Amarres de Amor, Magia Blanca, Hechizos, recuperación de pareja
 
ÍndiceBuscarPublicacionesFAQRegistrarseConectarse
Últimos temas
» Estrabismo y significado, pregunta para Javi
por loqoargentina Hoy a las 00:29

» Fuga de primordiales et venida de nuevos dioses
por gerundio Ayer a las 17:52

» el hombre primordial
por gerundio Ayer a las 16:45

» sierpes gigantes....
por gerundio Ayer a las 12:54

» Carolingia Joyeuse
por gerundio Ayer a las 11:47

» las bestias del pozo
por gerundio Ayer a las 10:07

» Israel .....et sus enigmas
por gerundio Miér Mayo 23 2018, 19:10

» Gran calòn de Colorado .....el ovni
por gerundio Miér Mayo 23 2018, 17:55

» la tierra ...¿ hueca ?
por gerundio Miér Mayo 23 2018, 16:45

» Hoʻoponopono by javi segunda parte
por javi Miér Mayo 23 2018, 13:23

» La Biblia...y sus vampiros
por gerundio Miér Mayo 23 2018, 12:29

» Bal des pendus
por gerundio Miér Mayo 23 2018, 11:39

Javi Mago

Comparte | 
 

 Para superar una ruptura, cambia tu mentalidad

Ir abajo 
AutorMensaje
LyK_
maestr@
maestr@
avatar

Desde : 15/05/2013
He aportado : 1728

MensajeTema: Para superar una ruptura, cambia tu mentalidad   Lun Jun 05 2017, 09:23

Para superar una ruptura, cambia tu mentalidad

Cuando se rompe una pareja, el proceso de separación no suele ser agradable. Sin embargo, algunas personas son capaces de mejorar su imagen y seguir adelante, mientras que otras rumian durante meses y años tras una ruptura, de manera que perjudican sus posibilidades de encontrar con éxito nuevas relaciones. ¿Qué marca la diferencia? El cambio de mentalidad.


Tras una ruptura amorosa puede que te sientas herido, enfadado, traicionado o asustado ante la idea de estar solo. Es posible que incluso te obsesiones con tu ex pareja y sientas celos de la persona con la que está saliendo ahora. Puede que incluso te sientas inadecuado, poco atractivo y que no eres digno de amor.

Esto, que suena tan triste y patético, es algo normal. De hecho, las investigaciones muestran que las rupturas nos llevan a vernos a nosotros mismos y a los demás de forma más negativa. También hace más improbable que empecemos una nueva relación y, de conseguirlo, aumenta las posibilidades de que sea una relación poco saludable.

Cambiar de mentalidad para superar una ruptura

Un grupo de investigadores de la Universidad de Stanford analizó los efectos de nuestras historias personales en relación con la ruptura sentimental y su relación con el malestar psicológico y nuestra capacidad de ajustarnos a la situación.

Después de una ruptura, la mayoría de las personas tratan de dar sentido a lo ocurrido preguntándose por qué sucedió, si fue por su culpa o qué posibilidades tienen en el futuro de encontrar un nuevo amor. La manera de responder a estas preguntas pueden ayudarnos a hacer frente a la situación o volvernos más vulnerables frente al daño psicológico.


Según los investigadores, miramos a otras personas como fuentes de información sobre nosotros mismos. Por lo tanto, el rechazo de alguien que creemos que nos conoce bien puede ser particularmente devastador.

Sin embargo, las personas tienen diferentes puntos de vista acerca de lo mucho que podemos crecer y cambiar. Las personas que ven su personalidad y atributos como algo fijo e inmutable, es decir, de mentalidad fija, son más propensas a atribuir la ruptura a los aspectos negativos de sí mismos. Las historias que nos contamos sobre la ruptura ponen de relieve nuestras propias deficiencias.

Por otro lado, las personas que ven sus rasgos de personalidad como algo cambiante y tienen una mentalidad de crecimiento tienden a crear historias menos perjudiciales sobre la ruptura. Así, pueden ser más capaces de verla como una oportunidad de crecimiento y esperar a tener una relación mejor en la siguiente oportunidad.

En varios estudios, los investigadores encontraron que los participantes con mentalidad fija eran más propensos a atribuir la ruptura a sus personalidades tóxicas y a unos atributos negativos que seguirían siendo un problema en las relaciones futuras.

Qué hacer para cambiar de mentalidad y superar una ruptura

Para superar una ruptura de manera saludable es importante cambiar de actitud y evolucionar hacia una mentalidad de crecimiento. Para realizar el cambio puedes hacer lo siguiente:

Analiza honestamente  las razones de la ruptura, pero sin asumir innecesariamente más culpa de la que te corresponda

En todo tipo de relaciones todas las personas implicadas tienen parte de responsabilidad en los problemas que surjan. En las relaciones de pareja ocurre lo mismo. Asume tu parte de culpa, pero huye del victimismo.

Cargar con más responsabilidad de la que te toca no te hará bien y no solucionará nada, más bien perjudicará la imagen que tienes de ti mismo y dificultará tu posibilidad de mantener relaciones saludables en el futuro.

Busca que defectos personales desencadenaron el problema

Hay muchos factores personales que pueden desencadenar un conflicto de pareja que acabe con la ruptura. Algunos son transitorios, otras veces el problema llega por cuestiones externas. Lo importante es saber qué falló y en qué medida eso se puede evitar o cambiar en el futuro. Muchas veces las circunstancias no favorecen las relaciones.

La ruptura es una experiencia común

A pesar del dolor que sientas por la ruptura, recuerda que no eres el único que ha terminado una relación sentimental. No eres el único al que han dejado o engañado o el único que ha tenido que romper con su pareja. Por mucho dolor que sientas, tú también lo puedes superar, como han hecho tantas y tantas personas.

Busca algo positivo que aprender de la experiencia

Tras una ruptura aprendes muchas cosas. Pero no te dejes llevar solo por lo negativo. Esa relación te ha ofrecido muchas cosas buenas. No te centres solo en lo negativo. De lo negativo puedes aprender también en términos de buscar soluciones. Pero si te centras solo en eso te invadirá el pesimismo y el miedo, lo que dificultará tus relaciones futuras.

Con independencia de la forma en la que haya producido, después de una ruptura siempre queda esperanza. Ya no de recuperar la relación, sino de no darte por perdido a ti en ese final amargo. En la vida hay ciclos y el amor no deja de ser uno de ellos de manera que, anclarte en él cuando la relación se ha acabado, solo va a aumentar tu sensación de ahogo. Como diría la entrañable Dory: sigue nadando, sigue nadando…

https://lamenteesmaravillosa.com/superar-una-ruptura-cambia-mentalidad/


 I love youI love you Siempre aprendiendo con la ayuda de Javi!! I love youI love you

 besos1 Viva el amor!!!  besos1  
Volver arriba Ir abajo
LyK_
maestr@
maestr@
avatar

Desde : 15/05/2013
He aportado : 1728

MensajeTema: 5 claves para superar una ruptura de pareja   Lun Jun 05 2017, 09:26

5 claves para superar una ruptura de pareja

Cuando se produce una ruptura de pareja, lo más normal es que comience un proceso de duelo para las dos personas, incluso puede darse para algún miembro más de la familia. El duelo tiene la función de procesar la pérdida que ha tenido lugar en nuestra vida y de ayudarnos a adaptarnos mejor a la nueva situación.

Es un proceso muy doloroso, pero sumamente necesario. Si el duelo no se realiza de forma correcta puede traducirse en un gran bloqueo, que se perpetúa gracias a conductas como las de “momificación” -no tirar ningún objeto de nuestra ex pareja- o de evitación – romper con todo lo que tenga que ver con él o ella- y que en ningún caso nos ayudarán a manejar adecuadamente lo que nos ha ocurrido.


Por lo tanto, para superar una ruptura de pareja es casi obligatorio pasar inicialmente por un proceso de duelo. Dejarnos sentir todo el torrente emocional que cada etapa va a traer consigo: ansiedad, miedos, rabia, tristeza…

Es normal que al principio necesites llorar la pérdida, enfadarte con esa persona, echarla de menos… Somos humanos capaces de sentir un gran dolor físico, pero también un gran dolor emocional. No te niegues la posibilidad de caminar por esta etapa de tu vida, no pongas resistencia si realmente lo necesitas.

Por otro lado, como hemos dicho, hablamos de una etapa. Por muy “cómodo” que llegues a sentir -cuando nos sentimos mal y los demás lo perciben solemos recibir más atención y cuidados, algo que nos gusta a todos-, no te instales en ella. El proceso es similar al que nos pautan cuando sufrimos una lesión muscular: tiene que haber un proceso de reposo, pero después, y en cuanto lo permitan los músculos, tenemos que comenzar con la rehabilitación, por mucho que nos hayamos acostumbrado a esa vida sedentaria.

Ya no es que sientas emociones negativas congruentes con lo que está ocurriendo, si no que tu mente se ha instalado en el pasado y no deja paso al presente ni al futuro.


Es en este punto donde debe actuar la fuerza de voluntad de cada persona y donde el entorno también juega un papel importante. Si formas parte de este entorno, piensa que por mucho que pensemos que ya ha llegado la hora de que el otro se ponga en marcha tras su ruptura, la estrategia de utilizar reproches para motivarlo no es la mejor, por mucho que sea la más cómoda. Por otro lado, piensa que la actitud de querer protegerlo, para que no vuelva a enfrentarse a los peligros del “mundo real”, tampoco es la estrategia más adecuada.

Estar en compañía

Las relaciones sociales son una fuente de bienestar y curan el alma. Los amigos, los compañeros de trabajo, la familia y toda aquella persona con la que nos sintamos a gusto tiene un poder enorme que hará que nuestra negatividad disminuya. Si estamos en compañía, haremos más planes, conversaremos, nos divertiremos más, conoceremos a gente nueva y en definitiva, abriremos puertas nuevas en nuestra vida.

La compañía también ayuda a desviar nuestro foco de atención. En estos momentos, la soledad y la introspección en grandes dosis son un alimento muy nutritivo para nuestros pensamientos negativos.


No te pares. Quizás no te apetece realizar todas las actividades que antes hacías, pero no importa. Hazlas de todas formas. Para ello solo tienes que salir de tu cama, asearte, vestirte y hacerlo. La inactividad también nos ancla en nuestros pensamientos negativos y se crea el círculo vicioso pensamientos negativos-inactividad, inactividad-pensamientos negativos.



Abandonar el rol de víctima

Te han dejado, es cierto, pero no es algo fuera de lo común. A todos alguna vez nos ha pasado. La humanidad ha sobrevivido a estas adversidades, ha rehecho su vida y ha conseguido ser feliz a pesar de ello. ¿Por qué tú no? Tú no eres diferente del resto de personas que han superado una relación de pareja. Ahora bien, esas personas no se compadecían de sí mismas ni se decían una y otra vez que “tienen mala suerte”, “son unos desgraciados”, etc.

A pesar del contratiempo que nos ha tocado vivir, el único camino que nos queda es seguir viviendo y para ello has de verte a ti mismo como un ave fénix, que es capaz de renacer de sus cenizas y nunca como una víctima desesperanzada.

Agradecer lo que tienes

No todo es la pareja. En nuestra vida existen muchos más elementos importantes: la salud, el trabajo, la familia, el ocio, los amigos, las aficiones…¿Por qué enfocarnos solamente en aquello que hemos perdido? Lo ideal es revertir esta forma de tomárnoslo y agradecer todo aquello que sí que poseemos.

Cada día, escribe en un papel lo agradecido que estás por todo lo que tienes. Te darás cuenta de que en realidad tienes más de lo que necesitas en muchas áreas y que la pareja solo es un área de tu vida más que funcionará cuando tenga que funcionar, sin presionarnos para ello.



No necesitar una pareja

El ser humano, contrariamente a lo que podamos pensar, necesita muy poco para ser feliz. Francisco de Asís decía: “Cada día necesito menos cosas y las pocas que necesito las necesito muy poco”. Nadie necesita a una pareja para estar bien y mucho menos a alguien en particular.

Millones de personas en todo el mundo son solteras y están plenas y felices. Siempre que podamos seguir haciendo cosas valiosas por nosotros mismos y por nuestro entorno, podemos sentirnos completos y verle el sentido a la vida.

La pareja ha de sumar y elegirla en libertad no en base a un vacío interior que no sabemos cubrir de otra manera. Si lo hacemos así, no podríamos considerarlo un amor verdadero y al cabo del tiempo es muy probable que la relación no termine de funcionar.

Si estás pasando por esta situación y has notado que el duelo tenía que haber terminado hace tiempo, te animo a que interiorices estas cinco claves y a que te premies por tus progresos. Si te percatas de que este va mejorando, felicítate por los logros y sobre todo, sigue siendo constante. Ayudarse a uno mismo es un trabajo costoso, pero de los que más merecen la pena.

https://lamenteesmaravillosa.com/5-claves-para-superar-una-ruptura-de-pareja/


 I love youI love you Siempre aprendiendo con la ayuda de Javi!! I love youI love you

 besos1 Viva el amor!!!  besos1  
Volver arriba Ir abajo
LyK_
maestr@
maestr@
avatar

Desde : 15/05/2013
He aportado : 1728

MensajeTema: El duelo es una despedida con amor   Lun Jun 05 2017, 09:28

El duelo es una despedida con amor
 
La vida son pérdidas. En cada instante podemos ganar, pero lo hagamos o no siempre entregamos, por ejemplo, el tiempo. Dentro de esas pérdidas están las que nos alivian, las que nos resultan indiferentes o aquellas que desearíamos no tener que afrontar. Puede ser una persona la que se marcha, pero también puede ser un objeto, una posibilidad o un sueño. Frente a este último tipo de pérdidas, especialmente las que nos cortan la piel en una herida profunda, es necesario el duelo.

El duelo entendido como un marco emocional en el que podamos manifestar la tristeza, en el que los demás se acerquen a nosotros para darnos un poco de calor que compense en alguna medida el frío que entra por el vacío que se ha creado. Un estado diseñado para la empatía, para las pocas palabras y el mucho entendimiento.


Un duelo no siempre despierta empatía

Un duelo puede complicarse, desgraciadamente, de muchas maneras. La primera es porque este apoyo social no se produce. La mayoría de nosotros entendemos que una persona pueda sufrir cuando pierde a un ser querido, ya que desgraciadamente es una experiencia por la que pasamos todos tarde o temprano. Sin embargo, para algunas personas el sufrimiento por otro tipo de pérdidas es menos comprensible. Por ejemplo, muchas de las personas que nunca han compartido su vida con un perro o que han querido a un animal no entienden el dolor que genera su pérdida.


Otras pérdidas complicadas de comprender son las oportunidades o los sueños. Estos son de cada uno, muchas veces trabajados en soledad y por lo tanto encierran una ilusión que es difícil de expresar porque no lo puedes equiparar con nada. Puedes decirle al otro que te sientes triste porque todo el trabajo que llevas realizando durante años se ha esfumado, que va ser muy complicado que lo comprenda si no te ha acompañado en ese esfuerzo, si no ha visto tu cara en los días malos. Explicar eso es muy complicado.

Por lo tanto, quizá el primer problema que puede presentar un duelo es la validación por parte de los demás del dolor que encierra.


Las tres funciones del duelo

La primera función del duelo es reconocer que la pérdida ha existido. De hecho una experiencia hasta cierto punto antagónica al duelo es la negación: vivir como si esa persona, sueño, ilusión, objeto o animal siguiera en nuestras vidas. La persona que niega la pérdida se resiste ha empezar el duelo.

De hecho, cuando esta negación se da en los primeros momentos hablamos de una estrategia adaptativa porque frena el impacto mientras el cerebro, aunque no sea de manera consciente, empieza a trabajar con la información. Sin embargo, esto no sucede cuando la negación se perpetúa, ya que la persona no puede empezar el proceso de duelo.

La segunda función del duelo es reconocer que eso tan importante que se ha marchado ha existido. El duelo de alguna manera sirve para limpiar el recuerdo de lo perdido. En este sentido, la negación del duelo puede dar lugar a la culpa porque, mientras que la persona intenta protegerse, siente que está traicionando la memoria de lo que se ha ido al no reconocer y actuar como su corazón le dicta, reconociendo la relevancia de lo que se ha marchado. De esta manera, va acumulando aún más sentimientos negativos e incluso cierto rencor y desprecio hacia sí misma.

El duelo cumple una función de reconocimiento y homenaje
 
Finalmente el duelo permite la elaboración de la historia. Nos da espacio para ponerle las últimas frases al punto y a parte y empezar un nuevo capítulo. También en muchos casos, aunque no siempre como hemos dicho antes, atrae la atención de los demás. Una atención que propicia la empatía, la escucha activa y el acompañamiento. De esta amanera, una posible sensación de abandono puede equilibrase de algún mundo con los sentimientos de acogida que brindan los demás.

El duelo es de esta manera un acto íntimo, de reconocimiento y amor a la persona que se ha marchado. Una carta escrita en el aire en la que se cierran los asuntos pendientes, en la que habita un agradecimiento por el tiempo compartido y en la que la firma nunca faltan unas sencillas palabras, “te voy a echar de menos, para siempre”.

https://lamenteesmaravillosa.com/el-duelo-es-una-despedida-con-amor/


 I love youI love you Siempre aprendiendo con la ayuda de Javi!! I love youI love you

 besos1 Viva el amor!!!  besos1  
Volver arriba Ir abajo
LyK_
maestr@
maestr@
avatar

Desde : 15/05/2013
He aportado : 1728

MensajeTema: Y después de la ruptura ¿qué?   Lun Jun 05 2017, 09:32

Y después de la ruptura ¿qué?

Las rupturas de pareja son cada vez más frecuentes. Hace unas décadas, incluso unos años atrás, casi todas las parejas aguantaban juntas toda la vida, a pesar de las desavenencias que pudiera haber. Hoy en día, la cosa ha cambiado bastante e incluso se podría decir que nos hemos posicionado en el otro extremo.

Hemos pasado de aguantar y tolerar demasiado a no soportar absolutamente nada que vaya en contra de nuestra forma de pensar y esto tampoco beneficia a la pareja.


Aceptar incondicionalmente a la otra persona, con sus defectos y virtudes y siendo conscientes de que el ser humano perfecto no existe ni existirá es la puerta de entrada a una relación de pareja satisfactoria. Evidentemente, siempre hay límites que tenemos que tener claros y que no debemos dejar pasar, como pueden ser el maltrato, la anulación, la falta de respeto o a la amputación de una parte o de toda nuestra libertad individual.

Cuando se acaba una relación, el sentimiento de desolación, de vacío y de soledad está presente durante un largo periodo de tiempo. Pasamos por el famoso duelo, el cual ha de doler porque ese dolor es el que finalmente va a reconstruirnos de nuevo.

El duelo tiene varias etapas, ya muy conocidas por todos: negación, rabia, depresión, aceptación…y podemos pasar por todas ellas o solo por algunas. Hay personas que no elaboran adecuadamente su duelo tras la ruptura, lo cual provoca el enquistamiento del dolor durante demasiado tiempo, generándose un bloqueo emocional.


¿Qué voy a sentir tras una ruptura?

Dejar una relación es un proceso que puede llegar a ser sumamente doloroso. Has estado con esa persona días, meses o años, has compartido toda tu vida con él o ella. Os conocéis casi a la perfección. Compartís amistades, tienes cariño hacia su familia y de repente todo eso, se esfuma, casi de un día para el otro. ¿Cómo no voy a sentir dolor por ello?

Esa persona, que estaba tan presente en tu vida, que era lo más importante para ti, de repente ya no está y quizás no vuelvas a verla nunca más. Claro que es duro y mucho. Tu alma se rompe en pedacitos, te sientes muy perdido, no ves ninguna salida y la sensación de vacío se apodera de ti.


A pesar de todo ello, la vida sigue…El mundo no se va a frenar porque tu relación de pareja haya terminado y por lo tanto, no te queda otro remedio que seguir caminando.

Lo primero que has de saber y aceptar es que te vas a sentir mal, muy mal. La ruptura, como hemos dicho, duele. Pero también tienes que entender que es el proceso normal y aconsejable. Has de llorar esa pérdida, enfadarte con el mundo, gritar si te apetece…siempre y cuando estos comportamientos no duren demasiado.

Puede que te sientas incompleto, que la mitad de tu vida se fue para no volver, que nunca encontrarás a nadie como esa persona, que eres un fracasado, etc.
Compartir
Tienes que darte cuenta de que todo esto no son más que ideas, pensamientos que salen de tu cabeza y que son los responsables reales de tu sufrimiento. Cuanto más ahondes en ellos, más crecerán y mas dolor te causarán. No los alimentes.


¿Cómo volver a ser yo tras la ruptura?

Tras pasar el periodo de duelo que hemos comentado, empezarás a ver las cosas de otra manera. El tiempo es nuestro gran aliado, pero también lo es nuestra mente, cuando es capaz de pensar de forma realista. No sirve de nada que pase el tiempo y sigamos sintiéndonos incompletos, vacíos, pensando que era el amor de nuestra vida, etc.

Por lo tanto, tenemos que obligarnos a pensar conforme a la realidad y no albergar ideas hiperrománticas o hacer dramatizaciones que lo único que harán es más daño.

Uno debe comenzar a ponerse en pie y dejar de pensar de forma extremista y rígida. El amor de tu vida no existe. No ha nacido un ser que sea tu alma gemela, ni tu media naranja, ni nada por el estilo. Lo que importa de verdad es estar a gusto con la persona con la que estés en pareja en el presente.

Tampoco estás solo, ni vacío, a tu alrededor existen miles de personas dispuestas a conocerte además de las que ya conoces. Eso sí, lo podrán hacer si no te cierras a ellas.

Aunque no te apetezca en absoluto, has de obligarte a salir con amigos, a reunirte con familiares, a llamar a alguien que no ves desde hace tiempo, a llenarte de planes divertidos.
Compartir
Poco a poco, conforme lo vayas haciendo, te irás sintiendo más reconfortado. Además, gracias a salir y quedar con otras personas, puedes conocer a alguien interesante o pueden salirte oportunidades, laborales, de viajes, de ocio…nunca se sabe.

Recupérate a ti mismo. Es posible que en pareja, hayas dejado de hacer cosas que antes te hacían vibrar. Es el momento de volver a retomarlas y empezar a ganar satisfacción con esas actividades. Muchas veces en pareja nos abandonamos a nosotros mismos y tras la ruptura, es recomendable volver a encontrarnos. Nos lo agradecerá nuestra autoestima.

Las metas dan un sentido a nuestra vida y nos hacen avanzar en positivo.

La actitud de no parar, sino de avanzar; de no encerrarnos en nuestra desgracia ni rumiar pensamientos negativos, hará que finalmente ganemos la batalla a ese profundo dolor y salgamos fortalecidos. Después de todo, la otra persona se convertirá en un recuerdo, que podrá ser más o menos agradable, pero finalmente un recuerdo.

https://lamenteesmaravillosa.com/y-despues-de-la-ruptura-que/


 I love youI love you Siempre aprendiendo con la ayuda de Javi!! I love youI love you

 besos1 Viva el amor!!!  besos1  
Volver arriba Ir abajo
LyK_
maestr@
maestr@
avatar

Desde : 15/05/2013
He aportado : 1728

MensajeTema: ¿Cómo afrontar una ruptura de pareja?   Lun Jun 05 2017, 09:34

¿Cómo afrontar una ruptura de pareja?
  
¡En cualquier pareja es inevitable el conflicto! Este surge a partir de las incompatibilidades e inconsistencias entre el mundo interno de los miembros de la pareja, cuando no coinciden las ideas creadas acerca del otro y de la relación.

Sin embargo, no siempre el conflicto lleva a la separación. Este puede darse en un nivel adaptativo y ser gestionado de forma adecuada. Pero puede producirse una crisis cuando uno o ambos miembros de la pareja dejan de estar conformes con la relación, al no cumplir sus expectativas, lo que puede conducirles a romper el vínculo.


La ruptura

Cuando las parejas no comparten su proyecto de vida es probable que una vez pasado el enamoramiento inicial, tengan dificultades para continuar. Vivir una ruptura puede ser una de las experiencias más dolorosas de afrontar. Se pierde algo que se ha tenido y valorado, pero que ya nunca va a ser igual.




Una vez que se termina la relación, es necesario redefinir aspectos fundamentales de la individualidad, ya que cada uno pierde al otro como apoyo y referente. Se vive el desconcierto y la incertidumbre de cómo definirse a sí mismos, ya que la vida continúa, pero a partir de ahora, sin el otro. Es realmente angustioso perder ese proyecto de futuro como pareja del otro, lo que puede mantener viva la esperanza de volver.

¿Y ahora qué?

Luego de la ruptura, lo esperado es que ambos puedan hacer un trabajo de duelo que les permita aceptar la realidad, recuperar la esperanza y reorganizar su vida personal y/o familiar. El duelo es ese proceso psicológico, que nos permite adaptarnos a las pérdidas. En ocasiones puede iniciarse antes de la separación física, si alguno comienza a construir un espacio separado, deja de contar con el apoyo del otro y pierde su idealización.

Inicialmente ante la ruptura, hay dificultad para asumir lo que se ha perdido, es un momento lleno de incertidumbre y culpa. Posteriormente surgen fuertes sentimientos que favorecen el insomnio y hacen difícil continuar con la rutina, viendo la vida insoportable. ¡Pero finalmente!, cada uno en su tiempo y a su manera, logra adaptarse a la situación, reconstruye la experiencia y sigue hacia adelante, consiguiendo la superación.

Para la mayoría, el duelo es un proceso complejo, pero para algunos, resulta extremadamente difícil. Algunas personas no logran adaptarse a la nueva situación y quedan atrapados en el dolor y la rabia, con esfuerzos desesperados de eliminar al otro de su vida, impidiéndoles avanzar. Si el duelo se congela, la separación se vuelve destructiva, se estanca y se prolonga.

Algunas ideas…

¡Asumir cuanto antes la ruptura! De esta forma, antes generarán herramientas para continuar con sus vidas, distanciarse emocionalmente y crear nuevas rutinas.
¡Cerrar ese capítulo! Es necesario reestablecer las expectativas puestas en la relación anterior, darle un sentido a lo vivido y reajustar lo que esperamos.
¡No engancharse al pasado! Buscar obsesivamente “posibles razones encubiertas” del otro para finalizar la relación, o aferrarse a lo que alguna vez fue, puede prolongar y dificultar el proceso.
¡No comenzar una nueva relación sin superar el duelo! Esto lo hará más complejo, al llevar a la nueva pareja todo lo no resuelto de la relación pasada.
¡Busca una separación constructiva! Cómo gestionar la ruptura, determinará el impacto sobre los involucrados, especialmente si hay hijos. Es importante asumir su responsabilidad y su papel en esta nueva etapa, manifestar y expresar el dolor, establecer límites claros, e impedir sobre involucración de terceros.
¡Dejar de ser pareja, no padres! Si hay hijos, con la ruptura se pierde la pareja, pero ambos siguen siendo padres y deben respetar estas funciones, tanto en el caso propio, como del otro. Asimismo, no involucrar a los hijos en el conflicto de la pareja, ya que les genera daños profundos y permanentes.
¡Evita la separación destructiva! Es importante dejar a un lado el deseo de ganar y buscar culpables.


¡Vivir cada etapa! No queramos estar bien de la noche a la mañana, es necesario experimentar el dolor para superarlo. Es importante vivir cada fase del duelo, expresar las emociones sentidas y dejar que sigan su curso, no forzar el “no pasa nada” o “no me importa” cuando aún la herida está abierta.
¡No quedarnos en el dolor! Aunque es importante dar cabida al dolor, no podemos quedarnos en él. Una vez llegado el momento, debemos recuperar y reinventar nuevas rutinas.
¡Sacarle partido a la situación! Puede ser una oportunidad para retomar o comenzar actividades gratificantes que eran difíciles de realizar con la ex pareja.
¡Dedicarse a sí mismos! Es un buen momento de cuidarse y consentirse con aquello que nos guste. Es necesario cuidar la autoestima.
¡No caer en la tentación de volver! La situación de ruptura es dolorosa y puede llevarnos a retomar desesperadamente la relación, aunque no sea la opción más favorable. Al ser un momento de vulnerabilidad, es mejor esperar para tomar decisiones permanentes hasta que haya mayor estabilidad.
¡Busca apoyo! Puede ser conveniente y necesario, buscar apoyo profesional a través de la terapia o mediación familiar. Asimismo, acércate a tus seres queridos que te ayuden a sentirte mejor.
¡Aprender de la soledad! Aunque el miedo a la soledad es muy frecuente y compartido, es una experiencia que trae mucho aprendizaje y crecimiento personal de la que seguramente ¡saldremos fortalecidos!

https://lamenteesmaravillosa.com/como-afrontar-una-ruptura-de-pareja/


 I love youI love you Siempre aprendiendo con la ayuda de Javi!! I love youI love you

 besos1 Viva el amor!!!  besos1  
Volver arriba Ir abajo
LyK_
maestr@
maestr@
avatar

Desde : 15/05/2013
He aportado : 1728

MensajeTema: Una ruptura no es un fracaso   Lun Jun 05 2017, 09:39

Una ruptura no es un fracaso

Quizás tu pareja se ha roto hace poco, después de miles de dudas, de varias reconciliaciones y de acumular momentos de tristeza que parecían imposibles de remontar. La salida de una relación suele ser un momento de sentimientos encontrados, ya no porque quede más o menos amor, sino porque significa dejar atrás una etapa de la vida, como han podido ser otras. Desgraciadamente uno de esos sentimientos suele ser el de fracaso.

Así, no es extraño que se mezcle la nostalgia por lo perdido con cierto entusiasmo por haber sido valientes y habernos animado a dejar atrás una situación que lastraba nuestras vidas. Así, pueden ser instantes de verdadera confusión en el que damos un paso hacia delante, dos hacia atrás, otros dos hacia delante, hasta que por fin conseguimos salir.

También romper con una pareja suele ser sinónimo de romper con la estabilidad, ya que por muy intermitente que fuera el otro como punto de apoyo en nuestras mentes no dejábamos de contar con él para nuestros proyectos. Proyectos que en parte pueden haberse roto con el fin de la relación, otros sobrevivirán pero los haremos con otras personas o en soledad.

El sentimiento de fracaso cuando se produce la ruptura

Uno de los sentimientos más comunes en las parejas que acaban de dejar la relación es la sensación de fracaso. Se habían jurado amor del bueno, del eterno, del para siempre y de pronto se encuentran con un vacío en el que estas palabras hacen un eco muy poderoso. Es el eco del miedo, y de la rabia también.

Cuando una pareja se forma, lo más habitual es que las dos personas inviertan mucho para que el vínculo crezca rápido y fuerte. Es una inversión en la que prima la ilusión, los detalles y las ganas de compartir tiempo juntos. Un tiempo que nunca parece suficiente, de hecho es de las pocas cosas para las que el empacho no tiene por qué dejar resaca.

Cuando el tiempo pasa, la situación se estabiliza y los dos empiezan a tirar de las cuerdas que antes estaban flojas, dando lugar a las primeras tensiones. Nadie puede sobrevivir mucho tiempo en la primera fase que hemos descrito antes, ya que es un periodo en el que la balanza en las que ponemos las facetas de nuestra vida se desequilibra totalmente. La pareja, los amigos y otros proyectos personales son apartados y con la normalización de la relación llega el momento de recuperaros en parte.

No obstante, dentro de este segundo periodo, aunque la inversión sea menos alocada sigue existiendo. Ya no es tanto el dar o el ofrecer como el construir juntos. Esta edificación crea a su vez lazos de interdependencia que van a complicar cualquier separación. Podemos hablar de una casa o una hipoteca, pero también están las familias de cada uno, el viaje programado para el verano o la boda a la que iban a ir juntos.

Romper estos lazos son los que precisamente agudizan el sentimiento de fracaso: nos recuerdan que participábamos de un proyecto que se ha esfumado. Este sentimiento de fracaso es el que hace, por ejemplo, que una pareja tarde un tiempo en comunicar que se ha separado, a pesar de que ya lleven tiempo sin construir juntos.

También es fácil que el sentimiento de fracaso vaya acompañado de un deterioro de la autoestima, especialmente en las personas que finalmente no han tomado la decisión. Pueden sentir que no son los suficientemente buenos para que la otra persona les siga aceptando como pareja y generalizar este pensamiento a otras áreas que son susceptibles de evaluación, como el rendimiento en el trabajo.

Ruptura de pareja

Si miramos nuestra relación de otra forma, el sentimiento de fracaso no aparecerá

Así, el sentimiento de fracaso es lógico en esta forma de concebir una relación. Una forma heredada históricamente de generaciones anteriores en las que las separaciones eran vistas con recelo, cuando no cierto repudio, por parte de la sociedad. También forma parte de nuestra forma de vida, en el sentido de que muchas de nuestras acciones presentes están condicionadas por pretensiones futuras. Un futuro, que por cierto, nadie nos asegura.

Es curioso, porque cuando pasa el tiempo y el duelo se supera solemos recordar los momentos buenos de esa relación y no tanto los malos. Somos capaces de darle un sentido que antes probablemente nos hubiera ayudado. Es el sentido de que una relación merece la pena por lo que te da, no por lo que te dará. 

Merece la pena por los paseos compartidos, por las cenas hechas con cariño, por las sorpresas más tontas o por los nervios antes de conocer a los suegros. Probablemente has apostado mucho para que eso saliera adelante, pero piensa realmente si eso que has dado no te lo ha devuelto la relación. Sí, la relación, no la otra persona. Quizás nunca te preparó una sorpresa, pero tú no te lo pasaste en grande reparando las que le hiciste, quizás nunca te fue a buscar al trabajo pero….¿no disfrutabas cuando lo hacías tú?

Ver la relación desde este prisma no solo evita que aparezca un sentimiento de fracaso en caso de ruptura, sino que nos motiva y nos estimula a través de algo que nosotros controlamos. Ese algo no es otra cosa que el placer de sentir como el otro está protegido con nuestra chaqueta, cuando nosotros temblamos de frío. Ese algo no es otra cosa que lo que hacemos y está en nuestras manos, igual que seguir hacia adelante en caso de que la relación termine.

https://lamenteesmaravillosa.com/una-ruptura-no-es-un-fracaso/


 I love youI love you Siempre aprendiendo con la ayuda de Javi!! I love youI love you

 besos1 Viva el amor!!!  besos1  
Volver arriba Ir abajo
 
Para superar una ruptura, cambia tu mentalidad
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Amarres de Amor, Magia Blanca, Hechizos, recuperación de pareja :: SUPERACION PERSONAL, AUTOAYUDA Y LEY DE ATRACCIÓN-
Cambiar a: