, como todo tesoro! No valen las recetas, todas igual para todos.

    Sabemos que las cosas fáciles no las apreciamos. Todos los tesoros están codificados, hasta los más simples tesoros debemos hacer algo con ellos para descubrir su riqueza. Ocurre igual con tu Carta Natal. Lo mejor es que la vayas descubriendo poco a poco…

    Conjugar todos los elementos de una carta es una de las mayores dificultades para los estudiantes de Astrología. A menudo vemos rasgos que se contradicen, un Marte en Aries pero en aspecto con Saturno (¿cómo funcionaría ese Marte?), un Sol en Capricornio en cuadratura con la Luna (¿cómo actúa entonces su Sol?), etc.

    Resumen

    Si tienes tu Carta Natal tienes un tesoro. Ahora se trata de ir descubriendo ese tesoro poco a poco, con seriedad y respeto, pues se trata de ti mismo, de tu esencia.

    Utilizar la Carta Natal como herramienta de Autoconocimiento y Realización Personal es algo que no tiene precio por cuánta gozo y descubrimiento te va a aportando. Seguro que has experimentado muchas veces el alivio y la paz que da el conocer la clave de tus problemas su resolución. Y además con esto puedes ayudar a los demás.

    Fuente: http://sermasyo.es/el-tesoro-de-conocer-tu-carta-natal/


    O
    Volver arriba Ir abajo
    Hondero 3.0
    maestr@
    maestr@
    avatar

    Desde : 31/01/2011
    He aportado : 8175

    ¿Qué es la Carta Natal? Empty
    MensajeTema: “¿Dónde ejerzo el poder?” Descúbrelo en la Carta Natal   ¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimeSáb Mar 15 2014, 20:46

    “¿Dónde ejerzo el poder?” Descúbrelo en la Carta Natal

    En cada uno de nosotros hay un campo en el que tendemos a ejercer el poder.

    ¿Dónde tienes la capacidad de manipular?

    Comenzamos un nuevo apartado en Sermasyo, el cual recopila una especie de “trucos” o miradas rápidas para descubrir y trabajar cosas de nosotros mismos. La visión es, como siempre, para el autoconocimiento y desarrollo personal.

    En cada uno de nosotros hay un campo en el que tendemos a ejercer el poder.

    ¿Qué es la Carta Natal? TodoPoderoso

    ¿Dónde se ve esto en la Carta natal? ¿Dónde tengo la capacidad de manipular?

    Todopoderoso

    Mira tu Plutón… Es principalmente en la casa astrológica de Plutón, el ámbito de la experiencia en el que creamos un clima de supremacía, de omnipotencia, de capacidad enorme, de “imparables”, y donde —si no hemos hecho un trabajo personal— manipulamos a los demás, o al menos presionamos en exceso o invadimos sus espacio.

    Los planetas que aspectan a Plutón teñirán esa cualidad de poder.

    Animo a compartir las experiencias que tenéis en la Casa donde está Plutón en la Carta Natal. ¿Cómo vives ese campo? ¿Cómo te sientes ahí? En los comentarios, se podrá extender el tema de Plutón y su relación con “el poder”.

    Por cierto, es muy curioso observar el Plutón de los políticos…

    Fuente: http://sermasyo.es/donde-ejerzo-el-poder-descubrelo-en-la-carta-natal/


    O
    Volver arriba Ir abajo
    Nemesis
    CO-CREADOR@
    CO-CREADOR@
    Nemesis

    Desde : 09/01/2009
    He aportado : 24788

    ¿Qué es la Carta Natal? Empty
    MensajeTema: La carta natal como orientadora en el proceso de autoconocimiento   ¿Qué es la Carta Natal? Icon_minitimeLun Abr 28 2014, 19:01

    "La carta natal revela la naturaleza de nuestra “semilla”: un mapa donde podemos ver qué “tipo” de semilla somos, qué es lo que tiene que crecer a partir de esta semilla, y a partir de ahí poder cooperar en su realización."

    Desde la visión astrológica cuando algo nace se constela en el cielo cierto movimiento planetario que a modo de una fotografía el astrólogo dibuja tomando la fecha-hora y lugar de nacimiento de ese evento dándole un domicilio en la tierra a esa energía. Ese mapa que trazamos simboliza una energía potencial de eso que está naciendo. Pensemos que eso que hemos trazado (La carta natal con todas sus rayitas, casas y aspectos) puede ser la misma para un gato, un negocio un evento o una persona, y aun siendo de un ser humano, no es lo mismo que ésta haya nacido en Buenos Aires o en Africa, la diferencia fundamental tiene que ver con el tema de la CONCIENCIA y lo que la persona, en este caso haga con esa energía.

    Desde la mirada de esta astrología es clave el trabajo con la persona para ver como ésta ha ido captando sus energías, como las ha integrado o no, cuanto hay en Luz (lo que reconozco de mi) y cuanto en Sombra (lo que no reconozco de mi y proyecto afuera). Aunque se trate del caso de hermanos gemelos, este desarrollo de conciencia es único, personal e intransferible y tiene que ver con muchos factores desde lo que hemos traído de otras vidas, el medio ambiente en los primeros años y como hemos sido marcado psíquicamente por eso, por ejemplo, aquellos actos por los que hemos sido premiados seguramente conformarán una personalidad ligada a esa parte nuestra que ha sido mas alentada o fomentada y quizá rechazaremos de nosotros mismos aquellas partes que los demás censuraban. Todo esto dará pie al astrólogo para iniciar junto con la persona la investigación sobre como estas energías que estaban en potencial en el cielo en el momento de su nacimiento están operando en su vida y como podemos ayudar a que vaya integrando aquello que desconoce de si misma.

    A diferencia de otras miradas astrológicas que pretendía saber "todo" de la persona, cuantos hijos iba a tener, si se iba a casar si sería feliz o si su vida seria un fracaso total mas bien apuntamos al proceso de autoconocimiento e integración de estas diferentes energías y hacemos un poco el trabajo contrario a la antigua astrología: son los acontecimientos que le "suceden" a la persona en forma de vínculos, situaciones y experiencias las que nos hablan de como ella capta o asimila psíquicamente estas energías de su carta.

    Es importante tener en cuenta que las energías del mapa natal, aquel estado planetario en el cielo a modo de un “sello” siempre estarán presentes en nuestra vida, sepamos o no de astrología, y que las mismas estarán operando en lo diario en forma constante, aquellas cosas que “nos pasan” estarán señalando aquello que SOMOS en esencia. Recorreremos a lo largo de la vida diferentes arquetipos siempre ligados a lo trazado en nuestra carta. Visto desde esta mirada astrológica somos tanto LUZ - lo que tenemos consciente, aquello con lo cual nos identificamos y decimos "yo soy" como SOMBRA - aquello que energéticamente está en nuestra carta natal, que viene en forma de vínculos y experiencias varias pero que no podemos reconocer de nosotros mismos.

    “Aunque la carta natal en sí es completa e indivisible, la mayoría de nosotros excluimos aquellas facetas de nuestra personalidad que más nos disgustan identificándonos con aquellas partes más conocidas y aceptadas (por nosotros mismos y por los demás). Así se conforman las diferentes subpersonalidades algunas de las cuales se hallan en un estado inconsciente. Esto produce la ilusión de ser solo una parte y no un todo”. (Barbara Levis – Revista Uno Mismo)

    Entonces la carta natal serviría como un mapa-guía con el que contamos para ir reconociéndonos en esos acontecimientos que nos pasan. Por ejemplo, esa pareja que idealizamos, o esa suegra que rechazamos, esa persona a la que no queremos ver ni pintada" son vínculos que están hablando de quienes somos.

    En este tipo de astrología no hay certezas literales sobre "como" van a pasar las cosas –“porque está escrito” sino ir descubriendo quienes somos a través de los acontecimientos que vamos viviendo. Un trabajo permanente de atención adentro-afuera mediante la herramienta astrológica.

    Por ejemplo desde esta mirada, es irrelevante pensar en "si me conviene" o no tal persona, ya que esas personas que se acercan a mi vida en algunos momentos me estarían revelando aquellas partes de mi mismo que posiblemente desconozco. Mas bien cabría preguntarse ( o preguntar al astrólogo en este caso) ¿que parte de mi carta, que energías de la misma está trayendo esta persona a mi vida en este momento?. Esto invita al trabajo continuo con la propia carta natal, prestando atención a los distintos tránsitos, revoluciones y ciclos que en su movimiento activarán energías del mapa natal para ir integrándolas psíquicamente al resto de nuestro sistema.

    Para esto es fundamental el contacto y trabajo en conjunto astrólogo-consultante, para ir siguiendo el movimiento consciente que la persona ha hecho con estas energías.

    Si tomamos la metáfora del iceberg para graficar el modelo del psiquismo: lo que aparece en la superficie es sólo una pequeña parte de quienes realmente somos.

    ¿Qué es la Carta Natal? Iceberg

    En el dibujo de abajo, lo que la persona tiene consciente de su carta (la parte de arriba) es todo aquello con lo que ella se identifica diciendo “yo soy” lo que ella cree que es.

    La parte de abajo son todas aquellas energías que como astrólogos vemos que están en la carta pero que la persona no reconoce de si misma y que mas bien, suelen ser acontecimientos padecidos a lo largo de la vida, en forma de vínculos, imprevistos o situaciones que podemos llamar “de destino” la persona suele referirse a estas cosas como “me pasó”, “me pasa”, “sucede”. A veces también son situaciones o personas que nos fascinan e idealizamos.

    ¿Qué es la Carta Natal? LuzSombra

    Lo que nosotros vamos haciendo en el trabajo de psicosintético con la carta natal es ir armando como combos de energía que nos muestran las diferentes partes (sub-personalidades) de esa persona, para que ella pueda ir reconociéndose en esas energías que muchas veces son muy contradictorias entre si. Como se verá, hay algunos combos que son muy diferentes de otros energéticamente hablando.

    Entonces por ejemplo una persona puede tener el Sol en Cáncer y la Luna en Acuario. Cáncer tiene que ver con lo tierno, lo cerrado, afectivo, la necesidad de contacto y apego y Acuario tiene que ver con lo desapegado, lo abierto, la distancia, la libertad…Entonces tenemos energéticamente hablando, en la misma persona una parte muy apegada que necesita mucho contacto y otra muy desapegada que necesita espacio y libertad, como astrólogos vemos esto. Pero no podemos saber si la persona se va a identificar (la parte de arriba) mas con la parte del apego o con la parte de la libertad. Lo único que sabemos es que en la vida esta persona tendrá que ir haciendo un trabajo de integración entre estas partes aparentemente tan distantes

    Jung (psicólogo Suizo) decía” Lo que desconozco de mi mismo me viene por destino”.

    Y en este caso por ejemplo si es mujer y se identifica mas con la parte sensible, afectiva, apegada de Cáncer, buscando estabilidad, siendo una ama de casa, no entiende como es que está viviendo ya su tercer divorcio de hombres desapegados, distantes y libres, locos, “que le vienen” por destino cuando ella anhelaría quedarse en el nido con sus pollitos y estar todos juntitos. Ella dice “esto no soy yo” (el desapegado) yo soy afectiva, dulce, busco estabilidad!!...podemos decir en este caso que hasta que ella no reconozca también su parte libre, excentrica y desapegada atraera a su vida este tipo de personajes que complementan su carta.

    En este dibujo los mosaicos de colores simbolizarían las diferentes partes de nuestra energía, cada color (cada sub-personalidad ) se presentaría como separada del resto. El Centro amarillo representa el Si Mismo donde todas estas partes se hallan integradas .

    ¿Qué es la Carta Natal? RuedaAdri

    El trabajo con la propia carta sería:

    1º) El armado energético de los núcleos de la carta (las diferentes personalidades.)

    2º) La identificación de esas diferentes personalidades.

    2º) Observar y reconocer como a lo largo de la vida esas partes han estado repartidas en vínculos o situaciones que hemos padecido que padecemos, o que admiramos en otros.

    3º) Intentar un posible diálogo entre estas diferentes sub-personalidades, ver como interactúan entre ellas, notar que algunas combinan muy bien y trabajan juntas y otras se rechazan entre si.

    4º) Situar el momento energético en relación al aquí y ahora en la vida del consultante esto se hace mediante varias técnicas que son

    Los tránsitos del momento
    Ciclos de Vida
    Progresiones Secundarias
    Revolución Solar para el año.
    Punto de Edad en la Carta Natal

    Si fuera necesario también las sinastrías con personas cercanas ayudan mucho a la toma de conciencia respecto a que energías estoy proyectando afuera.
    “Somos nuestros vinculos”

    Sinastria

    Este trabajo nos permite participar en la construcción de nuestro destino encontrando significados para hechos de nuestro pasado que pudieron quedar desconectados de lo que creíamos ser e integrarlos a nuestro presente en forma creativa. En el caso de la persona del ejemplo que tenía Sol en Cáncer y Luna en Acuario podría quizá ella misma comenzar a percibirse como alguien que tiene el talento o la capacidad de crear nidos abiertos y diferentes a lo común de la gente sin sentir contradicción en ello, buscando ella misma mas libertad y apertura en sus vínculos, sabiendo que lo que protege es algo mucho mas grande y abierto que el apego cotidiano.
    Fragmento del Libro DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD de Howard Sasportas

    En su libro “Lo que podemos ser”, Piero Ferucci escribe que <>. El psicólogo humanista inglés John Rowan habló de una sociedad interna compuesta por las diferentes personas que hay dentro de nosotros. Estas citas expresan la misma idea, a saber, que una persona consiste en una multiplicidad de seres internos. Exhibimos un tipo de comportamiento en el trabajo, otro en casa, uno diferente en las reuniones sociales, y otro más cuando paseamos solos por el campo. Es muy frecuente que nos deslicemos de una a otra de nuestras identidades sin que nos demos demasiada cuenta de ello. Para decirlo de forma mas sencilla, todos tenemos diferentes maneras de ser, según las circunstancias y los ámbitos dónde nos toque actuar. Cada una de esas partes diferentes - a las que llamamos subpersonalidades - puede tener su propia manera de andar, su propia manera de hablar, su propia postura corporal, una voluntad específica, y necesidades e impulsos propios. Las subpersonalidades son “satélites psicológicos” que coexisten en el seno de la personalidad.

    Es obvio que este concepto se relaciona muy bien con la carta natal, porque también los diversos planetas y signos representan las diferentes partes o fragmentos de nuestra estructura psicológica. Se puede mirar una carta, y preguntarse, qué apariencia tiene tal o cual emplazamiento, qué es lo que quiere, y cómo se presenta.

    Por ejemplo, una mujer que tiene a Venus en Virgo en el Ascendente, ¿qué apariencia quiere dar? ¿Cuál es su forma de abordar a la gente? ¿Qué necesita o qué le gusta?

    ¿Qué es la Carta Natal? VenusVirgo

    Con el tiempo he llegado a tener una fe total en la carta. A veces tengo ante mí a una persona que me da una determinada impresión, pero en la carta hay algo que no concuerda con eso. En tales casos, le doy crédito a la carta no a la persona. La carta es útil para evaluar subpersonalidades que, incluso para la persona permanecen ocultas.

    Una vez que reconozcan una subpersonalidad pueden darle un nombre, y después hacer una descripción general de ella, como si fuera un personaje. Investiguen lo que necesita, lo que desea. Observen en qué circunstancias aflora a la superficie. Presten atención a sus puntos fuertes y débiles, y a la forma en que interactúa con otras subpersonalidades. Howard Sasportas.

    Bueno, esperamos que desde este enfoque podamos explorar juntos las múltiples posibilidades que se hallan trazadas en tu mapa natal y sumergirnos en la aventura de descubrir y situar esa energía también en el aquí y ahora observando que se está activando en tu vida en estos momentos para que halles mayor comprensión, sentido y alegría en tu momento actual, en relación al pasado con miras a un futuro mas consciente.

    Astro-Síntesis
    SitioWeb: www.astro-sintesis.com
    Volver arriba Ir abajo
     
    ¿Qué es la Carta Natal?
    Volver arriba 
    Página 1 de 1.

    Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
    Amarres de Amor con Magia Blanca :: MAGIA BLANCA, ENERGÍAS, PARANORMAL :: ARTES ADIVINATORIAS-
    Cambiar a: